Volkswagen lo confirma: España tendrá la próxima fábrica de baterías para vehículos eléctricos

Como ya adelantamos, Volkswagen ha presentado su plan estratégico para 2030, en un acto llamado “nueva movilidad para las generaciones que vendrán”. La compañía alemana lo había mencionado el pasado marzo y ahora, lo confirma: la tercera fábrica de baterías para coches eléctricos se ubicará en España, después de las que se han anunciado en Suecia y Alemania.

Esta planta obtendrá fondos públicos del Proyecto Europeo para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) que fue aprobado el martes pasado por el Gobierno para impulsar así la movilidad eléctrica.

Hasta ahora el consorcio no había dado a conocer dónde se instalaría la nueva fábrica de baterías ya que avisó que sería en Portugal, España o en el sur de Francia. Si es cierto que Reyes Maroto, ministra de Industria, habría anunciado que finalmente sería en España, probablemente cerca de Martorell, Cataluña.

España, nuevo lugar de fabricación de baterías y vehículos eléctricos de Volkswagen

Herber Diess, consejero delegado de Volkswagen, ha afirmado que “España será uno de los pilares estratégicos de la ofensiva de eléctricos”. También reveló que la previsión de la compañía alemana es que España produzca a partir de 2025 los coches eléctricos más pequeños del consorcio.

La marca de coches Seat también se une junto a Volkswagen para cooperar con España y transformarla en el país líder de la movilidad eléctrica. Por ese motivo, han solicitado su participación en el PERTE. “La decisión final dependerá de las condiciones generales y de las ayudas estatales” reveló el presidente Pedro Sánchez. Esto quiere decir que aun no es del todo seguro, pero lo más probable es que sí.

Diess ha confirmado que quiere establecer en España toda la cadena de valor añadido de los vehículos eléctricos, incluida la producción de vehículos eléctricos, así como sus componentes y una nueva fábrica de baterías del grupo.

Por otro lado, Thomas Schmall, el responsable de Tecnología del grupo dijo que su intención es construir esta fábrica de baterías ya que su localización permitiría un suministro altamente seguro.

“Al igual que en nuestras dos primeras fábricas previstas en Salzgitter y Skellefteå, planteamos construir la potencial gigafábrica junto con un socio estratégico. En su fase final, a finales de la década, la planta podría tener una capacidad anual de 40 gigavatios hora” confirma Schmall.

Los efectos del vehículo eléctrico

Recordemos que el coche eléctrico urbano es un gran proyecto refiriéndonos al gran potencial que tiene. Es el futuro coche que supone un hito muy importante en cuanto a sostenibilidad y lucha contra el cambio climático.

Podría convertirse en el motor de la transformación de la industria española del automóvil. Este segmento, de unos 20-25.000 euros, es esencial para hacer accesible la electromovilidad al público general y alcanzar los objetivos del Green Deal.

Todas estas declaraciones se recogieron durante la presentación telemática de su próxima estrategia sobre la movilidad para las personas en el futuro. Los gestores revelaron sus próximos retos entre los que se encuentran que todos los vehículos, es decir, el 100% de sus coches en grandes mercados tengan cero emisiones en 2040 y logren una rentabilidad sobre ventas (ROS) de entre un 8 y un 9 % en 2025.

El PERTE, quiere generar un ecosistema de fabricación de vehículos eléctricos para desarrollar una industria del automóvil muy innovadora, con una gran capacidad tractora sobre otros sectores.

Sus efectos se notarán en:

  • La extracción de algunas materias primas como el litio.
  • En la producción y desarrollo de motores eléctricos.
  • La fabricación de baterías eléctricas y de pila de combustible de hidrógeno.
  • El coche conectado.
  • Infraestructuras para recargarlo.

Los principales objetivos de Volkswagen

Tienen el objetivo de impulsar la fabricación del vehículo eléctrico y conectado y «democratizar» el acceso al mismo por parte de la población.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo ha afirmado: «España se pone, por primera vez, a la vanguardia de la transformación de la industria del automóvil» y lo ha descrito como un hito histórico.

Entre sus objetivos y claves más destacadas se encuentran:

  • Inversión de 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023 (19.700 millones de euros de inversión privada, 4.300 millones de pública).
  • Crear en España el ecosistema necesario para el desarrollo y fabricación de vehículos eléctricos y conectados a la red y convertir a nuestro país en el hub europeo de la movilidad eléctrica, produciendo vehículos eléctricos pequeños para todo el grupo.
  • 250.000 vehículos eléctricos matriculados para 2023. Entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga desplegados.
  • Creación de 140.000 puestos de trabajo.

Los PERTE

El PERTE, un instrumento de colaboración público-privada recogido en el RD 36/2020 a semejanza de los europeos IPCEI – Proyectos Importantes de Interés Común Europeo ha sido aprobado por el Consejo de Ministros: VEC – Vehículo Eléctrico y Conectado.

En su última actualización del Componente 12 en el que se integran, se tienen en cuenta otros posibles en el ámbito agroalimentario, aeronáutico y naval, salud, industria vinculada a energías renovables, industria basada en economía circular e industria electrónica.

En el Componente 12 se pueden observar 2.284 M de los fondos europeos. Aun está en el aire el Registro de Entidades Interesadas en el PERTE, recogidos en el RD 36/2020 y que deberían haber salido hace casi cuatro meses.

A pesar de las dificultades de estos PERTES debido a varias cosas como el marco de ayudas de Estado y las intensidades asociadas, o la definición de la participación del sector público y del privado (con grandes empresas y PYMEs) entre otras, por el limitado presupuesto asignados de los fondos o la selección adecuada de los ámbitos, el arranque de este primero es una gran noticia.

El Consejo de Ministros ha aprobado el PERTE del vehículo eléctrico y conectado y es algo que supondrá una gran inversión de recursos públicos, más en concreto de 4.250 millones de euros y podrá generar unos 140.000 empleos. Afirman que esta inversión pública tendrá un «efecto multiplicador» en el sector privado, que se calcula en torno a unos 19.700 millones de euros para 2023.

Diess participó el pasado marzo en el acto en la planta de Seat de Martorell en el que se anunció la intención de la automovilística de producir vehículos eléctricos y baterías en España. Un compromiso que entonces hizo que la Comisión Europea validara el plan español de recuperación, lo que sucedió el martes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *