Los supermercados se vacían de huevos de gallinas enjauladas

Los huevos de gallinas enjauladas desaparecen, poco a poco, de los supermercados españoles. Las grandes tiendas de alimentación empiezan a tomar conciencia del daño que causa la industria del huevo a estas aves, que pasan toda su vida hacinadas dentro de pequeñas jaulas para ser asesinadas después de dos años, cuando su producción comienza a disminuir.

Mercadona, Carrefour, Eroski, Aldi, Lidl, Alcampo, El Corte Inglés, AhorraMas, Condis y Supersol son algunos de los centros que se han comprometido a dejar de vender este alimento, cuando procede de gallinas estabuladas, lo que supone un 63% del mercado español. En Lidl o Aldi ya es visible este cambio, aunque otras tiendas lo implementarán en un futuro próximo. La decisión viene marcada por el incremento de la preocupación por el bienestar animal en los consumidores, la apuesta de los productores por sistemas alternativos a las jaulas y la presión de algunas organizaciones como Igualdad Animal.

Precisamente, Igualdad Animal lleva desde el año 2017 con una intensa campaña para paralizar la comercialización de este tipo de huevos, a través de sesiones de información y negociaciones con las compañías. En tan solo tres años, el método de producción basado en sistemas de estabulación ha disminuido más de un 10%, según datos de la ONG, que plantea que, en los próximos años, las cifras continuarán bajando si más supermercados se adhieren a la causa.

Sin embargo, Igualdad Animal sostiene que todavía hay 38 millones de gallinas que pasan su vida en jaulas sin poder moverse ni extender sus alas. El compromiso de los distribuidores de huevos significa un gran avance en la calidad de vida de estos animales, aunque el maltrato continúa existiendo y en cualquiera de los casos, el final de las gallinas será el matadero. Esta es la razón por la cual el veganismo rechaza el consumo de este alimento.

En este vídeo, Igualdad Animal explica los detalles de su campaña de sensibilización.

Cómo saber la procedencia de los huevos

Ahora que muchos supermercados han dejado de comercializar huevos de gallinas enjauladas, algunos se preguntarán de dónde proceden los huevos que compran o que siguen vendiéndose. La respuesta es sencilla: solo hay que fijarse en la numeración que aparece en cada uno de estos alimentos. Una cifra más pequeña significa que la gallina vive en libertad, mientras que el número mayor quiere decir que las aves están enjauladas.

Así, cuando la numeración empieza por 0, ese huevo será ecológico. La gallina vive libre y es bien alimentada. El 1 hace referencia a las gallinas camperas, que también disfrutan de cierta libertad en el exterior, aunque el pienso que comen no es ecológico. El 2 quiere decir que las aves viven encerradas en naves. Y el número 3 significa que el huevo procede de gallinas que viven en jaulas. La producción de este último tipo de huevos permite que los empresarios inviertan menos en gastos de bienestar animal, lo cual supone un menor precio del producto final. Esta es la razón por la que un huevo ecológico siempre resultará más caro que uno del número 3, pero la forma de vida de los animales es totalmente opuesta. La influencer Paola Calasanz, conocida como Dulcinea, aclara todas estas cuestiones en este vídeo.

Autor: Azahara Ramos

Graduada en Humanidades y estudiante de Periodismo en la Universidad de Valladolid, con interés en la cultura y en los temas que afectan al medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *