Marketing sostenible: la clave para alcanzar la sostenibilidad de tu negocio

Marketing sostenible

En la actualidad, muchas son las veces que se ha hablado sobre marketing sostenible, pero todavía hay una gran parte de la sociedad que sobre lo que es o no es sin tener ni idea. Por esta razón, desde Naturlii hemos creado este post, para aclar todo de una vez por todas.

Seguramente sean muchas las personas que se cuestionen lo siguiente: ¿Qué es y qué no es el marketing sostenible? ¿Cuáles son sus principios? ¿Y sus objetivos? ¿Por qué es importante?

El marketing sostenible no consiste en decorar los bienes o servicios de verde para aumentar las ganancias. Cuando nos referimos a este tipo de marketing, hacemos referencia a una visión más sistemática, y eso es lo que lo cambia todo.

Para saber cómo cambiar todo continúa leyendo el siguiente artículo.

Qué es el marketing sostenible

El marketing sostenible consiste en aplicar una serie de estrategias y acciones para obtener como resultado un producto o servicio sostenible. En este sentido, debe reunir las tres vertientes de la sostenibilidad:  económica, social y medioambiental. Esto significa que los encargados de marketing deben observar las necesidades de todas las personas sobre las que la empresa tenga efecto, como son los grupos de interés o más conocidos como stakeholders.

Por tanto, marketing sostenible es el procedimiento responsable dirigido a determinar, prever y satisfacer las necesidades de los clientes desde la fase de diseño hasta la comunicación del bien o servicio, siempre y cuando que la entidad haya sido eficiente con el medioambiente.

“El proceso de planificación, implementación y control del desarrollo, precios, promoción y distribución de productos de modo que satisfaga los tres criterios siguientes: satisfacción de las necesidades del cliente, consecución de los objetivos de la empresa y compatibilización del proceso con el ecosistema.”

Es probable que hasta aquí el tema no te haya quedado muy claro, pero a continuación iremos explicándolo más detalladamente. El marketing tradicional responde a lo que se entiende como las 4 P:

  • Product (Producto): en torno al cliente gira el procedimiento del marketing.
  • Price (Precio): a la hora de la compra de un producto se tienen en cuenta todos los sacrificios del cliente.
  • Place (Distribución): se tienen en cuenta todas las apariencias para que el bien o servicio llegue de manera adecuada al cliente.
  • Promotion (Promoción): el cliente se convierte en protagonista en el proceso de comunicación, ya que es necesario el feedback.

No obstante, el marketing sostenible suma las 3 P del desarrollo sostenible:

  • People (personas o dimensión social): hace referencia a la vertiente social.
  • Planet (planeta o dimensión ambiental): hace referencia a la referencia mediambiental.
  • Profit (beneficio o dimensión económica): hace referencia a la vertiente económica.

En este contexto, el marketing sostenible trata de alcanzar la sostenibilidad, ya sea en la práctica y en el bien o servicio. Consiste en producir un cambio donde es de vital importancia la ética para obtener ganancias. Y no importa tanto que se instaure como una moda.

En definitiva, aunque haya variedad en las definiciones de este término, la más completa sería la de Kotler, teórico del marketing: “El arte y la ciencia que nos permite detectar las necesidades de los usuarios, crear productos/servicios (valor) que den respuesta a esta necesidad, y hacerlos llegar a las personas que lo necesitan, siendo viable económicamente”.

Es posible que muchos teóricos expertos señalen que esta definición procede de una visión del marketing tradicional, donde se pensaba que los recursos eran ilimitados e infinitos. No obstante, con los años nos hemos dado cuenta de que lo único que es ilimitado es la necesidad y ambición humana. Por esta razón, la definición de marketing sostenible sería la siguiente:

“El marketing sostenible es el arte y la ciencia que nos permite detectar una necesidad humana y/o medioambiental, desarrollar un producto/servicio/acción (valor) que den respuesta y satisfagan esta necesidad detectada, y hacerla llegar a las personas o ecosistemas a que va dirigido. Todo ello se debe lograr siendo viable económica, social y medioambientalmente, sin comprometer los recursos de las generaciones y ecosistemas presentes y futuros”, apunta Guillem Bargalló Torrent.

Propósitos del marketing sostenible

El marketing sostenible tiene dos finalidades imprescindibles:

1. Alcanzar los objetivos económicos de la organización.

2. Integrar propósitos y ejercicios de sostenibilidad.

Cuando implementamos una estrategia de marketing sostenible de manera correcta, se pueden obtener resultados beneficiosos, como son:

  • Reducción del impacto en el medio ambiente.
  • Incrementar el valor para los clientes, los proveedores y la empresa.
  • Tener en cuenta el impacto en la sociedad.
  • Anteponerse a los cambios en la industria y en la sociedad, y el impacto que provocarán en el futuro
  • Retención de consumidores y mayor sensación de satisfacción por parte de los empleados.

En resumen, al mismo tiempo que se mejora la empresa el planeta también.

Fundamentos del marketing sostenible

El marketing sostenible cuenta con 5 principios primordiales: 

  • Marketing dirigido a los consumidores: el negocio o marca visualiza su estrategia de marketing desde la perspectiva del consumidor. El inbound marketing es el mejor socio.
  • Marketing de interés para el cliente: comprende progresar de manera continuada el valor que ofrecen las empresas a sus clientes. A medida que la compañía establece el valor para el cliente, este origina valor para la empresa al mismo tiempo.  Esto se refiere al marketing emocional sostenible.
  • Marketing innovador: asegura que siempre se encuentran mejores formas de fabricar bienes y servicios y mejores formas de distribución. Si se desatiende este aspecto no se ganan clientes.
  • Marketing con sentido de misión: es el soporte que dirige a una empresa a determinar una misión amplificada que no solo hable a la sociedad de bienes y servicios, sino también del medio ambiente. Tomar una misión amplia establece la dirección clara estableciendo la visión en un largo plazo.
  • Marketing social: es el pilar fundamental para establecer un equilibrio entre las decisiones de deseo de los clientes, las condiciones de la empresa y los intereses a largo plazo, tanto del cliente como de la sociedad. En este contexto, se puede decir que los problemas sociales se presentan como oportunidades.

El marketing sostenible de una empresa va un paso por delante, no solo se centra en el cuidado de las necesidades y deseos de la sociedad actual, sino que busca alcanzar, en general, el bienestar de todos los que están interesado.

Importancia del marketing sostenible

El marketing y la sostenibilidad son dos conceptos que deben ir de la mano, es decir que no deben mostrarse como enemigos, ya que se complementan y ayudan el uno al otro. De la misma manera que la ética es esencial para hacer marketing, el marketing puede ser fundamental para alcanzar el desarrollo sostenible.

Si de esta manera no te ha quedado claro, a continuación, está explicado de forma más pormenorizada:

  • People (Personas o balance social): una empresa es una manera para alcanzar la cooperación humana. De esta forma, es imprescindible que las compañías conserven de manera correcta su bien más preciado, en este caso de las personas. 
  • Planet (Planeta o balance ambiental): el impacto ambiental de una sociedad es potencialmente el más complejo. Por tanto, es fundamental garantizar que se está haciendo algo más que disminuir el impacto.
  • Profit (Beneficio o balance económico): Más allá de lo que se pueda observar a final de año en las cuentas, una industria que se arriesga por el triple balance procurará estimar el valor económico que ha tributado a la economía, tanto local como global, mediante su labor. Por esta razón, si la empresa quiere seguir generando trabajo es primordial obtener ganancias.

Al fin y al cabo, las tres vertientes son esenciales dentro de un plan de marketing, por eso es fundamental que cualquier empresa haga uso de estas para satisfacer a una sociedad y al medio ambiente. Asimismo, la empresa generará una buena reputación y valor de marca, tendrá en cuenta nuevas oportunidades y mantendrá la lealtad de los clientes entre otros beneficios.

Lo que no es marketing sostenible

Es esencial saber diferenciar conceptos. Por esta razón, a continuación, Naturlii ofrece una pequeña indicación sobre lo que no es considerado marketing sostenible.

  • No se considera marketing regular: los sacrificios de marketing para lograr que una empresa predomine en el mercado, ya que son aspectos que forman parte de cualquier estrategia de marketing.
  • No se considera marketing verde: el marketing verde significa mercantilizar los sacrificios de sostenibilidad de una sociedad para un público objetivo. Al igual que el marketing regular, el marketing verde busca efectuar técnicas impulsadas por una estrategia de marketing. Por ejemplo, cuando una compañía o profesional dice trabajar conforme a unos valores, pero en realidad está haciendo lo contrario, se conoce como greenwashing.
  • El lavado verde o greenwashing resulta cuando una marca hace declaraciones de sostenibilidad en sus comunicados de marketing que no pueden apoyar en sus actuaciones.

El marketing sostenible es, sin duda alguna, una disciplina que está en aumento y todo apunta a que seguirá en progreso en el futuro, puesto que cada vez son más las personas que se interesan por un estilo de vida más sostenible con la sociedad y el planeta. De esta manera, las empresas optan por prácticas que son sustentables con su negocio.

En definitiva, que las empresas trabajen con estrategias de marketing sostenible es una nueva oportunidad para captar y mantener a los consumidores al mismo tiempo que consiguen un mundo mejor.

Vivimos en una sociedad determinada por el consumismo, con una demanda cada vez más voluble y, en muchas ocasiones, nos impide diferenciar entre lo que queremos y lo que realmente necesitamos. Pero, muchas personas que forman parte de esta sociedad están siendo conscientes del impacto que esto provoca en nuestro ecosistema.  

La implementación efectiva del marketing sostenible implica muchos desafíos. Pero si somos realistas todo tiene un precio. Y ser sustentable no iba a ser menos. Pero hay que tener en cuenta que ese coste puede contribuir para cambiar el plantea a mejor.

Como vemos, ya son muchas las personas que han iniciado esta andadura, así que ahora es tu turno. ¡Apuesta a por el cambio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *