Más allá de Greta Thunberg. Las otras mujeres que lideran la lucha contra el cambio climático alrededor del mundo

Al escuchar “Greta Thunberg” los oídos de todos automáticamente se abren. La activista medioambiental sueca acapara toda la atención de los medios y las organizaciones en cuanto el tema a tratar es la crisis medioambiental que sufre el planeta. Sin embargo, no es la única joven que tiene un compromiso tan fuerte con la causa.

Las nuevas voces se unen a mujeres que llevan toda una vida dedicándose a buscar respuestas frente al cambio climático

En África, donde la pobreza, la migración masculina y la escasez de agua azotan las condiciones de vida de las féminas, éstas tienen que ingeniar formas para hacer inciso en que son las más vulnerables ante el cambio climático. Entre ellas emergen algunos nombres:

  • Oladosu Adenike, embajadora de Fridays for Future de Nigeria. Su andadura como activista medioambiental comenzó cuando fue admitida en los estudios de economía agrícola. Admite que “el continente africano es el más vulnerable a la crisis climática y no podemos seguir viendo como nuestro futuro peligra”.
  • Vanessa Nakate encabeza las protestas climáticas en Uganda. Se interesó por el asunto cuando se dio cuenta de que las temperaturas están más altas que nunca. Pocos meses después, a comienzos de 2019, fue a su primera manifestación. La joven activista admite estar muchas veces sola y que el reto más grande al que se enfrenta es convencer a la gente para que se una a ella.
  • Constance Okolett, al igual que Vanessa Nakate, proviene de Uganda. Es agricultora y dirige Oskuru United Women Network, una organización que forma a las mujeres en agricultura sostenible.

El activismo medioambiental puede tomar diversas formas: desde la ciencia, las protestas o la educación

En Latinoamérica a su vez, existe una creciente preocupación por las repercusiones del cambio climático en la desigualdad entre la población del continente. El estudio de StatKnows, Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 apuntan que hasta el 82% de entrevistados concuerda en la pobreza crecerá. Sin embargo hay mujeres que han tomado cartas en el asunto:

  • Maisa Rojas, una científica chilena que busca el cambio a través de la innovación en el campo de la agricultura.
  • Las mujeres indígenas hondureñas que tras el Huracán Mitch de 1998  se arremangaron y crearon un vivero que revivió 3.600 plantas autóctonas. Crearon una barrera de protección frente a la erosión.
  • Berta Cáceres, la activista asesinada en 2016. Se enfrentó a la constructora DESA, que tenía el proyecto de una presa que generaría un impacto negativo en al vida de la población local y el medioambiente. Gracias a ella el proyecto cayó por la retirada de fondos por parte de varios bancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *