Alternativas ecológicas a los bastoncillos de plástico para los oídos

El ser humano ha contaminado el agua del océano. Ya no hace falta hablar de futuro es nuestro presente y está en nuestras manos el cambiar el futuro del ecosistema, si de verdad queremos cuidarlo. De acuerdo a información suministrada por la Sociedad Española de Ornitología (SEO Birdlife), el 80% de los residuos que se encuentran en el mar son generados en tierra, poniendo en peligro la biodiversidad de animales y plantas. Es así como Federico García, portavoz de la ONG, ha explicado que una de las principales causas de la mortandad de los mamíferos marinos se debe a la ingesta de plásticos.

Gobiernos e instituciones están haciendo sus primeros movimientos al respecto y a partir de 2021 estará prohibida en Europa la producción y venta de productos de plástico como cubiertos, platos, pajitas, bastoncillos y corcho blando. ¿Podremos de esta manera disminuir las 12 millones de toneladas de plástico que depositamos cada año?

¿Por qué en concreto se han prohibido los bastoncillos con preferencia sobre otros productos plásticos?

Los bastoncillos, que tardan unos 300 años en degradarse, representan uno de los residuos plásticos que más causan contaminación en los mares y es uno de los motivos por los que animales como las tortugas, aves y peces mueren atragantados o asfixiados.

Por suerte, en el mercado encontramos alternativas ecológicas a los bastoncillos para limpiar los oídos. ¿Sabes cuáles son?

Alternativas zero waste a los bastoncillos de plástico

  • Los especialistas en cuidados auditivos no recomiendan el uso de bastoncillos para el aseo de las orejas. Por lo que la primera recomendación y casi mejor alternativa en relación al uso de los bastoncillos de los oídos es simplemente dejar de usarlos. La limpieza del conducto auditivo no es en verdad necesaria, e incluso puede llegar a ser dañina y peligrosa. Por lo tanto, estos son productos de plástico que son perfectamente prescindibles. Para una limpieza adecuada, lava la parte visible de la oreja y detrás de la oreja con jabón, enjuaga y seca con una toalla. No se recomienda tampoco exponer el oído a la ducha para evitar que las bacterias entren en el canal auditivo.
  • Para las personas que requieren de una limpieza más exhaustiva y profundo, se les propone usar bastoncillos ecológicos de bambú. A simple vista son similares a los bastoncillos de plástico solo que están hechos de bambú, lo que los convierte en biodegradables. Con ello conseguimos que los bastoncillos no permanezcan en vertederos o flotando en el agua durante cientos de años. En casa usamos los de bastoncillos de bambú de NaturBrush.
  • Hay muchas marcas en el mercado, por lo que puedes comprar, por ejemplo, aquí, los bastoncillos Pandoo o los de Bambaw (200 unidades por 5,99€).
  • El oriculi es una alternativa reutilizable y residuo cero a los bastoncillos de plástico. Con su extremo en forma de cucharita permite limpiar concienzudamente la entrada del conducto auditivo (siempre se debe limpiar la parte externa del oído). Este aparatito está fabricado en bambú y es lavable así como reutilizable. Este modelo cuesta 10,85 euros y lo puedes comprar en amazon.
Lamazuna - Bastoncillo para los oídos de bambú Oriculi
  • 1 unidad.
  • Bastoncillo para los oídos ecológico de bambú.
  • Sustituye a cientos de bastoncillos para los oídos.

Otra opción higiénica y reutilizable es el acero inoxidable. Existen bastoncillos de acero, resistentes y fáciles de desinfectar que incluyen un estuche y hace que sean cómodos de guardar o llevarlos en los viajes.

Purovi® Limpiador de Oídos | Elimina la Cera del Oído | Acero Inoxidable | Alternativa a los Bastoncillos
  • CONTENIDO: Instrumento para la limpieza del oído con un...
  • CALIDAD: Acero inoxidable, resistente y fácil de desinfectar
  • SEGURO: Limpia el oído sin lesiones

Si hay un material que cada se vez se usa más en el entorno doméstico, ese es la silicona. Es higiénico y muy duradero, por lo que también podemos encontrar bastoncillos de silicona. Igual te suenan más porque están más extendidos para su uso como maquilladores. Los cabezales no se pueden repetir, ni se sueltan, ni son intercambiables.

Rebajas
2 Cajas Bastoncillo de Algodon Reutilizable,Bastoncillos de Silicona para las Orejas para Bebé, Cabeza de Doble Bastoncillos de Maquillaje (Azul + amarillo)
  • Material de Seguridad:Los bastoncillos de algodón reutilizables...
  • Amplia Variedad de Usos: Uno son puntas espirales para oídos...
  • Reutilizable y Portátil: Se puede limpiar y reutilizar...

Existen también alternativas de bastoncillos para la limpieza de oídos que sí incluyen cabezales extraíbles. Al final con lo que contamos es con un mango de silicona y cabezales de diferentes tamaños que hace que se adapten a diferentes tamaños de oídos. En este caso, reducimos mucho los residuos que generamos al usar un producto reutilizable pero sí incluye plástico en el estuche o algunos modelos en el propio mango. Merece la pena valorarlos, no obstante.

Limpiador de Oídos,Removedor de Cera de Oído,Kit de limpieza para oídos perfectos con 16 puntas de silicona extraíbles, para bebés, jóvenes y adolescentes adultos
  • ❤Limpiador de orejas: Diseño en espiral único, no toca el...
  • ❤Removedor suave de cera en el oído: Hecho de suave limpiador...
  • ❤Fácil de usar y reemplazar las cabezas: Solo necesita...

Green Friday, la alternativa de consumo responsable al Black Friday

El Black Friday se ha convertido en una cita ineludible en el calendario del consumidor. Un día que nació para fomentar las ventas a través de internet con motivo del Día de Acción de Gracias pero que ya se ha extendido al comercio de calle de todos los países del mundo. De ahí que cada mes de noviembre veamos escaparates llenos de carteles de descuentos y ofertas. Por no hablar del humo que echan las bandejas de entrada de nuestros emails.

En España, la agencia El hervidero de ideas ha sido una de las principales impulsoras del movimiento Green Friday

Pero ¿y si nuestra forma de comprar es diametralmente opuesta al consumo impulsivo? Si apuestas por el consumo responsable y unas mejores prácticas que benefician al medio ambiente, has de saber que existe el Green Friday. ¿Has escuchado hablar de este día?
Nace de una campaña ecológica mundial impulsada por representantes de la Comisión Europea y las organizaciones ECODES, WWF y Ecoserveis.

Qué es el Green Friday

El Green Friday es la alternativa a las compras compulsivas del Black Friday. De hecho, se trata de sustituirlo por una forma de comprar más responsable. En este sentido, podemos participar de dos maneras. Bien no comprando nada porque sencillamente no lo necesitamos y, por tanto, no tenemos que forzar un acto de consumo innecesario. Por otra parte, en el caso de que necesitemos alguna cosa o queramos adelantarnos a algún regalo navideño, podemos comprar productos de marcas que fomenten el consumo responsable, un crecimiento sostenible, el respeto al medioambiente o que pongan en práctica mecanismos para el bienestar de sus empleados.

El mercado está lleno de alternativas, muy apetecibles: desde cosmética natural, jabones hechos a mano, ropa a base de materia prima natural, alimentos veganos, productos que respetan en su producción el respeto a los animales y al entorno, etcétera.

Jabón Heidi de The Singular Olivia. Su precio es de 8,50€

Según datos publicados por El hervidero de ideas:

  • El 62% de las marcas participantes reconocen que les parece útil participar en Greenfriday.
  • El 95% de los consumidores declaró que Greenfriday les ayudó a reflexionar sobre el consumo responsable, sobre hacia donde querían que fuera su dinero y les ayudó a descubrir nuevas marcas y proyectos sostenibles acordes a sus valores.
  • El 98% de las marcas participantes (400 marcas) declaró que se cumplió el objetivo de dar visibilidad a las iniciativas que promueven el consumo responsable.

Como consumidores, cada uno de nosotros de forma individual tenemos la responsabilidad de comprar de forma sostenible, con respeto y pensando en el futuro mundo que dejamos a nuestros hijos. Si te estás iniciando en las compras sostenibles, sigue estas sencillas pautas:

  • Elige siempre que puedas el comercio local frente a los grandes supermercados. Así conocerás la procedencia de todo lo que comes y favoreces la economía de tu entorno.
  • Evita los productos que contentan envases de plástico que no les aporte ningún beneficio. Piensa en la fruta o verdura que viene envuelta en plástico sin ningún sentido.
  • Sigue la regla de las 4 R: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar. Cada gesto que realices a favor de estas cuatro prácticas ayuda a contaminar menos y no malgastar recursos.

Ideas para consumir menos plástico

¿Sabías que una botella de plástico puede llegar a tardar 500 años en degradarse? Hace algún tiempo se pensaba que el plástico era una material limpio, seguro y adecuado, pero hoy día se ha podido demostrar que esto no es as. El plástico es ya un grave problema, no solamente en nuestros mares y océanos, sino también en vida diaria.

Cuando el plástico se descompone se divide en microplásticos, pequeñas partículas del objeto original que terminan en el océano siendo ingeridos por los peces, regresando dicha basura a nosotros en forma de pescado u otros alimentos. ¿Cómo hemos llegado a esto?

Aunque también debes tener muy en cuenta que vivir 100% sin plástico es una práctica compleja en la sociedad que vivimos, podemos decir que cerca de imposible; por lo que tendrás momentos donde sin percatarte te darán el producto con plástico.

Como comenzar a vivir sin plástico

Comencemos por lo más básico. Existen gestos que puedes hacer en tu día a día que conllevan un esfuerzo moderado, aunque en algunos casos puede hacer que tu coste de la compra sea mayor.

A continuación te damos algunas pautas a seguir para vivir sin plástico apostando por el consumo responsable:

  1. Compra la fruta en comercios locales.: Intenta comprar en fruterías locales, adquiriendo productos de proximidad para de esta forma evitar llevar plástico innecesario a tu casa. Así disminuirás el impacto medioambiental. Trata de encontrar una frutería donde no sea necesario pesar los productos en bolsas plásticas; y para evitar el uso de estas, recuerda llevar tus propias bolsas de tela.

De igual forma, si te preocupan los precios, procura comprar productos de temporada. Además, yendo al negocio local ayudas al pequeño comerciante, así como en la frutería del barrio te pueden dar consejos que no te darían en un supermercado sobre cómo cocinar y sacar mayor partido a tu compra.

  • Cuando vayas a comprar llega tus propias bolsas. No olvides llevar tus bolsas cuando vayas de compras y rechaza las bolsas de plástico que te ofrecen en el supermercado y tiendas. Si acostumbras a hacer la compra en coche, recuerda llevar siempre en el maletero un buen surtido de bolsas y cogerlas al salir del mismo. Aplica esta idea a todas las compras de alimentos frescos como carne y pescado.
  • Reutiliza las bolsas que tienes en casa. Si tienes bolsas de plástico en tu casa, asegúrate de usarlas hasta que ya no tengan más vida. Puedes reutilizarlas para ir de compras, llevar cosas, poner la basura,…
  • Lleva tu bolsa para el pan. Las bolsas de papel que te dan en la panadería no son para nada resistentes y son muy difíciles de reutilizar por su fragilidad. En la bolsa de tela puedes poner el pan y todo las demás que compres; y si no tienes una bolsa de tela específica para el pan, puedes usar cualquier otra bolsa de tela.
  • Compra vino embotellado con corcho. Hoy día hay vinos que vienen con tapón de plástico… Pues vuelve al vino tradicional con los tapones de corcho. En muchos barrios hay incluso bodegas que venden “a granel”, donde puedes reusar tus botellas de vidrio.
  • Elimina envoltorios. Elige alimentos que no lleven envoltorios “gratuitos”. Por ejemplo, evita comprar frutas y verduras plastificadas a las que el plástico no aporta nada y son un problema ecológico. Cada pequeño gesto cuenta y el cambio empieza en cada uno de nosotros. Por otra parte, existe la opción de acudir a pequeños comercios que venden “a granel“. No solo legumbres o frutos secos sino también detergente, productos de limpieza, etcétera.
  • Bebe agua del grifo. No hay problema en beber agua del grifo dado que cumple con todas las obligaciones sanitarias. Di adiós al consumo descontrolado de botellas. Si en tu hogar no existen problemas de cal o la calidad del agua no te gusta, puedes agregar un descalificador. También puedes usar filtros, que aunque vienen envueltos en plástico, es una manera muy sencilla de reducir de forma drástica tu generación de plástico.
  • No compres recipientes para almacenar comida. Son muchos los recipientes que puedes utilizar para poner la comida, sin necesidad de comprar más envases plásticos. Por ejemplo, puedes usar el bote de vidrio donde venían los garbanzos, donde puedes almacenar las olivas que compres a peso. Asimismo, otros recipientes más grandes como son los de los pepinillos pueden servir para el almacenaje de semillas o arroz. Sustituye todos los paquetes de plástico por botes de cristal o de cerámica.
Botes de cerámica a la venta en Amazon. El lote de tres tiene un precio de 28,20 euros.

En lo que a los vasos se refiere puedes convertir los botes de mermelada en vasos. Estos son prácticos y mucho más resistentes a los golpes; además de que como tienen su tapa puedes tapar la bebida.

  • Lleva un vaso reutilizable para el café de las mañanas. Es recomendable que lleves tu propio vaso reusable para tu café. Existen miles de vasos reutilizables de bambú y silicona, los cuales pesan poco y tienen bonitos diseños. Si estás en la oficina, puedes llevar una taza de porcelana. Con este pequeño gesto, estarás ahorrando mucho más plástico del que puedes creer.
  • Lleva un tupper contigo. Si piensas que te sobrará comida o comprar comida para llevar, lleva tu envase contigo y de esta manera evitarás embalajes nuevos que son innecesarios. De igual forma puedes llevar tu envase tupper a la charcutería, pescadería o carnicería. Recuerda que el tupper no tiene que ser de plástico, sino otras opciones de cristal o cerámica, que además te sirven para usar en el horno.
  • Evita la comida congelada. Puede parecerte más cómoda  pero incluye más plástico, además que en muchos casos lleva conservantes y aditivos.
  • Limpia con agua y vinagre. No necesitas miles de productos para limpiar tu casa, pues puedes simplemente comprar vinagre y hacer tu propio limpiador. Solamente debes mezclar una proporción de vinagre con tres de agua, ponlo en una botella reciclada de spray y listo para usar. Tu casa estará limpia y desinfectada y no tienes que preocuparte por el olor ya que este se evapora; pero si te molesta añade a la mezcla unas gotas de aceite esencial con algún aroma cítrico.
  • Rellena jabones.: Rellena tus jabones y champús con botellas más grandes, pero si te resulta muy incómodo un bote grande, solamente tienes que ir rellenando un bote que tengas en tu casa y sea más manejable.
  • Ideas para consumir menos plásticoCepillo de dientes de bambú. Cuando llegue el momento de cambiar tu cepillo de dientes, busca comprar uno de bambú. Hay un montón de comercios donde ya los encontramos y si no, busca en internet para adquirirlos online.
  • Cosas de chicas. En lo que al tema de menstruación se refiere, también puedes ahorrar muchísimo plástico. Solo tienes que contar cuantas compresas usas durante el año y pasarte a las de tela, las cuales son cómodas y hay de varios tamaños y modelos y no huelen. Otra opción más que interesarte es pasarte a la copa menstrual, reutilizable mes a mes que además te ayudará a ahorrar dinero.
  • Enrolla tu bocata en un “Boc and Roll”: Para envolver tu bocadillo o restos de comida, puedes usar el boc and roll. Es un envoltorio reusable de tela. Lo puedes lavar siempre que quieras y evitas malgastar plástico o papel.
  • Conserva la comida en tuppers de cristal.: Con la moda contra los plásticos, ha surgido la presión de utilizar tuppers de cristal. Inicialmente tendrás que hacer la inversión para adquirirlos pero una vez los tengas te servirán para toda la vida. Como pega, algunos de ello siguen teniendo tapa de plástico. Asegúrate de que sean libres de BPA. Y si quieres eliminar el plástico y no invertir en dinero, reutiliza los botes de cristal que tiene en la casa.
  • Usar moldes de acero inoxidable. En vez de usar moldes de silicona, usa los moldes de acero inoxidable, los de toda la vida.
  • Pide tus bebidas sin pajita/cañita/pitillo. O, si no puedes beber sin cañita, lleva tu propia cañita de acero inoxidable o bambú a todas partes.
  • Cuidado con la ropa. Intenta no consumir mucha ropa, pero si la adoras, ten en cuenta y mira su composición,pues todos los poliéster, acrílicos, etc. están hechos a base de plástico. ¿No te ha pasado que cuando llevas puesto un jersey (que es acrílico) te vas dando calambrazos con las personas? No son las energías, es la composición de tu ropa.
  • Compra en tiendas sin plástico.: Existen muchas tiendas a granel donde se puede comprar sin plástico las cuales han surgido en muchos sitios. Lleva tus tarros de vidrio o plástico si aún no los has sustituido y rellénalos con los productos.
  • Elabora tus propios cosméticos. Hay muchos blogs que se dedican a explicar el paso a paso de cómo puedes elaborar tus propios cosméticos naturales fácilmente.

Conclusión

Como has podido observar, son muchas las formas como puedes comenzar a vivir con menos plástico. Si todavía quieres colaborar aún más para  “limpiar el planeta”, cada día surgen más asociaciones que han recogida de plástico en las playas o recogida de basura en sitios.

Cómo envolver regalos de forma original sin depender del plástico

No cabe la menor duda que a todos nos gustan los regalos, ya sea Navidad o de otro momento del año… El efecto sorpresa, reencuentro con la familia, a decoración, los colores… Este es un momento que se convierte en la oportunidad de dar, de reunión con familiares, amigos y personas que apreciamos.

Muchas veces hacer la compra de un obsequio puede resultar hasta cierto punto fácil, siempre y cuando conozcamos la personalidad de quien lo recibe, pero la magia no solamente está en el regalo que damos, sino en la forma en que lo presentamos. Imagínate si lo extrapolamos a épocas de más concentración de compras como las navidades o el Black Friday.

Te has preguntado ¿cuánto plástico se llega a tirar durante la época navideña? ¿Cuántas bolsas nos llegan a dar junto con las compras que haces con tanta ilusión? O ¿Cuánto papel  se tira a la papelera después de haber envuelto un regalo? Puede ser que no hayas pensado mucho en eso, pero debes tener en cuenta que es algo que ocurre en todos los hogares. ¡Y a nivel mundial! Imagina todo el papel y el plástico que se emplea para ser utilizado en un solo instante y luego va directo a la basura. Todo un despropósito…

Podemos evitar que este material llegue al mar con pequeños gestos que evitan la destrucción de ecosistemas enteros. Es por esto que te proponemos para ello soluciones muy sencillas, algunas de las cuales es posible que hayas oído antes y muchas veces, pero te las recordaremos por su importancia.

1# Lleva tu propia bolsa a la hora de hacer tus compras. Preferiblemente que sea de tela o de material reutilizable. Son fáciles de encontrar en los propios supermercados o incluso las puedes crear tú mismo dado lo fácil que es coserlas. Hazte con retales de colores y crea tus propios modelos, te encantará llevarlas contigo e incluso sirven de sustituto del bolso en muchas ocasiones.

2# Existen muchas maneras de envolver los regalos, al margen del papel. De hecho, puedes recurrir de nuevo a las telas. Es posible que tengas retales que te han sobrado después de tapizar o de alguna vez que te dijiste a ti misma “voy a aprender a coser en algún momento”. Aun cuando los retales en ocasiones no llegan a ser lo suficientemente grandes puedes envolver con ellos. Con un poco de arte y mimo, los regalos te pueden quedar preciosos. Hay una técnica para envolver regalos con tela llamada Furoshiki. Consiste en envolver uniendo las esquinas de la tela de una forma muy concreta que puedes ver en detalle en este vídeo.

3# De igual forma puedes usar alguna bolsa de papel que tengas en casa. Usa una de esas bolsas que te dan en las tiendas y no botas porque piensas darle un nuevo uso más adelante. Pues este es el momento de hacerlo, simplemente tienes que pegar los bordes con fiso o con una cuerdita atas las asas y listo.

4# Si eres estiloso y dar un toque especial a cada uno de tus regalos puedes usar papel de periódicos viejos. El papel de periódico tiene mucho encanto por su tacto, es muy manejable y tiene grandes dimensiones por lo que puede aportar un toque chic como envoltorio.

Ahora retomando el primer punto de nuestro artículo, ¿Por qué no regalarlo en una bolsa de tela?. De ese modo el regalo llega a ser doble, porque la persona que recibe el obsequio puede usar la bolsa en su día a día, sustituyendo a las de plástico. De esta forma fomentamos el uso de las bolsas de tela, que además de ser más resistentes son muy bonitas.

Microplástico, palabra del año según Fundéu BBVA

La Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia Efe y BBVA, ha elegido “microplástico” como palabra del año 2018.

El término no se elige necesariamente por ser novedoso sino por el interés lingüístico de su origen, formación o uso así como su papel protagonista en los últimos doce meses.

«Cuando hace unas semanas empezamos el proceso para elegir las doce candidatas a palabra del año 2018, nos encontramos con que, sin pretenderlo, la mayoría de los términos que nos parecían más adecuados para definir de algún modo el año que acaba eran del ámbito social (menalos nadiemicromachismo) o del medioambiental (microplásticodescarbonizarhibridar…)», añadía Joaquín Muller, director general de la Fundéu BBVA.

¿Qué son los microplásticos?

Se consideran microplásticos a los fragmentos de plástico de hasta cinco milímetros que originalmente ya tenían este tamaño o que son el resultado de la fragmentación de elementos plásticos más grandes como bolsas y envases, que suceden durante su degradación a lo largo de los años.

Los primeros son conocidos como microplásticos primarios y los derivados de piezas más grandes son los microplásticos secundarios.

Estos pequeños pedazos de plástico son contaminantes y durante el 2018 fueron protagonistas por cómo afectan especialmente al medio acuático. Dado que son difíciles de degradarse, terminan siendo ingeridos por peces y otros animales, con lo que finalmente acaban en muchas ocasiones en el propio organismo de otros miembros de la cadena alimentaria, incluidos los humanos.

La mayor concentración de microplásticos se encuentra en la actualidad en la conocida como Isla de basura. Este “continente de plástico” o “isla tóxica”, como también se le demonina, está ubicada en el Pacífico.

La Isla de basura se encuentra en el Pacífico Norte, entre las coordenadas 135° a 155°O y 35° a 42°N2

Es difícil calcular su superficie. Pero los expertos indican que oscila entre los 700.000 km2 y los 15 millones de kilómetros cuadrados y fue descrita por primera vez en el año 1988 en una publicación de la National Oceanic And Atmospheric Administration(NOAA). Estamos hablando de hace más de dos décadas.

Se estima que el 80% de la basura de este “continente flotante” proviene de zonas terrestres y el 20% de los propios barcos.

Naturlii, concienciación y sostenibilidad

Naturlii es un espacio dedicado a concienciar sobre la sostenibilidad e inspirar a otros para, entre todos, reducir nuestro impacto sobre el planeta.

Nuestro objetivo es arrojar luz sobre los cambios que podemos hacer para crear un futuro más sostenible. Para ello, compartiremos consejos e ideas.

“La mayor amenaza para nuestro planeta es la creencia de que alguien más lo salvará.” – Robert Swan