Consejos para tener un balcón verde

El escaso contacto con la naturaleza puede pasar factura y repercutir directamente de forma negativa en el estado de ánimo afectando incluso a la autoestima. Quienes tienen su propio jardín en casa disfrutan del pequeño privilegio de no tener que moverse de allí para estar rodeados de colores vibrantes como el verde de las hojas y de aromas frescos. Los que viven en pisos, con suerte, disfrutan de un pequeño balcón o terraza que, bien gestionados, dan lugar a un pequeño jardín o huerto urbano.

Si tienes un balcón vacío ya tienes una idea genial de aprovecharlo. Y si no tienes ni idea de cultivar plantas tienes la oportunidad de hacerlo desde cero y de forma ecológica, sin químicos ni elementos de plástico.

¿Qué debes tener en cuenta para crear un jardín en la terraza?

  • La orientación de tu balcón es importante porque si este da al norte tendrás luz insuficiente y tus plantas no crecerán tan bien. Por el contrario si mira al sur el sol las llegará durante ocho horas al día y en verano es necesario compensarlo con un riego bastante más frecuente.

La mejor orientación da al este o al oeste porque así las plantas reciben unas seis horas de luz diarias y es una exposición media. Eso sí, no todas necesitan la misma luz y antes de aventurarte a plantar nada consulta en el vivero o floristería de confianza.

  • Al igual que pasa con la luz, cada planta requiere una cantidad de agua distinta. Y aunque sea una idea que pueda resultar tonta, compra maceteros de tres colores distintos para distinguir la cantidad que necesita cada una. Y si no los encuentras puedes pintarlos por tu cuenta o marcarlos con señales de colores.

Sobre todo en verano sé consciente de regar tus plantas muy pronto por la mañana o al atardecer, si las riegas con el Sol en lo más alto, el agua se evaporará y malgastarás gran cantidad.

flores balcon verde
  • Busca plantas sencillas de cuidar y adaptadas a tu clima. Sabemos lo suculento que es probar con flores diferentes o plantar esa bonita especie que viste en unas vacaciones lejos de tu hogar, pero igual tu clima no es el adecuado para ella y por eso te sorprendió su presencia. Los cactus y las suculentas son una opción que sirve para todos los climas y aguantan bien los inviernos sin grandes cuidados. Disfrútalas porque aportan mucho verdor y bonitas flores en su época de floración.
  • Respecto a los maceteros: los de plástico no están mal pero puedes buscar opciones mejores. Desde luego la peor es el metal pues absorbe el frío en invierno y se calienta en exceso en verano, lo que daña tus cultivos.

La cerámica o la madera son los materiales más limpios y beneficiosos para las plantas. Gracias a que el origen del recipiente es natural es más fácil que se mantenga una temperatura favorable al desarrollo de cualquier cultivo.

  • Para iniciarte, busca plantas sencillas de cultivar, entre las que están todo tipo de hierbas aromáticas: cebollino, hierbabuena, orégano, albahaca, etc. Por lo general crecen bastante rápido e impregnan de aroma su alrededor.
  • Si te aventuras a cultivar plantas comestibles tienes que ser consciente de que no todas pueden ser plantadas en cualquier época del año. El nabo, la cebolla o la lechuga sí se cultivan durante todo el año.

En primavera-verano brotan tomates, judías y pimientos y en otoño-invierno lo hacen las espinacas, las acelgas o el ajo. Y tomes la decisión que tomes respecto a qué comestibles cultivar, plantéate poner flores alrededor para atraer abejas.

  • Como fertilizantes naturales se suele utilizar humus de lombriz y estiércol. Pero se puede emplear cosas tan simples como cáscaras de huevos o de fruta e incluso el café o el té ya usado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *