¿El maquillaje es sostenible?

Si tu objetivo es alcanzar un modelo de vida zero waste, igual has llegado al momento de qué hacer con tu maquillaje. ¿Se te ha acabado una base, labial o sombra y te gustaría conocer marcas respetuosas con el medioambiente? No va a ser tarea sencilla, seguramente tampoco imposible pero es complejo maquillarse y ser 100% ecológico. Sin embargo, existen formas de reducir el impacto sobre el medioambiente empleando ciertas soluciones, comprando a determinadas marcas, revisando el contenido de los productos y siendo consciente de cómo se reciclan los envases.

Vegano no significa sostenible

En estos últimos años la industria de la cosmética ha apostado fuerte por los productos veganos y libres de crueldad animal. Los envases con los conejitos son cada vez más comunes en las estanterías de las droguerías.

Sin embargo, salvar conejos blancos y no machacar bichos para obtener pigmentos no equivale a ser sostenible. La mayoría de los envases siguen siendo contaminantes, sobre todo porque la mayoría de ellos son de plástico.

¿Por dónde empezar?

  • Busca marcas y productos que no usen plástico de un solo uso

A lo mejor no puedes conseguir que todo tu maquillaje nuevo no tenga plástico, sobre todo si buscas cosas muy concretas. Pero hay elementos que ya son fáciles de encontrar sin plástico, como:

  • Jabones: usa jabones naturales con esencias naturales. Evitarás maltratar tu piel con alcoholes, parabenos y otros químicos.
  • Limpiadores fáciles: evita los envasados en plástico y busca alternativas en vidrio. La marca Matarrania ofrece todo tipo de cosméticos en envase de vidrio y tapa en acero inoxidable que te ayudarán a eliminar el plástico de un solo uso en el baño.
  • Toallitas desmaquillantes: en el mercado podemos encontrar muchos fabricantes y artesanos que ofrecen toallitas de algodón que podemos lavar y usar una y otra vez.
  • Muselinas: para retirarte el maquillaje y limpiarte, evita las toallitas desechables por tejidos naturales.
  • Maquillaje en vidrio y tapa de bambú o metal. La propuesta de Zao Makeup incluye pintauñas en este formato.
  • Fabrica tus propios cosméticos.

Familiarízate con marcas cosméticas que no usen plásticos:

  • Zao Makeup
  • Matarrania
  • Made in Tribe
  • Lush
  • Bésame Cosmetics
  • Benecos
  • PuroBio Cosmetics

Hay ciertas pautas por las que guiarse a la hora de comprar productos de maquillaje y que estos sean más sencillos para reciclar:

  • Evitar los plásticos negros

Los clásicos labiales de MAC, las polveras de Chanel y un largo etcétera de marcas que emplean plásticos negros para producir sus envases. Estos son más nocivos para el medioambiente que los plásticos blancos o de colores porque en las plantas de reciclaje no se dispone de una tecnología que reconozca este tipo de envases.

Mientras que los envases de otros colores no generan problemas a los sistemas de clasificación óptica y son separados del resto de residuos, los plásticos negros pasan desapercibidos y suelen acabar en los vertederos con materiales orgánicos.

  • Bases de maquillaje en envases de vidrio

El vidrio es reciclable y es una mejor alternativa que comprar bases envasadas en plástico. En el mercado hay muchas opciones tanto de alta como de baja gama, por eso no hay excusa que valga.

Una opción válida es buscar soluciones como las de LUSH, cuya base de maquillaje en stick viene envasada en una caja de cartón. Sin embargo, no es apta para todos porque está hecha a base de coco y las pieles grasas deberían evitarla.

  • Paletas de sombras y rostro magnéticas

Se compra las sombras, los coloretes, los bronceadores e iluminadores individuales normalmente envasados en pequeños círculos o cuadrados de metal que se colocan dentro de la paleta. Este tipo de paletas tienen tres ventajas fundamentales:

  • Cuando se acaba un color antes que el resto se puede cambiar solo ese.
  • Es una buena forma de tener la configuración de todos que se necesita (cosa que no pasa con las paletas normales).
  • Se generan menos desechos.

Cabe mencionar que las paletas magnéticas son mejores que las paletas vacías de marcas concretas porque permiten encajar productos de diversas marcas independientemente de su tamaño.

De siempre han sido más populares en el mundo del maquillaje profesional porque admiten elegir los tonos en función de las necesidades, pero es cierto que desde hace unos años su uso se ha generalizado entre personas aficionadas.

Anastasia Beverly Hills y Tarte son algunas de las marcas que comercializan este tipo de paletas.

  • Marcas indies con soluciones novedosas

Cuando se rebusca internet y las redes sociales se puede encontrar verdaderas joyas. Este es el caso de Bésame Cosmetics que se especializa en productos vintage. Estos no solo son bonitos sino que ofrecen soluciones menos nocivas para el medioambiente que los productos de las droguerías.

Uno de estos productos es la Cake Mascara, es decir, una máscara de pestañas que consiste en una pastilla de producto en una lata de metal para la que se puede comprar recambios.

Cabe mencionar que en sus envases emplean materiales como el cartón, latas y plástico de colores claros. Así que ofrecen ventajas a nivel de baja generación de residuos pero siguen usando plástico.

  • Brochas de bambú

La marca Ecotools ofrece brochas hechas de bambú y veganas que son sencillas de encontrar en cualquier droguería. Emplean plástico y aluminio reciclados y para el cartón de los envases no cortan árboles, los hacen de algodón y fibras de bambú.

Y si no te convence lo anterior…

Apuesta por el comercio de proximidad. Aquí no hay consejos ni marcas recomendadas. Haz una búsqueda exhaustiva de qué pueden ofrecerte empresas que tienen la producción en tu país o incluso ciudad. Podrás adquirir productos sin recurrir a internet y no generar más huella de carbono. ¡Seguro que encuentras algo!

Una respuesta a «¿El maquillaje es sostenible?»

  1. Hola. Estaba buscando labiales “sostenibles”. Empiezo a creer que no existen. Esta marca ZAO UTILIZA ACEITE DE PALMA, cultivar la palma se lleva millones de hectáreas y un montón de especies están en peligro de extinción debido a este maldito monocultivo que viene llevándose a cabo hace años.
    Si realmente no queremos dañar al medio ambiente hay que renunciar a estas cosas lamentablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *