“Meltdown Flags”: los países se derriten

En estas fechas, en condiciones normales, todos los medios de comunicación habrían pasado estas últimas semanas hablando sobre la COP26, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, cita que debería haberse iniciado el pasado 9 de noviembre en la ciudad de Glasgow (Escocia), pero que ha sido pospuesta para el próximo 2021, debido a la pandemia del coronavirus. Para suplir esta carencia, ha surgido la iniciativa “Meltdown Flags”, con el objetivo de concienciar sobre las consecuencias del calentamiento global, no solo durante la semana que habría correspondido a la COP26, sino que el proyecto ofrece información apta para su consulta después de estos días.

Se trata de una protesta digital que pretende sensibilizar a la población sobre la importancia de los glaciares que se están derritiendo, algo que la mayoría de las personas no percibe en su vida diaria y, por tanto, no le presta la atención necesaria; así como ofrecer soluciones para reducir las emisiones de CO2 y presionar a los políticos para que se ocupen del problema de la crisis climática, a través de una propuesta muy particular relacionada con las banderas de los países.

¿En qué consiste la iniciativa “Meltdown Flags”?

La iniciativa es sencilla. Partiendo de la base de que las banderas representan una simbología patriótica muy fuerte, no solo entre los ciudadanos de un país, sino también entre sus líderes políticos, lo que se pretende es hacer llegar un mensaje contundente sobre el deshielo a través de la reducción de la proporción de color blanco en las banderas. Así, no solo se trata de sensibilizar a la población general, sino también a los mandatarios que toman las decisiones.

La propuesta “Meltdown Flags” consiste en el rediseño de las banderas de países como Canadá, Argentina, Austria, Chile, Groenlandia, Francia, Islandia, Irán, India, Italia, México, Rusia, Estados Unidos, Pakistán o Noruega. Naciones muy dispares, cercanas o alejadas entre sí, en el mismo o en continentes distintos, pero que comparten un nexo de unión: en todas ellas hay glaciares que se están derritiendo a consecuencia de calentamiento global, un peligro para toda la humanidad. De esta forma, la reducción del blanco en sus banderas es una metáfora de la pérdida de estos glaciares que muchas veces pasa desapercibida a corto plazo, pero que, a largo plazo, supone un grave problema.

La idea surge de la mano del estudio alemán de diseño Moby Digg, en colaboración con la agencia Servideplan, y los especialistas ambientalistas de Meter, que pretenden trasladar el tema del deshielo al debate público, a través de esta protesta digital que coincide con la semana de la COP26, pero que está disponible para su consulta en las redes sociales, pues aporta datos muy valiosos e interesantes sobre el cambio climático y sus efectos. Aquí, los usuarios encontrarán vídeos e imágenes con información relevante cobre este asunto. Estos datos han sido recopilados por organismos internacionales como la UNESCO o la NASA, así como algunas universidades como la de Zurich.

Autor: Azahara Ramos

Graduada en Humanidades y estudiante de Periodismo en la Universidad de Valladolid, con interés en la cultura y en los temas que afectan al medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *