Francia pone en marcha la ley que evita la destrucción de productos que no se han vendido

naturlii economia circular

Francia ha aprobado una ley que favorece la economía circular y que prohíbe a las empresas la destrucción del excedente de producción y mercancía. El valor de los desechos que se destruyen anualmente en el país es de 630 millones de euros. Sin embargo, la prohibición de la destrucción de alimentos no funcionará hasta el año 2023.

El documento aprobado el 10 de febrero recoge 166 puntos que establecen unas directrices claras sobre el tratamiento de residuos y establece un plan para deshacerse de los plásticos de un solo uso hasta el año 2040. En la actualidad ya está vigente la prohibición de vasos, cubiertos y pajitas y en 2022 será ilegal vender fruta y verdura envasada y con pegatinas en el país vecino.

Además de no poder deshacerse de productos que no han podido vender las empresas pagarán multas por contaminar

Entre los objetivos que se persigue con esta ley está:

  • Incluir en los envases información más clara sobre cómo impactan en el medioambiente los productos.
  • Impulsar los cambios en el sistema de producción, además de penalizar a aquellas empresas que contribuyen a la contaminación del medio ambiente y conceder ventajas a quienes no.
  • Un sistema de reciclaje efectivo con contenedores marcados para cada tipo de desecho.

Marco europeo y críticas

La Comisión Europea elaboró el 4 de marzo del 2019 un plan para implementar la economía circular en todo el territorio de la Unión Europea y el año anterior estableció que todos los plásticos empleados deben ser reciclables antes del año 2030.

La Organización WWF ha mostrado su descontento con la ley alegando que no se trata con urgencia temas que se debería abordar cuanto antes como los plásticos de un solo uso.

Pascual crea un brick hecho en un 89% de materiales renovables

pascual brik reciclado

Pascual apuesta por los materiales renovables y lanza al mercado un nuevo tipo de brick realizado en un 89% de materiales de fuentes renovables. Consta de un tapón hecho a base de caña de azúcar que sustituye al de plástico que empleaban anteriormente.


Desde la empresa dicen haber intentado responder tres factores: renovabilidad, minimización del impacto ambiental y reciclabilidad. Pascual ha reducido las emisiones de CO2 respecto a la producción del envase anterior en un 21% y también asegura de que el nuevo brick es 100% reciclable.

En junio de 2018 el grupo Pascual lanzó agua de la marca Bezoya envasada en bricks de los antiguos al cual también describieron como 100% reciclable.

Se ajusta a los estándares de varias organizaciones

El diseño del brick ha procurado apegarse a los estándares de Chain of Custody Certificate que garantiza que la materia prima proveniente de los bosques sea sostenible. También consiguieron el certificado OK Biobased de Máxima Renovabilidad de una organización que acredita que los productos son biodegradables, compostables y hechos de materiales sostenibles.

¿Y qué pasa con el resto de marcas que Grupo Leche Pascual comercializa?

Pascual de momento no se ha pronunciado al respecto del resto de los envases de los otros productos que comercializa o distribuye. Estos son:

  • Bifrutas
  • Bebidas de soja Vive Soy
  • Café Mocay
  • Smoothies The Goods
  • Yogures, natillas y batidos marca Pascual

El populismo y el greenwashing mano a mano

greenwashing en politica

El greenwashing es una práctica cada vez más común entre las empresas que consiste en desarrollar estrategias de marketing y comunicación que les hagan parecer más respetuosas con el medioambiente de lo que realmente son. Esta práctica está vinculada al concepto de responsabilidad social corporativa, que incluye todas aquellas acciones de las empresas que tienen repercusiones positivas para la sociedad y en realidad son publicidad positiva encubierta y una táctica estupenda para captar clientes.

Marine Le Pen, la líder del Front national reivindica el ecologismo como algo propio del conservadurismo político por su apuesta por el comercio de proximidad. No habría nada negativo en ello si no fuese una estrategia para justificar políticas xenófobas. El artículo de El País menciona al eurodiputado Hervé Juvin, vinculado al partido de Le Pen, que defiende la teoría del nomadismo. Con esto demuestran que el greenwashing es aplicable a la política.

Para partidos populistas la lucha contra el cambio climático es una estrategia más de captar electorado

No es ningún secreto que Le Pen siente simpatía por Vox, partido que en innumerables ocasiones ha menguado la importancia del cambio climático, siendo hasta negacionistas de ello. Expresiones como el “camelo climático” de Rocío Monasterio dicen mucho de lo que preocupa este problema a su partido.

La creciente preocupación por el cambio climático incentiva a los partidos a declararse ecologistas de cara al electorado

Incluso partidos más cercanos al Front national en el Parlamento Europeo llegaron a hacer gala del negacionismo del cambio climático. Es el caso de la Liga italiana que de forma sistemática tumbaba medidas ecologistas y ahora apuestan por la educación en los colegios acerca del tema.

Lo que suena demasiado bien para ser real también es populismo

En España la lucha contra el cambio climático en las instituciones es abanderada por la izquierda. El Gobierno de Sánchez considera prioritario este asunto hasta tal punto que hay dos vicepresidencias con competencias en este asunto:

  • Pablo Iglesias

El vicepresidente segundo se ocupa de la Agenda 2030 propuesta por la ONU y que propone objetivos imprescindibles de alcanzar para obtener la sostenibilidad.

  • Teresa Ribera

La vicepresidenta cuarta también es ministra para la Transición Ecológica.

Y en este caso el problema no son los cargos, ni la cantidad de ellos, sino el realismo de las políticas que puedan llegar a cabo. Rocío Vidal, la youtuber que estudió periodismo y en la actualidad se dedica a la divulgación científica, poco antes de las elecciones de abril de 2019 valoró el contenido científico y medioambiental de los programas electorales.

Con este análisis reafirmó que quienes más defienden las medidas ecologistas son los partidos de izquierdas. Sin embargo, el programa electoral de Podemos incluía medidas poco realistas.

¿Es necesario gastar cuatro discos de algodón cada vez que te desmaquillas?

La filosofía del zero waste cada vez se practica más en el mundo del maquillaje y afecta a todos sus ámbitos, incluso a los desmaquillantes. Quizá sea uno de los productos que más merece la pena sustituir por la cantidad de residuos que genera y tampoco supone tanto esfuerzo. Cada vez que alguien se desmaquilla utiliza cuatro o cinco discos de algodón, dos bastoncillos y el desmaquillante aceitoso que sea capaz de arrastrar los productos resistentes al agua.

Las alternativas son variadas y hay algunas que ni siquiera requieren agua micelar

Cabe mencionar que en los últimos años han aparecido muchos productos que sustituyen a toda esta serie de desechables. La mayoría de ellos basan su tecnología en fibras minúsculas que retiran con facilidad los productos.

¿Qué opciones tengo para desmaquillarme de forma sostenible?

Probablemente sea la opción para desmaquillarse más popular y hace varios años que se habla de ella en Youtube. Para quienes no sepan de qué se trata, es una toalla de pelos minúsculos que retira los cosméticos de la cara. Tiene dos caras: la de pelo corto para desmaquillar y la de pelo largo para exfoliar.

También se puede utilizar para limpiar brochas.

Cabe mencionar que W7 y Better hicieron su versión de este producto y han sido bastante comparadas por dar resultados similares. No se puede omitir el hecho de que todas vienen envasadas en cajas de plástico.

Funciona igual que el Makeup Eraser pero tiene un formato redondo e incluye varios en cada paquete. Existen imitaciones que más baratas y en este caso W7 también tiene una versión propia del producto.

Opciones más sostenibles para las que sí necesitas desmaquillante

Aparte de estas alternativas que no necesitan ningún producto, más allá del agua con el que se las humedece, existen otras que sí requieren un desmaquillante, pero que siguen siendo una opción mejor que sus versiones desechables.


Los discos desmaquillantes de tela y los bastoncillos de bambú totalmente biodegradables ofrecen claras ventajas sobre aquellos que se tiran después de un uso. Los discos vienen en una bolsita de tela y cuando se ensucian se echan a la lavadora con la ropa de forma que no requieren un gasto de agua extra para su limpieza.

¿Esos productos desmaquillan bien?

Desmaquillan de la misma forma que sus versiones desechables y los desmaquillantes líquidos. Se puede comprobar empleando un producto de los recomendados en una mitad de la cara y en la otra con el método habitual y luego pasando un algodón con tónico para ver los residuos que quedan en el rostro.

Es necesario completar la rutina

Aunque parezca que la cara queda limpia tras desmaquillarla no necesariamente es así. Emplea una esponja o un cepillo con jabón para eliminar los restos y que la piel descanse de verdad. Para esto también se puede optar por productos respetuosos con el medioambiente:

¿El maquillaje es sostenible?

Si tu objetivo es alcanzar un modelo de vida zero waste, igual has llegado al momento de qué hacer con tu maquillaje. ¿Se te ha acabado una base, labial o sombra y te gustaría conocer marcas respetuosas con el medioambiente? No va a ser tarea sencilla, seguramente tampoco imposible pero es complejo maquillarse y ser 100% ecológico. Sin embargo, existen formas de reducir el impacto sobre el medioambiente empleando ciertas soluciones, comprando a determinadas marcas, revisando el contenido de los productos y siendo consciente de cómo se reciclan los envases.

Vegano no significa sostenible

En estos últimos años la industria de la cosmética ha apostado fuerte por los productos veganos y libres de crueldad animal. Los envases con los conejitos son cada vez más comunes en las estanterías de las droguerías.

Sin embargo, salvar conejos blancos y no machacar bichos para obtener pigmentos no equivale a ser sostenible. La mayoría de los envases siguen siendo contaminantes, sobre todo porque la mayoría de ellos son de plástico.

¿Por dónde empezar?

  • Busca marcas y productos que no usen plástico de un solo uso

A lo mejor no puedes conseguir que todo tu maquillaje nuevo no tenga plástico, sobre todo si buscas cosas muy concretas. Pero hay elementos que ya son fáciles de encontrar sin plástico, como:

  • Jabones: usa jabones naturales con esencias naturales. Evitarás maltratar tu piel con alcoholes, parabenos y otros químicos.
  • Limpiadores fáciles: evita los envasados en plástico y busca alternativas en vidrio. La marca Matarrania ofrece todo tipo de cosméticos en envase de vidrio y tapa en acero inoxidable que te ayudarán a eliminar el plástico de un solo uso en el baño.
  • Toallitas desmaquillantes: en el mercado podemos encontrar muchos fabricantes y artesanos que ofrecen toallitas de algodón que podemos lavar y usar una y otra vez.
  • Muselinas: para retirarte el maquillaje y limpiarte, evita las toallitas desechables por tejidos naturales.
  • Maquillaje en vidrio y tapa de bambú o metal. La propuesta de Zao Makeup incluye pintauñas en este formato.
  • Fabrica tus propios cosméticos.

Familiarízate con marcas cosméticas que no usen plásticos:

  • Zao Makeup
  • Matarrania
  • Made in Tribe
  • Lush
  • Bésame Cosmetics
  • Benecos
  • PuroBio Cosmetics

Hay ciertas pautas por las que guiarse a la hora de comprar productos de maquillaje y que estos sean más sencillos para reciclar:

  • Evitar los plásticos negros

Los clásicos labiales de MAC, las polveras de Chanel y un largo etcétera de marcas que emplean plásticos negros para producir sus envases. Estos son más nocivos para el medioambiente que los plásticos blancos o de colores porque en las plantas de reciclaje no se dispone de una tecnología que reconozca este tipo de envases.

Mientras que los envases de otros colores no generan problemas a los sistemas de clasificación óptica y son separados del resto de residuos, los plásticos negros pasan desapercibidos y suelen acabar en los vertederos con materiales orgánicos.

  • Bases de maquillaje en envases de vidrio

El vidrio es reciclable y es una mejor alternativa que comprar bases envasadas en plástico. En el mercado hay muchas opciones tanto de alta como de baja gama, por eso no hay excusa que valga.

Una opción válida es buscar soluciones como las de LUSH, cuya base de maquillaje en stick viene envasada en una caja de cartón. Sin embargo, no es apta para todos porque está hecha a base de coco y las pieles grasas deberían evitarla.

  • Paletas de sombras y rostro magnéticas

Se compra las sombras, los coloretes, los bronceadores e iluminadores individuales normalmente envasados en pequeños círculos o cuadrados de metal que se colocan dentro de la paleta. Este tipo de paletas tienen tres ventajas fundamentales:

  • Cuando se acaba un color antes que el resto se puede cambiar solo ese.
  • Es una buena forma de tener la configuración de todos que se necesita (cosa que no pasa con las paletas normales).
  • Se generan menos desechos.

Cabe mencionar que las paletas magnéticas son mejores que las paletas vacías de marcas concretas porque permiten encajar productos de diversas marcas independientemente de su tamaño.

De siempre han sido más populares en el mundo del maquillaje profesional porque admiten elegir los tonos en función de las necesidades, pero es cierto que desde hace unos años su uso se ha generalizado entre personas aficionadas.

Anastasia Beverly Hills y Tarte son algunas de las marcas que comercializan este tipo de paletas.

  • Marcas indies con soluciones novedosas

Cuando se rebusca internet y las redes sociales se puede encontrar verdaderas joyas. Este es el caso de Bésame Cosmetics que se especializa en productos vintage. Estos no solo son bonitos sino que ofrecen soluciones menos nocivas para el medioambiente que los productos de las droguerías.

Uno de estos productos es la Cake Mascara, es decir, una máscara de pestañas que consiste en una pastilla de producto en una lata de metal para la que se puede comprar recambios.

Cabe mencionar que en sus envases emplean materiales como el cartón, latas y plástico de colores claros. Así que ofrecen ventajas a nivel de baja generación de residuos pero siguen usando plástico.

  • Brochas de bambú

La marca Ecotools ofrece brochas hechas de bambú y veganas que son sencillas de encontrar en cualquier droguería. Emplean plástico y aluminio reciclados y para el cartón de los envases no cortan árboles, los hacen de algodón y fibras de bambú.

Y si no te convence lo anterior…

Apuesta por el comercio de proximidad. Aquí no hay consejos ni marcas recomendadas. Haz una búsqueda exhaustiva de qué pueden ofrecerte empresas que tienen la producción en tu país o incluso ciudad. Podrás adquirir productos sin recurrir a internet y no generar más huella de carbono. ¡Seguro que encuentras algo!

¿Cómo ser un turista responsable y sostenible?

El turismo es un sector que genera tanto impacto medioambiental que en COP25 no se pudo evitar hablar de ello. La Organización Mundial del Turismo aportó datos tan abrumadores como que la actividad turística genera el 8% de las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero. Y esto sin tener en cuenta los residuos e impacto negativo sobre las comunidades locales que se genera al viajar.

Para reducir la huella medioambiental que se deja durante las vacaciones se puede hacer múltiples cosas, aunque es evidente que esta no va a desaparecer del todo.

6 consejos para practicar un turismo sostenible

  • Destinos respetuosos con el entorno

Lo primero a la hora de viajar es decidir dónde vamos a pasar las vacaciones. Aunque un paseo por Roma en Vespa o un picnic bajo la Torre Eiffel suenan siempre atractivos, el evitar destinos masificados ayudará a reducir el impacto sobre el medioambiente y los habitantes de los lugares.

Se puede apostar por un turismo de proximidad, a pocos cientos de kilómetros de casa donde podamos ir incluso en transporte público. Gracias a ello se evitará la huella que genera un desplazamiento largo.

  • Llegar allí…

No es ningún secreto que los desplazamientos en avión tienen un impacto medioambiental mayor que aquellos hechos por tierra. Si se puede llegar al destino elegido por tierra es preferible aunque haya que invertirle unas horas más. También es mejor escoger medios de transporte como autobuses o trenes antes que coches particulares.

Una buena opción para ver Europa es un Interrail.

  • Alojamiento

Aunque no salga tan barato como otras opciones, busca hoteles que hayan implementado medidas para reducir el impacto medioambiental.

Suena tentador pagar la mitad en un Airbnb, pero se perjudica a la población local del lugar visitado utilizándolo y más si es una ciudad grande. Recientemente El País ha reportado que la actividad de esta empresa ha encarecido un 14% la vivienda de alquiler en la costa de Andalucía. No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti. Como alternativa tienes Fairbnb, el Airbnb respetuoso con el medioambiente.

  • Planifica MUCHO

Es especialmente útil a la hora de realizar y reservar visitas. De este modo se sabrá con exactitud de qué medios de transporte públicos se dispone además de evitar los gastos de alquiler de un vehículo particular.

Merece la pena echar un ojo al artículo de National Geographic sobre las aplicaciones móviles que te permitan viajar de manera sostenible que señalan puntos de recarga de agua potable o puntos de alquiler de bicis y motos.

  • Basura y recursos

Aunque decidas irte de vacaciones para descansar del trabajo, esto no significa que debas dejar de reciclar. Así pues, si generas residuos infórmate sobre el sistema de reciclaje del lugar al que vas y contribuye a mantenerlo limpio. El estilo de vida zero waste debe acompañarnos en todas nuestras rutinas. Lleva tu cepillo de dientes de bambú, bolsas para hacer la compra e incluso tarros de comida para evitar el despilfarro y exceso de productos envasados en plástico en destino.

Evita comprar botellas de agua de plástico. Mejor lleva una botella o cantimplora que puedas rellenar en lugares con agua potable. Además, si tu destino es un lugar con sequía, aprovecha para quitarte del hábito de malgastar agua. La población local probablemente la necesite más que tú cuando se te pase por la cabeza “un baño relajante”.

  • Consumo y regalos

Lo mejor que puedes hacer es evitar los supermercados y las franquicias. Esto te reportará dos ventajas: apoyarás los pequeños comercios locales y probablemente experimentarás nuevos sabores propios del lugar que visitas.

Los souvenirs hechos de animales no necesariamente son la mejor idea porque promueven la caza furtiva. Tampoco es necesario cargar las maletas de conchas, piedras o plumas. Disfruta de la observación y practica tus habilidades de fotógrafo.

Aparte de los consejos anteriores, ten en cuenta que por norma general lo barato sale caro cuando se trata del impacto en el medioambiente y la población de un lugar concreto.

El hecho de que ciertos lugares se saturen de turistas durante ciertas épocas del año genera empleos temporales y precarios, agotamiento de recursos naturales, obstrucción de servicios públicos, destrucción de pequeñas empresas en pro de grandes cadenas que ofrecen opciones de alimentación conocidas, etc.

¿Qué plan tienes para tu próxima escapada?

¿Cómo ser una madre o un padre eco? Consejos para criar a los niños con valores sostenibles

El cambio ha empezado con nosotros. Somos conscientes de que el tiempo se acaba y que de aquí a unos años puede no haber planeta que cambiar. No hay planeta B, dice la gente de Ecoalf como slogan de sus campañas. Y así es. Las acciones que emprendamos ahora deben perdurar por eso hay que hacer a los más pequeños partícipes de los cambios que ayuden a preservar la naturaleza y que lleven la conciencia ecológica aprendida en casa.

Si nuestros hábitos actuales se mantienen, los niños de ahora no es que acaben viviendo en un mundo contaminado, sino que las condiciones de vida en la tierra podrían llegar a ser tan difíciles que directamente la vida desaparecería. El aumento de la temperatura es solo la punta de iceberg puesto que el cambio climático tiene repercusiones directas sobre unas peores cosechas que tendrán efectos sobre los precios de los alimentos, en la desaparición de muchas especies, fenómenos meteorológicos extremos y epidemias sanitarias.

Los niños van a heredar el mundo que les dejemos y si queremos que sea sostenible, tiene que perdurar

La revolución sostenible empieza en casa

Es evidente que la primera toma de contacto con una forma de vida más sostenible tiene que darse en casa y aquí el asunto no va tanto de privar como de sustituir. Es decir, se puede comprar objetos de uso cotidiano reciclables y de materiales que no tarden miles o millones de años en descomponerse.

  • Cepillos de bambú y dentífricos zero waste

¿Y de qué serviría un cepillo sin dentífrico? Pues de poco. Y hay varias opciones, todas ellas envasadas en cartón. La primera, es un dentífrico sólido que hay que frotar con el cepillo.

En la actualidad es sencillo encontrar cepillos de dientes sostenibles. ¡Están incluso en los herbolarios! Lo divertido del asunto es que suelen ser de colores y los niños pueden elegir el que mas les guste.

  • Pajitas de bambú o de acero reutilizables

De los productos de plástico de un solo uso las pajitas probablemente tengan la vida útil más corta y tampoco son imprescindibles. De hecho, lo ideal sería no utilizarlas y enseñar a los niños, sobre todo cuando se come en un restaurante, que no las pidan.

Pero puestos a usarlas, hagámoslo bien. Las pajitas de bambú, aguacate o acero inoxidable suelen incluir un cepillito para limpiarlas por dentro y que se puedan utilizar durante largos años.

  • Mantas de algodón orgánico

Es una realidad que incluso a los adultos les gusta guardar sus mantas de cuando eran pequeños. ¿Y qué mejor que tener una manta en la infancia de procedencia sostenible y un tejido de calidad?

Las mantas de Micu Micu tienen unos bonitos diseños y son reversibles. Lo mejor de todo es que se hacen en Barcelona y están hechas de algodón orgánico con certificado GOTS.

Ecológico, seguro y divertido

La Oficina Europea de Medio Ambiente alertó a finales de 2019 sobre las sustancias tóxicas de las que estaban hechos algunos juguetes encontrados en 13 países miembros. No es una excepción, puesto que sistemáticamente se denuncia este tipo de violaciones de normativas en juguetes de plástico.

Una buena alternativa para mantener a los niños a salvo es mirar juguetes ecológicos hechos con materiales que no contaminan y que no suponen ningún peligro para ellos.

  • Puzzle de madera con muchas opciones

Las piezas de colores y formas irregulares resultan divertidas y abren un mundo de posibilidades para jugar con ellas. Es un juguete apto para niños más bien pequeños a los cuales seguro que pirrará.

  • Un triciclo convertible 3 en 1

Este juguete hecho de madera es un triciclo, balancin y andador. Con ello se prolonga su vida útil porque se puede usar durante más tiempo y permite no comprar cada producto por separado con su respectivo embalaje. ¡Todo un acierto!

  • Muchos libros

Para los no tan pequeños una idea genial para entretener y pasar un buen rato es aficionarles a los libros. Además, se puede buscar lecturas educativas mediante las que los niños entiendan la necesidad del reciclaje, de la reducción de residuos, etc.

  • Experiencias inolvidables

Una buena forma de no generar residuos con el entretenimiento es regalar a los niños entradas a lugares y experiencias que les divertirán. El cine, espectáculos teatrales o los bolos son buenas opciones. Pero también se les puede sacar de las ciudades y llevar a parques de tirolinas, ¡seguro que les encantará!

  • Fomenta el contacto con la Naturaleza

Uno de los problemas de los tiempos modernos es la desconexión de las nuevas generaciones del entorno natural. No hay nada más gratificante que cuidar de plantas y animales y es más fácil si somos asiduos a pasear por parques naturales, bosques, orillas de ríos y espacios donde el contacto con nuestras raíces es más evidente. Planea excursiones recurrentes en todas las épocas del año. Invita a que tus hijos jueguen con lo que se encuentran. No hace falta hacer grandes viajes, en cualquier pueblo cercano a vuestro lugar de residencia seguro que encontráis zonas de paseo y esparcimiento.

No todo son productos y compras… Educa en el consumo responsable

Además de buscar alternativas sostenibles a productos de uso diario y juguetes, se debe inculcar unos valores que perduren. Los niños desde bien pequeños deben saber que la comida no se tira, que el grifo se cierra cuando se lavan los dientes, que la basura se recicla, etc. El consumo responsable es incluso más importante que el reciclaje, puesto que educamos en el proceso anterior a la generación del residuo. Así comienza una vida zero waste de manera natural.

Si existe la posibilidad, es positivo enseñarles a cuidar plantas y a crear su propia huerta, incluso aunque sea en la terraza a través de un huerto urbano con legumbres, fresas, tomates, etc. Si se aficionan serán responsables con ellas y también se fomentará sus hábitos saludables.

7 famosos cocienciados con el medioambiente que luchan por hacer del Planeta algo mejor

inma cuesta greenpeace

La protección del medioambiente es una tarea para todos y los famosos lo saben. Muchos de ellos llevan comprometidos con la causa ecologista desde hace décadas y colaboran con organizaciones que promueven esta causa.

Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Leonardo diCaprio

Es el activista ecologista por excelencia, puesto que allá donde va pone de manifiesto su compromiso con el planeta. En su perfil de Instagram no podrás encontrar imágenes de alfombras rojas o de viajes porque el actor lo usa para concienciar sobre el medioambiente.

Es co-fundador de Earth Alliance, una ONG que consigue fondos para grandes causas ecologistas como los incendios del Amazonas o Australia. Además, en 2014 fue designado embajador del clima de la ONU.

  • Joaquin Phoenix

El actor ha intensificado su actividad pro-respeto al medioambiente con sus declaraciones en las entregas de premios y eventos que ha protagonizado gracias a su papel como Joker. La defensa del veganismo es uno de sus estandartes.

  • Cate Blanchett

La actriz australiana protagonizó una controversia en su país de origen, Australia, en 2011 por defender unos impuestos altos por contaminación y en 2009 en la conferencia internacional Business Summit on Climate Change solicitó inversiones a los empresarios para reducir las emisiones de CO2.

  • Jon Kortajarena

El modelo de origen vasco probablemente sea uno de los celebrities que más información mueven sobre el cambio climático en sus redes sociales. Su instagram está lleno de mensajes a favor del medio ambiente y fue sonada su petición a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, para que actuase y tomase medidas a favor del planeta.

Desde 2010 está vinculado a Al Gore y su organización The Climate Reality Project de la que incluso ha recibido reconocimientos.

  • Clara Lago

Vegana y ecologista. Junto a Dani Rovira lleva la fundación Ochotumbao que promueve diversas causas, entre ellas, la ecológica y animalista. Colaboraron en limpiezas de numerosas playas y es habitual ver comentarios en sus redes sociales promoviendo el cuidado al medio ambiente.

  • Sting

El cantante lleva décadas sobre los escenarios y años luchando por causas ecologistas. En 2009 se unió a la causa del príncipe Carlos para salvar las selvas, pero cierto es que lleva mucho más promoviendo la causa. Su viaje en 1989 al Amazonas le cambió la vida y decidió crear Rainforest Foundation para proteger la selva y a los pueblos indígenas que la habitan.

  • Jared Leto

Es vegano y algunas de las canciones de su grupo tratan sobre el cambio climático, entre ellas A Beautiful Lie,que tiene un videoclip que habla por sí solo. Además, el artista es embajador de WWF y lucha contra la caza furtiva.

  • Inma Cuesta

Es embajadora de Océanos de Greenpeace. En 2018 junto a los youtubers Melo Moreno y Jonan Wiergo se subió a un barco de la organización para ayudar a salvaguardar la posidonia que sirve como refugio para muchas especies de peces y ayuda a mantener el agua con el suficiente oxígeno.

Ikea elimina los plásticos de un solo uso en sus restaurantes

silla odger ikea reciclada

Las cafeterías y restaurantes de Ikea ya no dispondrán de plásticos de un solo uso y los sustituirán por alternativas más sostenibles. Entre los objetos retirados están los cubiertos, vasos y pajitas. La finalidad es disminuir la cantidad de residuos que se genera en los establecimientos.

La batalla por la sostenibilidad del gigante sueco incluye más medidas y acciones. Entre ellas está la creación de productos de plástico reciclado y nuevos tipos de plástico hechos a base de almidón. Entre ellos se encuentra la silla Odger.

Ikea ha aumentado su oferta de materiales reciclados y sostenibles


Además, en su web española tienen el apartado de ‘Sostenibilidad y medioambiente’ en la que hablan  de la procedencia de sus productos y de formas de ser más eco empleando sus productos, centrándose en:

  • Ahorro de energía
  • Consejos para no desperdiciar alimentos y ser más sostenible
  • Consumo responsable de agua
  • Compromiso con los productores de los alimentos que venden en el supermercado

Nestlé invertirá casi 2.000 millones de euros para convertir sus plásticos en reciclados

nestle plasticos un solo uso

Nestlé planea la conversión de plásticos vírgenes a reciclados y pone la fecha en 2025. En 2018 se comprometió a que ninguno de sus envases o productos acabe en la naturaleza a la par que Greenpeace Internacional los señaló como una de las empresas que más residuos de este tipo generan en todo el mundo.

Nestlé planea que en 2025 el 100% de sus envases estén hechos de plástico reciclado

Así, la compañía también se marca como objetivo encontrar formas novedosas en reciclaje, para lo que invertirá la suma  de 225 millones de euros mediante el Instituto Nestlé de Ciencias del Embalaje.

Además, lanzan para redes sociales una campaña con los hashtags #TenemosQueHacerMás, #CompromisosNestléConLaTierra y #AGustoConLaTierra

En la actualidad Nestlé tiene un plan de actuación respecto a los plásticos y este se apoya en tres pilares:

  • Liderar el lanzamiento de materiales alternativos

Hasta el 2025 pretenden eliminar todos los envases de plástico no reciclado y los plásticos no reciclables. Para ello han elaborado una tabla con la clasificación de los diferentes tipos de plásticos y las fechas en las que los materiales desaparecerán de sus fábricas.

A título individual anunciaron inversiones de 225 millones de euros mediante el Instituto Nestlé de Ciencias del Embalaje para investigar nuevos materiales.

Junto a Danone, PepsiCo y Origin Materials han elaborado una botella de plástico PET sostenible para cuya elaboración se necesita cartón y serrín.

  • Diseñar un futuro sin desperdicios

Planean colaborar con los diversos países para recolectar y reciclar residuos. Su foco de interés está especialmente en lugares donde no se invierte medios ni mayores esfuerzos en perseguir este objetivo.

También se han unido a la New Plastics Economy de la Fundación Ellen McArthurr mediante la que se coordina los esfuerzos de empresas y organizaciones para reducir los residuos.

Con Veolia pretenden elaborar planes de reciclaje viables para los distintos países de Europa, América Latina, África y Asia.

  • Promover nuevos comportamientos.

En todas sus sedes se están deshaciendo de plásticos de un solo uso y tienen planteado proporcionar en ellas puntos de reciclaje para plásticos PET y aluminio.