El populismo y el greenwashing mano a mano

greenwashing en politica
Medio ambienteLeave a Comment on El populismo y el greenwashing mano a mano

El populismo y el greenwashing mano a mano

El greenwashing es una práctica cada vez más común entre las empresas que consiste en desarrollar estrategias de marketing y comunicación que les hagan parecer más respetuosas con el medioambiente de lo que realmente son. Esta práctica está vinculada al concepto de responsabilidad social corporativa, que incluye todas aquellas acciones de las empresas que tienen repercusiones positivas para la sociedad y en realidad son publicidad positiva encubierta y una táctica estupenda para captar clientes.

Marine Le Pen, la líder del Front national reivindica el ecologismo como algo propio del conservadurismo político por su apuesta por el comercio de proximidad. No habría nada negativo en ello si no fuese una estrategia para justificar políticas xenófobas. El artículo de El País menciona al eurodiputado Hervé Juvin, vinculado al partido de Le Pen, que defiende la teoría del nomadismo. Con esto demuestran que el greenwashing es aplicable a la política.

Para partidos populistas la lucha contra el cambio climático es una estrategia más de captar electorado

No es ningún secreto que Le Pen siente simpatía por Vox, partido que en innumerables ocasiones ha menguado la importancia del cambio climático, siendo hasta negacionistas de ello. Expresiones como el “camelo climático” de Rocío Monasterio dicen mucho de lo que preocupa este problema a su partido.

La creciente preocupación por el cambio climático incentiva a los partidos a declararse ecologistas de cara al electorado

Incluso partidos más cercanos al Front national en el Parlamento Europeo llegaron a hacer gala del negacionismo del cambio climático. Es el caso de la Liga italiana que de forma sistemática tumbaba medidas ecologistas y ahora apuestan por la educación en los colegios acerca del tema.

Lo que suena demasiado bien para ser real también es populismo

En España la lucha contra el cambio climático en las instituciones es abanderada por la izquierda. El Gobierno de Sánchez considera prioritario este asunto hasta tal punto que hay dos vicepresidencias con competencias en este asunto:

  • Pablo Iglesias

El vicepresidente segundo se ocupa de la Agenda 2030 propuesta por la ONU y que propone objetivos imprescindibles de alcanzar para obtener la sostenibilidad.

  • Teresa Ribera

La vicepresidenta cuarta también es ministra para la Transición Ecológica.

Y en este caso el problema no son los cargos, ni la cantidad de ellos, sino el realismo de las políticas que puedan llegar a cabo. Rocío Vidal, la youtuber que estudió periodismo y en la actualidad se dedica a la divulgación científica, poco antes de las elecciones de abril de 2019 valoró el contenido científico y medioambiental de los programas electorales.

Con este análisis reafirmó que quienes más defienden las medidas ecologistas son los partidos de izquierdas. Sin embargo, el programa electoral de Podemos incluía medidas poco realistas.

Soy Kata y soy periodista. Soy pesimista e idealista a partes iguales. Creo que los cambios surgen sólo si la sociedad está informada y toma acciones colectivas porque si cada uno aporta un grano de arena entre todos se crea una montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
WhatsApp chat