La alta costura y la fast fashion: ¿dónde queda la sostenibilidad?

El comienzo de la Semana de la Moda en París de la colección otoño-invierno ha sido cuando menos curiosa en gran medida por las iniciativas de Dior de implementar activismo de diversa índole en sus pasarelas y en los ámbitos colindantes al evento. La firma junto al Louvre impulsará la restauración del Jardin des Tuileries.

En su pasarela lo más destacable fueron las luces de neón, entre ellas, la polémica luz que decía “We are all clitoridian women” tachada de tránsfoba y el llamativo letrero luminoso que decía “Patriarchy = Co2”.

A su vez, diseñadores como John Galliano dicen inspirar sus colecciones en el reciclaje.

Slow fashion

Slow fashion dicho de otra forma es la moda que se fabrica de manera no indistrial y que tiene mucho que ver con lo sostenible. Aquella que no solo evita desperdicios a la hora de ser elaborada, también vela porque las piezas que se elaboren sean de calidad y duraderas, de forma que no será necesario reemplazarlas en mucho tiempo.

Algunas de las características de las marcas que hacen moda sostenible es que sus materiales son de buena calidad, son más bien pequeñas empresas, los proveedores y la producción son locales y no suelen lanzar muchas colecciones al año.

Durante la semana de la moda se ve muchos guiños al medioambiente, sin embargo, sigue siendo la segunda industria más contaminante

En España hay bastantes marcas que se dedican a ello y estas son algunas.

Las firmas españolas que apuestan por la moda sostenible

  • Ecoalf. Se han consolidado como la firma más reseñable de moda sostenible en nuestro país. Todas sus prendas están fabricadas con materiales reciclados y es normal ver a celebrities llevando ya sus modelos.

  • Ecozap.Especializados en la elaboración de calzado y que aportan información sobre los materiales que utilizan y dónde lo fabrican.
  • Sirem Wild. Realizan camisetas pintadas a mano hechas de materiales reciclados.
  • SKFK.Hacen ropa de mujer y también complementos y calzado.
  • Xiro.Es una empresa que trabaja la tela vaquera de forma sostenible desde Galicia.

¿Existen tejidos sostenibles?

La respuesta es sí. Existen tejidos sostenibles y para saber cuáles son es útil fijarse en si tienen el certificado GOTS que acredita que estos estén hechos de forma respetuosa con el medioambiente.

De todos modos está bien conocer algunos tipos de tejidos para saber si adquirir la ropa en caso de duda:

  • Algodón reciclado.Gracias al reciclaje del algodón se evita el empleo de algodón virgen. También existe el algodón orgánico para cuyo cultivo no se emplean pesticidas, pero su producción supone más gasto de recursos.
  • Lino orgánico.Es resistente y es apto para utilizarlo en verano porque está elaborado de fibras vegetales que permiten transpirar. Es característico del lino que se arrugue bastante y con los lavados se vuelva más blando y lo mejor es que es totalmente biodegradable.
  • Cáñamo.Es muy sostenible puesto que sus plantas apenas necesitan agua y resisten bien a los bichos. Además, crece rápido y no necesita herbicidas.
  • Lyocell. Es una fibra sintética sostenible y es una especie de rayón.
  • También merece la pena saber cuales son los pigmentos naturales y sostenibles en Ecological Textiles lo explican bien. Cabe mencionar que natural no necesariamente es vegano.

¿Hasta qué punto la industria de la moda es sostenible?

A este punto habría que preguntarse si lo que hacen las grandes firmas de moda no es greenwashing, es decir, que utilicen el activismo medioambiental como máscara para tapar acciones que no son tan éticas ni beneficiosas para el medioambiente.

La organización Good On You, que posee una app, que rastrea hasta qué punto son sostenibles las marcas. De Dior dice que aunque secunde causas como Better Cotton Initiative, no evidencian que se minimice el desperdicio de materiales y a mayores tampoco se sabe qué sucede con los químicos nocivos que y con su reducción de residuos en general.

A pesar de que haya casos concretos de grandes firmas que no son transparentes en lo que respecta al cuidado del medioambiente, probablemente uno de los mayores problemas de la industria de la moda es el fast fashion y la producción masiva de ropa. Cabe mencionar que las franquicias como Zara imitan la alta costura y venden replicas baratas hechas con materiales no necesariamente sostenibles.

A día de hoy, el sector de la moda es el segundo más contaminante del mundo. En ciertas ciudades europeas ya se han tomado medidas al respecto y en la Semana de la Moda de Copenhague sólo se admite a firmas que se comprometen con la protección del medioambiente, mientras que la de Estocolmo se ha suspendido de forma indefinida por el impacto medioambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *