Pequeños gestos que mejoran la movilidad: por qué compartir el coche

Compartir el coche particular no es una idea nueva. Pero lo que sí nos ha demostrado internet es que, entre todos, podemos generar comunidades de usuarios con la intención de usar entre varios los vehículos particulares en favor de una movilidad sostenible.

Quizá ya eres un heavy user de este modelo, pero si aún no lo has probado, merece la pena dedicar unos minutos a conocer diferentes aplicaciones que te ayudan a encontrar conductores que buscan compañía en sus trayectos o a ofertar los huecos vacíos de tu vehículo en los desplazamientos.

Por qué merece la pena compartir coche

Evidente ahorro de costes

Con el precio de la gasolina, dividir el precio total del trayecto entre varios pasajeros alivia de forma considerable los gastos a asumir.

Comodidad

Podemos hacer uso de coche compartido en muchas situaciones. Una de las más agradecidas es la de acudir al trabajo. Si te juntas con varios colegas, podéis alternaros por días o semanas para llevar el coche y así que no sea siempre el mismo el que conduce. Es más ameno porque varías de ruta cada pocos días además de que tu coche no hace tantos kilómetros.

Vías preferentes

En las grandes ciudades los ayuntamientos “premian” que los coches se muevan con más de un pasajero habilitando vías preferentes. Es el caso de Madrid. De esta forma, evitas viajar por las vías más cargadas y ahorras tiempo. Hay grandes corporaciones que repiten estos modelos con ligeras variaciones. Por ejemplo, cediendo plazas de parking gratuitas para aquellos empleados que se desplacen en grupo.

Sociabilizas

Uno de los puntos en que los usuarios de ridesharing suelen coincidir es en que les ha ayudado a conocer gente agradable y hacer los trayectos más amenos. No todos tenemos el mismo carácter, pero sí es cierto que en desplazamientos muy largos el contar con compañeros que nos den conversación es un punto a valorar. Evitamos la somnolencia y el cansancio que se multiplica cuando vamos en silencio o aburridos.

Ayudas al medio ambiente y promueves una movilidad sostenible

¿Cómo cambiarían las grandes urbes si disminuyen drásticamente el número de coches en movimiento con un único ocupante? Fomenta valores importantes de respeto y cuidado del entorno, no solo entre niños, también en adultos. Si todos optásemos por el ridesharing no habría atascos ni tantos problemas con las plazas de parking. Con menos contaminación, no nos enfrentaríamos a las restricciones que cada vez son más frecuentes en Madrid, Barcelona y otras capitales de provincia. Por otra parte, al haber menos tráfico se reducirían los accidentes ¿se te ocurre alguna ventaja más?

Apps de Carhsharing y RideSharing

Blablacar

Una de las más conocidas. Cuenta con un sistema de navegación muy sencillo que te permite ver toda la información de utilidad de los usuarios: modelo de coche, antigüedad, valoración del conductor por otros usuarios, tarifa de los trayectos, extras, seguro,… Varios años en el mercado la convierten en la app reina por la cantidad de datos que maneja, aportando gran confianza a todos los miembros que participan en cada desplazamiento. Cada pasajero paga su parte a través de la app, que se queda un pequeño porcentaje de lo invertido por usuario.

Respiro

La solución cuando necesitas un coche por horas, días o semanas. Respiro propone la opción de carsharing como alternativa de movilidad sostenible. Cada vez más usuarios eligen moverse con Respiro en viajes ya sean de ocio o de trabajo. Su ventaja reside en que el usuario solo paga por uso permitiendo un ahorro de hasta 4.000 euros al año al no tener que soportar los costes de un vehículo en propiedad. 

Amovens

Esta comunidad de 1,5 millones de usuarios se postula como una de las alternativas más consolidadas a Blablacar. Inicialmente Amovens no se quedaba con ningún porcentaje de los trayectos, lo que la convirtió en muy popular. Actualmente, los costes de gestión de la app son de un 10% de cada trayecto, que ha de hacer frente el conductor. Su propuesta se ha ampliado recientemente con la incorporación de servicios de renting.

El carsharing y el ridesharing son claras muestras de que otro modelo de movilidad es factible, siempre pensando en que la prioridad es mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestras ciudades. ¿Has probado alguna vez estas experiencias? Aprovecha sus sinergias con el uso de Justmoove y haz que el ahorro al moverte forme parte de tu estilo de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *