Mentruación zero waste: opciones eco y sin plástico para los días de regla

Compresas normales, compresas de noche y tampones con aplicador. Una compra que se repite cada mes y que no solo obliga a gastar una cantidad considerable de dinero, sino que también es poco amiga del medioambiente. Hasta 65 kilos de basura al año se puede generar con la menstruación. Sin embargo, es algo que no se elige.

Y todo esto sin tener en cuenta los inconvenientes que pueden ocasionar a la salud los tampones. Del primer inconveniente de su uso se habla en los propios prospectos: el Síndrome del Shock Tóxico. Además, el algodón tratado con cloro se queda dentro del organismo y su acumulación puede provocar infertilidad.

Todo esto se puede prevenir con “métodos alternativos”, todos ellos ecofriendly.  Aquí os hablamos de algunos.

Opciones zero waste para la menstruación

  • La copa menstrual

Cada vez su uso está más generalizado porque reporta numerosos beneficios sobre los tampones y compresas. Está hecha de silicona medicinal que se esteriliza en agua hirviendo, es reutilizable, dura hasta doce horas puesta, no genera el olor que se produce cuando los químicos con los que tratan a los tapones entran en contacto con el flujo menstrual y no deja residuos en el organismo. También es necesario mencionar que bien cuidada puede llegar a durar años.

Las copas menstruales están en boca de todos pero hay más métodos que respetan el medioambiente

Aunque sea ahora cuando la vemos en todos lados, es cierto que ya existía a finales del siglo XIX y principios del veinte. Durante décadas hubo intentos de llevarla al mercado pero hasta hace relativamente poco no se contemplaba opciones que no fueran la compresa o el tampón.

  • La compresa, pero de tela

Hechas de materiales naturales como el algodón son transpirables y reutilizables. Las compresas y salva slips reutilizables requieren una inversión inicial considerable puesto que se necesitan varias para una menstruación, pero con el tiempo su uso compensa porque no resulta necesario comprar compresas normales durante cada menstruación.

Este producto se vende en diversas formas y tamaños y es adaptable a cada persona. Entre las capas de algodón incluyen un material que las hacen impermeables pero transpirables, por lo que no tengas miedo a macharte porque no ocurre. Además, al usarlas te darás cuenta que la regla huele menos al no acumularse junto a plásticos no transpirables.

  • Bragas menstruales

El nombre lo dice todo. Son unas bragas que recogen la menstruación y que se lavan de la misma forma que las compresas de tela. Las más famosas son las de Cocoro. Las tienen en varios diseños, también en tanga y sirven para pequeñas incontinencias urinarias. Las bragas absorben la regla sin hincharse, no tienen nada que ver con un pañal si habías pensado en ello. Posiblemente una de las alternativas más revolucionarias y cómodas del mercado.

  • Esponjas marinas

Es un método “de toda la vida”. Antes de ser usadas deben ser mojadas con agua, son biodegradables e hipoalergénicas.

También existen esponjas sintéticas, pero estas, obviamente, no tienen los beneficios ecológicos de las naturales. Además estas segundas pueden adquirirse blanqueadas o sin blanquear. Las blanqueadas no son recomendables porque pueden afectar el Ph vaginal.

Lo último que hay que tener en cuenta con este método es la porosidad. Es mejor que la esponja sea poco porosa porque es más complicado que se desprendan fragmentos de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *