Jane Goodall: todo lo que debemos a la mejor primatóloga de la historia

De jugar con un chimpancé de juguete que era la réplica de Boo-Boo a primatóloga. Así ha sido el recorrido de Jane Goodall, británica activista de la investigación y conservación animal salvaje.

Conoce a Jane Goodall

Valerie Jane Morris Goodall (Londres, 1934) primatóloga, etóloga, antropóloga, Mensajera de la Paz de la ONU y activista más conocida alrededor de todo el mundo por ser pionera con sus investigaciones sobre los chimpancés en Tanzania.

Su aventura comenzó cuando tenía 23 años, en 1957 viajó a Kenia en busca de poder trabajar con animales y se encontró con Louis Leakey, antropólogo que tenía consciencia absoluta de la capacidad de coraje y decisión de la joven, por lo que en 1960 la envió a Gombe, Tanzania con la misión de iniciar un proyecto de investigación sobre los chimpancés que habitaban la zona.

“Louis Leakey era brillante, un científico único. Empecé a trabajar con él como su asistenta, pero él pensaba que yo podía ser una buena investigadora de campo, por lo que me animó a estudiar los chimpancés salvajes que habitan en un área remota de Tanzania, y así aprender más sobre nuestro propio origen. Siempre fue un gran apoyo, sin él yo no estaría aquí”

Jane Goodall

Tuvo una duración de 6 meses, pero en la actualidad todavía tiene trascendencia, ya que después de 60 años todavía continua. Todo ello fue posible gracias a la ayuda de su madre.

“Sin mi madre nunca habría sido capaz de ir a África. En primer lugar, ella siempre me animó a seguir mis sueños de infancia de ir a África y escribir sobre los animales, también me dio los consejos adecuados cuando llegó el momento de aceptar la invitación de un amigo para ir a Kenia. Entonces, me acompañó durante mis primeros cuatro meses en Gombe, en Tanzania, el gobierno no permitiría que me estuviera yo sola. Pasó por todo tipo de molestias para hacer realidad mis sueños de trabajar con animales”

Jane Goodall con un chimpancé en Gombe I Fuente: Britannica

Años más tarde, obtuvo el Doctorado en Etología por la Universidad de Cambridge y puso en marcha una serie de programas destinados a la protección de la vida salvaje con la colaboración de los habitantes de los parques naturales. En esta misma línea, en 1977 fundó el Jane Goodall Institute for Wildlife research Education and Conservation que busca la investigación, la conservación y la educación.

Una investigadora revolucionaria

Cuando Jane Goodall llegó en 1960 a Gombe iniciaría, sin darse cuenta, una de las investigaciones con animales en su propio hábitat que llevaría más tiempo realizar, ya que se trataba de un trabajo continuado sobre especies primates que hasta el momento no habían sido estudiadas de manera pormenorizada.

El proyecto tuvo una duración de 35 años de investigación sobre los chimpancés, por lo que se puede señalar que fue un trabajo muy intenso. Los resultados fueron tan exhaustivos que tuvieron mucha repercusión en todo el mundo, ya que revolucionaron toda la ciencia. Fue tanto el eco que todo ello se recoge en un documental llevado a cabo por National Geographic. Además, este medio le ofreció ayuda económica y le subvencionó el proyecto, lo que ocasionó que la joven empezase a ser más popular porque la gente empezó a ser consciente de lo que estaba estudiando.

Goodall es perseverante, empática, intuitiva y observadora, características que le han permitido mostrar todos los rasgos sobre los chimpancés que hasta el momento no se conocían. Fue capaz de analizar su conducta instrumental, el comportamiento, la estructura social, la manera en que se relacionaban, se alimentaban o criaban a las crías, entre otras muchas cosas. El conjunto de todos estos resultados recoge una de las investigaciones que han requerido más tiempo a la hora de estudiar animales en libertad.

Publicaciones

Jane Goodall ha narrado todas sus experiencias en más de 26 libros, en artículos científicos y numerosas producciones de cine y televisión. Muchas de estas obras han llegado a convertirse en un clásico. Además, ha llevado a cabo charlas TED y entrevistas que hablan sobre ella y lo fundamental que ha sido su labor para el planeta. Emplea un lenguaje atractivo y riguroso para cautivar a los espectadores y lectores.

Uno de los documentales más conocidos es “El viaje de Jane”, ha ganado el premio “Best Green Film” y ha sido preseleccionado entro los nominados a los Oscar en 2012 como mejor documental. También los emitidos por National Geopraphic “Jane”o “Jane Goodall: la gran esperanza”, que recoge imágenes inéditas de la vida y obra de la activista.

Todo ello, le ha llevado a conseguir la protección de las especies y del ecosistema. Por otro lado, consigue que la sociedad reflexione sobre la especie de la que derivamos y fomenta un estilo de vida marcado por la sostenibilidad.

Críticas

La primatóloga tenía como hábito dar nombre a las crías para diferenciarlas mejor. En aquellos tiempos era una práctica que no era científica, y los expertos señalaban que establecer este sistema de identificación era antropomorfismo, lo que había que hacer era identificarlos por números. No obstante, la joven decidió seguir adelante con su metodología y publicó un artículo en 1963 donde “bautizaba” a los chimpancés.  Como resultado, recibió duras críticas por parte de los primatólogos, quienes señalaban que sus observaciones eran cuestionables porque el sistema de identificación que había empleado no era el adecuado.

Condecoraciones      

Desde finales de la década de los 60 hasta la actualidad, Jane Goodall no ha dejado de recibir premios y reconocimientos por la labor que ha desempeñado. En 1967 fue nombrada directora del Centro de Investigación para la Conservación de la Vida Salvaje.

En 1984 fue galardonada con el Premio de Conservación de la Vida Salvaje Salvaje J. P. Getty por concienciar a la sociedad de lo importante que es la conservación de la vida salvaje.

En 2002 recibió el título de Mensajera de la Paz de las Naciones Unidas. En 2003 fue premiada con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por su aportación científica. En 2004 fue nombrada Dama del Imperio Británico en una ceremonia en el Palacio de Buckingham. 

Jane Goodall en la Ceremonia del Premio Príncipe de Asturias IFuente: National Geographic

En 2020 recibió el Premio Tang de Desarrollo Sostenible y también el Premio Artemio Precioso, otorgado por Greenpeace España por su activismo ambiental.  

Goodall se ha dedicado en cuerpo y alma a su pasión por la naturaleza. A sus 87 años no ha parado de trabajar un solo segundo, carga a sus espaldas con más de 55 años de trabajo constante sobre los chimpancés.

En la actualidad, viaja por todo el mundo impartiendo conferencias para defender y denunciar el exterminio de los primates. Se la considera como la embajadora mundial de los chimpancés por su valentía y prestigio a la hora de luchar por salvar la fauna y la flora salvaje, lo que le otorga un gran peso y reconocimiento.

Todo ello ha provocado que la sociedad no pare de cuestionarse la visión sobre estas especies y lo que significa el ser humano. Además, ha implantado los cimientos de las investigaciones en esta disciplina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *