Lo que amenaza al Polo Norte

Las próximas décadas cambiarán el aspecto y las condiciones de vida en los diferentes lugares de la Tierra debido al cambio climático. Preocupa lo que puede suceder en el Polo Norte para el que las previsiones son trágicas. De aquí en adelante es posible que desaparezca el hielo del Ártico en la época estival, además de que recientemente se haya detectado un inusual agujero en la capa de ozono que cubre esa parte del planeta.

¿Cómo se llegó a la conclusión de que desaparecerá el hielo?

Tras el análisis de 40 modelos climáticos distintos, un grupo de investigadores procedentes de 21 institutos de investigación de todo el mundo pudieron recrear en una simulación el futuro que espera al hielo del Océano Ártico. Si las emisiones de CO2 y las escasas medidas contra el cambio climático se mantienen, el hielo desaparecerá por completo en las épocas veraniegas.

Una de las zonas más frías del planeta pierde su hielo más rápido que nunca y sufre anómalas pérdidas de densidad del ozono

Si por el contrario, estas emisiones se reducen y la temperatura no aumenta a más de 2 grados respecto a los niveles preindustriales, el hielo desaparecerá solo algunos veranos. De este modo se podrá preservar el hábitat de especies como el oso polar y las focas.

¿Qué sucede exactamente con la capa de ozono sobre el Polo Norte?

Este año se ha podido observar un fenómeno anómalo que apareció sobre el Ártico que consistió en la disminución en un 30% del grosor de la capa de ozono. Esto hizo que se abriera un agujero de un tamaño de más o menos un millón de kilómetros cuadrados sobre esa parte del planeta.

No es la primera vez que aparece un agujero en el Polo Norte pero sí es la vez que este es más grande. Los agujeros de este tipo suelen aparecer por las emisiones de gases CFC emitidos por los humanos. Los científicos señalan que este año ha habido una temperatura extrañamente baja para esa zona del planeta para ser primavera. Esta ha alcanzado -80 º C y se debe a la presencia de unas corrientes de aire frío que crearon un vórtice polar.

Para tener una referencia, el agujero que había sobre el Antártico y que está decreciendo llegó a alcanzar entre los 20 y 25 millones de kilómetros cuadrados, aunque allí las temperaturas suelen ser más bajas, por lo que es más sencillo que se abran agujeros en la capa de ozono. Además, cabe mencionar que el agujero del Polo Sur está disminuyendo.

Los investigadores esperan que el agujero se cierre pronto pues su persistencia haría que no se filtren los rayos UV del Sol que pueden dañar el ecosistema pues son nocivos tanto para los animales como para las plantas.

¿Qué supondría la destrucción de los Polos para el resto del planeta?

La NASA y la ESA monitorizan lo que sucede con los polos gracias a 11 satélites y sus previsiones para el futuro no son positivas. En la actualidad el hielo de los polos se derrite seis veces más rápido que en los años 90 y si la tendencia se mantiene el nivel del mar subirá 17 centímetros para 2100. Desde que se tiene registros el nivel del mar aumentó en 1’78 centímetros.

Se prevé que en las próximas décadas estas subidas de los niveles del agua absorban de media 100 metros de arenales costeros y para finales de siglo el mar podría cubrir unos 250 metros respecto a ahora. Las zonas más amenazadas del planeta en este sentido son las costas canadienses y australianas donde el agua podría cubrir hasta 15 mil kilómetros de arenales.

En España se calcula que de media el mar se adentraría unos 60 metros para finales de siglo en el mejor de los casos y unos 27 en 2050. Para que las tasas se sitúen en esas cifras sería necesario mitigar el cambio climático y es urgente pues las playas españolas suelen tener unos 90 metros de ancho. El avance del agua sobre los arenales nos dejaría sin playas secas según un investigador de la Universidad de Cádiz y coautor del estudio Theocharis Plomatiris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *