Greta Thunberg: la cara de la lucha climática

Greta Thunberg en la lucha climática

De la silla del pupitre a tener un espacio reservado en la Organización de las Naciones Unidas, así ha sido el recorrido de Greta Thunberg, una joven de 18 años que se ha convertido en un icono artístico y en un referente mundial.  Aparece en murales y grafitis por todo el mundo, debido a la constante lucha climática, tanto en redes sociales como frente al Parlamento sueco.

Es cierto que el COVID- 19 ha afectado a su actividad reduciéndola, aunque eso no ha impedido que ella siga activa en sus redes sociales para seguir contribuyendo al activismo ambiental.

Quién es Greta Thunberg

Greta Thunberg I Fuente: Instagram

Greta Tintin Eleonora Ernman Thunberg (Estocolmo, 2003), también conocida como Greta Thunberg, en un ámbito general, es una activista medioambiental sueca conocida alrededor de todo el mundo. Con tan solo 18 años, se ha convertido en la defensora total de nuestro planeta.

A pesar de ser una joven diferente al resto, padece asperger, pero eso no le ha impedido involucrarse con lo que más le apasiona. De no ser así, la joven no habría llegado a convertirse en una figura tan destacada dentro de este movimiento climático. De hecho, lo relataba en una entrevista para la BBC.

“Ser diferente es un regalo. Además, mi asperger me ayuda a no creer en mentiras”

Greta Thunberg

Así lo plasmaba también en su red social de Twitter, donde asiente que tener este síndrome es un “superpoder”.

Greta Thunberg I Fuente: Twitter

El trastorno que sufre Greta forma parte del espectro autista y perjudica a la interacción social, así como también a soportar preocupaciones espontáneas e inusuales en momentos señalados. Por el contrario, le beneficia que posee fluidez en el lenguaje y una capacidad intelectual por encima de la media de la población.

Thunberg suspendió sus estudios para dedicarse, por un año, en cuerpo y alma a este movimiento. Pertenece al movimiento Juventud por el Clima, de ahí surgieron sus Fridays for Future (viernes para el futuro), donde se exhibía ante el parlamento sueco desde agosto del 2018 para, posteriormente, llegar a ser la mayor representante de la lucha medioambiental en todo el mundo. Además, se caracteriza por ser un movimiento que, principalmente, está formado por estudiantes para reclamar las acciones que van en contra del cambio climático y del calentamiento global. Gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, el movimiento se expandió internacionalmente y se viralizó, lo que desembarcó en que varios de numerosas ciudades de todo el mundo protestaran por las calles de algunas de las ciudades más relevantes. 
Ha participado en numerosas campañas contra el cambio climático, pero con 16 años decidió retomar sus estudios para seguir formándose como cualquier joven de su edad.

«¡Mi año sabático de la escuela terminó, y se siente tan bien estar finalmente de regreso en la escuela otra vez!»

Greta Thunberg

Su aportación como activista

Desde chiquilla, con apenas 11 año tenía inquietudes acerca del mundo que le rodeaba. Empezó a interesarse por los efectos del cambio climático y se dio cuenta de que los altos cargos políticos no tomaban decisiones para detener las emisiones de carbono, la formación de más y mayores islas de plástico en los mares y océanos y el deterioro del planeta, lo que la llevó a sumergirse en una depresión que le llevó a querer cambiar el entorno.

“Padecer este mal hace que vea el mundo de otra forma, o blanco o negro, y la cuestión del clima es una de ellas”

Greta Thunberg

De esta forma fue como la joven se adentró en el activismo por el medio ambiente. En primer lugar, optó por producir cambios en sus propios hábitos y en los de su hogar. Decidió reducir su huella de carbono y empezó a no viajar en medios de transporte que contaminaban el ecosistema.

Posteriormente, como ya se ha mencionado anteriormente, en agosto de 2018 plantó cara, por primera vez, al Parlamento sueco para llevar a cabo una huelga diaria hasta que el gobierno fuera consciente del compromiso que debía tener con el medio ambiente y así reducir las emisiones y evitar el calentamiento del planeta.  La huelga, pasó a celebrarse los viernes, atrajo las miradas de todos los medios de comunicación, primero en su ciudad natal y, posteriormente, en otros países.

Toda la atracción que trajo y todo este recorrido le ha permitido estar presente en la Cumbre del Clima de la ONU en Polonia, el Foro de Davos, Bruselas y el Palacio del Elíseo de París. Si quieres saber más sobres sus apariciones pincha aquí.

Lo que le llevado al éxito

Debido a todo lo mencionado, no cabe duda de que Greta Thunberg es uno de los personajes más destacados del momento. La huelga escolar que encabezó la joven, la ha convertido en la activista contra el cambio climática más popular hasta el momento. Todo ello, junto a la dureza con la que imparte sus discursos y a su presencia frente al Parlamento cada viernes es lo que le han llevado a estar donde estar y a ser quien es. La lucha constante por gritar el problema de la crisis climática se ha convertido en todo un movimiento social.

Greta frente al Parlamento sueco I Fuente: Instagram

Pero el acontecimiento cumbre, fue el discurso que protagonizó la adolescente, por primera vez, frente a las personas más poderosas del mundo en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en 2018. Fue uno de los más visualizados. La fuerza y la sinceridad con la que Thunberg habla hace los rostros de quien la mira hablen por sí solos. Todos sus mensajes se han ido ganando los aplausos de la gente, incluidos líderes políticos y han llegado a convertirse virales en las redes sociales.

También cabe destacar que todas estas ponencias tienen una cara b, el rechazo por parte de algunos críticos, líderes mundiales y políticos como por ejemplo el presidente Donald Trump o Bernard Arnault, quienes la tachan de una niña inocente que solo crítica pero no ofrece soluciones. Todas estas reacciones han causado lo que se conoce como el Efecto Greta Thunberg”, ya que ha sido una fuente de inspiración y un referente para seguir por muchos adolescentes y adultos, ya que el activismo es un movimiento que no entiende de edades.

Reconocimientos por su labor

En diciembre de 2018, la revista Time incluyó a la manifestante en la lista de los 25 adolescentes más influyentes del mundo (apareciendo en el octavo lugar). Más adelante, en diciembre de 2019, la misma revista la eligió como “Persona del año”.

La Fundación Right Liverpoll Awar consideró en septiembre de 2019 que debía celebrar el acto para homenajear a la joven con el Nobel Alternativo.
En octubre de 2019 Greta se convierte en doctora honoris causa es por la Universidad de Mons. Más tarde, en diciembre, la revista Nature la escogió como una de las “Nature´s 10”.
Finalmente, en 2020 ha ganado la primera edición del Premio Gulbenkian por la Humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *