Volkswagen aumenta en movilidad eléctrica

vokswagen bateria coche electrico

El conglomerado automovilístico alemán ha decido pegar un acelerón en la movilidad eléctrica y ha presentado este lunes en su Power Day la apuesta por tener a su disposición seis gigafactorías de baterías, a nivel europeo, para el coche eléctrico antes del 2030. Además, según ha señalado la entidad, se baraja la posibilidad de que una de ellas se pueda construir en España, Portugal o Francia. Esta propuesta, pone en entredicho el anuncio de la primera fábrica de baterías en España impulsada por el gobierno hace un par de semanas.

En su totalidad, Volkswagen pretende producir en la próxima década, entre las seis plantas, la cantidad energética total de 240 gigavatios-hora (GWh) cada año, así lo ha desvelado la empresa durante el evento del `Battery Day´. Asimismo, también ha presentado su hoja de ruta en el sector de la movilidad cero emisiones hasta el 2030.

«La movilidad eléctrica se ha convertido en el núcleo del negocio para nosotros. Vamos a integrar sistemáticamente otras etapas de la cadena de valor. Nos aseguramos una posición de privilegio en la carrera por las mejores baterías y la mejor experiencia de usuario en la era de la movilidad cero emisiones»


consejero delegado de Volkswagen, Herbert Diess.

Ubicaciones en el aire

La maniobra de la marca alemana como fabricante de baterías procede  de un convenio con la compañía sueca Northvolt, con la que producirán baterías en su planta de Skelleftea (Suecia), desde donde prevén distribuir las primeras baterías en 2023. A esa planta se sumará la fábrica alemana de Salzgitter (Alemania), donde comenzarán a fabricar en 2025. 

La tercera gigafactoría que se instaurará en 2026 en el sur de Europa, se ubicará en España, Francia o Portugal, todo depende de las propiedades que se necesiten para la instalación.

“Dependerá de dónde tengamos las mejores condiciones en la región«


Thomas Schmall, consejero delegado del área de componentes de Volkswagen y miembro del consejo de administración de la compañía alemana

Las mejores alternativas para la planta del sur de Europa a las que Schmall hizo referencia, se relacionan, en cierta parte, con los fondos europeos que cada país sea capaz de captar para financiar el proyecto. En el caso de España, la iniciativa se ha organizado por medio de un PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica), con la formación de un consorcio público-privado, en el que además de Seat y el Grupo Volkwagen, participarían Iberdrola, Telefónica, CaixaBank, Gestamp y Antolín, entre otras. Todo con la finalidad de presentar una propuesta, a nivel global, de movilidad sostenible, en la que las baterías serían una pieza clave.

La cuarta planta se pondrá en marcha para el 2027 al Este de Europa, aunque se desconoce si será en República Checa, Bulgaria, Polonia o Eslovaquia, y otras dos se iniciarían antes del 2030, aunque las localizaciones aún no han sido desveladas.

De la mano de esta ofensiva en la fabricación, el grupo alemán ha revelado que está trabajando en la producción de celdas de baterías para que su arranque se produzca en 2023 con el propósito de reducir un 50% el precio de las baterías. Para ello, prevé alcanzar los 40GWh por año tras emplear una cantidad de 16GWh anuales.

VW apuesta por aumentar la producción de baterías un 50% más baratas

En este evento del `Battery Day´, el conglomerado alemán ha anunciado su proyecto para establecer una reducción en los costos y alcanzar la viabilidad del coche eléctrico accesible, que pasa por la producción de una celda de baterías unificada que emplearán todas las marcas del Grupo Volkswagen a partir de 2023.

«Nuestro objetivo es reducir el costo y la complejidad de la batería y, al mismo tiempo, aumentar su alcance y rendimiento. Esto finalmente hará que la movilidad eléctrica sea asequible y la tecnología de propulsión dominante»


Thomas Schmall, miembro de la junta de Tecnología del Grupo Volkswagen

Con este plan y según los cálculos del fabricante, pretende alcanzar hasta un 50% en la reducción del coste de las baterías de coches eléctricos en tan solo dos años, ya que esas nuevas celdas unificadas proporcionarán mayor autonomía y menores tiempos de recarga.

«Utilizaremos nuestras economías de escala en beneficio de nuestros clientes también en lo que respecta a la batería. En promedio, reduciremos el costo de los sistemas de baterías a niveles significativamente inferiores a 100 euros por kilovatio hora». apunta
Schmall.

 Además de ser más económicas, estas nuevas baterías también ofrecen mejores servicios: mayor densidad energética, más potencia y un peso más ligero. La combinación de ambas características tendrá como resultado vehículos eléctricos con mejor autonomía y tiempos de recarga. A ello hay que sumarle el ahorro optimizado, ya que se emplearán procesos de producción innovadores y un uso intenso del reciclaje. Además, una de las claves del ahorro se encuentra en la creación propia.

Alianzas con Iberdrola, VW y SEAT para instalar 18.000 puntos de recarga para 2025

La propuesta de baterías de VW va acompañada de la propagación, a mayor escala, de la red de los puntos de carga rápida en toda europa. De la mano de con sus asociados energéticos, la entidad tiene la intención de efectuar alrededor de 18.000 puntos públicos de carga rápida en Europa para el 2025. Esto supone un incremento del 5% en el volumen de la red de carga rápida respecto a su tamaño actual, y equivale a la tercera parte de la demanda total pronosticada para el continente en el 2025.

volkswagen coche electrico

En este contexto, Iberdrola, el grupo Volkswagen y Seat anunciaron que han aumentado su pacto para aligerar el proceso de la electrificación en España, lo que implica el desarrollo de una red de infraestructura de recarga pública. Gracias a esta alianza, Iberdrola se convierte en socio energético referente y abastecerá energía verde a las distintas plantas del grupo alemán y a sus concesionarios. El acuerdo tiene origen en España, pero cabe la posibilidad de que se disperse hacia otros países.

Con el propósito de fomentar la electromovilidad, los tres aliados
se implican a trabajar para desplegar una red de recarga que, según sus previsiones, debería alcanzar los 350.000 puntos. Iberdrola desplegará un proyecto basado en la carga rápida y ultrarrápida (HPC), para ofertar servicio a los principales corredores y ciudades del país.

“El acuerdo muestra el potencial de la unión de líderes de la industria para acelerar la descarbonización de la economía y su enorme impacto positivo en el entorno y la biodiversidad, así como en la recuperación económica, fortaleciendo la cadena de valor y creando millones de puestos de trabajo sostenibles en toda Europa. Además, la compañía dispone de la tecnología, las capacidades, el conocimiento y la determinación para crear juntos un modelo más sostenible y configurar un ecosistema que permita a nuestro país seguir liderando este ámbito a nivel europeo”, según
Ignacio Galán, presidente del grupo Iberdrola.

Con todo esto, Volkswagen está asentando las bases para alcanzar la sostenibilidad en el sector automovilístico español. Además, cabe la posibilidad de que el futuro industrial de la logística puede alcanzar su mayor potencial en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *