Cómo promover la economía circular en el puesto de trabajo

Algunos términos como “economía” o “gestión” aplicados a distintas actividades tienden a sonar muy lejanos y solemos pensar que son asuntos reservados a gobiernos y a grandes corporaciones pero, en realidad, son términos aplicables a todos los aspectos de nuestro día a día, incluso a nuestro puesto de trabajo, sea cual sea.

Ya hablamos de la economía circular y te dimos motivos para que empezases a aplicarla, por eso hoy te explicamos cómo llevarla a tu empresa.

Economía circular para cualquier empresa

Para conseguir que la economía de nuestra empresa, grande o pequeña, pase a ser circular, solo tenemos que hacer una serie de cambios básicos en la gestión que la harán sostenible y cuidadosa tanto con sus empleados como con el medioambiente. Los cambios que tu empresa necesita no son más que un conjunto de buenas prácticas y la implementación de tecnologías nuevas y limpias para crear un plan de acción de empresa circular y sostenible.

3 líneas de actuación para empresas sostenibles

Tu plan de acción debe tener, por lo menos, estos puntos:

  • Gestión de residuos. Actualmente, los residuos representan una problemática ambiental, social y sanitaria. La Directiva (UE) 2018/851 del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea establecen un orden de prioridades en la política sobre la prevención y gestión de residuos: 
  • Prevención.
  • Preparación para la reutilización.
  • Reciclado.
  • Otros tipos de valorización.
  • Eliminación.

La información específica sobre los residuos generados en el conjunto de la empresa y también en cada área, es necesaria para poder involucrar a todos los trabajadores en esta actividad y garantizar así su éxito.

El seguimiento del cumplimiento de esta gestión de residuos y la difusión de los resultados de forma periódica también ayudarán a comprometer a los empleados.

  •  Consumo responsable. Un uso eficiente de los recursos y un consumo responsable de agua, energía y materiales es esencial para poder trasladar la economía circular a nuestra empresa.

Tu empresa debe tener un plan de uso eficiente de los recursos, con un apartado que especifique cómo se debe hacer uso del agua y de la energía. En cuanto a las compras de la empresa, se recomienda que los productos adquiridos dispongan de ecoetiqueta. 

La empresa debe promover el mínimo embalaje posible y el uso de materiales reciclados y/o reciclables en los envases y en la cadena de producción se debe minimizar el uso de materiales vertidos y emisiones contaminantes.

  • Movilidad sostenible. Tras la realización de un primer análisis para conocer el modo de desplazamiento de los trabajadores a sus puestos de trabajo se deben adoptar medidas que consistan en una movilidad laboral sostenible como por ejemplo:
    • La promoción del transporte público entre los trabajadores a través de la facilitación del abono transporte.
    • La promoción del vehículo compartido 
    • Ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *