Las edificios de 2060 serán más verdes de lo que imaginas

Cuando en los años 60 William Hanna y Joseph Barbera hicieron los dibujos de Los Supersónicos imaginaron un 2062 con robots que ayudan con las tareas del hogar, casas flotantes y coches voladores. Ahora que estamos más bien cerca que lejos, intuimos de forma más acertada cómo será el mundo.

La contaminación es un problema que hace tiempo dejó de ser incipiente y la lucha contra el cambio climático debe estar en todos los ámbitos de la vida, incluso en la arquitectura.

El arquitecto Vincent Callebaut conocido por su compromiso con su causa ecologista incorpora en sus proyectos soluciones que podrían generalizarse en la construcción del futuro. La tendencia del abandono del entorno rural no cesa y  las ciudades de aquí a mediados de siglo estarán aún más masificadas. Sin medidas contundentes que refuercen la sostenibilidad de las grandes urbes, la vida directamente podría ser inviable.

Los arquitectos ecologistas proponen proyectos cada vez más ambiciosos y respetuosos con la naturaleza

El proyecto más curioso y probablemente ambicioso del arquitecto belga en ese sentido es Rainbow Tree, un complejo residencial con oficinas y lugares de ocio de 115 metros de altura que podría construirse en un futuro en la ciudad filipina de Cebu. El edificio tendría la capacidad de albergar hasta 30.000 plantas porque su concepción está inspirada en un macetero. Los espacios interiores tendrían luz natural y toda la energía provendría de placas solares.

Todos los proyectos realizados por Vincent Callebaut se caracterizan por formas orgánicas inspiradas en la naturaleza con materiales modernos que permitan la mayor eficiencia y uso responsable de los recursos.

Merece la pena apostar por la eficiencia energética y la mimetización con el entorno natural

Sin embargo, no es el único centrado en este tipo de iniciativas hacia un futuro verde en los entornos urbanos. Un equipo de cuarta división inglés, el Forest Green Rover F.C. tiene entre manos el proyecto de construir el estadio más ecológico del mundo, el Eko Park Stadium. Los encargados de ello son el grupo de arquitectos de Zaha Hadid.

Los materiales que se emplearán para construir el estadio serán fundamentalmente hormigón, acero y madera reciclada. Además, el techo estará recubierto de césped y se dotará de paneles solares para conseguir energía.

En la actualidad en las ciudades poco se ve ese tipo de iniciativas, si bien todas tienen sus parques estos son bastante acotados y están en zonas concretas. Aunque sí es cierto que tanto en espacios públicos como en establecimientos de particulares cada vez es más frecuente ver jardines verticales. Su utilidad se ve sobre todo en lugares en los que hay poco verde y tampoco es posible plantar en el suelo porque está pavimentado.

Ideas para un hogar más verde y eficiente en consumo de energía

Todas las ideas de edificios con una exuberante naturaleza rodeandolos y eficientes dan una esperanza para un futuro mejor, sin embargo, hay cosas que puedes hacer tú mismo para mejorar la eficiencia de tu hogar cuando este aún está en construcción:

  • Coloca ventanas con doble acristalamiento. En la actualidad se pierde mucha energía, pues la cifra llega hasta el 25% del total, por el mal aislamiento de las ventanas.
  • Instala grifos con un tope de apertura de caudal intermedio y piensa en poner en la ducha cabezales que reduzcan el gasto del agua.
  • Compra solo bombillas halógenas de bajo consumo y LED. Aplica lo mismo a los electrodomésticos, cuanta mayor grado de eficiencia energética, mejor. No solo ahorrarás en la factura, también reducirás el gasto.
  • El aislante térmico es muy importante cuando se construye una casa porque al igual que las ventanas, contribuirá en un menor gasto en calefacción y climatización.
  • Informarse bien sobre cuál es el mejor diseño y la mejor orientación, y ya no  a nivel estético. Esto permitirá que el hogar sea más eficiente.
  • Cuando quieras poner luz baraja diversas opciones, desde colocar tus propios paneles a revisar qué empresas energéticas te interesan por cómo generan su electricidad y si esta es energía limpia.
  • Implementa la naturaleza en el diseño en la medida de lo posible. Importan tanto los materiales que escojas para construir la casa como las plantas que la rodeen y que tenga dentro.

Aunque sean pequeños gestos a la larga la diferencia será notoria y el entorno natural lo agradecerá. Y quizá en 2062 no tengamos ni casas flotantes, ni ayudantes robots, pero sí un entorno limpio y la garantía de que las futuras generaciones tendrán acceso a todos los recursos que necesiten para vivir. Quizá el futuro esté en manos de gente como Vincent Callebaut.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *