Lego: convertir el plástico en energía

La empresa danesa de juguetes Lego adquirió por medio del fondo que gestiona sus ingresos, Kirkbi, el 11 % de participación en la empresa Quantafuel AS, que transforma los desechos en combustibles sintéticos.

Lego le pagará 250 millones de coronas noruegas, es decir, casi 24 millones de euros por convertir el plástico en energía a esta compañía de Noruega fundada en 2014. Según el índice de multimillonarios de Bloomberg, emplea sistemas catalíticos para convertir la mayoría del plástico en combustibles y productos químicos respetuosos con el planeta. Asimismo, Quantfauel cuenta con una asociación con la empresa químicaBasf y pretende establecer varias plantas en toda Europa y otras regiones.

Esta inversión “está basada en una razón financiera, así como en nuestro deseo de apoyar el desarrollo global sostenible a través de nuestras inversiones”, dijeron en comentario enviado por correo electrónico desde Kirkbi.

En el comunicado Thomas Lau Schleicher, el director de inversiones, señaló que “el desarrollo de la tecnología química de reciclaje de plástico ha resultado ser un gran reto”, además de: “Quantafuel, sin embargo, ha adoptado un enfoque innovador y escalable para resolver este problema clave, lo que resulta en un fuerte potencial de negocio al tiempo que garantiza un alto impacto ambiental. Creemos que este enfoque podría ser un paso importante en la transición hacia un futuro más sostenible”. Kirkbi indicó que no cuentan actualmente con planes para convertir viejos ladrillos de plástico de Lego en energía.

El fondo de Lego reveló a principios de año que iban a aumentar del gasto en energía renovable. El líder ejecutivo, Soren Thorup Sorensen, indicó que la siguiente inversión podría realizarse en áreas nuevas como tecnología de baterías o eficiencia energética.

Lego ha definido como objetivo para 2025 que todo el embalaje sea de materiales renovables o reciclados. Hoy más del 75% de cajas lo son. También para el mismo año quieren que ningún desecho de sus fábricas, oficina o tienda llegue a los vertederos. “Nuestro objetivo es reducir el desperdicio y aumentar la cantidad que reciclamos” manifiestan en su web.

Juguetes, Lego, Paisaje, Flor

En 2030 tienen fijado el mayor objetivo, hacer ladrillos LEGO con recursos sostenibles sin comprometer la calidad o la seguridad. Para ello, habría que crear materiales completamente nuevos. Ahora, hay más de 80 piezas hechas de polietileno de origen sostenible, pero tan solo representan el 2% de los 3.600 totales. Se espera que puedan servirse de fuentes de origen vegetal y recicladas para los ladrillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *