Microplástico, palabra del año según Fundéu BBVA

La Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia Efe y BBVA, ha elegido “microplástico” como palabra del año 2018.

El término no se elige necesariamente por ser novedoso sino por el interés lingüístico de su origen, formación o uso así como su papel protagonista en los últimos doce meses.

«Cuando hace unas semanas empezamos el proceso para elegir las doce candidatas a palabra del año 2018, nos encontramos con que, sin pretenderlo, la mayoría de los términos que nos parecían más adecuados para definir de algún modo el año que acaba eran del ámbito social (menalos nadiemicromachismo) o del medioambiental (microplásticodescarbonizarhibridar…)», añadía Joaquín Muller, director general de la Fundéu BBVA.

¿Qué son los microplásticos?

Se consideran microplásticos a los fragmentos de plástico de hasta cinco milímetros que originalmente ya tenían este tamaño o que son el resultado de la fragmentación de elementos plásticos más grandes como bolsas y envases, que suceden durante su degradación a lo largo de los años.

Los primeros son conocidos como microplásticos primarios y los derivados de piezas más grandes son los microplásticos secundarios.

Estos pequeños pedazos de plástico son contaminantes y durante el 2018 fueron protagonistas por cómo afectan especialmente al medio acuático. Dado que son difíciles de degradarse, terminan siendo ingeridos por peces y otros animales, con lo que finalmente acaban en muchas ocasiones en el propio organismo de otros miembros de la cadena alimentaria, incluidos los humanos.

La mayor concentración de microplásticos se encuentra en la actualidad en la conocida como Isla de basura. Este “continente de plástico” o “isla tóxica”, como también se le demonina, está ubicada en el Pacífico.

La Isla de basura se encuentra en el Pacífico Norte, entre las coordenadas 135° a 155°O y 35° a 42°N2

Es difícil calcular su superficie. Pero los expertos indican que oscila entre los 700.000 km2 y los 15 millones de kilómetros cuadrados y fue descrita por primera vez en el año 1988 en una publicación de la National Oceanic And Atmospheric Administration(NOAA). Estamos hablando de hace más de dos décadas.

Se estima que el 80% de la basura de este “continente flotante” proviene de zonas terrestres y el 20% de los propios barcos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *