Semana Europea de Prevención de Residuos: forma parte del cambio

La semana del 21 al 29 de noviembre de 2020 nos encontramos en plena celebración de la Semana Europea de Prevención de Residuos (European Week for Waste Reduction, en inglés, con siglas EWWR), un ambicioso proyecto en el que han tenido lugar más de 10600 acciones enfocadas en la reducción de desperdicios, la reutilización y el reciclaje, así como actividades de limpieza en 32 países. Todo ello tiene el objetivo de cambiar las rutinas de consumo y de generación de residuos.

Qué es la EWWR

La Semana Europea de Prevención de Residuos es un proyecto que abarca todo el ámbito de la Unión Europea, con la pretensión de realizar diferentes acciones relacionadas con la prevención y la gestión sostenible de los residuos.

Cada año, esta semana está protagonizada por un tema concreto, y este 2020 el hilo conductor son los residuos invisibles, es decir, aquellos que se generan durante la fabricación de productos y que no llegan a ser percibidos por el consumidor final. Por eso son invisibles. Muchos de estos desperdicios no pueden ser reciclados, y su destino es un vertedero o una incineradora, lo cual aumenta las emisiones de CO2 en la atmósfera.

La Unión Europea desafía a los participantes en las actividades de esta semana a calcular el peso real de un producto cuando lo compran. Por ejemplo, para fabricar un teléfono móvil de menos de 200 gramos se producen 86 kilos de residuos.

Premio Europeo de la Prevención de Residuos

Con motivo de la EWWR, la Unión Europea premia las actividades más sostenibles, innovadoras y originales que se han desarrollado durante esta semana, y que pueden servir de ejemplo para motivar un cambio en beneficio del medio ambiente, ya sea en el ámbito del consumo, el trabajo, los estudios o la vida empresarial. Estas acciones pueden venir de la mano de administraciones públicas, asociaciones, colegios, empresas, e incluso de ciudadanos particulares; y deben estar enfocadas en la reducción de los residuos, la reutilización de los materiales y el reciclaje de los mismos, es decir, las clásicas 3Rs.

La Semana Europea de Prevención de Residuos también hace hincapié en el consumo responsable. Para ello, es necesario que el comprador escoja productos duraderos y que, si es posible, pueda arreglar en el momento en que se estropeen. Si no, estos artículos deben ser totalmente reciclables y no contener materiales tóxicos que perjudiquen al medio ambiente. Una mayor durabilidad del producto conlleva una menor generación de desperdicios, al no contribuir a la fabricación en masa de más artículos semejantes que no dejan de ser demandados.

Forma parte del cambio

Noviembre termina con esta campaña internacional para lograr un consumo más sostenible. Pero tú puedes formar parte del cambio y comenzar diciembre con nuevas metas.

Para un futuro mejor para la población mundial y para el medio ambiente, es importante que los conocimientos adquiridos y las actividades desarrolladas durante esta semana no se queden aquí. Para empezar, ten en cuenta la aplicación de las 3Rs (reducir, reciclar, reutilizar) en todos los ámbitos de tu vida, apuesta por empresas preocupadas por su impacto en la naturaleza y busca cómo sustituir esos productos poco duraderos y de mala calidad que solo perjudican nuestro entorno.

Autor: Azahara Ramos

Graduada en Humanidades y estudiante de Periodismo en la Universidad de Valladolid, con interés en la cultura y en los temas que afectan al medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *