Ideas para consumir menos plástico

Sin plásticoLeave a Comment on Ideas para consumir menos plástico

Ideas para consumir menos plástico

¿Sabías que una botella de plástico puede llegar a tardar 500 años en degradarse? Hace algún tiempo se pensaba que el plástico era una material limpio, seguro y adecuado, pero hoy día se ha podido demostrar que esto no es as. El plástico es ya un grave problema, no solamente en nuestros mares y océanos, sino también en vida diaria.

Cuando el plástico se descompone se divide en microplásticos, pequeñas partículas del objeto original que terminan en el océano siendo ingeridos por los peces, regresando dicha basura a nosotros en forma de pescado u otros alimentos. ¿Cómo hemos llegado a esto?

Aunque también debes tener muy en cuenta que vivir 100% sin plástico es una práctica compleja en la sociedad que vivimos, podemos decir que cerca de imposible; por lo que tendrás momentos donde sin percatarte te darán el producto con plástico.

Como comenzar a vivir sin plástico

Comencemos por lo más básico. Existen gestos que puedes hacer en tu día a día que conllevan un esfuerzo moderado, aunque en algunos casos puede hacer que tu coste de la compra sea mayor.

A continuación te damos algunas pautas a seguir para vivir sin plástico apostando por el consumo responsable:

  1. Compra la fruta en comercios locales.: Intenta comprar en fruterías locales, adquiriendo productos de proximidad para de esta forma evitar llevar plástico innecesario a tu casa. Así disminuirás el impacto medioambiental. Trata de encontrar una frutería donde no sea necesario pesar los productos en bolsas plásticas; y para evitar el uso de estas, recuerda llevar tus propias bolsas de tela.

De igual forma, si te preocupan los precios, procura comprar productos de temporada. Además, yendo al negocio local ayudas al pequeño comerciante, así como en la frutería del barrio te pueden dar consejos que no te darían en un supermercado sobre cómo cocinar y sacar mayor partido a tu compra.

  • Cuando vayas a comprar llega tus propias bolsas. No olvides llevar tus bolsas cuando vayas de compras y rechaza las bolsas de plástico que te ofrecen en el supermercado y tiendas. Si acostumbras a hacer la compra en coche, recuerda llevar siempre en el maletero un buen surtido de bolsas y cogerlas al salir del mismo. Aplica esta idea a todas las compras de alimentos frescos como carne y pescado.
  • Reutiliza las bolsas que tienes en casa. Si tienes bolsas de plástico en tu casa, asegúrate de usarlas hasta que ya no tengan más vida. Puedes reutilizarlas para ir de compras, llevar cosas, poner la basura,…
  • Lleva tu bolsa para el pan. Las bolsas de papel que te dan en la panadería no son para nada resistentes y son muy difíciles de reutilizar por su fragilidad. En la bolsa de tela puedes poner el pan y todo las demás que compres; y si no tienes una bolsa de tela específica para el pan, puedes usar cualquier otra bolsa de tela.
  • Compra vino embotellado con corcho. Hoy día hay vinos que vienen con tapón de plástico… Pues vuelve al vino tradicional con los tapones de corcho. En muchos barrios hay incluso bodegas que venden “a granel”, donde puedes reusar tus botellas de vidrio.
  • Elimina envoltorios. Elige alimentos que no lleven envoltorios “gratuitos”. Por ejemplo, evita comprar frutas y verduras plastificadas a las que el plástico no aporta nada y son un problema ecológico. Cada pequeño gesto cuenta y el cambio empieza en cada uno de nosotros. Por otra parte, existe la opción de acudir a pequeños comercios que venden “a granel“. No solo legumbres o frutos secos sino también detergente, productos de limpieza, etcétera.
  • Bebe agua del grifo. No hay problema en beber agua del grifo dado que cumple con todas las obligaciones sanitarias. Di adiós al consumo descontrolado de botellas. Si en tu hogar no existen problemas de cal o la calidad del agua no te gusta, puedes agregar un descalificador. También puedes usar filtros, que aunque vienen envueltos en plástico, es una manera muy sencilla de reducir de forma drástica tu generación de plástico.
  • No compres recipientes para almacenar comida. Son muchos los recipientes que puedes utilizar para poner la comida, sin necesidad de comprar más envases plásticos. Por ejemplo, puedes usar el bote de vidrio donde venían los garbanzos, donde puedes almacenar las olivas que compres a peso. Asimismo, otros recipientes más grandes como son los de los pepinillos pueden servir para el almacenaje de semillas o arroz. Sustituye todos los paquetes de plástico por botes de cristal o de cerámica.
Botes de cerámica a la venta en Amazon. El lote de tres tiene un precio de 28,20 euros.

En lo que a los vasos se refiere puedes convertir los botes de mermelada en vasos. Estos son prácticos y mucho más resistentes a los golpes; además de que como tienen su tapa puedes tapar la bebida.

  • Lleva un vaso reutilizable para el café de las mañanas. Es recomendable que lleves tu propio vaso reusable para tu café. Existen miles de vasos reutilizables de bambú y silicona, los cuales pesan poco y tienen bonitos diseños. Si estás en la oficina, puedes llevar una taza de porcelana. Con este pequeño gesto, estarás ahorrando mucho más plástico del que puedes creer.
  • Lleva un tupper contigo. Si piensas que te sobrará comida o comprar comida para llevar, lleva tu envase contigo y de esta manera evitarás embalajes nuevos que son innecesarios. De igual forma puedes llevar tu envase tupper a la charcutería, pescadería o carnicería. Recuerda que el tupper no tiene que ser de plástico, sino otras opciones de cristal o cerámica, que además te sirven para usar en el horno.
  • Evita la comida congelada. Puede parecerte más cómoda  pero incluye más plástico, además que en muchos casos lleva conservantes y aditivos.
  • Limpia con agua y vinagre. No necesitas miles de productos para limpiar tu casa, pues puedes simplemente comprar vinagre y hacer tu propio limpiador. Solamente debes mezclar una proporción de vinagre con tres de agua, ponlo en una botella reciclada de spray y listo para usar. Tu casa estará limpia y desinfectada y no tienes que preocuparte por el olor ya que este se evapora; pero si te molesta añade a la mezcla unas gotas de aceite esencial con algún aroma cítrico.
  • Rellena jabones.: Rellena tus jabones y champús con botellas más grandes, pero si te resulta muy incómodo un bote grande, solamente tienes que ir rellenando un bote que tengas en tu casa y sea más manejable.
  • Ideas para consumir menos plásticoCepillo de dientes de bambú. Cuando llegue el momento de cambiar tu cepillo de dientes, busca comprar uno de bambú. Hay un montón de comercios donde ya los encontramos y si no, busca en internet para adquirirlos online.
  • Cosas de chicas. En lo que al tema de menstruación se refiere, también puedes ahorrar muchísimo plástico. Solo tienes que contar cuantas compresas usas durante el año y pasarte a las de tela, las cuales son cómodas y hay de varios tamaños y modelos y no huelen. Otra opción más que interesarte es pasarte a la copa menstrual, reutilizable mes a mes que además te ayudará a ahorrar dinero.
  • Enrolla tu bocata en un “Boc and Roll”: Para envolver tu bocadillo o restos de comida, puedes usar el boc and roll. Es un envoltorio reusable de tela. Lo puedes lavar siempre que quieras y evitas malgastar plástico o papel.
  • Conserva la comida en tuppers de cristal.: Con la moda contra los plásticos, ha surgido la presión de utilizar tuppers de cristal. Inicialmente tendrás que hacer la inversión para adquirirlos pero una vez los tengas te servirán para toda la vida. Como pega, algunos de ello siguen teniendo tapa de plástico. Asegúrate de que sean libres de BPA. Y si quieres eliminar el plástico y no invertir en dinero, reutiliza los botes de cristal que tiene en la casa.
  • Usar moldes de acero inoxidable. En vez de usar moldes de silicona, usa los moldes de acero inoxidable, los de toda la vida.
  • Pide tus bebidas sin pajita/cañita/pitillo. O, si no puedes beber sin cañita, lleva tu propia cañita de acero inoxidable o bambú a todas partes.
  • Cuidado con la ropa. Intenta no consumir mucha ropa, pero si la adoras, ten en cuenta y mira su composición,pues todos los poliéster, acrílicos, etc. están hechos a base de plástico. ¿No te ha pasado que cuando llevas puesto un jersey (que es acrílico) te vas dando calambrazos con las personas? No son las energías, es la composición de tu ropa.
  • Compra en tiendas sin plástico.: Existen muchas tiendas a granel donde se puede comprar sin plástico las cuales han surgido en muchos sitios. Lleva tus tarros de vidrio o plástico si aún no los has sustituido y rellénalos con los productos.
  • Elabora tus propios cosméticos. Hay muchos blogs que se dedican a explicar el paso a paso de cómo puedes elaborar tus propios cosméticos naturales fácilmente.

Conclusión

Como has podido observar, son muchas las formas como puedes comenzar a vivir con menos plástico. Si todavía quieres colaborar aún más para  “limpiar el planeta”, cada día surgen más asociaciones que han recogida de plástico en las playas o recogida de basura en sitios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
WhatsApp chat
Inline
Inline