Julio Sin Plástico, el reto sostenible del verano (al que estás invitado a participar)

El movimiento Julio Sin Plástico vuelve un año más y esta vez celebra su décimo aniversario con una campaña enfocada a hacer crecer a sus seguidores, retando a la población australiana a reducir el plástico de un solo uso en un billón de kilogramos para final de mes.

Julio Sin Plástico fue diseñado para concienciar sobre el impacto que tienen en el medio ambiente los plásticos de usar y tirar, y para animar a la gente a que adopte una vida más sostenible y cuidadosa con su entorno.

Los inicios de esta campaña fueron en Facebook. Un grupo de 40 personas, amigos y compañeros que trabajaban en un ayuntamiento en Australia, decidieron tomar la iniciativa y plantarle cara a la contaminación. Desde entonces, la organización Julio Sin Plástico ha crecido hasta convertirse en una de las campañas medioambientales más populares del mundo. 

El año pasado 250 millones de personas se unieron al reto y se evitó que 825 millones de kilogramos de plástico acabaran en vertederos. Cada participante redujo una media de 23 kg el uso de plástico en casa.

Si no se pone ningún freno, la producción de plástico se habrá cuadruplicado para 2050 y tan solo el 14% de ese plástico es reciclado a nivel mundial. La organización Julio Sin Plástico planea empezar una comunidad de acción a tiempo completo que incluye a empresas y gobiernos. Algunas de las iniciativas que se plantean son:

  • Mejorar las tasas de reciclaje.
  • Extender la necesidad de tomar responsabilidades sobre las consecuencias de la producción.
  • Obligar a los negocios a usar plástico reciclado para los embalajes.
  • Fomentar la economía circular.
  • Reciclar y reusar materiales hasta su límite para evitar que estos acaben apilados en un vertedero.

“No se trata de un cambio drástico de vida, sino de ser más consciente de los problemas que generan los plásticos de un solo uso y empezar a dar pequeños pasos hasta llegar a eliminarlos por completo”.


Rebecca Prince-Ruiz, fundadora de Julio Sin Plástico

El año pasado, un 87% de los participantes de la campaña Julio Sin Plástico cambió definitivamente el uso de plástico de embalar comida por tuppers de cristal, y el 73% ha dejado de utilizar los vasos de plástico para llevar de las cafeterías. La mayoría de las personas que se apuntan a este reto de un solo mes hacen cambios definitivos en su forma de consumir, ¿por qué no te apuntas y lo pruebas?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *