Relájate con el archivo de sonidos de la naturaleza de la BBC

Infusiones, contar ovejas, mantener la mente en blanco… todo eso, antes, podía estar bien para relajarse. De hecho, nos conformábamos, pero… ¡ahora ya no! En la actualidad ya no es suficiente ¿Qué por qué? Pues porque hoy día tenemos a nuestra disposición numerosas técnicas y aplicaciones relacionadas con el ámbito del bienestar.

No se trata de ningún reto o enfrentamiento excéntrico, ni tampoco de parodiar las nuevas tendencias, no. Estamos hablando de la conocida “Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma” (Autonomus Sensory Meridian Respone), también conocida como ASMR y si a ello le sumas la posibilidad que te ofrece la BBC de hacerlo con sonidos que te permiten disfrutar como si estuvieras de paseo por la naturaleza, el bienestar y el estado de ánimo aumentan, mejoran.

Relación ASMR y BBC

Su razón de ser es muy simple. El ASMR hace alusión a los efectos que nos genera escuchar sonidos concretos, por lo general, sonidos suaves que provocan cierto cosquilleo en el individuo cuando son escuchados con detenimiento, interés y cuidado.

Esta nueva manera de relajarse comenzó a hacerse viral y ha incrementado en gran número de seguidores, con el deseo de poder disfrutar de esos masajes auditivos que consigan calmar la mente, como si de orgasmos cerebrales se tratara.

Por esta razón, y porque no todo el mundo tiene acceso al mundo natural, la BBC no ha querido quedarse atrás ante este método y ha puesto a disposición de todos los usuarios, de manera gratuita, su archivo de efectos de sonidos, Soundscapes for Wellbeing. En él, puedes encontrar más de 33.000 sonidos de todo el mundo. Asimismo, 17.000 están relacionados con la naturaleza. Desde el sonido de una cascada hasta el crujir de la madera quemándose en la chimenea. Apto para fines educativos, personales o de investigación. Puedes consultarlo en su web.

El archivo digital, permite a los oyentes evadirse de la realidad y visitar auditivamente diversos paraísos naturales, lo cual ha resultado favorable para la salud mental de las personas, ya que es una buena manera de entrar en un estado de relajación.

Por otro lado, además de encontrarse con listas de reproducción, la web te da la oportunidad de crear, de manera sencilla, una mezcla de efectos sonoros personalizados al gusto, es decir con valor personal.

Este proyecto se inició porque un estudio llevado a cabo por la Universidad de Waterloo (Canadá), demostró que las personas que permanecían parte de su tiempo en un ‘bosque virtual’ , un espacio digital con imágenes y sonidos naturales, presentan niveles reducidos de estrés y un incremento de la felicidad y relajación. No obstante, no es la única investigación de este tipo. Asociaciones como Children & Nature Network han demostrado lo mismo: con sólo exhibir a las personas una fotografía de un entorno natural, ya se pueden establecer beneficios similares a los que se padecen cuando uno está, de manera física, sumergido en ellos. En este contexto, la atención se vuelve instantánea y cabe la posibilidad de relajar la atención dirigida, lo que se traduce en un mayor bienestar y en un rendimiento mejorado.

Ensayo de naturaleza virtual

Lo cierto es que, gracias a la difusión de este repertorio acústico, la sociedad puede deleitarse tanto del canto del ave del paraíso como de la comunicación entre cocodrilos, ya que el acceso es libre. No obstante, es posible que aun no te hayas parado a pensar en “¿cómo se comparan las formas silenciosas de la naturaleza con las que presentan sonidos naturales? ¿Y qué hay de la inclusión de música o, incluso, de combinaciones de naturaleza y música?“, tal y como lo hizo Virtual Nature, una plataforma de expertos de la Universidad de Exeter que ha sacado partido del lanzamiento para llevar a cabo un pequeño experimento con la participación de los oyentes.

Los especialistas solicitaron a los usuarios que visualizaran los tres minutos de duración de una escena digital antes de contestar a un cuestionario acerca de cómo les hizo sentir la experiencia. Se crearon cuatro condiciones experimentales y los participantes vieron una de ellas, elegida al azar.

“Creamos cuatro condiciones experimentales y los participantes vieron una de ellas, elegida al azar. Cada escena tenía los mismos elementos visuales pero una banda sonora de acompañamiento diferente que consistía en silencio, sonidos naturales, música o tanto sonidos naturales como música”

Equipo de Virtual Nature

Casi 9.000 personas formaron parte del experimento, lo que va a proporcionar una muestra única y fiable. El ensayo finalizó a finales de mayo del 2021 y, hoy día, se encuentran analizando la recopilación de datos. Puedes ver el proceso aquí.

¿Cómo se deben escuchar esos sonidos?

Para que la sensación sea aún más profunda e intensa, es recomendable preparar el ambiente y el espacio en el que vas a desarrollar la actividad para que sea más sencillo alcanzar el estado de tranquilidad. Lo ideal sería practicar el ejercicio a última hora del día, cuando se finalicen todos los quehaceres y rutinas diarias, por ejemplo, antes de acostarse en la cama, en un cuarto con presencia de luz suave y agradable, si no a oscuras, y en postura relajada, ya sea tumbados sobre una cama o bien acomodados en el sofá. Asimismo, emplea buenos auriculares de música para que el sonido se escuche con claridad y penetre mejor por los oídos.

En definitiva, invadir el hogar con música y sonidos procedentes de la naturaleza es el aliado perfecto para mejorar los estados de ánimo y relajación. Además, permite establecer vínculos con la calma y contribuir a la mejora de la salud de las personas. En este contexto, no cabe duda de que la naturaleza cada vez está tomando un papel más importante en nuestras vidas y, sobre todo, que la virtual es la clave para que aquellos que no tienen acceso a ella la puedan disfrutar de la misma manera.

¿Y tú? ¿Qué nos puedes contar al respecto? ¿Has probado el archivo sonoro de la BBC para relajarte? Si es así… ¡anímate a contarnos tu experiencia en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *