Mercadona implementa la Estrategia 6.25 para reducir el uso de plástico

El Mercadona de la avenida del Mar de Castellón se ha convertido en la primera tienda 6.25, que sigue una estrategia puesta en marcha recientemente por el supermercado español para fomentar la sostenibilidad y la responsabilidad con el medio ambiente.

En la actualidad, Mercadona se esfuerza en la adquisición de nuevos compromisos con el entorno natural, centrados en la reducción del uso de los plásticos y la utilización de materiales reciclados, con la finalidad de evitar al máximo los desperdicios. Así, a la tienda de Castellón se unirá, al menos una, en cada provincia de España y en Portugal, que pondrán en marcha la Estrategia 6.25.

Para ello, Mercadona ha hecho una previsión de gasto de 140 millones de euros necesarios para llevar a cabo planes de logística, de eficiencia energética, de gestión eficaz de los residuos, de producción sostenible y de reducción del plástico. La empresa espera reducir el 25% del plástico que genera, durante los próximos cinco años, a la vez que pretende utilizar envases de plástico reciclables, y reciclar todos los desperdicios que contengan plástico. A lo largo de este año 2020, son 40 millones los que la empresa invierte en sostenibilidad, mientras que el resto de la cifra estimada es la prevista hasta el 2025.

Primeros pasos

De cara a este año, el supermercado eliminará las bolsas de plástico de usar y tirar en cada una de sus secciones, y también hará lo propio con los productos desechables plásticos. Para el año 2025, la empresa pretende reducir un 25% de este material en sus productos, y hacer uso de alternativas como plástico reciclado o fécula de patata, sin perjudicar la calidad de los artículos ni la seguridad de los consumidores.

Una de las grandes apuestas de la empresa de supermercados española es el reciclaje del total de los residuos que genera, tanto en sus tiendas, como online o en su servicio a domicilio. Mercadona también apuesta por orientar a los clientes en el reciclaje, a través de información que puede ser útil para ellos y que estará presente en el envasado de sus productos y en las secciones de las propias tiendas. Otra innovación de la compañía consiste en la instalación de contenedores destinados al reciclaje de las cápsulas de café utilizadas por los consumidores en sus casas. Los propios clientes, además de en los supermercados, podrán acceder a información sobre sostenibilidad y reciclaje en la propia página web de Mercadona.

Además, los 90000 empleados de Mercadona dispondrán de la formación necesaria para contar con ellos en el desarrollo de la Estrategia 6.25 de manera exitosa, mientras que los proveedores también serán informados acerca de los objetivos de la compañía española.

Con esta medida, Mercadona se une a la serie de cadenas de supermercados que, en los últimos tiempos, han puesto en marcha medidas de sostenibilidad y responsabilidad con el entorno, algo cada vez más demandado por unos consumidores a los que preocupa el impacto de la contaminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *