Reconecta con la naturaleza desde el salón de tu casa

La naturaleza tiene beneficios innegables para la salud mental y es especialmente importante en entornos urbanos donde ya se ha demostrado el impacto positivo de los espacios verdes, ya que desde la mayoría de las ventanas ni se puede apreciar un atisbo de verde. Un estudio sobre la ciudad de Sheffield demostró la relación directa entre los espacios verdes y el bienestar mental de personas que frecuentan los mismos.

Incluso existe un trastorno asociado a la infraexposición al entorno natural: el trastorno de déficit de naturaleza (TDN). No está reconocido de forma oficial pues el término fue acuñado por un un periodista y escritor, Richard Louv. Aun así se sabe que a nivel psicológico provoca ansiedad, estrés y problemas relacionados con la atención. Todo ello sin entrar en los síntomas corporales.

Si la falta de aire fresco te provoca ansiedad o estrés apuesta por otros métodos de reconectar con la naturaleza

Ahora que el contacto es limitado es una buena idea tener una toma de contacto con la naturaleza desde el interior del hogar.

3 ideas para sentirte más cerca de la Naturaleza sin salir de casa

Libros, películas y documentales

Aunque no sea lo mismo que pasear por un bosque o atravesar una montaña, es positivo observar material audiovisual y leer sobre ello. Sobre todo el primero de los casos porque se puede ver la naturaleza además de que pueda escucharse. En Youtube encontrarás también muchos vídeos con sonidos del mar, el bosque, los árboles… altamente recomendable escucharlo con los ojos cerrados o mientras realizas actividades relajantes como leer.

Decoración
Algo tan simple como una pared verde en una habitación puede causar una gran diferencia en tu estado de ánimo. Y no sólo eso, también formas orgánicas que te recuerden al entorno natural. Es muy buena idea sacar a la vista objetos como palos, conchas o flores para redecorar tu interior.

La madera y las conchas pueden ser pintadas y con las segundas incluso puedes hacer mosaicos. No solo es una buena forma de reconectar con la naturaleza sino que también matas el tiempo haciendo manualidades, que de por sí tienen un efecto relajante.

Si tienes flores o incluso un pequeño jardín puedes apostar por secarlas y colocarlas en láminas y enmarcarlas, de este modo tendrás unos cuadros originales que te transportarán a otro lugar. Aunque seamos sinceros, si tienes un jardín en la actualidad, tienes un tesoro y es muy posible que no te haga falta redecorar tu casa.

También puedes replantearte colocar enmarcadas imágenes de entornos naturales: playas, rocas, sierras, etc. Todo aquello que te traiga recuerdos de cuando estabas en esos sitios,

Otra opción es crear un huerto urbano. Si tienes la fortuna de contar con terraza o balcones te enseñamos a crear tu huerto urbano desde cero.

¡Cultiva!
Tengas un gran jardín o solo un balcón puedes decidir comenzar a cultivar plantas. Es una actividad altamente recomendable por motivos tan variados como:
● Es una actividad laboriosa y todos los pasos que tendrás que dar para ver crecer tus plantas te resultarán relajantes, además de mantener tu cabeza ocupada.
● Cuando veas que tus plantas crecen te sentirás gratificado y esto tendrá repercusiones positivas sobre tu autoestima, pues te darás cuenta de que tu trabajo da frutos.
● Es una actividad en la que implicar al resto de tu familia y una buena idea para estrechar los lazos.
● Si cultivas plantas de las que puedes obtener alimento es genial para consumir productos naturales de una alta calidad.

No solo verás como a nivel psicológico te sientes más relajado, sino que la calidad del aire en tu casa mejorará, pues las plantas ayudan a purificarlo. Además, previenen la electricidad estática en el ambiente y el moho. Y si aun no te has convencido, tienes que saber que las plantas en entornos cerrados aumentan la productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *