Carbón activo, la última revolución en cosmética

Mascarilla carbón activo

El mundo de la belleza y la cosmética está cada vez más concienciado con la ecología y busca en la naturaleza las materias primas para fabricar sus productos. Aún no sabemos si lo hacen por seguir la moda o porque verdaderamente comulgan con los valores ecofriendly, pero la verdad es que en los últimos años han comenzado a aparecer gran cantidad de alternativas sostenibles a productos cosméticos que tradicionalmente estaban producidos con plásticos y químicos contaminantes.

El carbón activo es uno de los productos que más recientemente se ha incorporado a las rutinas de belleza de todas las marcas de cosmética, pero este adsorbente ya venía siendo utilizado en medicina para tratar envenenamientos y sobredosis por ingestión oral y también como purificador de agua por sus propiedades desintoxicantes.

El carbón que se utiliza en cosmética se obtiene de la quema de materias vegetales como la madera o las cáscaras de coco y se añade en las fórmulas de belleza una vez está activado mediante un proceso de oxidación que aumenta su porosidad y potencia su adsorción. Así se consigue un producto natural con un poder desintoxicante de hasta 200 veces su peso.

¿Qué beneficios ofrece el carbón activo en cosmética?

• Sebo-regulador: elimina el exceso de grasa de la piel.
• Eliminación de toxinas e impurezas.• Reducción del tamaño de los poros.
• Efecto antibacteriano.
• Mejoría del acné y las espinillas.
• Champú para cabellos grasos.
• Blanqueador y purificador dental.

¿En qué productos cosméticos podemos encontrar carbón activo?

El carbón activo se usa en cosmética como agente purificador y limpiador cutáneo por sus propiedades de adsorción de impurezas. El formato más habitual en el que podemos encontrar este producto es en mascarillas faciales y corporales, siendo especialmente efectivo en pieles grasas o con acné.

También podemos encontrar carbón activo en champús, acondicionadores y jabones por su poder limpiador, antibacteriano y desinfectante, como dentífrico blanqueador y como ingrediente principal en esponjas orgánicas.

En algunas ocasiones el carbón activo ha provocado en ciertas personas sequedad cutánea, erosiones menores e irritación, pero estas desventajas suelen estar ligadas a la baja calidad de los productos utilizados o a su mala manipulación.

¿Es seguro el consumo de carbón activo como desintoxicante por vía oral?

A parte de su uso cosmético, el carbón activado es utilizado por muchas personas como complemento alimenticio para desintoxicar el organismo o incluso como remedio para las resacas. Lo cierto es que, aunque el carbón tiene propiedades medicinales, como hemos mencionado antes, no sirve como “complemento detox”. De hecho, nuestro cuerpo tiene su propio sistema de desintoxicación en los riñones y el hígado por lo que el uso del carbón activo de forma preventiva no es una buena idea.

Riesgos del consumo oral de carbón activo

Alteración del nivel de conciencia.
• Interferencia con la motilidad intestinal.
• Riesgo de obstrucción gastrointestinal, perforación o hemorragia.
• Reacción con medicamentos.
• Desequilibrio electrolítico y/o pérdida de volumen corporal.
• No recomendado tras la ingestión de productos corrosivos.
• Seguridad no establecida en embarazo y lactancia.

Organiza tu boda al estilo Zero Waste

Evento sostenible

Una boda estándar genera en torno a 20 kilogramos de residuos plásticos que acaban en vertederos, océanos y contaminando nuestro medioambiente. Esto es, desde luego, un impacto importante para nuestro ecosistema, por lo que antes de empezar a organizar tu boda y gastarte gran cantidad de dinero en cosas que solo tendrán un uso, te animamos a que hagas de tu boda un evento Zero Waste.

Nos centraremos en la sostenibilidad, desde los atuendos hasta los adornos florales, sin olvidarnos de las invitaciones, el banquete y su menaje y, por supuesto, los anillos.

Boda zero waste desde cero: por dónde empezar

La meta es reciclar, reusar, reutilizar y evitar generar residuos. Incluso si no se alcanza la meta Zero Waste por completo, se reducirá en gran parte el impacto medioambiental y hará tanto a los novios como a los invitados como a todas las personas encargadas de la organización de la boda mucho más conscientes del compromiso que todos tenemos con nuestro entorno.

La clave del éxito está, precisamente, en promover el consumo responsable y dejar claro a los organizadores de tu boda, a los proveedores y a los trabajadores del lugar donde finalmente decidas realizar tu boda que estás plenamente comprometido con el objetivo Zero Waste. También deberás ser lo suficientemente flexible como para facilitarles el trabajo.

“Te sorprenderías de la cantidad de cosas de segunda mano que puedes encontrar si abres tu mente y pones esfuerzo en rebuscar” afirma Bea Johnson, pionera del movimiento Zero Waste. Además, si consigues centrarte en la calidad de lo que escoges en vez de en la cantidad, será mucho más fácil conseguir tu objetivo Zero Waste.

En fin, con un poco de creatividad, podrás disfrutar de una boda cero residuos en la que, además de celebrar el amor entre dos personas, se festejará el compromiso con el medioambiente. Aquí te dejamos algunas ideas.

  • Vestido y traje de los novios. En cuanto a los atuendos de los novios tienes que tener en cuenta que es ropa que solo llevarás una vez en tu vida por lo que aquí puedes marcar la diferencia. Las tiendas de segunda mano son una gran opción, aunque también puedes alquilar tu vestido o traje de novio si estás seguro de que nunca más lo vas a usar, que básicamente es lo normal. Otra opción es comprar un vestido que sepas que puedes reformar y darle una nueva vida una vez tu boda haya terminado.
  • Decoración floral. Elige flores de temporada que encuentres de forma natural y no requieran de grandes distancias de transporte que se traducen en emisión de gases contaminantes. Si quieres reducir al máximo los residuos que generes, asegúrate de que tu florista no usa espuma química para fijar los centros florales, ya que es uno de esos productos que no se biodegradan y es totalmente innecesario. Al finalizar la boda dona las flores a familiares o a alguna organización que las dará otra vida.
  • Invitaciones. Son otro aspecto a revisar. La mejor alternativa es enviar invitaciones por email y, para aquellas personas que no tengan internet o que realmente quieran una invitación física, recuerda hacerlas de papel reciclado e incluye en cada una de ellas un par de semillas para que las planten.
  • Menú. El banquete de bodas normalmente no genera ningún residuo plástico, sí vidrio que debe acabar en el contenedor verde y, en todo caso, desperdicios orgánicos con los que se puede hacer compost. Reparte la comida sobrante entre tus invitados, de esta forma no acabará en la basura. Sin embargo, sí deberías poner atención a la cubertería que vas a utilizar en la boda, es el punto más conflictivo en el que más plástico se tiende a usar. Olvídate de los platos, vasos y cubiertos desechables. Utiliza todo de cristal y evita menaje de usar y tirar.
  • Maquillaje. Opta por las marcas ecológicas y respetuosas con el medio ambiente. Te damos algunas pistas en este artículos sobre cosmética sostenible.
  • Prohíbe las pajitas de plástico de un solo uso para las bebidas. No son necesarias. En caso de que te gusten especialmente, opta por alternativas como las pajitas de semilla de aguacate o las de acero inoxidable.

Por último, hablaremos de los anillos, con este gesto empieza todo y, además, te acompañarán toda tu vida. No elijas joyería producida de forma masiva, quizás encuentres algún anillo bonito en tiendas de antigüedades o en algún comercio de cercanía que use materiales extraídos de forma sostenible.

¡Pásate al Zero Waste!

Here's how this couple planned a zero-waste wedding

Party favors. Flowers. Name cards. These are just some of the traditional wedding items that sustainable clothing designer Zero Waste Daniel and his husband Mario had to re-think when planning their zero-waste wedding.

Posted by CNN on Thursday, 21 November 2019

Aguacate: el coste de su consumo para el medioambiente ¿cuánto vale?

Algunas poblaciones del mundo tenían verdaderos tesoros y ahora solo tienen muchos problemas. Esta es la triste historia que acompaña al incremento del consumo de los superalimentos en los países más ricos. El cultivo del aguacate o la quinoa se ha disparado en sus lugares de origen para satisfacer toda la demanda externa. Esta tendencia ha puesto en jaque sus ecosistemas y en muchos casos, la vida de los propios agricultores y sus familias.

Quizá el aguacate sea el ejemplo paradigmático. El llamado “oro verde” es originario de países como México o Chile cuyos pueblos se han alimentado de él durante milenios. Caracterizado por su alto contenido graso y una buena cantidad de vitamina E, el aguacate llegó a otros países y se empezó a incluir en todo tipo de comidas: tostadas, ensaladas, etcétera. Desde 1995 su consumo en países como Estados Unidos ha incrementado en un 443%.

El aumento de la demanda fuerza varias cosas: la subida de los precios y una mayor presión al ecosistema. La región chilena de Petorca ha reportado sequías intensas en los últimos años y si bien algunos culpan de ello al cambio climático, la realidad es que la economía local basada parcialmente en el cultivo del aguacate intentó satisfacer la demanda externa dejando los ríos secos. Además, hectáreas y hectáreas de selvas y bosques han ido desapareciendo para tener más espacio de cultivo para el “oro verde”.

El incremento del consumo de los “superalimentos” en los países más ricos perjudica gravemente la economía, la seguridad y el entorno natural de los productores

Por otra parte, sus elevados precios atrajeron la atención cárteles de droga que buscaban nuevas formas de ingresar dinero. Los agricultores de estados como Michoacán en México sufren sistemáticamente chantajes y violencia.

Sin embargo, los problemas asociados al cultivo masivo de esta fruta no terminan aquí, pues no solo las poblaciones indígenas sufren las consecuencias de la sobreexpolotación de su “tesoro” que parece que los europeos o estadounidenses hemos convertido en malditos. Tantas son las ansias con las que se consume aquí el aguacate que hubo quienes vieron la oportunidad y comenzaron a cultivarlo en Málaga, Granada o en las Canarias.

Curiosamente el cultivo del aguacate en España comenzó por la iniciativa de un alemán llamado Dieten Wienberg en los años 60. El incremento de la demanda del aguacate español supone un peligro para el medio ambiente. Puede ser un grave riesgo sobre todo en Andalucía, donde cada vez las olas de calor son más fuertes y crece la posibilidad de desertificación, y es insostenible gastar 2.000 litros de agua por cada kilo de aguacates. Si la tendencia de su consumo sigue en aumento llegará un punto en el que habrá que elegir entre tener agua para el cultivo de la fruta tropical o para las personas.

Pasa con más alimentos

La quinoa no apareció en Europa por arte de magia, tiene un lugar de origen muy concreto: los Andes. Países como Bolivia, Perú o Ecuador se alimentaban de ella de toda la vida. El cultivo se ha triplicado al igual que su precio, lo cual ha hecho que los propios productores no puedan permitrse comerla. Su drama comenzó en 2013 cuando la ONU anunció El Año Internacional de la Quinoa y todos comenzaron a consumir este “superalimento” cuyo cultivo desmesurado desequilibró la balanza del ecosistema de los países andinos.


¿Los superalimentos son una super estafa?

Los expertos en nutrición se inclinan por una respuesta: sí.

El País trató este tema y el veredicto es claro: los superalimentos no existen, es marketing. Se destacan sus propiedades nutricionales para atraer a clientela que intenta compensar una mala dieta, es decir, su impacto positivo más que darse en el cuerpo se da en la mente.

Sería conveniente repensar la forma en la que consumimos alimentos porque parece que el norte lo perdimos hace tiempo. Aparte de lo evidente, es decir, para tener una buena salud, es importante consumir con cabeza para no perjudicar el medio ambiente. Si consumimos productos autóctonos de zonas remotas de la tierra debemos tener en cuenta de que nuestra compra repercutirá de alguna forma allí además de la huella de carbono que deja su transporte.

Lo que aplica a la exportación de alimentos también se traslada a otros ámbitos de la vida, incluso las tareas del hogar. El caso de las nueces de lavado procedentes de India constituye un equivalente al de la quinoa. Debido a todo ello se debe adoptar la cautela en todos los sentidos cuando decidimos consumir porque rastrear la procedencia de los productos puede salvar el planeta.

El futuro del petróleo pende de un hilo

Desde que comenzó la pandemia del coronavirus, sobre todo en Estados Unidos, a diario se reporta el desplome de los precios de los carburantes por la falta de demanda que ha ocasionado el confinamiento. De vez en cuando el precio rebota, pero al día siguiente vuelve a caer. Parece que han llegado las vacas flacas a un sector que no acostumbra a una demanda baja.

Los niveles de consumo actuales de carburantes, según reporta EFE, se sitúan en los mismos niveles que en 1973. Algo que ha permitido una notoria mejora en la calidad del aire en marzo y abril.

La crisis del coronavirus ha catapultado los precios y la demanda del petróleo varias décadas atrás

Fernado Prieto del Observatorio de Sostenibilidad puntualizó a la agencia que «el coronavirus y el confinamiento han tenido un impacto “absolutamente inusual” en el mercado de combustibles, que ha provocado un ahorro en las importaciones y la salida de divisas, con la consiguiente parada casi absoluta del automóvil, del sector de la aviación y una disminución de la demanda energética que ha reducido la quema de gas.».

¿Consumiremos menos combustible en el futuro?

Mientras el pánico se apodera de los grandes productores del petróleo que anuncian bajadas en la producción, como sucede en el caso de Rusia que la recortará en un 19% en relación con febrero, los ecologistas ven esperanza. No es para menos porque las estimaciones hablan de que el consumo de productos petrolíferos han caído un 15% en el mes de marzo y que un hipotético parón total en el transporte de mercancías haría que las emisiones de CO2 en España cayera un 27%.

La situación de la petrolífera de referencia en Europa, Brent, no es tan dramática como en Estados Unidos o Rusia, aunque los precios están en el mismo punto que hace veinte años. En los próximos años su funcionamiento se verá alterado por las medidas del Pacto Verde.

Algunas petroleras como BP, Shell, Exxon Mobil y Equinor hace tiempo que se aventuraron lanzarse al mundo de las energías renovables para no caer de su posición hegemónica en el mercado. El problema de este tándem en el que están las energías renovables y el petróleo es que la apuesta de los inversores por el petróleo reorienta el mercado hacia su uso. Ahora que su valor cae en picado existe la posibilidad de que la balanza se incline definitivamente hacia las renovables y ayudará a impulsar las políticas en materia de sostenibilidad que se avecinan en los próximos años.

Ya en 2019 casi tres cuartos de las nuevas infraestructuras para producir energía eran de fuentes renovables. En Europa y Estados Unidos estas tasas se situaron en el 70%. Un mayor problema puede suponer la producción de energía en Oriente Medio donde tan solo el 26% de la energía viene de fuentes renovables debido a sus grandes reservas de petróleo mientras que la media global del consumo de renovables según el informe de Irena fue de 34,7%.

Todos estos datos apuntan a una cosa: las energías renovables se generalizarán en algún momento. La fuerte apuesta por su desarrollo de aquí en adelante podría ser fruto de la crisis económica que se avecina y de un punto de inflexión como el que ha sido el parón mundial por una pandemia.

Moda sostenible, ¿está cambiando la industria?

industria sostenible

La sostenibilidad y la filosofía ecofriendly han llegado a la moda y lo han hecho para quedarse. Ya son muchas las marcas de ropa que apuestan por el uso de tintes vegetales no tóxicos o escogen materiales fabricados de forma sostenible, pero, lamentablemente, todavía no ha nacido la marca de moda ecológica que pueda competir con las grandes corporaciones de fast fashion como Inditex y Primark. O sí.

La marca de moda sueca House of Dagmar se ha posicionado como el máximo referente actual en cuestiones de ética medioambiental, además de haber ganado distintos premios de diseño como el Guldknappen o el premio a diseñador del año de la edición sueca de la revista Elle o fresh faces award de Nueva York.

House of Dagmar nació en 2005 como un proyecto destinado a crear ropa de calidad y de larga duración para que la vida útil de sus productos fuera más larga. Algunas de las técnicas que utilizan para que su firma sea realmente sostenible y su impacto medioambiental sea muy bajo son el mulesing-free, es decir, la utilización de un tipo de lana en las que las ovejas no sufren el esquilado, o el cruelty-free shearling, que es la obtención de seda a través de un proceso sostenible.

El informe de Moda Sostenible de Lyst, la plataforma global de búsqueda de moda, ha revelado que España es uno de los países en los que más ha crecido el consumo de ropa ecofriendly en el último año. Este dato cobra gran importancia porque tratándose de la segunda industria más contaminante del planeta, no podemos arrojar toda la culpa a la producción. Recordamos que el consumo es el que genera la oferta.

Las firmas sostenibles que más éxito están cosechando en España son Stella McCartney, VEJA, Patagonia, más popular entre los hombres, y Ecoalf, cuyo prestigio se ha visto incrementado en los últimos meses por el apoyo de la Reina Sofía, quien ha aparecido en distintos eventos de su agenda oficial con sus productos o patrocinios como el del programa Masterchef donde presentadores y participantes llevan sus modelos.

Pero, ¿es la moda sostenible asequible para todos los bolsillos?

Desde luego que las grandes firmas de moda sostenible no se caracterizan por vender sus productos a un precio especialmente barato, pero todo es buscar y, a veces, encontrar tiendas con ropa ecofriendly asequible es más fácil de lo que crees. A continuación, te dejamos algunos ejemplos de marcas sostenibles españolas:

  • ANDREA MARTÍNEZ: Andrea Martínez es la diseñadora que está detrás de su propia marca de moda femenina con un toque naif y vintage. Todas sus piezas se hacen en Barcelona en tiradas muy pequeñas, casi exclusivas.
  • SKUNKFUNK: Esta marca vasca tiene una identidad muy marcada por sus diseños basados en formas geométricas, pero también por su compromiso ético.
  • ECOOLOGY: es una tienda online en la que puedes encontrar todo tipo de ropa para hombre y mujer. Todos sus productos están realizados con tejidos sostenibles y ecológicos y son diseñados y confeccionados en talleres locales de Barcelona.

Purpurinas: los microplásticos que más contaminan

Los microplásticos son partículas no degradables que se incorporan al ciclo del agua traspasando todos los filtros existentes. Si bien es cierto que cada vez son más los países que están prohibiendo el uso de microplásticos, (entendiéndose como micro perlas plásticas inferiores a 5 milímetros) la purpurina parece escapar de estas restricciones, y es que su uso está tan extendido que nadie se imagina la vida sin brilli-brilli, como La Vecina Rubia diría.

Las consecuencias del consumo continuado de micro plásticos para nuestra salud a largo plazo no están claras, pero los datos son aterradores. Casi un 85% de las aguas de grifo contienen micro plásticos, entre el 20% y el 50% de todos los micro plásticos se encuentran en la cuenca del mediterráneo y la purpurina ha sido la causante de varias muertes por inhalación en menores de edad.

¿De qué está hecha la purpurina?

Además de estar compuesta por plásticos PET, (Tereftalato de Polietileno) la purpurina contiene componentes metálicos muy tóxicos, entre ellos plomo, cobre, zinc, aluminio y estaño.

Celia Ojeda, responsable de campañas de Greenpeace España, explica que “estas partículas que fácilmente llegan a los océanos a través de las vías fluviales se quedan en suspensión en las primeras capas del agua, y entran en la cadena trófica porque los peces las ingieren. Muchas veces se encuentran micro plásticos en los estómagos de los peces e incluso en sus larvas. Los peces se están desarrollando con los micro plásticos”.

Estos microplásticos tienen también la capacidad de absorber y acumular contaminantes en su superficie. Son muy peligrosos por la propiedad que tiene el plástico para atraer compuestos químicos que se acaban adhiriendo a él y que luego libera en el entorno o en los organismos en los que se infiltran.

Alternativas zero waste a la purpurina convencional

La solución no pasa por el reciclaje puesto que en el caso de los micro plásticos esta opción es inviable. Cabe recordar también que de todos los plásticos que se reciclan tan solo un 30% son reutilizados, un 40% acaba en vertederos y el 30% restante son incinerados, por lo que seguramente la solución nunca pase por el reciclaje, pero este es otro tema.

Con el paso del tiempo nos concienciamos más por cuidar el entorno en el que vivimos y, aunque las purpurinas eco llevan varios años en el mercado, es ahora cuando están en boca de todos. Bioglitter fue la marca pionera y patentó este tipo de purpurina hace ya 40 años.

La purpurina eco está fabricada con pigmentos vegetales ecológicos, y las técnicas para obtenerla son variadas. En la empresa EcoStardust explican que recurren a la celulosa como materia prima, principalmente de árboles de eucalipto sostenibles que no han sido modificados genéticamente. En BioGlitz, el proceso de elaboración pasa por transformar la celulosa en plástico de origen vegetal, que se cubre con 0,1% de aluminio y pigmentos cosméticos.

Lo que amenaza al Polo Norte

Las próximas décadas cambiarán el aspecto y las condiciones de vida en los diferentes lugares de la Tierra debido al cambio climático. Preocupa lo que puede suceder en el Polo Norte para el que las previsiones son trágicas. De aquí en adelante es posible que desaparezca el hielo del Ártico en la época estival, además de que recientemente se haya detectado un inusual agujero en la capa de ozono que cubre esa parte del planeta.

¿Cómo se llegó a la conclusión de que desaparecerá el hielo?

Tras el análisis de 40 modelos climáticos distintos, un grupo de investigadores procedentes de 21 institutos de investigación de todo el mundo pudieron recrear en una simulación el futuro que espera al hielo del Océano Ártico. Si las emisiones de CO2 y las escasas medidas contra el cambio climático se mantienen, el hielo desaparecerá por completo en las épocas veraniegas.

Una de las zonas más frías del planeta pierde su hielo más rápido que nunca y sufre anómalas pérdidas de densidad del ozono

Si por el contrario, estas emisiones se reducen y la temperatura no aumenta a más de 2 grados respecto a los niveles preindustriales, el hielo desaparecerá solo algunos veranos. De este modo se podrá preservar el hábitat de especies como el oso polar y las focas.

¿Qué sucede exactamente con la capa de ozono sobre el Polo Norte?

Este año se ha podido observar un fenómeno anómalo que apareció sobre el Ártico que consistió en la disminución en un 30% del grosor de la capa de ozono. Esto hizo que se abriera un agujero de un tamaño de más o menos un millón de kilómetros cuadrados sobre esa parte del planeta.

No es la primera vez que aparece un agujero en el Polo Norte pero sí es la vez que este es más grande. Los agujeros de este tipo suelen aparecer por las emisiones de gases CFC emitidos por los humanos. Los científicos señalan que este año ha habido una temperatura extrañamente baja para esa zona del planeta para ser primavera. Esta ha alcanzado -80 º C y se debe a la presencia de unas corrientes de aire frío que crearon un vórtice polar.

Para tener una referencia, el agujero que había sobre el Antártico y que está decreciendo llegó a alcanzar entre los 20 y 25 millones de kilómetros cuadrados, aunque allí las temperaturas suelen ser más bajas, por lo que es más sencillo que se abran agujeros en la capa de ozono. Además, cabe mencionar que el agujero del Polo Sur está disminuyendo.

Los investigadores esperan que el agujero se cierre pronto pues su persistencia haría que no se filtren los rayos UV del Sol que pueden dañar el ecosistema pues son nocivos tanto para los animales como para las plantas.

¿Qué supondría la destrucción de los Polos para el resto del planeta?

La NASA y la ESA monitorizan lo que sucede con los polos gracias a 11 satélites y sus previsiones para el futuro no son positivas. En la actualidad el hielo de los polos se derrite seis veces más rápido que en los años 90 y si la tendencia se mantiene el nivel del mar subirá 17 centímetros para 2100. Desde que se tiene registros el nivel del mar aumentó en 1’78 centímetros.

Se prevé que en las próximas décadas estas subidas de los niveles del agua absorban de media 100 metros de arenales costeros y para finales de siglo el mar podría cubrir unos 250 metros respecto a ahora. Las zonas más amenazadas del planeta en este sentido son las costas canadienses y australianas donde el agua podría cubrir hasta 15 mil kilómetros de arenales.

En España se calcula que de media el mar se adentraría unos 60 metros para finales de siglo en el mejor de los casos y unos 27 en 2050. Para que las tasas se sitúen en esas cifras sería necesario mitigar el cambio climático y es urgente pues las playas españolas suelen tener unos 90 metros de ancho. El avance del agua sobre los arenales nos dejaría sin playas secas según un investigador de la Universidad de Cádiz y coautor del estudio Theocharis Plomatiris.

Consumo responsable, ¿por qué debemos cambiar nuestros hábitos?

naturlii conservar alimentos sin desperdicios

Los problemas medioambientales que hoy está sufriendo nuestro planeta tienen una causa muy clara: la forma en la que el ser humano produce y consume. No tenemos en cuenta que vivimos en un mundo con recursos limitados, vivimos como si dispusiéramos de recursos infinitos, y esto no está ligado únicamente a las grandes corporaciones que son, sin duda, las que más destrucción ocasionan.

Todos estamos involucrados, pues está en nuestra mano controlar qué consumimos, cuándo lo consumimos y por qué lo consumimos, para así poder reducir la demanda de bienes. La solución pasa por adoptar un nuevo estilo de vida basado en el consumo responsable.

¿Qué es el consumo responsable?

Consumo responsable es un concepto que defiende que los seres humanos deben cambiar sus hábitos de consumo ajustándolos a sus necesidades reales y a las del planeta, y escogiendo opciones que favorezcan el medio ambiente y la igualdad social.

Según Greenpeace, los criterios básicos del consumo responsable son: comercio local con bajas emisiones de dióxido de carbono (CO2) y la cercanía entre productores y consumidores; un proceso de producción respetuoso con el ambiente con uso nulo o mínimo de insumos químicos, promoción de la biodiversidad, prácticas de conservación de suelos, manejo sustentable del agua y mantenimiento de los ecosistemas así como la reducción de embalajes; un comercio justo y socialmente responsable que asegure el respeto de las culturas, buenas condiciones de trabajo y procesos de toma de decisiones incluyentes y democráticos, en una relación comercial basada en la transparencia.

¿Cómo puedo ser un consumidor responsable?

Ser consciente de la huella ecológica que dejas te hará darte cuenta de todos los hábitos que debes ir cambiando en tu día a día. Es necesario que desechemos la idea de comprar y tirar para convertirnos en consumidores responsables. Según un estudio realizado por la OCU y NESI, “el 73% de los españoles ya toman decisiones de consumo por motivos éticos o de sostenibilidad” pero todavía queda un camino muy largo por recorrer.

Para practicar un consumo responsable:

  • Plantéate seriamente la cantidad de cosas que tienes y no necesitas. Algunas de las que sí necesitas son víctimas de la obsolescencia programada, pero otras muchas se pueden arreglar para que vuelvan a ser utilizadas.
  • Reduce la cantidad de plástico que utilizas. Utiliza envases reutilizables de vidrio y haz la compra a granel. Utiliza bolsas de tela e invierte un poco más en productos no plásticos. A la larga la inversión inicial se revertirá en beneficios.
  • Escoge los productos de Comercio Justo en todos los ámbitos. Hay una gran variedad de alternativas que seguramente desconoces, no solo en alimentación, también en productos de higiene, cosmética…
  • Consume productos de proximidad ayudará a mejorar la economía del entorno en el que vives y conseguirás reducir el impacto medioambiental.
  • Opta por las alternativas responsables, éticas y transparentes de sectores como la conectividad, la banca y la electricidad. La energía limpia es uno de los objetivos principales del consumo sostenible, evita el uso de combustibles fósiles siempre que puedas.

¿Cuáles son los principales beneficios derivados del consumo responsable?

  • Apuesta por la igualdad. Cuando compras productos avalados con el sello de Comercio Justo, acudes a comercios locales o directamente al agricultor, contribuyes a crear un entorno equilibrado para todos los habitantes del planeta.
  • Protección del medio ambiente y dejar a las generaciones venideras un entorno saludable. Ser un consumidor responsable no implica solo pensar en el estilo de vida que estás llevando en un momento dado, sino también pensar en las consecuencias que tus actos tendrán en un futuro.
  • Ahorro. Un consumo responsable de recursos está relacionado con un ahorro económico. El ahorro de energía es una tarea indispensable que tenemos pendiente, y es que no solo beneficia a nuestra economía, sino que también contribuye al mantenimiento de nuestro entorno.

El mejor ejemplo de consumo responsable: la alimentación.

Los datos en este ámbito son desesperanzadores. Según datos de la FAO, en el mundo se desperdician al año 1.300 toneladas de alimentos, de las cuales 7.7 se desperdician en España, el equivalente a las siguientes cifras:

  • Huella hídrica: en los alimentos desperdiciados se gasta tanta agua como 100 millones de piscinas olímpicas.
  • Coste económico: el valor del desperdicio equivale al PIB de países como Suiza o Turquía.
  • Huella de carbono: el desperdicio genera emisiones como 550.000 millones de coches al año.
  • Uso de suelo: se dedica una superficie equivalente a 1.400 millones de campos de fútbol al desperdicio alimentario.

En el mundo se desperdician al año 1.300 toneladas de alimentos

Te dejamos algunos consejos para ser consumidor responsable en este ámbito:

  • Planifica tu menú semanal.
  • Haz una compra responsable: lleva tu lista y compra sólo lo que necesites.
  • Establece un presupuesto. Tirar comida daña tu economía.
  • Consume la comida por orden de entrada, la más antigua primero.
  • Cocina solo lo que vayas a consumir.
  • Aprovecha las sobras.
  • Redistribuye y recicla.

Filtros y purificadores para limpiar el agua y respetar el medio ambiente

carbon activo agua

Tomar agua parece una tarea que no requiere una toma de decisiones trascendentales que podrían tener repercusiones a la larga, es decir, tienes sed y bebes. Sin embargo, la procedencia de este agua puede dar más de un quebradero de cabeza porque hay quienes no soportan el sabor metálico del agua del grifo y apuestan por el agua embotellada y hay quienes prefieren prescindir de las botellas para tener la conciencia tranquila por su compromiso con el medio ambiente.

El problema que puede generar la decisión de decantarse por el agua del grifo es saber si su calidad es aceptable y si se puede beber. La OCU señala que en general en España lo es, aunque la costa mediterránea podría ser problemática en este sentido. El Mundo publicó un mapa en el que desgrana la calidad del agua por provincias. Existe la posibilidad de comprobar la calidad del agua en un laboratorio privado, donde este estudio no es gratuito.

Filtro vs. purificador ¿cuál es la mejor opción?

La diferencia entre un filtro y un purificador es sustancial pues en el primero de los casos solo se evita que trasciendan partículas sólidas que están en el agua a  nuestro vaso. Los purificadores, por su parte, tienen como objetivo eliminar cualquier sustancia disuelta en el agua que podría ser perjudicial para una persona.

Los filtros suelen estar hechos de unas mallas o tejidos que recogen los residuos, mientras que los purificadores emplean técnicas más avanzadas para cumplir con su función. En algunos de ellos se emplea carbón activado, que tiene como función absorber moléculas nocivas y en otros, por ejemplo, rayos ultravioleta.

El mercado está lleno de filtros y purificadores, pero su uso está asociado a ambigüedades

A la hora de elegir qué comprar, probablemente lo primero que se te ha venido a la cabeza es la jarra Brita. sus modelos Marella y Elemaris fueron probados por la OCU junto a otras jarras de características similares entre las cuales estaban: ATA JH01, TEFAL Kiara, AUCHAN Alcampo, ARIETE Hidrogenia 130, modelo 2800a, LAICA Stream Line, BIOCERA Anti-oxidant Alkaline y AQUALIS Star Lyf. Ninguna de ellas cumplía con todos los estándares pero la que más se acercaba era la Jata JH012.

Los filtros de osmosis inversa también están bastante extendidos y son comúnmente conocidos. Su instalación no es barata pues puede rondar cerca de mil euros, aunque hay opciones que rondan los 100. Además. requiere un reembolso anual de manutención. La OCU señaló que a la hora de hacerse con un aparato de este tipo se desecha entre un 80% y 90% del agua, por lo que es un sistema poco respetuoso con el medio ambiente. Sin embargo, su eficacia para limpiar el agua está probada siempre y cuando esta no sea salada ni no potable.

El carbón activo es una apuesta que se ve incluso en tiendas ecológicas. El uso de este material para filtrar el agua con jarras sale más barato que con los tradicionales, pues uno de ellos dura medio año, mientras que el de Brita dura algunas semanas. También cabe destacar que es reutilizable y se puede usar para desodorizar. Es muy recomendable para el uso casero.

Por último, la antes mencionada luz UV, que también sirve para purificar el agua hace su trabajo eficazmente. Sin embargo, no elimina las partículas sólidas que sí elimina un filtro. La gama de precios de este tipo de purificadores oscila entre varios cientos y más de mil euros, por lo que no es barato.

Los eventos sostenibles para el medioambiente ya son una realidad

evento sostenible

Un evento sostenible “es aquel evento diseñado, organizado y desarrollado de manera que se minimicen los potenciales impactos negativos ambientales, y que se deje un legado beneficioso para la comunidad anfitriona y todos los involucrados” según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA.

Normalmente tendemos a evaluar los impactos económicos y sociales que tienen los eventos que organizamos por medio de nuestra empresa, pero nos olvidamos del impacto medioambiental, y eso que es bastante más sencillo de medir que, por ejemplo, la repercusión económica.

Para ponérnoslo más fácil, el consorcio de agencias de España, GEBTA, en colaboración con NH Hotels ha elaborado la guía “Una primera aproximación para comenzar a organizar eventos sostenibles“, donde señalan las directrices que los organizadores deben incorporar para la organización de eventos.

¿Cómo organizar un evento sostenible?

Debemos tener en cuenta que en la organización de un evento sostenible lo más importante es la medición del impacto medioambiental. Esta medición tendremos que activarla no sólo en el momento de realizar el evento.

Hay una fase previa a la celebración del acto, que incluye tanto la planificación inicial como la organización; y una fase posterior, de medición y evaluación, en que se hace necesario verificar resultados. Esta medición se puede hacer, por ejemplo, a través de la página de ICLEI Europe, aunque otras páginas de numerosos Conventions Bureaux, asociaciones e instituciones públicas también son válidas.

Buenas prácticas para organizar tu evento sostenible

Privilegia la elección de sedes que faciliten el acceso en transporte público y si no fuera posible, prever transporte colectivo. Favorece el cambio de sedes a pie o con modos alternativos de transporte (puntos de recarga para coches eléctricos, aparcamiento de bicicletas…) y escoge sedes que faciliten el acceso de personas con discapacidad.Prioriza sedes con certificaciones ambientales, un programa de gestión de residuos, que utilice energías renovables para la producción de la electricidad o el agua caliente, además de sistematizar automáticamente la climatización o la iluminación.

Promociona tu evento sin papel y da la posibilidad de asistir al evento en formatos online, con cuestionarios de satisfacción a través del teléfono, mecanismos de votación electrónica etc. El evento no solo depende de que tú realices gestiones sostenibles, sino de que tus proveedores también lo sean, así que asegúrate de que las empresas que contrates apliquen criterios de sostenibilidad.

Para la contratación de personal de apoyo en la organización del evento, valora empresas que empleen a colectivos con riesgos de exclusión social o centros especiales de empleo.

A la hora de alojar a las personas que van a acudir al evento, selecciona hoteles accesibles por transporte público o con buena comunicación con otros medios de transporte.

Al contratar servicios de restauración, prima empresas que trabajen con producto propio o seleccionen productos de la región, km cero, minimizando transportes.

Seleccionar productos de temporada. Da pie a la introducción de productos de agricultura ecológica, bio responsable y favorecer los productos de comercio justo. Ajusta el consumo de agua como bebida. Valora el uso de agua del grifo y evitar el uso de envases de plástico, dando paso a distribuidores, jarras u otros contenedores de amplio uso.

Las proyecciones y contenido audiovisual son una alternativa más sostenible que la cartelería tradicional. Si no hay más remedio que usar papel, que sea reciclado e impreso a dos caras. Aún hay más, el reciclaje lleva a aprovechar cartelería y tarjetas de identificación reiteradamente en eventos posteriores.

No dudes en informar a los asistentes invitándoles a participar de buenas prácticas y consejos sostenibles durante el evento. Da a conocer a participantes, ponentes, proveedores y prensa de los resultados sostenibles obtenidos.

Una vez finalizada la fiesta hay que prestar atención al desmontaje, la gestión de residuos y reutilizar los materiales utilizado s. Es el momento de hacer un cálculo de las emisiones reales del evento y realizar una memoria final para mejorar eventos posteriores.

¿Qué ventajas tiene para tu empresa organizar un evento sostenible?

La organización de eventos sostenibles supone importantes beneficios para las empresas y las organizaciones. Destacamos:

Ahorro de costes, al controlar más intensamente el consumo de recursos y ganar eficiencia en los diferentes procesos productivos.

Acceso privilegiado a nuevos mercados y nuevos clientes muy sensibilizados con temas medioambientales, de RSC, etc. Supone un elemento diferenciador y de posicionamiento y aumenta los valores de competitividad de nuestra compañía.

Actúa positivamente en la gestión de nuestra reputación corporativa y nuestra imagen pues pone en valor los compromisos de las organizaciones con la sociedad, la sostenibilidad,…
• Nuestras aportaciones en este sentido suponen una contribución real a nuevos modelos productivos y de gestión, de base ética y comprometidos en llegar a las futuras generaciones un presente que no hipoteca su futuro.

• Supone un posicionamiento de la empresa a favor de las personas y muy especialmente de aquéllas que precisan mayor protección.

Es por todo esto que debemos apostar por la organización de eventos sostenibles.