¿Es necesario gastar cuatro discos de algodón cada vez que te desmaquillas?

La filosofía del zero waste cada vez se practica más en el mundo del maquillaje y afecta a todos sus ámbitos, incluso a los desmaquillantes. Quizá sea uno de los productos que más merece la pena sustituir por la cantidad de residuos que genera y tampoco supone tanto esfuerzo. Cada vez que alguien se desmaquilla utiliza cuatro o cinco discos de algodón, dos bastoncillos y el desmaquillante aceitoso que sea capaz de arrastrar los productos resistentes al agua.

Las alternativas son variadas y hay algunas que ni siquiera requieren agua micelar

Cabe mencionar que en los últimos años han aparecido muchos productos que sustituyen a toda esta serie de desechables. La mayoría de ellos basan su tecnología en fibras minúsculas que retiran con facilidad los productos.

¿Qué opciones tengo para desmaquillarme de forma sostenible?

Probablemente sea la opción para desmaquillarse más popular y hace varios años que se habla de ella en Youtube. Para quienes no sepan de qué se trata, es una toalla de pelos minúsculos que retira los cosméticos de la cara. Tiene dos caras: la de pelo corto para desmaquillar y la de pelo largo para exfoliar.

También se puede utilizar para limpiar brochas.

Cabe mencionar que W7 y Better hicieron su versión de este producto y han sido bastante comparadas por dar resultados similares. No se puede omitir el hecho de que todas vienen envasadas en cajas de plástico.

Funciona igual que el Makeup Eraser pero tiene un formato redondo e incluye varios en cada paquete. Existen imitaciones que más baratas y en este caso W7 también tiene una versión propia del producto.

Opciones más sostenibles para las que sí necesitas desmaquillante

Aparte de estas alternativas que no necesitan ningún producto, más allá del agua con el que se las humedece, existen otras que sí requieren un desmaquillante, pero que siguen siendo una opción mejor que sus versiones desechables.


Los discos desmaquillantes de tela y los bastoncillos de bambú totalmente biodegradables ofrecen claras ventajas sobre aquellos que se tiran después de un uso. Los discos vienen en una bolsita de tela y cuando se ensucian se echan a la lavadora con la ropa de forma que no requieren un gasto de agua extra para su limpieza.

¿Esos productos desmaquillan bien?

Desmaquillan de la misma forma que sus versiones desechables y los desmaquillantes líquidos. Se puede comprobar empleando un producto de los recomendados en una mitad de la cara y en la otra con el método habitual y luego pasando un algodón con tónico para ver los residuos que quedan en el rostro.

Es necesario completar la rutina

Aunque parezca que la cara queda limpia tras desmaquillarla no necesariamente es así. Emplea una esponja o un cepillo con jabón para eliminar los restos y que la piel descanse de verdad. Para esto también se puede optar por productos respetuosos con el medioambiente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *