El impuesto al plástico: ¿el fin del plástico de un solo uso?

Julio de 2021 es la fecha que marca el inicio del cambio por el cuidado al medio ambiente en España. Desde ese momento estará prohibido introducir en el mercado algunos plásticos de un solo uso, como las pajitas, los bastoncillos de algodón, cubiertos y platos, etc.

Los recipientes plásticos monouso, asimismo, tendrán un impuesto indirecto a razón de 0,45 euros por cada kilogramo de envase.  Este nuevo impuesto verde pretende minimizar el plástico no reutilizable pero al suponer un incremento de los costes, podría conllevar que los fabricantes aumentaran el precio de su producto. Además, el Consejo de Ministros ha aprobado la Estrategia Española de Economía Circular (EEEC) con vistas a 2030.

Prohibición de plásticos un solo uso

Desde el 3 de julio estarán prohibidos los productos fabricados con plástico oxodegradable y los cosmético y detergentes que contengan microplásticos.

Vasos De Plástico, Basura

Algunos de los de monouso que poco a poco dejaremos de ver se muestran a continuación.

  • Bastoncillos de algodón (a excepción de los del ámbito sanitario).
  • Cubiertos.
  • Palillos.
  • Platos.
  • Pajitas.
  • Agitadores de bebidas de plástico.
  • Palos para sujetar globos.
  • Recipientes y vasos para alimentos y bebidas hechos de poliestireno expandido.

Impuesto verde

El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico anunció estas medidas para reducir los envases de plástico no reutilizables y su impacto.

Incluir un impuesto de 0,45 euros sobre cada kilogramo de envase supone la recaudación al año en España de unos 724 millones de euros. Su creación responde, también a las recomendaciones realizadas por la Comisión Europea, que ha señalado que España tiene margen de actuación en materia de fiscalidad verde. En cuanto a ingresos medioambientales España ocupa el quinto puesto por la cola respecto al PIB de la UE.

Este impuesto es de carácter indirecto y recae sobre la fabricación, importación o adquisición intracomunitaria de envases de plástico no reutilizables que sean objeto de utilización en nuestro país. Será parecido al que se implantará en Reino Unido o Italia.

Más medidas para proteger el medioambiente

A partir del 1 de enero de 2023, tanto cafeterías como bares y restaurantes tendrán que cobrar al cliente por cada vaso y tapa del café,  cantidad que será devuelta una vez que les entreguemos los envases. Asimismo, estos espacios deberán ofrecer agua de grifo.

Desde ese momento el abandono de basura en el medio ambiente conllevará multas dependiendo de la gravedad, de entre 1.000 y 2 millones de euros.

Portugal, ha puesto en marcha pruebas piloto como esto para estrenar un Sistema de Depósito a partir de 2022. Y España, si consigue hacerlo podría convertirse en referente con Sistema de

¿Por qué se han creado estas medidas?

Somos conscientes del gasto desproporcionado que se hace del plástico pero apenas somos capaces de reducirlo. Por eso es necesario que el gobierno haga algo, debemos frenar el impacto que generan.

Gravar el consumo conseguirá crear más conciencia medioambiental sobre los consumidores. Pero, sigue siendo necesario, además, que se mejore la gestión que se hace de los residuos porque no es del todo eficaz.¿A quiénes van dirigidas?

Todas las medidas afectarán al consumidor y a los fabricantes. El consumidor, en el caso del impuesto, tendrá que pagar más por el mismo producto. Y el fabricante al encarecerse el envase su competitividad se verá reducida porque los productos importados no lo habrán sufrido.

Con ello en 2026 habrá una reducción de la comercialización del plástico del 50% con respecto a 2022 y en 2030 del 70%, igualmente con respecto a 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *