Plogging: recoger basura haciendo deporte

Hacer ejercicio físico al aire libre no está reñido con ser una persona comprometida con el medio ambiente. Estos dos factores se unen en el denominado “plogging“, una tendencia que ha llegado desde Suecia. La técnica es sencilla: el deportista sale a correr o a practicar su deporte habitual, a la vez que va recogiendo la basura que se encuentra durante el trayecto recorrido, y la va introduciendo en una bolsa que lleva consigo.

Correr por el planeta

La palabra “plogging” tiene su origen en la fusión de los términos “jogging“, que significa correr o trotar; y “plocka upp“, que significa recoger, en sueco. La idea surgió en Estocolmo en el año 2016, y desde entonces, se ha expandido por cientos de países de todo el mundo. Su impulsor, Erik Ahlström, decidió que recogería del suelo toda la basura que se encontrara a su paso cada vez que salía a correr en la capital sueca. Ahlström tomó esta determinación al comprobar, sorprendido, “la cantidad de basura que se encuentra en la naturaleza”, en sus propias palabras.

Algunos runners han viralizado esta tendencia en sus redes sociales, e incluso ya se han organizado eventos con la finalidad de limpiar el espacio público a la vez que se hace ejercicio. En España, Ibiza fue el escenario de la primera gran carrera de este tipo, y el impulsor de la actividad en nuestro país ha sido Óscar Caro. Para él, “la labor social que representa este deporte va más allá de colaborar en la recogida de residuos y favorecer el correcto reciclaje, puesto que también ayuda a sensibilizar a residentes y visitantes de la responsabilidad que tenemos con el planeta”.

Plogging Tour

Si bien este año estaban programadas algunas actividades de plogging en España, la crisis sanitaria supuso su cancelación. Pero desde septiembre, se han retomado y cada vez son más quienes se adhieren a esta causa, a pesar de que algunos eventos todavía siguen aplazados. Estas actividades se enmarcan dentro del Plogging Tour, con carreras en diferentes ciudades españolas que tienen el objetivo de concienciar sobre la correcta gesión de los residuos, preservar el planeta y promover el ejercicio físico por sus beneficios para la salud.

Para los deportistas más constantes, la práctica del plogging no supone ningún inconveniente en su rutina habitual, ya que al agacharse a recoger un desperdicio realizan un ejercicio más que contribuye la quema de calorías y el trabajo de otros músculos. Además, prácticamente cualquier espacio (campo, ciudad, playa, montaña…) es idóneo para el plogging, pues la basura está presente en todos estos lugares. Y para quienes son más reticentes al deporte, un paseo, un trayecto hacia el trabajo o una salida con los amigos puede ser un momento ideal para practicar plogging.

PloggingRRevolution

Desde el pasado 1 de septiembre, la iniciativa PloggingRRevolution cuenta con una tienda online de productos ecológicos sostenibles. Al comprobar que numerosos desperdicios que se encuentran mientras se practica plogging son bolsas de plástico, cepillos de dientes o bastoncillos, sus creadores han decidido ofrecer alternativas, como cepillos de bambú o bolsas de tela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *