Retener dióxido de carbono en piedra: una alternativa para combatir el cambio climático

La mineralización de carbono es un proceso natural en áreas montañosa de países como Islandia o Asia que podría contribuir a eliminar de la atmósfera todos los gases de CO2 perjudiciales.

Los científicos señalan que, si este proceso se pudiera acelerar, controlar y economizarse a gran escala, ayudaría a eliminar el cambio climático, ya que las rocas serían capaces de suprimir una gran parte de los millones de toneladas de dióxido de carbono que retienen el calor y que la sociedad ha emitido a la atmósfera desde el surgimiento de la era industrial. Aseguran que si al convertir el dióxido de carbono en piedra los gases de CO2 se eliminarían para siempre de la atmósfera.

Con el paso del tiempo, cada vez son más los investigadores que se interesan por almacenar y capturar el dióxido de carbono en las rocas.

“Los minerales sólidos de carbonato no se irán a ningún lado


Peter B. Kelemen, geólogo del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty, Universidad de Columbia.

Lo que tienen en mente geólogos como Keleman es separar el dióxido de carbono del aire para paralizar el aumento gradual de este gas en la atmósfera. Es un proceso de captura directa, considerado poco práctico, ya que habría que eliminar millones de toneladas de gas para que el resultado fuera significativo. Por esta razón, hay otras alternativas para enfrentarse al calentamiento global.

¿Cómo se transforma el gas en piedra?

Mediante unas turbinas de gran tamaño, se absorben grandes cantidades de aire. Al mismo tiempo, las moléculas de dióxido de carbono se retienen y, después, se trasladan bajo tierra a bases de rocas volcánicas. De esta manera, cuando el CO2 llega a esta superficie y se junta con el basalto, se solidifica y se convierten en rocas calizas. El beneficio de todo esto es que no es necesario almacenar y controlar el gas en piedra en un depósito.

Cabe destacar que todavía es un programa piloto que todavía está por desarrollar y mejorar, aunque sean múltiples los científicos y empresas que están trabajando para crear máquinas capaces de extraer este gas de las piedras, a pesar de que sea en pequeñas cantidades. Aunque según sus cálculos, se prevé sacar 50 toneladas al año.  

El Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático señala que impulsar ese tipo de tecnología es fundamental para paliar el calentamiento global. No obstante, la idea apenas se ha extendido, ya que hay menos de veinte proyectos que trabajen operen para capturar el dióxido de carbono que procede de la quema de combustibles fósiles en centrales eléctricas o en otros procedimientos industriales y se acumula como gas bajo la tierra.

CO2 y Basalto: una mezcla inimaginable

La central eléctrica geotérmica ubicada en Islandia ha sido la responsable de inyectar cantidades considerables de dióxido de carbono en las rocas volcánicas, donde con posterioridad se mineralizan. Tras varios años de investigación, los investigadores de esta planta se dieron cuenta de si inyectaban el gas en las rocas de basalto, se formaba carbonato, un gas que por sí solo no puede regresar a la atmósfera.

“Los resultados muestran que entre un 95 y un 98 por ciento del CO2 inyectado se mineraliza en menos de dos años, lo que es increíblemente rápido”, señala
Juerg Matter, el investigador principal del proyecto.

Según las estimaciones que se habían hecho con anterioridad, se esperaba que el dióxido tardase unos 12 años en mineralizarse, por lo que el proceso es mucho más rápido de lo esperado.

“Esta técnica abre la puerta a encerrar enormes cantidades de CO2 de forma segura en un periodo muy corto de tiempo”. Aunque esto no quiere decir, ni mucho menos, que reducir las emisiones haya dejado de ser el propósito principal.

Desventajas de la extracción de CO2

No cabe duda de que esta técnica es una gran idea, pero todavía hay gente que se pregunta ¿por qué todavía no se ha desarrollado si es tan buena como dicen?

Hay dos respuestas para esta cuestión. Por un lado, se debe a que la extracción del gas, hasta el momento, se ha tenido en cuenta como un plan b poco apetecible, ya que el deseo habría sido disminuir las emisiones lo máximo posible sin la necesidad de recurrir a esta alternativa. En este contexto, se considera una técnica poco responsable porque fomentar este procedimiento y otros similares, es una manera de dar carta blanca al tema de las emisiones incontrolables.

Por otro lado, el segundo motivo responde a términos económicos. Retener y separar el CO2 del aire resulta demasiado caro. Según datos de un informe publicado en 2011, sacar una tonelada de CO2 del aire sitúa su coste entre 600 y 1000 dólares. Además, son necesarias 23 toneladas de agua por cada tonelada de CO2, lo que supone una exageración. Es cierto que en Islandia sobra agua, pero hay muchos países subdesarrollados que no tienen a su disposición estas cantidades de agua y, por medio de los ODS se esta luchando para evitar este tipo de problemática. A esto, hay que sumar las grandes inversiones necesarias para las infraestructuras.

No obstante, gracias a los avances alcanzados, los precios ya no son tan elevados. Por esta razón, es imprescindible lograr el umbral en el que la tecnología sea lo más factible y accesible posible para que se pueda integrar al sacrifico global por suprimir el cambio climático, junto a las pautas necesarias para vigilar las emisiones.

La primera planta que transforma el CO2 en piedra

Cuando la Cumbre de París de 2015 finalizó con lo que muchos denominaron “un acuerdo histórico”, algunas voces, llenas de escepticismo, se elevaron.

Apuntaron, entre otras cuestiones, que para mantener un control sobre el calentamiento global de manera que no supere el 1.5º, no sería suficiente con disminuir las emisiones del CO2, sino que habría que extraer parte del mismo. En esta línea, Islandia se puso manos a la obra e inauguró la primera planta que emite emisiones negativas de CO2, es decir, que consume más gases de los que genera.

Esta central geotérmica, está ubicada en, Hengill un volcán mágico para los islandeses, ubicado en Hellisheidi, Islandia.  Lo que hace esta planta es solidificar los gases sucios que, después, serán transformados en piedra por el proyecto CarbFix. De esta manera, el CO2 queda atrapado en el interior de las piedras para siempre y no contamina la atmósfera, ya que se reinyecta en el subsuelo.

En la actualidad, se generan más de 40 millones de toneladas de CO2 al año. Transformando el gas en piedra es como los científicos e investigadores han resuelto esta problemática. Por ello, tener a disposición herramientas que contribuyan a disminuir las emisiones del CO2 es una buena noticia para persistir en la lucha contra el cambio climático.

Si a esto se le suman ayudas que permitan escalar en el sistema, y que son alternativas rápidas, seguras y baratas los resultados serán significativos y beneficiosos.

En definitiva, es posible que estemos ante uno de los avances tecnológicos más amplios y ante una de las formas más inteligentes para frenar el cambio climático y no nos estemos dando cuenta.

17 objetivos de Desarrollo Sostenible para cambiar nuestro mundo

17 Objetivos para el Desarrollo Sostenible

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas son el mejor sistema para conseguir un futuro sostenible para todos. Buscan una sociedad igualitaria, que nadie se quede atrás. Para ello, es de vital importancia que todo el mundo aportemos nuestro granito de responsabilidad para cumplir al pie de la letra cada uno de estos objetivos.

Si te preocupa el futuro de las personas, la naturaleza y la prosperidad sigue leyendo esta entrada para saber más. Desde Naturlii te ofrecemos información para acabar con todas las formas de pobreza del mundo.

¿Cómo se crearon los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible?

En el año 2015 jefes de Estado y de Gobierno de 193 países que forman parte de Naciones Unidas, se reunieron en la Cumbre de Desarrollo Sostenible y confeccionaron la Agenda 2030, la cual contiene los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible buscan incrementar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y lograr aquellos que hasta el momento no se habían cumplido. El propósito principal es que todos los países, con independencia del nivel de desarrollo o riqueza que poseen, se comprometan a fomentar la prosperidad y a proteger el planeta. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible no son obligatorios, pero cada país asume la responsabilidad de colaborar para alcanzar su cumplimiento.

¿Cuáles son los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible I Fuente: ISGlobal

En la Agenda 2030 se definen 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que son metas que asegurarán un futuro mejor para todos. Son los siguientes:

  1. Suprimir la pobreza. La tasa de pobreza en España en 2019 se encontraba en un 26,1% ha reducido, aunque con la pandemia de la COVID-19 los datos han repuntado. El Banco Mundialanuncia que más de 150 millones de personasseguirán subsistiendo con menos de 1,90 dólares al día. La pobreza tiene muchos efectos negativos como por ejemplo el hambre, la malnutrición, las enfermedades, la discriminación, la falta de una vivienda digna o la falta de acceso a la educación. Alcanzar este objetivo supone promover un crecimiento económico que fomente la igualdad y que sea sostenible en todas sus formas y para todos.
  2. Erradicar el hambre, garantizar una seguridad alimentaria y mejorar la nutrición en el mundo. La agricultura y el sector alimentario son esenciales para suprimir el hambre y la pobreza. Actualmente la tierra y el agua se están sufriendo los efectos de la sobreexplotación. Optar por la reforma del sector agrario y alimentario en todo el mundo es primordial para que todas las personas que pasan hambre se puedan alimentar de manera adecuada.
  3. Promover el bienestar y garantizar la salud para todos. Este objetivo es la base de todos los demás, ya que para lograr el resto de ODS es fundamental que se respalde y promueva la salud y el bienestar. Todavía queda un largo trabajo por delante, ya que las tasas de mortalidad son muy elevadas, se propagan enfermedades infecciosas y existe una mala salud reproductiva. Para alcanzar este objetivo, será imprescindible fomentar iniciativas que erradiquen determinadas enfermedades, sufragar los sistemas de salud, mejorar el saneamiento e incrementar el acceso a los servicios médicos.  
  4. Garantizar una educación igualitaria e inclusiva para todos. Hay que dar las mismas oportunidades de aprendizaje para todos y para todas las edades. Existe cierta parte de la sociedad que no está alfabetizada y deben tener el mismo derecho a la educación que el resto.  Si se quiere conseguir el desarrollo sostenible, tener una educación de calidad es la base. La alfabetización y la educación son herramientas fundamentales para que la sociedad tenga un fututo mejor y más sustentable. De esta manera podrán salir de la pobreza, ya que podrán optar a mejores puestos de trabajo. La realidad es que en la actualidad existen más de 260 millones de niños y niñas que no han asistido a la escuela. Los problemas que se deben solucionar son el mal estado de las escuelas o la escasa preparación de los docentes, entre otros.
  5. Alcanzar la igualdad de género. La igualdad de género es un derecho humano y esencial para lograr la sostenibilidad. Para ello es necesario que tanto hombres como mujeres tengan el mismo acceso a todos los servicios.  
  6. Garantizar agua limpia y su disponibilidad para todos. La escasez de agua potable o la presencia de agua de mala calidad tienen efectos negativos en la seguridad alimentaria y en los medios que muchas personas de la sociedad utilizan para subsistir. Para conseguir que todas las personas del mundo tengan acceso al agua limpia y al saneamiento es imprescindible que se gestionen de forma sustentable los recursos hídricos en el mundo.
  7. Energía sostenible y regular para todos. Garantizar una energía sea segura y asequible para todas las personas. La energía se aplica para desarrollar muchas actividades en el día a día, como por ejemplo para cocinar, sin embargo, el 41% de la población mundial sigue empleando combustibles contaminantes para el planeta para cocinar. Para preservar el medioambiente es necesario fomentar la utilización de energías renovable, así como la financiación de tecnologías más sostenibles.
  8. Fomentar el trabajo y el crecimiento económico para todos. Se considera que, al menos, la mitad de la población mundial vive con 1,90 dólares diarios, lo que significa que no por tener un trabajo puedes salir de la pobreza.  En este contexto, con este objetivo, se pretende conseguir que todas las personas puedan tener acceso a un empleo digno y de calidad. De esta manera, se contribuye a reducir la tasa de desempleo y se incrementa la productividad y el consumo.
  9. Incrementar y promover las infraestructuras, la industria e innovación para todos. Tener una economía potente depende de que se efectúen inversiones importantes en las infraestructuras de los países. Además, impulsar la innovación es imprescindible para alcanzar una industria más productiva y menos contaminante.
  10.  Aminorar la desigualdad en y entre países. Hoy día todavía existen grandes desigualdades en y entre países, debido a la falta de acceso a los servicios de salud, a la educación y a los bienes productivos. Para disminuir las desigualdades es necesario favorecer las exportaciones de los países en vías de desarrollo y que se reduzcan los aranceles.
  11.  Alcanzar asentamientos humanos y ciudades inclusivas, sostenibles y resilientes. Las ciudades han sido una buena vía para ayudar al progreso social y económico de muchas personas, ya que han sido muchas las que se han desplazado de los pequeños pueblos a las grandes ciudades en busca de mejores condiciones. Por ello es necesario que se conviertan es escenarios inclusivos, resilientes y sustentables.
  12.  Asegurar formas de consumo y producción sustentables. El consumo irracional produce polución y degrada el entorno natural, por lo tanto, es fundamental optar por sistemas de producción que sean responsables y sostenibles con el medioambiente. Asimismo, nosotros como personas debemos impulsar estilos de vida sostenibles para contribuir a cuidar la naturaleza y detener el cambio climático.
  13.  Llevar a cabo medidas urgentes para vencer el cambio climático y su impacto. El cambio climático es una realidad en nuestros días y está produciendo un gran impacto negativo en las personas, en la economía y en el ecosistema.
  14. Cuidar y utilizar los ríos, meres y océanos de manera sostenible. Los ríos, mares y los océanos son fuentes de vida. Además, fundamentales para seguir propagando el comercio y el transporte, pero, en la actualidad, la contaminación y la acidificación están provocando cambios en los ecosistemas. Para cuidar estas fuentes de vida es necesario llevar a cabo una regulación que sea efectiva y que controle la sobrepesca y la polución.
  15. Proteger y restaurar el ecosistema terrestre de manera sostenible. Gestionar los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de la biodiversidad son prácticas esenciales para lograr este objetivo y detener el cambio climático.
  16. Fomentar sociedades inclusivas, justas y pacíficas. La paz, el respeto y la justicia son aspectos esenciales para lograr el resto de ODS, sin embargo, la violencia en todos sus sentidos sigue siendo un inconveniente para personas de todo el mundo. La clave está en legislar para que las normas sean más efectivas y no se vulneren los derechos de las personas. Por esta razón, es necesario instaurar instituciones quesean eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles y con todas las personas.
  17. Reforzar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible. Fortalecer los medios de ejecución y establecer acuerdos entre todos los actores son fundamentales para impulsar alianzas para aunar esfuerzos y recursos y lograr que los ODS sean una realidad del hoy y del mañana.

Supervisión del cumplimiento de los ODS

Para lograr con el cumplimiento de los 17 objetivos de desarrollo sostenible se han implantado una serie de indicadores mundiales y nacionales. Asimismo, se elabora un informe anual para observar y examinar el progreso. Para ello, se llevan a cabo una serie de reuniones anuales.

Ahora que ya conoces los ODS, compártelos y actúa para lograr un mundo mejor para ti y para todos.

Actúa por los 17 ODS I Fuente: Facebook

La catástrofe de las toallitas higiénicas: 500 años en descomponerse… pero no se habla de ellas como del plástico

toallitas higienicas atasco

La mitad de los hogares españoles hace uso de las toallitas higiénicas húmedas en sus inodoros. Lo que la gente no sabe es que la utilización de este producto se ha convertido en una problemática. De ser arrojadas por el retrete a ser el monstruo de las cloacas, mares y océanos, este es el recorrido de este producto higiénico.

Hoy día, hay gente que vierte las toallitas húmedas por el inodoro, sin saber que es un residuo que tarda alrededor de unos 500 años en descomponerse. Esta práctica ocasiona grandes consecuencias negativas, tanto para el planeta como para las redes públicas de saneamiento y alcantarillado. Por esta razón, cada vez son más los especialistas que luchan por poner de relieve estos prejuicios económicos y ambientales.

Este material es un contaminante más, se comporta de la misma manera que los plásticos y causa el mismo impacto negativo en el medioambiente. Asimismo, tal y como se ha señalado, supone un obstáculo para los conductos de depuración de aguas, ya que pueden quedar atascadas. Por esta razón, es de vital importancia saber distinguir entre los dos tipos de toallitas que hay.

¿Papel húmedo o toallitas higiénicas?

En la actualidad, no existe un reglamento específico que aclare qué productos se pueden arrojar por el inodoro porque se pueden descomponer a lo largo de la red de saneamiento. Por esta razón, los consumidores de este tipo de elementos tienen una gran confusión. Asimismo, también hay dudas sobre cuáles son las diferencias ente el papel higiénico húmedo y las toallitas higiénicas.

Son dos de los productos higiénicos que más utilizan los españoles en el inodoro, y saber distinguirlos es fundamental. Por un lado, nos encontramos con las que son aptas para verter por el inodoro, es decir, el papel higiénico húmedo, ya que está elaborado por una serie de fibras naturales vegetales que se desintegra con el agua. Por otro lado, están aquellas que no son biodegradables, por lo que es necesario desecharlas. En este caso nos referimos a las toallitas higiénicas, fabricadas a base de fibras artificiales que no se descomponen con facilidad y quedan por el ecosistema impactando de manera negativa.

No obstante, aunque el envase señale que es biodegradable no quiere decir que sea respetuoso con el medioambiente. Lo único que señalan es si el material puede ser desintegrado o no. Por esta razón, es importante diferenciar esta palabra de otras muy empleadas con el mismo contexto. Por ejemplo, cuando se señala que un producto es desintegrable, quiere decir que se diluye con facilidad al entrar en contacto con el agua. Si es desechable, está pensado para un solo uso, lo que se conoce como “usar y tirar” ya sea en el inodoro o en la papelera

Para combatir esta problemática del monstruo de las toallitas, denominado así por su aspecto de masa grasienta y viscosa, la Asociación Española de Normalización, con la colaboración de fabricantes y empresas del sector de los saneamientos, proyectó la norma UNE 149002:2019, que señala los requisitos para diferenciar los productos desechables por el retrete de los que no lo sonEstos principios se materializan en un logo de dos colores, visible en el frontal de los envases y con un diseño común en toda la industria:

  • El verde indica que es apto para su correcta eliminación a través del inodoro.
  • El rojo advierte de que, bajo ningún concepto, debe verterse en el inodoro, sino en la papelera
Diferenciar entre toallitas (no)degradables I Fuente: Eroski Consumer

Para alcanzar el logo verde, las toallitas deben superar cinco procesos de laboratorio, relacionados con su composición, dispersión, desintegración, sedimentación y biodegradación.



“Se puede resumir en que estos productos no contengan materiales plásticos, no floten y sean capaces de desintegrarse, para no atascar ni obstruir las redes de saneamiento público”

Judit Sisternes, responsable de Aitex, laboratorio español que realiza dichas pruebas

La normativa aún es opcional, pero a partir del 3 de julio de 2021 las toallitas, compresas y tampones que contengan plástico deberán tener un logo marcado en el envase que lo especifique, así como informaciones para gestionar de manera adecuada su residuo

Toallitas al inodoro: una catástrofe ambiental

Estos productos son los responsables de provocar la problemática con la que se han encontrados lugares como Miranda del Ebro, Málaga, Alicantes, Benidorm o Sevilla.  

En 2019, la localidad de Miranda del Ebro sufrió una riada de gran escala, lo que provocó que el parque de las riberas del Ebro se viera afectado. A pesar de ser una de las zonas más verdes y bonitas del casco urbano de la ciudad, desde ese momento ha presentado una imagen que deja mucho que desear. Los plásticos y las toallitas húmedas empezaron a invadir este espacio, lo que ha condicionado mucho a los vecinos, ya que ha impedido que puedan disfrutar de la naturaleza y las vistas de este lugar.

De hecho, personas afectadas como Jon Kortajarena han denunciado la situación a través de un vídeo e imágenes en sus redes sociales. Dicho contenido audiovisual iba acompañado de mensajes como “esto no es el mar, es el río Ebro a su paso por Miranda de Ebro”, o “lo que se ve pegado a los árboles son toallitas, también se ve una compresa, bolsas de plástico, ropa, etc”.

Asimismo, en febrero de este mismo año, en Écija (Sevilla), los operarios de la compañía Aguacampiña, han tenido que intervenir en una avería de las tuberías tras ser colapsada por toallitas higiénicas, llegando casi a un metro cúbico de volumen.

Lo mismo ha ocurrido en Benidorm, la cuál lucha día tras día por limpiar las tuberías y filtros para que este producto no dañe el subsuelo de sus calles y acabe suponiendo un gasto en recursos técnicos y económicos. En concreto, durante el 2017 limpiaron 368 toneladas de toallitas higiénicas, y en 2018 200 toneladas. Esto significa que el problema todavía persiste.

También Nerja (Málaga) se ha visto afectada por esta catástrofe. En las siguientes imágenes se pueden observar las 9 toneladas de basura formadas por toallitas y otros residuos. La costra tiene 20 metros de diámetro y tres de altura

Concienciación

Frente a este acto, ya que aún son muchas las personas que creen que no sucede nada por tener la falsa creencia de que son biodegradables, empresas  públicas de Abastecimiento de Aguas y Saneamiento como Acosol, junto con la empresa gestora del ciclo del agua Hidralia han creado una campaña de concienciación contra el vertido de toallitas y otros residuos sólidos como bastoncillos, papeles, tampones o cualquier otro material por el retrete.

Bajo el lema “El extraño caso de las toallitas”, la campaña trata concienciar a la sociedad de que el inodoro no puede ser utilizado como papelera, y se centra, de manera específica. en las toallitas, ya que su uso es muy generalizado.

Gestos tan sencillos como no tirar estos materiales por el baño, son el remedio para evitar esta serie de males mayores y para que esta problemática deje de existir.

Acciones tan simples como reducir el consumo de materiales difícilmente biodegradables, instalar una papelera en el baño para tirar todos los residuos y dejar de utilizar el inodoro como papelera son algunas de las alternativas para acabar con este monstruo.

Es muy cómodo utilizar el inodoro como papelera, ya que con pulsar un botón se traga todo. Pero debemos tener la responsabilidad suficiente y ser conscientes de que el servicio no es un vertedero y que arrojar residuos por el implica graves consecuencias, tanto saludables como medioambientales.

El monstruo de las cloacas es la cara oculta de las toallitas higiénicas. Parecen inofensivas porque las venden como productos de higiene y ocupan un gran espacio en las estanterías de los supermercados, pero no es la verdad. La realidad es que al tirarlas por el inodoro se transforman en un magma viscoso y gigante de residuos que termina flotando en ríos, mares u océanos. Para evitar esta problemática, pon una papelera en tu baño y contribuye al cuidado del medio ambiente.

Clothify, la app de alquiler de ropa que promueve el consumo responsable de moda

Fundadores de Clothify

El mundo de la moda es uno de los sectores que más contaminación produce, para ser concretos, el 10% de las emisiones de CO2 a nivel global provienen de la producción de ropa, así lo han hecho saber datos de Greenpeace.

Cada vez hay más personas que se interesan y preocupan por reducir el impacto diario del planeta. Por ello, surgen nuevas alternativas que están a favor del medio ambiente para evitar consecuencias dañinas medioambientales. Y en el sector textil no iba a ser menos.

Es posible que la sociedad piense que es imposible un mundo sin ropa ni textiles porque no hay forma de suprimir este insumo. Pero lo que la mayoría de la gente no sabe, es que existen alternativas que pueden contribuir a disminuir la contaminación que esta industria produce. En este contexto, hay que optar por marcas locales y sustentables y no por el fast-cheking.

Así surgió Clothify, la start-up española, con sede en Barcelona, fundada por Pablo Candau, Carlos del Barco y Ramón Borruel, tres ingenieros procedentes de Sevilla.

Fundadores de Clothify I Fuente: loyolaandnews.es

El proyecto surge cuando Pablo Candau, CEO del equipo, se embarca en una aventura y viaja hacia los paisajes exóticos de las Filipinas. La experiencia en ese lugar, le hizo darse cuenta de cómo una cultura era capaz de disfrutar más de las vivencias personales que de lo material.

¿Qué es Clothify?

Clothify es una plataforma española, creada en mayo de 2020 y acelerada por medio del Programa Andalucía Open Future, para que los consumidores puedan alquilar productos textiles de forma directa y evitar el impacto medioambiental. Consiste en el primer software que ofrece a las marcas la posibilidad de ofertar sus productos por medio de un negocio online basado en la economía circular. De esta forma, los eCommerce no deben preocuparse de la logística, ya que Clothify, a parte de ocuparse de la parte tecnológica de la selección de los productos y la creación de la sección de alquiler de esos, lo que hace es hacer frente a la recogida del producto, enviarlo, recogida del cliente y el servicio de limpieza y nueva entrega en tienda.  

“Si un consumidor quiere alquilar una prenda de un cliente de Clothify, el proceso es casi el mismo que cuando se va a efectuar una compra. Lo primero es elegir el producto y la talla. Al lado, aparece un calendario en el que se marcan los días en los que se quiere disponer de esa prenda y se paga. El paquete llega exactamente de la misma forma que si se compra, ya que intentan que la experiencia de usuario sea la misma. El usuario disfruta del producto los días que haya establecido y el último, un trabajador de Clothify pasa a recogerlo para llevarlo a una tintorería donde se higieniza”.

De esta manera, se presenta el primer software que ha permitido la posibilidad de alquiler. Se aplica en tiendas online de ropa, pero también es apto para otros sectores sin ningún tipo de inconveniente. Es decir, que es una posibilidad que se ofrece a todas aquellas marcas que ponen en venta sus productos por medio de un eCommerce y que tienen a su disposición productos con un gran potencial para ser alquilados.

“El alquiler de productos ya es una práctica consolidada en países como los Estados Unidos, Inglaterra o los países nórdicos. Grandes empresas multinacionales ya están ofreciendo la opción de alquiler porque han visto que es una línea de negocio rentable. Además, les permite tener un mayor control sobre el stock, captar a los consumidores más susceptibles al consumo responsable y aumentar las ventas gracias a la posibilidad de comprar los productos de segunda mano”.

¿Cómo funciona?

Las marcas pueden ofrecer renting, sin preocuparse de cómo hacerlo, y sin perder el núcleo en el “Core” de su negocio. Clothify se encarga de desarrollar el apartado de renting en su propia web, y automatiza las operaciones.

Desde que las marcas reciben un pedido de alquiler, su única preocupación debe ser el proceso de preparación, ya que Clothify se encarga de manera directa de la logística, del cuidado del producto y la logística inversa de forma totalmente mecanizada.

Para llevar a cabo la integración de esta extensión en la tienda online, es necesario realizar un proceso rápido en la plataforma que se utilice. Esta extensión es la encargada de supervisar los productos de la base de datos y los envía al servidor, teniendo en cuenta el proceso logístico y operacional.

De esta forma, se puede decir que el proceso se forma de dos fases:

  • Primera fase: se desarrolla la integración de la parte tecnológica de la tienda online del cliente.
  • Segunda fase: se pone en marcha el proceso de automatización y sincronización logística y operacional.
Funcionamiento de Clothify I Fuente: Clothify

Ventaja de apostar por Clothify

Renombre de marca. Existe la posibilidad de reforzar la imagen de la marca gracias al modelo de renting.

Posicionarse en los primeros puestos del renting.

Amplia rotación de las existencias. No será necesario devaluar tu producto por medio de rebajas y promociones, ya que existen otras soluciones.

Captar nuevos consumidores.

Posibilidad de venta de productos de segunda mano. Una vez que haya finalizado el periodo de alquiler, el cliente tiene la posibilidad de comprar el producto. De esta manera, las ventas pueden aumentar.

Disminución en las devoluciones.

Céntrate en tu negocio. Clothify será la responsable de encargarse de todo.

En definitiva, se puede decir que el beneficio de las tiendas que optan por esta alternativa es obvio, ya que el producto estará generando ingresos de forma constante sin ningún tipo de riesgo porque solo se paga por el servicio cuando se alquila.

La sostenibilidad empresarial: cinco consejos para entender sus beneficios

Marketing sostenible

La sostenibilidad empresarial es un concepto relacionado con la capacidad que disponen algunas empresas para asegurar su continuidad, viabilidad y posicionamiento. Por esta razón, la sostenibilidad en las compañías debe ser un precedente, ya que es un aspecto que colabora para incrementar la imagen corporativa.

En muchas ocasiones, los clientes tienen más en cuenta a aquellas sociedades que administran sus actividades de manera eficaz, ya que supone una señal de un servicio bueno y de calidad porque está comprometido con la sociedad y con el planeta.

No obstante, alcanzar la sostenibilidad empresarial a un buen nivel no es una tarea sencilla.   Pues supone enfrentarse a muchos desafíos, pero que a largo plazo van a ser beneficiosos.  Por esta razón, es necesario que tengas en cuenta los siguientes consejos de Naturlii para llevar a cabo prácticas sostenibles en tu empresa.

5 tips para alcanzar la sostenibilidad empresarial

Alcanzar la sostenibilidad de tu empresa debe ser un compromiso constante en tu modelo de negocio, es decir, no consiste en emplear una estrategia para embellecer tu imagen. De esta manera, ese compromiso del que se habla debe estar relacionado tanto con la sociedad como con el medio ambiente porque si no será imposible que perdure en el tiempo y lograr el bienestar social, económico y ambiental.

El propósito de las sociedades sostenibles es fabricar bienes y servicios eficientes y viables que generen en el planeta el menor impacto posible para persistir y progresar. Asimismo, se sirven de una política social que hace que los empleados estén animados y satisfechos con su labor.

En definitiva, una entidad sostenible debe ser capaz de producir valor social, ambiental y económico de una forma equilibrada. Hoy día, con el mercado tan cambiante que estamos experimentando, llevar a cabo estas prácticas sustentables garantizará la supervivencia de tu negocio.

Si te interesa realizar un cambio para alcanzar la sostenibilidad de tu empresa, empieza a practicar los siguientes aspectos:

  • Reducir el consumo energético: mantener un control energético de la empresa es una prioridad.  De esta forma debes tener en cuanta prácticas tan simples y básicas como apagar los dispositivos eléctricos cuando no estén en funcionamiento, ajustar el sistema de climatización dependiendo la estación invernal en la que te encuentres, aprovechar la luz natural siempre que sea posible, emplear bombillas de bajo consumo. Por otro lado, debes tener en cuenta que la infraestructura del edificio será un punto a favor si también reduce el consumo. En este contexto, debes tener en cuenta que las ventanas deben estar aisladas correctamente, que la estructura esté hecha con materiales sustentables e instaurar un sistema de iluminación por sensores del movimiento pueden ser aspectos clave para reducir ese consumo.
  • Impulsar la economía circular: debes tener en cuenta el procedimiento de las 3 erres: reducir, reutilizar y reciclar y a mayores, añadir el reparar, ya que es una buena práctica para aprovechar todos los recursos de forma eficiente y darles una segunda vida.
  • Inculcar una cultura sostenible: que los empleados sean conscientes del impacto y la contribución que suponen la sostenibilidad para el planeta es una de las claves. Por ello, es necesario llevar a cabo prácticas sostenibles mediante las cuales se van a obtener beneficios, tanto a nivel personal como empresarial. Además de conseguir un ambiente adecuado, los empleados estarán motivados y satisfechos con su labor.

Puedes estimular el desarrollo de dichas prácticas por medio de recompensas cuando las prácticas sustentables se realizan de manera adecuada. Opta por llevar a cabo campañas de concienciación, pon carteles, reparte folletos e imparte formaciones ambientales. De esta forma, tus trabajadores practicarán la misma cultura de sostenibilidad por la que lucha tu negocio. 

El éxito de estas prácticas se debe a la participación de todos los miembros de la comunidad, ya que si solo participaran unos pocos sería un proceso inviable. De esta forma, deben de estar unidos y sin que nadie se quede fuera.

  • Reducir el impacto ambiental: prioriza los recursos locales es fundamental para incentivar el uso los recursos locales en vez de los que provienen de entidades extranjeras, ya que es una buena práctica para reducir las emisiones de CO2. Además, se puede fomentar el uso del transporte sostenible (patinete eléctrico, bicicleta, transporte público) para disminuir el nivel de las emisiones de gases nocivos al ambiente y el consumo de recursos energéticos. De esta manera, el aire que respiramos tendrá una mejor calidad y nuestras condiciones de vida serán más favorables.

Para llevar a cabo estas prácticas, es recomendable asentar aparcamientos de bicicletas u ofrecer servicio de transporte público gratuito.

  • Ser consciente: para destacar en el sector de las empresas sostenibles es recomendable colaborar con empresas o proyectos que sean responsables y respetuosos con el medioambiente y con el bienestar de la sociedad.

Estas son solo algunas pautas que puedes llevar a cabo en tu negocio para alcanzar la sostenibilidad empresarial. Debes de ser consciente que por medio de estas acciones contribuyes a la protección y perseverancia del planeta y a un futuro más limpio y verde de tu negocio. 

Además, con el propósito de obtener el mayor número de ganancias, los responsables de las entidades deben instaurar estrategias para lograr lo estipulado: como la motivación y seguimiento de los trabajadores a la hora de reforzar la causa sostenible.

Por ello, desde Naturlii incidimos en que para alcanzar un equilibrio sustentable en la empresa es fundamental ir más allá de la inversión económica y atender a los valores de unión, eficiencia, persistencia y viabilidad.

Y vosotros, ¿os animáis a poner en práctica estos consejos en vuestra jornada laboral? ¿Qué es lo que te impide a hacerlo? La respuesta es bien simple: el desconocimiento. Porque con esfuerzo, sacrifico y constancia se puede alcanzar una sociedad más sustentable y verde.

Jane Goodall: todo lo que debemos a la mejor primatóloga de la historia

Jane Goodall

De jugar con un chimpancé de juguete que era la réplica de Boo-Boo a primatóloga. Así ha sido el recorrido de Jane Goodall, británica activista de la investigación y conservación animal salvaje.

Conoce a Jane Goodall

Valerie Jane Morris Goodall (Londres, 1934) primatóloga, etóloga, antropóloga, Mensajera de la Paz de la ONU y activista más conocida alrededor de todo el mundo por ser pionera con sus investigaciones sobre los chimpancés en Tanzania.

Su aventura comenzó cuando tenía 23 años, en 1957 viajó a Kenia en busca de poder trabajar con animales y se encontró con Louis Leakey, antropólogo que tenía consciencia absoluta de la capacidad de coraje y decisión de la joven, por lo que en 1960 la envió a Gombe, Tanzania con la misión de iniciar un proyecto de investigación sobre los chimpancés que habitaban la zona.

“Louis Leakey era brillante, un científico único. Empecé a trabajar con él como su asistenta, pero él pensaba que yo podía ser una buena investigadora de campo, por lo que me animó a estudiar los chimpancés salvajes que habitan en un área remota de Tanzania, y así aprender más sobre nuestro propio origen. Siempre fue un gran apoyo, sin él yo no estaría aquí”

Jane Goodall

Tuvo una duración de 6 meses, pero en la actualidad todavía tiene trascendencia, ya que después de 60 años todavía continua. Todo ello fue posible gracias a la ayuda de su madre.

“Sin mi madre nunca habría sido capaz de ir a África. En primer lugar, ella siempre me animó a seguir mis sueños de infancia de ir a África y escribir sobre los animales, también me dio los consejos adecuados cuando llegó el momento de aceptar la invitación de un amigo para ir a Kenia. Entonces, me acompañó durante mis primeros cuatro meses en Gombe, en Tanzania, el gobierno no permitiría que me estuviera yo sola. Pasó por todo tipo de molestias para hacer realidad mis sueños de trabajar con animales”

Jane Goodall con un chimpancé en Gombe I Fuente: Britannica

Años más tarde, obtuvo el Doctorado en Etología por la Universidad de Cambridge y puso en marcha una serie de programas destinados a la protección de la vida salvaje con la colaboración de los habitantes de los parques naturales. En esta misma línea, en 1977 fundó el Jane Goodall Institute for Wildlife research Education and Conservation que busca la investigación, la conservación y la educación.

Una investigadora revolucionaria

Cuando Jane Goodall llegó en 1960 a Gombe iniciaría, sin darse cuenta, una de las investigaciones con animales en su propio hábitat que llevaría más tiempo realizar, ya que se trataba de un trabajo continuado sobre especies primates que hasta el momento no habían sido estudiadas de manera pormenorizada.

El proyecto tuvo una duración de 35 años de investigación sobre los chimpancés, por lo que se puede señalar que fue un trabajo muy intenso. Los resultados fueron tan exhaustivos que tuvieron mucha repercusión en todo el mundo, ya que revolucionaron toda la ciencia. Fue tanto el eco que todo ello se recoge en un documental llevado a cabo por National Geographic. Además, este medio le ofreció ayuda económica y le subvencionó el proyecto, lo que ocasionó que la joven empezase a ser más popular porque la gente empezó a ser consciente de lo que estaba estudiando.

Goodall es perseverante, empática, intuitiva y observadora, características que le han permitido mostrar todos los rasgos sobre los chimpancés que hasta el momento no se conocían. Fue capaz de analizar su conducta instrumental, el comportamiento, la estructura social, la manera en que se relacionaban, se alimentaban o criaban a las crías, entre otras muchas cosas. El conjunto de todos estos resultados recoge una de las investigaciones que han requerido más tiempo a la hora de estudiar animales en libertad.

Publicaciones

Jane Goodall ha narrado todas sus experiencias en más de 26 libros, en artículos científicos y numerosas producciones de cine y televisión. Muchas de estas obras han llegado a convertirse en un clásico. Además, ha llevado a cabo charlas TED y entrevistas que hablan sobre ella y lo fundamental que ha sido su labor para el planeta. Emplea un lenguaje atractivo y riguroso para cautivar a los espectadores y lectores.

Uno de los documentales más conocidos es “El viaje de Jane”, ha ganado el premio “Best Green Film” y ha sido preseleccionado entro los nominados a los Oscar en 2012 como mejor documental. También los emitidos por National Geopraphic “Jane”o “Jane Goodall: la gran esperanza”, que recoge imágenes inéditas de la vida y obra de la activista.

Todo ello, le ha llevado a conseguir la protección de las especies y del ecosistema. Por otro lado, consigue que la sociedad reflexione sobre la especie de la que derivamos y fomenta un estilo de vida marcado por la sostenibilidad.

Críticas

La primatóloga tenía como hábito dar nombre a las crías para diferenciarlas mejor. En aquellos tiempos era una práctica que no era científica, y los expertos señalaban que establecer este sistema de identificación era antropomorfismo, lo que había que hacer era identificarlos por números. No obstante, la joven decidió seguir adelante con su metodología y publicó un artículo en 1963 donde “bautizaba” a los chimpancés.  Como resultado, recibió duras críticas por parte de los primatólogos, quienes señalaban que sus observaciones eran cuestionables porque el sistema de identificación que había empleado no era el adecuado.

Condecoraciones      

Desde finales de la década de los 60 hasta la actualidad, Jane Goodall no ha dejado de recibir premios y reconocimientos por la labor que ha desempeñado. En 1967 fue nombrada directora del Centro de Investigación para la Conservación de la Vida Salvaje.

En 1984 fue galardonada con el Premio de Conservación de la Vida Salvaje Salvaje J. P. Getty por concienciar a la sociedad de lo importante que es la conservación de la vida salvaje.

En 2002 recibió el título de Mensajera de la Paz de las Naciones Unidas. En 2003 fue premiada con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por su aportación científica. En 2004 fue nombrada Dama del Imperio Británico en una ceremonia en el Palacio de Buckingham. 

Jane Goodall en la Ceremonia del Premio Príncipe de Asturias IFuente: National Geographic

En 2020 recibió el Premio Tang de Desarrollo Sostenible y también el Premio Artemio Precioso, otorgado por Greenpeace España por su activismo ambiental.  

Goodall se ha dedicado en cuerpo y alma a su pasión por la naturaleza. A sus 87 años no ha parado de trabajar un solo segundo, carga a sus espaldas con más de 55 años de trabajo constante sobre los chimpancés.

En la actualidad, viaja por todo el mundo impartiendo conferencias para defender y denunciar el exterminio de los primates. Se la considera como la embajadora mundial de los chimpancés por su valentía y prestigio a la hora de luchar por salvar la fauna y la flora salvaje, lo que le otorga un gran peso y reconocimiento.

Todo ello ha provocado que la sociedad no pare de cuestionarse la visión sobre estas especies y lo que significa el ser humano. Además, ha implantado los cimientos de las investigaciones en esta disciplina.

¿Cómo surge el concepto de sostenibilidad?

En la actualidad, la sociedad habla continuamente del concepto sostenibilidad y de llevar a cabo un estilo de vida sostenible para ser responsables con el planeta y mantenerlo limpio y cuidado.

Pero… ¿Sabes qué es la sostenibilidad? ¿Cuál es su origen? ¿Qué tipos de sostenibilidad existen? ¿Cómo impulsarla? En el siguiente artículo que te ofrece Naturlii podrás consultar todas estas cuestiones que cada día, ¡por suerte!, oirás más.  

¿Qué es la sostenibilidad?

La sostenibilidad consiste en saciar las necesidades humanas sin implicar la satisfacción de las necesidades futuras propias y ajenas. Respalda el equilibrio entre el bienestar social, económico y ambiental. Asimismo, busca el aprovechamiento de los recursos, es decir que no se agoten o limitarlos. Además, pretende conservar el espacio natural. Estas tres vertientes reciben el nombre de Triple Vertiente de la Sostenibilidad.

¿En qué fecha se data su origen?

Aunque suene increíble, el origen del término sostenibilidad se remonta a 1987, momento en el que surge por primera vez el Informe Brundtland o también conocido como “Nuestro futuro común”. Fue realizado por distintos países de la ONU (Organización de las Naciones Unidas). A la cabeza de todo esto se encontraba la Doctora Gro Harlem Brundtland, directora de la comisión.  

Este informe, fue la primera publicación que avisaba de los posibles efectos medioambientales negativos del desarrollo económico y la globalización. Además, ofrecía algunos remedios a la problemática derivada de la industrialización y el crecimiento poblacional.

El concepto de sostenibilidad aparece por la imprescindible necesidad de investigar y acotar el impacto que tienen las actividades humanas sobre el planeta.

Tipos de sostenibilidad

Del propio término de sostenibilidad pueden extraerse otros 3 más, que son los distintos tipos de sostenibilidad que encontramos en la actualidad.

Las 3 variantes presentes en la sostenibilidad:

Sostenibilidad ambiental

Busca conservar la biodiversidad del medioambiente sin olvidar la sostenibilidad social y económica. Para ello, es fundamental la capacidad que debemos tener las personas para ser productivos con la naturaleza para preservar y cuidar los aspectos biológicos.

Esta protección consiste en sostener la variedad y calidad de los recursos sin que sufran modificaciones. Por esta razón, es de vital importancia que la sociedad esté concienciada, por ejemplo, con la utilización de energías renovables (son más baratas y contaminan menos), con el consumo ecológico (alimento bio) y con la toma de una filosofía de vida responsable con el planeta (reciclar envases).

Sostenibilidad económica

Es de vital importancia ser conscientes de que la productividad y la competitividad son aspectos claves para comprender la sostenibilidad económica. El desarrollo ambiental, social y económico deben ir de la mano para conseguir beneficios en la igualdad, un empleo de calidad y una cohesión social.

La sostenibilidad económica respalda un sistema financiero de empresas verdes a través del uso racional y responsable de los recursos naturales con el medio ambiente, es decir siendo más eficientes y aprovechándolos mejor. De esta forma, se experimentará un crecimiento en el bienestar social.

En definitiva, la sostenibilidad económica es la capacidad para incrementar una riqueza adecuada e igualitaria para todos los individuos que integran la sociedad, de tal manera que les permita enfrentarse a las necesidades y gastos económicos sin ningún tipo de ayuda, es decir, de manera independiente.

Sostenibilidad social

La sostenibilidad social es la encargada de establecer una unión entre la sociedad y su estabilidad. Por esta razón, hay que ser conscientes de que alcanzar la sostenibilidad social está en manos de todos.

La sostenibilidad social se alcanza si hay un equilibrio entre la económica y la ambiental. En este contexto, se puede decir que la social es la consecuencia de la unión de las dos anteriores.

La sostenibilidad ambiental, la económica y la social están estrechamente relacionadas. Por este motivo, muchos de los desafíos a los que tiene que hacer frente el ser humano, como puede ser el cambio climático o el despilfarro de agua, se pueden solventar desde una perspectiva global y si se impulsa el desarrollo sostenible.

Ahora que ya sabes lo que es y lo que implica la sostenibilidad, recuerda actuar en el presente sin olvidar el futuro, ya que todo tiene consecuencias sobre el mismo.

Para comprender mejor todo lo expuesto con anterioridad puedes observar el siguiente vídeo.

Medidas para impulsar la sostenibilidad

Los 17 Objetivos para el Desarrollo Sostenible son algunas de las medidas existentes para paliar el deterioro ambiental, consumar la pobreza y minimizar la desigualdad. Pero para ello, es necesario que tanto las empresas como el resto de la sociedad intensifique sus esfuerzos.

La sostenibilidad consiste en la “capacidad de un sistema para mantener su diversidad, funcionamiento y equilibrio a lo largo del tiempo, afrontando las restricciones ecológicas a largo plazo y las presiones socioeconómicas”.

Quizás parte de la problemática que se vive en la actualidad sea que nuestra sociedad se basa en una necesidad devoradora de recursos para sostener su estilo actual de vida,y entendemos que la sostenibilidad debe alcanzar el uso de los recursos de manera eficiente y responsable para mantener el equilibrio con la naturaleza.

Ahora que ya se conoce el término, hay que ser consciente de que lo único que supone la sostenibilidad tanto para la sociedad como para el medioambiente es un avance. Por este motivo, hay que tomar conciencia de que llevar a cabo una filosofía de vida sostenible es sencillo y supone menos costes. Además, si se aplica se obtendrán beneficios, tanto para uno mismo como para las generaciones que nos siguen.

En definitiva, es de vital importancia que el estilo de vida diario de la población se lleve a cabo de una forma equilibrada y tranquila para establecer una cohesión entre poblaciones que sea adecuada, sobre todo cuando nos referimos a las personas más desprotegidas o desfavorecidas. Al fin y al cabo, lo que se busca alcanzar es un bienestar ambiental, social y económico duradero en igualdad de condiciones para todos. Es decir, que todas las personas que formamos parte del planeta podamos hacer uso y disfrute de los recursos sin limitarlos ni agotarlos.
¡Y quizás esto no sea posible si nosotros no cambiamos nuestros hábitos y optamos por un estilo de vida sostenible!

Marketing sostenible: la clave para alcanzar la sostenibilidad de tu negocio

Marketing sostenible

En la actualidad, muchas son las veces que se ha hablado sobre marketing sostenible, pero todavía hay una gran parte de la sociedad que sobre lo que es o no es sin tener ni idea. Por esta razón, desde Naturlii hemos creado este post, para aclar todo de una vez por todas.

Seguramente sean muchas las personas que se cuestionen lo siguiente: ¿Qué es y qué no es el marketing sostenible? ¿Cuáles son sus principios? ¿Y sus objetivos? ¿Por qué es importante?

El marketing sostenible no consiste en decorar los bienes o servicios de verde para aumentar las ganancias. Cuando nos referimos a este tipo de marketing, hacemos referencia a una visión más sistemática, y eso es lo que lo cambia todo.

Para saber cómo cambiar todo continúa leyendo el siguiente artículo.

Qué es el marketing sostenible

El marketing sostenible consiste en aplicar una serie de estrategias y acciones para obtener como resultado un producto o servicio sostenible. En este sentido, debe reunir las tres vertientes de la sostenibilidad:  económica, social y medioambiental. Esto significa que los encargados de marketing deben observar las necesidades de todas las personas sobre las que la empresa tenga efecto, como son los grupos de interés o más conocidos como stakeholders.

Por tanto, marketing sostenible es el procedimiento responsable dirigido a determinar, prever y satisfacer las necesidades de los clientes desde la fase de diseño hasta la comunicación del bien o servicio, siempre y cuando que la entidad haya sido eficiente con el medioambiente.

“El proceso de planificación, implementación y control del desarrollo, precios, promoción y distribución de productos de modo que satisfaga los tres criterios siguientes: satisfacción de las necesidades del cliente, consecución de los objetivos de la empresa y compatibilización del proceso con el ecosistema.”

Es probable que hasta aquí el tema no te haya quedado muy claro, pero a continuación iremos explicándolo más detalladamente. El marketing tradicional responde a lo que se entiende como las 4 P:

  • Product (Producto): en torno al cliente gira el procedimiento del marketing.
  • Price (Precio): a la hora de la compra de un producto se tienen en cuenta todos los sacrificios del cliente.
  • Place (Distribución): se tienen en cuenta todas las apariencias para que el bien o servicio llegue de manera adecuada al cliente.
  • Promotion (Promoción): el cliente se convierte en protagonista en el proceso de comunicación, ya que es necesario el feedback.

No obstante, el marketing sostenible suma las 3 P del desarrollo sostenible:

  • People (personas o dimensión social): hace referencia a la vertiente social.
  • Planet (planeta o dimensión ambiental): hace referencia a la referencia mediambiental.
  • Profit (beneficio o dimensión económica): hace referencia a la vertiente económica.

En este contexto, el marketing sostenible trata de alcanzar la sostenibilidad, ya sea en la práctica y en el bien o servicio. Consiste en producir un cambio donde es de vital importancia la ética para obtener ganancias. Y no importa tanto que se instaure como una moda.

En definitiva, aunque haya variedad en las definiciones de este término, la más completa sería la de Kotler, teórico del marketing: “El arte y la ciencia que nos permite detectar las necesidades de los usuarios, crear productos/servicios (valor) que den respuesta a esta necesidad, y hacerlos llegar a las personas que lo necesitan, siendo viable económicamente”.

Es posible que muchos teóricos expertos señalen que esta definición procede de una visión del marketing tradicional, donde se pensaba que los recursos eran ilimitados e infinitos. No obstante, con los años nos hemos dado cuenta de que lo único que es ilimitado es la necesidad y ambición humana. Por esta razón, la definición de marketing sostenible sería la siguiente:

“El marketing sostenible es el arte y la ciencia que nos permite detectar una necesidad humana y/o medioambiental, desarrollar un producto/servicio/acción (valor) que den respuesta y satisfagan esta necesidad detectada, y hacerla llegar a las personas o ecosistemas a que va dirigido. Todo ello se debe lograr siendo viable económica, social y medioambientalmente, sin comprometer los recursos de las generaciones y ecosistemas presentes y futuros”, apunta Guillem Bargalló Torrent.

Propósitos del marketing sostenible

El marketing sostenible tiene dos finalidades imprescindibles:

1. Alcanzar los objetivos económicos de la organización.

2. Integrar propósitos y ejercicios de sostenibilidad.

Cuando implementamos una estrategia de marketing sostenible de manera correcta, se pueden obtener resultados beneficiosos, como son:

  • Reducción del impacto en el medio ambiente.
  • Incrementar el valor para los clientes, los proveedores y la empresa.
  • Tener en cuenta el impacto en la sociedad.
  • Anteponerse a los cambios en la industria y en la sociedad, y el impacto que provocarán en el futuro
  • Retención de consumidores y mayor sensación de satisfacción por parte de los empleados.

En resumen, al mismo tiempo que se mejora la empresa el planeta también.

Fundamentos del marketing sostenible

El marketing sostenible cuenta con 5 principios primordiales: 

  • Marketing dirigido a los consumidores: el negocio o marca visualiza su estrategia de marketing desde la perspectiva del consumidor. El inbound marketing es el mejor socio.
  • Marketing de interés para el cliente: comprende progresar de manera continuada el valor que ofrecen las empresas a sus clientes. A medida que la compañía establece el valor para el cliente, este origina valor para la empresa al mismo tiempo.  Esto se refiere al marketing emocional sostenible.
  • Marketing innovador: asegura que siempre se encuentran mejores formas de fabricar bienes y servicios y mejores formas de distribución. Si se desatiende este aspecto no se ganan clientes.
  • Marketing con sentido de misión: es el soporte que dirige a una empresa a determinar una misión amplificada que no solo hable a la sociedad de bienes y servicios, sino también del medio ambiente. Tomar una misión amplia establece la dirección clara estableciendo la visión en un largo plazo.
  • Marketing social: es el pilar fundamental para establecer un equilibrio entre las decisiones de deseo de los clientes, las condiciones de la empresa y los intereses a largo plazo, tanto del cliente como de la sociedad. En este contexto, se puede decir que los problemas sociales se presentan como oportunidades.

El marketing sostenible de una empresa va un paso por delante, no solo se centra en el cuidado de las necesidades y deseos de la sociedad actual, sino que busca alcanzar, en general, el bienestar de todos los que están interesado.

Importancia del marketing sostenible

El marketing y la sostenibilidad son dos conceptos que deben ir de la mano, es decir que no deben mostrarse como enemigos, ya que se complementan y ayudan el uno al otro. De la misma manera que la ética es esencial para hacer marketing, el marketing puede ser fundamental para alcanzar el desarrollo sostenible.

Si de esta manera no te ha quedado claro, a continuación, está explicado de forma más pormenorizada:

  • People (Personas o balance social): una empresa es una manera para alcanzar la cooperación humana. De esta forma, es imprescindible que las compañías conserven de manera correcta su bien más preciado, en este caso de las personas. 
  • Planet (Planeta o balance ambiental): el impacto ambiental de una sociedad es potencialmente el más complejo. Por tanto, es fundamental garantizar que se está haciendo algo más que disminuir el impacto.
  • Profit (Beneficio o balance económico): Más allá de lo que se pueda observar a final de año en las cuentas, una industria que se arriesga por el triple balance procurará estimar el valor económico que ha tributado a la economía, tanto local como global, mediante su labor. Por esta razón, si la empresa quiere seguir generando trabajo es primordial obtener ganancias.

Al fin y al cabo, las tres vertientes son esenciales dentro de un plan de marketing, por eso es fundamental que cualquier empresa haga uso de estas para satisfacer a una sociedad y al medio ambiente. Asimismo, la empresa generará una buena reputación y valor de marca, tendrá en cuenta nuevas oportunidades y mantendrá la lealtad de los clientes entre otros beneficios.

Lo que no es marketing sostenible

Es esencial saber diferenciar conceptos. Por esta razón, a continuación, Naturlii ofrece una pequeña indicación sobre lo que no es considerado marketing sostenible.

  • No se considera marketing regular: los sacrificios de marketing para lograr que una empresa predomine en el mercado, ya que son aspectos que forman parte de cualquier estrategia de marketing.
  • No se considera marketing verde: el marketing verde significa mercantilizar los sacrificios de sostenibilidad de una sociedad para un público objetivo. Al igual que el marketing regular, el marketing verde busca efectuar técnicas impulsadas por una estrategia de marketing. Por ejemplo, cuando una compañía o profesional dice trabajar conforme a unos valores, pero en realidad está haciendo lo contrario, se conoce como greenwashing.
  • El lavado verde o greenwashing resulta cuando una marca hace declaraciones de sostenibilidad en sus comunicados de marketing que no pueden apoyar en sus actuaciones.

El marketing sostenible es, sin duda alguna, una disciplina que está en aumento y todo apunta a que seguirá en progreso en el futuro, puesto que cada vez son más las personas que se interesan por un estilo de vida más sostenible con la sociedad y el planeta. De esta manera, las empresas optan por prácticas que son sustentables con su negocio.

En definitiva, que las empresas trabajen con estrategias de marketing sostenible es una nueva oportunidad para captar y mantener a los consumidores al mismo tiempo que consiguen un mundo mejor.

Vivimos en una sociedad determinada por el consumismo, con una demanda cada vez más voluble y, en muchas ocasiones, nos impide diferenciar entre lo que queremos y lo que realmente necesitamos. Pero, muchas personas que forman parte de esta sociedad están siendo conscientes del impacto que esto provoca en nuestro ecosistema.  

La implementación efectiva del marketing sostenible implica muchos desafíos. Pero si somos realistas todo tiene un precio. Y ser sustentable no iba a ser menos. Pero hay que tener en cuenta que ese coste puede contribuir para cambiar el plantea a mejor.

Como vemos, ya son muchas las personas que han iniciado esta andadura, así que ahora es tu turno. ¡Apuesta a por el cambio!

La Hora del Planeta: cómo surge esta iniciativa y cómo participar

La Hora del Planeta 2021

Como cada último sábado de marzo, el paisaje urbano de una gran cantidad de ciudades alrededor de todo el mundo puede experimentar la tenebrosidad, ya que millones de personas deciden apagar la luz durante una hora. Con esta práctica manifiestas el compromiso de protección y conservación que tienen con el planeta.

Este gesto tan simbólico es conocido como la Hora del Planeta. Se caracteriza por ser el mayor movimiento mundial que lucha para vencer al cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

Este año, su celebración será digital, debido a la situación tan drástica que nos ha tocado vivir. Es momento de cuidar de nosotros mismos, del resto de personas y, a la vez, meditar sobre cuál es la mejor manera para colaborar a reestablecer la naturaleza y preservar nuestro planeta.

En este contexto, la WWF tiene organizada una sesión de meditación durante la Hora del Planeta 2021, cuya finalidad es conseguir que todas las personas que se unan se tranquilicen mentalmente y mediten sobre el compromiso que tiene la sociedad para salvar el medio ambiente.

Este sábado 27 de marzo de 2021, a las 20:30h, tómate un rato para recapacitar sobre todo lo bueno que puedes y debes hacer por el espacio natural.

La Hora del Planeta I Fuente: WWF

¿Qué es la Hora del Planeta?

La Hora del Planeta se celebra el último sábado de marzo de cada año. Se basa en un apagón eléctrico voluntario y opcional en el que se ofrece, a personas y empresas de todo el mundo, la posibilidad de apagar las luces y dispositivos eléctricos no necesarios durante una hora, desde las 20:30 hasta las 21:30 h.

Con este movimiento se procura concienciar a la sociedad sobre la necesidad de establecer medidas urgentes contra el cambio climático generado por la actividad humana. También se busca ahorrar energía, reducir el nivel de las emisiones contaminantes y la contaminación lumínica.

Esta iniciativa surge de la mano de la asociación World Wildlife Fund (WWF) para conservar la naturaleza frente a la problemática del cambio climático. Por esta razón, cuenta con una gran variedad de refuerzos, tanto empresariales como institucionales, además del de los ciudadanos. De esta manera, el alcance de esta celebración se ha vuelto global. Tanto es así, que se ha convertido en el mayor movimiento a nivel mundial para defender el planeta.

El propósito de este acto es concienciar a la sociedad de lo relevante que es reducir el consumo energético, ya que son muchas ciudades las que están conectadas a la red las 24/7, mientras que otras zonas geográficas del mundo no tienen acceso a la electricidad para llevar a cabo las labores básicas del hogar, como por ejemplo cocinar.

Antecedentes

La Hora del Planeta es una iniciativa desarrollada por el World Wide Fund for Nature (WWF) y la agencia publicitaria Leo Burnett con la finalidad de conservar la naturaleza. La primera Hora del Planeta se llevó a cabo en la ciudad australiana de Sidney, en concreto el 31 de marzo de 2007 entre las 19:30 y las 20:30 horas.

La edición de 2017 tuvo tanta repercusión que fueron 188 países los que decidieron sumarse a este movimiento simbólico, con el fin de reclamar nuevas políticas que amparen a la naturaleza frente al cambio climático.

Además, su papel ha sido la clave para poner iniciar programas de eficiencia energética en los ayuntamientos, promocionar las energías renovables y la movilidad sostenible.

Lo que se busca alcanzar

Los fundadores de La Hora del Planeta ratifican que el cambio climático ya es un hecho comprobado y que debido a ello los efectos, si no se hace nada, pueden llegar a ser catastróficos. Por esta razón, hay que tomar conciencia para desarrollar acciones responsables y respetuosas con el planeta.

Actualmente el movimiento La Hora del Planeta promueve movimientos directos para combatir el cambio climático e instaurar estilos de vida sustentables que tengan en cuenta la subsistencia de los bosques, mares y recursos naturales.

Para conseguir una mejora en el marco del medio ambiente, la lucha del cambio climático, la conciencia ecológica y la celebración de La Hora del Planeta son actividades esenciales. No obstante, para que el planeta cambie, lo más importante es mantener acciones adecuadas durante todo el año.  

La suma del consumo medio de luz en un hogar español y de los inmuebles de empresas e institucionales constituye casi el 72% de las emisiones de CO2. Para evitar que eso pase, a continuación, se ofrece una lista de recomendaciones para ahorrar energía en el hogar y colaborar en nuestra rutina para alcanzar el propósito de la Hora del Planeta.

  • Sustituir los aparatos eléctricos por electrodomésticos eficientes que tengan la etiqueta energética. Los más eficientes son los de clase A.
  • Sustituir las bombillas tradicionales incandescentes por bombillas LED. Recomendable aprovechar la luz natural siempre que sea posible
  • Llenar la lavadora y el lavavajillas y poner un programa económico, siempre con agua fría. Es recomendable que en verano se tienda la ropa dentro pata refrescar y en invierno fuera para evitar un ambiente húmedo. 
  • Utilizar la secadora en el invierno, y solo si es estrictamente necesario. En verano, aprovechar el calor natural
  • Regular el termostato a una temperatura adecuada, depende de la estación en la que nos encontremos (invierno, entre 19°C y 23°C durante el día, y a 15ºC por la noche; verano, aire acondicionado a 22º, a la noche es recomendable bajar la persiana).
  • Realizar el mantenimiento de la caldera y del gas.
  • Cambiar las ventanas y optar por doble acristalamiento. De esta forma, se mejora el aislamiento térmico.
  • Evita el despilfarro.
  • Apaga los dispositivos electrónicos cuando no estén en funcionamiento.

¿Cómo celebrar la Hora del Planeta?

Ser partícipe de la Hora del Planeta no tiene ninguna complejidad: en la hora y el día marcados cada año, interrumpe tus necesidades de la red eléctrica durante 60 minutos.

Por otro lado, puedes inscribirte directamente a las diversas convocatorias ofertadas por ciudades, cuyos datos son válidos para que la asociación calcule la participación de la ciudadanía de todo el mundo. Para llevarlo a cabo, es suficiente con que rellenes el formulario disponible en la web.

También puedes hacerte socio en la web de WWF para recibir notificaciones y novedades de próximos eventos.

Si te gusta participar en redes sociales emplea las etiquetas #HoradelPlaneta #ApagaporlaNaturaleza #CambioClimatico.

La Naturaleza es quien nos protege y alimenta. Además, en nuestra principal fuente de salud. Por esta razón, este 27 de marzo es una fecha decisiva para la Naturaleza. El cambio climático es una realidad y es fundamental actuar con urgencia. La Hora del Planeta 2021 será el mayor evento digital realizado hasta el momento, en defensa del planeta y una llamada a contribuir con él. No esperes más y súmate a la lucha.

Con el simple gesto de apagar la luz ya estás contribuyendo. No te lo pienses, actúa y forma parte de este viaje para vivir en paz y armonía con la madre Tierra.

Henkel incrementa su contrato con la sostenibilidad

henkel plastico reciclado

Un año más, la compañía Henkel, una de las distribuidoras más conocidas por sus productos de higiene y limpieza, ha vuelto a publicar su Informe de Sostenibilidad para manifestar su contrato con el medioambiente. Para ello, se ha servido de la exposición de sus logros y progresos en su estrategia de sostenibilidad global y sus próximos objetivos para seguir cuidando el planeta.

La pandemia ha perjudicado a muchos sectores, y en Henkel Ibérica no iba a ser menos, ya que han admitido que el virus ha impactado negativamente en sus resultados económicos. Por esta razón ha diseñado un proyecto respaldado por la innovación, la digitalización y la sostenibilidad.


“La situación continúa siendo muy incierta e imprevisible en estos momentos y, por lo tanto, no podemos concretar las consecuencias económicas”, añade Griselda Serra,
directora de recursos humanos de Henkel Ibérica

Durante la crisis del COVID-19, el gigante alemán Henkel ha tenido que fortificar las medidas preventivas, de salud e higiene para asegurar la seguridad de sus empleados y poder progresar en la fabricación y abastecimiento de productos de necesidad básica.

Las pautas que pondrá en funcionamiento Henkel para paliar las consecuencias del virus están en línea con la estrategia de la entidad, amparadas en reforzar las divisiones de sostenibilidad, digitalización e innovación.

Gran evolución en los propósitos de sostenibilidad 2020

Henkel busca una eficiencia tres veces más eficaz para 2030 a través de sus actividades de negocio con respecto a la huella medioambiental que produce. Éste es el punto fundamental de la estrategia de sostenibilidad. A finales de 2019, Henkel incrementó su eficiencia total en un 56% (en comparación con 2010).

A lo largo del 2019, Henkel consiguió tres metas propuestas para 2020:

  • Se redujeron las emisiones de CO2 en un 31%
  • Se redujeron los residuos por tonelada de producto en un 40%
  • Progreso de la salud y la seguridad ocupacional del 42%.
  • Se redujo el consumo de agua por tonelada de producto en un 28%


“Para nosotros, en Henkel, la sostenibilidad no sólo es parte de nuestra larga tradición, sino también un elemento integral de nuestra agenda estratégica para el Crecimiento con Propósito. En 2010, definimos nuestra estrategia y objetivos de sostenibilidad a largo plazo hasta 2030. Y estamos orgullosos de los progresos que hemos hecho desde entonces. Hemos alcanzado la mayoría de nuestros objetivos, e incluso hemos superado algunos de ellos”, dice Carsten Knobel, CEO de Henkel.

Todo esto muestra el liderazgo que presenta con el compromiso que tiene con la sostenibilidad, ya que su progreso ha sido constante en todas las dimensiones de la estrategia planteada.


“A través de las innovaciones sostenibles en nuestros negocios de consumo e industriales, pretendemos crear un valor diferencial para superar el crecimiento de nuestros mercados, al tiempo que reforzamos nuestro papel de liderazgo en sostenibilidad.”

Propósitos para la protección del clima

Reducir las emisiones de CO2 es algo necesario para evitar el calentamiento global. Por esta razón, Henkel trata de llegar a la meta  de convertirse en una compañía positiva para el clima en 2040. Asimismo, ha establecido una serie de propósitos específicos  entorno a la reducción de las emisiones en línea con el Acuerdo de París para ajustar en 1,5ºC el calentamiento global, y que han sido aceptados por la iniciativa Science Based Targets.

Entre ellos sobresalta el ambicioso objetivo de alcanzar la reducción de la huella de carbono de su producción en un 65% para 2025, abarcar el 100% de la demanda de electricidad por medio de energía renovable o sustituir los combustibles fósiles restantes con propuestas neutras para el clima, como pueden ser el biogás o el gas producido por conversión.

Además, Henkel tiene el compromiso de ayudar a su clientela, consumidores y proveedores a ahorrar 100 millones de toneladas de C02 para 2025, suministrando productos y tecnologías innovadores que hagan posible la disminución del consumo de energía.

Nuevas finalidades fiables de packaging sostenible

Henkel fomenta de manera activa el perfeccionamiento y asentamiento de la economía circular. Por esta razón, persigue de manera continuada la estrategia de packaging. Por esta razón, se sirve de componentes de fuentes sostenibles, como es el material reciclado de sus envases y el diseño inteligente para finalizar el ciclo. Así, la empresa aumenta su esfuerzo y sacrifico en el progreso de packaging sostenible con nuevas intenciones para los próximos 4 años:

  • El empaquetado será 100% reciclable o reutilizable.
  • Busca la reducción de los plásticos vírgenes de origen fósil en un 50%: 
  • Fomentar un medioambiente sin residuos.

Aportación positiva para reducir el impacto social

Fomentar un cambio para avanzar en la lucha de la desigualdad social es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta el mundo hoy en día, ya que el COVID-19 ha afectado a las sociedades más vulnerables. Por esta razón, Henkel se compromete, de manera urgente, para ayudar a reducir ese impacto social valiéndose de un abastecimiento 100% responsable con las comunidades más afectadas.

Esta iniciativa, es una de las seis áreas fundamentales de la estrategia de sostenibilidad de Henkel. Asimismo, sus más de 50.000 empleados serán los encargados de llevar a cabo esta tarea, ya que están preparados como embajadores de sostenibilidad.

Asimismo, cabe destacar el compromiso de Henkel Ibérica con las personas, la sostenibilidad y la sociedad, ya que ha llevado a cabo diversas campañas a lo largo del año para realizar donaciones de materiales, ayudas económicas o planes educativos.

En este contexto, para mitigar el impacto del COVID-19, Henkel ha desarrollado un programa de solidaridad a nivel global y local, en el que la compañía de España ha donado más de 50.000 litros de desinfectante y más de 50.000 productos de higiene personal para el Plan Cruz Roja RESPONDE; 80.000 guantes para hospitales cercanos y clientes de la distribución; 10.000 productos de cuidado del hogar al Banco de Productos No Alimentarios La Nau; y 20.000 euros a Leitat para la investigación del Covid-19.

“Ante la situación actual, no podemos fallar a la sociedad y debemos seguir suministrando productos de limpieza e higiene, así como adhesivos para la industria, puesto que han sido clasificados por las autoridades como productos de primera necesidad para las familias que están confinadas en los hogares, y así poder combatir entre todos esta pandemia”, apunta Serra.