Las 10 ciudades más sostenibles de 2020

El año 2020 no ha sido de los mejores, pero muchas ciudades de varios países no se han olvidado del progreso del concepto Smart City. Los resultados se aprecian el en índice Cities in Motion (ICIM), un estudio que realizó el IESE Business School para evaluar a ciudades de todo el mundo.

¿Cómo es una ciudad eficiente?

El proyecto de ciudad no es similar en los distintos países, ya que cada uno tiene unas características y necesidades diferentes.

Una ciudad eficiente es aquella que se desarrolla en base a la sostenibilidad. Ser sostenible no solo significa que no contamine. El concepto es mucho más amplio y hay que afrontarlo desde una perspectiva multifacética.

Cuando una ciudad es sostenible, se esfuerza por responder a las necesidades y ayudar a empresas, instituciones y personas en todos los ámbitos: economía, sociedad y medioambiente.

Las 10 ciudades más sostenibles

  1. Londres (Reino Unido)
  2. Nueva York (Estados Unidos)
  3. París (Francia)
  4. Tokio (Japón)
  5. Reikiavik (Islandia)
  6. Copenhague (Dinamarca)
  7. Berlín (Alemania)
  8. Ámsterdam (Países Bajos)
  9. Singapur (Singapur)
  10. Hong Kong (China)

¿Cómo se ha definido qué ciudades son las más sostenibles del mundo?

Atento a los 9 ámbitos que las ciudades deben tener en cuenta para ser las más sostenibles:

  • Economía

El PIB per cápita y el crecimiento económico. En este caso, esta sección está liderada por la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, ya que muchas empresas cotizan en bolsa y debido a su alto PIB. La economía, en general, está liderada por ciudades estadounidenses.

Es importante que el factor económico esté en sintonía con los dos siguientes ámbitos.

  • Capital humano

Londres (Reino Unido) es la ciudad protagonista en este ámbito. ¿Las razones? Su gran número de universidades de gran prestigio, escuelas de negocios muy importantes, varias escuelas secundarias (públicas y privadas), alto nivel de educación superior y secundaria y su interés por la cultura (museos, teatros, galerías de arte…).

En resumen, el pilar social se fundamenta en la calidad de vida de las personas, tanto a nivel educativo como a nivel sanitario, laboral y el ocio.

  • Cohesión social

Basilea, ciudad de Suiza, fue considerada en 2012 una de las 10 ciudades con mejo calidad de vida. Esto s e debe a que presenta un bajo nivel de desempleo, de criminalidad y homicidio. Además, su distribución de ingresos es equitativa. Por estos motivos, es una ciudad considerada como entorno favorable para la mujer y su desarrollo y destaca por tener una de las tasas de felicidad más elevadas del mundo.

  • Medioambiente

Ya sabes lo importante que es cuidar el planeta. Copenhague (Dinamarca) y Reikiavik (Islandia) son las dos ciudades situadas en los primeros puestos del ranking del Environmental Performance Index (EPI). Sus niveles de polución son muy bajos y se caracterizan por la utilización de fuentes de energía renovables. También hay ciudades latinoamericanas (en concreto, dos) que registran bajos niveles de emisión de CO2: Asunción y Montevideo, ciudades de Paraguay.

En el plano medioambiental también se miden las zonas verdes, el reciclaje, etc. San Francisco es una ciudad estadounidense que logró una de las mayores tasas de reciclaje y prohibió el uso de bolsas de plástico. En Vancouver (Canadá), las bicicletas sustituyen a los transportes y su electricidad depende en un 90% de energías renovables (sobre todo, hidroeléctricas).

  • Gobernanza

En Suiza, la ciudad de Berna destaca por su número de embajadas, sus índices de corrupción y la cantidad de reservas per cápita.

  • Planificación Urbana

Nueva York (Estados Unidos) sobresale en esta categoría porque es la ciudad con más rascacielos y edificios, es decir, presenta unas infraestructuras muy desarrolladas.

  • Proyección Internacional

Londres (Reino Unido), Paris (Francia) y Singapur (Singapur) son las tres ciudades que destacan en este orden en la proyección internacional.

Londres organiza un gran número de congresos a nivel internacional y cuenta con una gran cantidad de hoteles, por no hablar del transporte aéreo. Londres es la ciudad con más rutas aéreas y más pasajeros. Por otro lado. Francia actúa de manera similar en cuanto a congresos internacionales y cantidad de hoteles.

  • Tecnología

El número de teléfonos móviles per cápita en Hong Kong (China) y el elevado índice de penetración de internet hacen a la ciudad ser la líder en esta dimensión. El 99,6% de sus habitantes tiene al menos un teléfono y el 99,9% disfruta de una cobertura 3G o mejor en los dispositivos móviles.

La segunda posición es para Singapur, donde reina una tecnología de alta velocidad que llega a toda la población. Se calcula que hay una media de 3 teléfonos móviles por cada dos habitantes, así como presenta un alto nivel en el Índice de Innovación (ICI) y existen muchos puntos de WIFI globales.

  • Movilidad y transporte

De nuevo, Nueva York se clasifica como la mejor ciudad en cuanto a movilidad urbana sostenible y transporte por diversas razones. El sistema de metro es muy avanzado y hay una gran cantidad de estaciones por las que acceder a él. También es importante su sistema de alquiler, que te permite utilizar patinetes, bicicletas y ciclomotores. Además, ocupa el puesto número cinco en relación a las rutas aéreas que posibilitan la entrada a la ciudad.

París ocupa el segundo lugar en número de rutas aéreas de entrada, al igual que también presenta un buen sistema de bicicletas.

Conclusiones y recomendaciones

La pandemia del COVID-19 se ha hecho notar negativamente en todas las ciudades, pero una emergencia sanitaria de tal grado, a la vez, te hace darte cuenta de lo realmente importante:

  • Las personas son lo primero. Sin población, no hay desarrollo. Las ciudades deben estar adaptadas y diseñadas en función de las necesidades de las personas, enfocándose en su calidad de vida.
  • La reflexión sobre lo que es necesario. ¿Qué aspectos son esenciales en la ciudad? Identificarlos es primordial para destinar capital, tiempo y esfuerzo humano.
  • La planificación de nuevas estrategias. El COVID-19 ha supuesto varias amenazas y hay que responder ante ellas. Para ello, es necesario elaborar estrategias específicas para el nuevo entorno que se ha creado.
  • La práctica de la resiliencia, es decir, la capacidad de enfrentarte y superar situaciones difíciles.
  • La importancia de la colaboración. Sin interacción y dinamismo entre todos los sectores (empresas, organizaciones e instituciones de nivel académico), no hay avances.
  • La ruptura de barreras entre las ciudades y las zonas rurales. Tiene que existir un vínculo entre territorios.
  • Un liderazgo efectivo y ejemplar, con visión y planes de futuro, para que la recuperación sea más rápida y se fomente la solidaridad y la colaboración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *