Qué es la moda slow y por qué deberías contemplarla en tu día a día

A pesar de que asociamos contaminación a la industrial, el petróleo o la ganadería en muchos casos, lo cierto es que la moda, el aumento de su consumo y de su desperdicio no favorecen para nada al medio ambiente.

Como alternativa, encontramos la moda slow. Su objetivo principal es que se haga un consumo y una producción responsable de las prendas que adquirimos.

¿Qué es la moda slow o slow fashion?

Está muy vinculada a la que conocemos como moda sostenible. Se opone a las norma social que existe hoy en día de que más es más. La moda slow o slow fashion, en inglés, presenta las siguientes características:

  1. Va en contra la moda que se produce en cantidades supraindustriales.
  2. Favorece a pequeñas empresas y al comercio justo.
  3. Promueve reciclar prendas. Un ejemplo es comprar en tiendas de segunda mano.
  4. Se ha producido de forma sostenible y éticamente.

¿Por qué merece la pena unirse a la corriente de la moda slow?

Existen una serie de razones que dejan claro que la moda slow resulta, en comparación con la fast fashion, más beneficiosa tanto para los compradores, como los trabajadores y el medio ambiente.

  • El planeta: somos conscientes del aumento de temperaturas que produce la actividad humana, si no se frena, podríamos provocar cientos de consecuencias negativas que influirán sobre nosotros.  Cada año se consumen alrededor de 70 millones de toneladas de ropa. A esto habría que sumar aquella que desechamos. Además habría que fijarse en el agua que se gasta para su producción y transportes de miles de kilómetros, entre otros recursos. Por hacernos una idea, se requieren entre 2.000 y 4.000 litros para fabricar un vaquero. Otro aspecto que daña al planeta son los detergentes y las prendas realizadas con poliéster, pues contienen sustancias tóxicas y microplásticos que llegan a los océanos.
  • Tu salud: la mayoría de la ropa está compuesta por plástico, en las etiquetas viene con el nombre de poliéster. A parte de perjudicarnos a nivel tópico, lo hace también a nivel alimenticio. Si la ropa acaba en los océanos y lo ingieren los peces, nosotros lo comeremos después.
  • Por dignidad: la producción en masa de moda conlleva explotación laboral.
  • Ahorro: los precios tan bajos nos hacen creer que ahorraremos mucho dinero, pero la usamos muy poco y enseguida nos deshacemos de ella. Para vivir no es necesario tener tanta cantidad.
  • Tu estilo: quedará mejor definido al haber reflexionado por qué comprar esa prenda de moda slow que suele ser más cara.

¿Qué marcas fabrican moda slow?

Los que optan por este tipo de corriente, suelen optar por tiendas de segunda mano. No resultan ser tan altos los precios y se pueden encontrar joyas.

Pero existen marcas que producen este tipo de moda. A continuación se muestran cinco españolas:

Local pattern: es una marca catalana con prendas de corte moderno.

Lefrik: fabrica todo con botellas de agua recicladas. Hacen mochilas, neceseres y recipientes entre otros.

Dos Studio: emplean tejidos ecológicos y sostenibles. Algunos de los materiales son reciclados y producen de forma local.

View this post on Instagram

A Change of season

A post shared by DOS STUDIO (@dos.studio) on

Grïta: la mayoría de su ropa es estampada, además el 3% de sus beneficios va destinado a ONG´s de defensa de los derechos de la mujer, defensa del colectivo LGTBI, lucha contra enfermedades y defensa animalista y del medio ambiente.

Pedazo fotón que nos manda @juanpedro841 ¿Todavía no has pasado a vernos por @copacabana_1055 y conocer las novedades de…

Posted by GRÏTA Brand on Monday, August 3, 2020

Thinking Mu:  utiliza materiales sostenibles, como algodón orgánico o cáñamo orgánico, que crece 4 metros en 4 meses apenas sin agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *