Formas de evitar el plástico de un solo uso si comes fuera de casa

ReciclajeLeave a Comment on Formas de evitar el plástico de un solo uso si comes fuera de casa

Formas de evitar el plástico de un solo uso si comes fuera de casa

Se calcula que Europa, cada año, genera más de 2,5 millones de toneladas de residuos. El Parlamento Europeo quiere que en 2025 se recicle entre el 55 y el 60 por ciento de los envases de plástico.

Una cifra muy por encima de la actual y que ha supuesto tomar una serie de medidas importantes como la prohibición de que se fabriquen determinados elementos de plástico de un solo uso como pajitas, cubiertos o platos de plástico.

Pero no es suficiente. Cada gesto individual es tremendamente importante en esta gesta. Por eso hoy traemos algunas ideas para recudir el uso de plástico cuando comemos fuera de casa, que son muchas veces. No hablamos solo de la hora de la comida. También debemos cuidar gestos como llevar con nosotros el agua que podamos beber, cubiertos, tazas reutilizables, etcétera.

Ideas para eliminar el plástico de un solo uso si comes fuera de casa

  • Tuppers de plástico vs envases de vidrio: estamos muy acostumbrados a los envases de plástico, pero hoy día hay diferentes alternativas para llevar la comida. Los tuppers de vidrio, por ejemplo, son mucho más fáciles de conseguir aunque también son más pesados. Si quieres llevar tu comida en envases más ligeros, escoge los de acero inoxidable.
  • Bocadillos: hasta ahora lo normal era llevaros en en envoltorios de papel de aluminio y film transparente. Podemos, sin hacer grandes gastos, envolver los bocatas en papel de cocina o una servilleta de tela, que además nos servirá para limpiarnos. También existen portabocadillos impermeables, muy útiles para no manchar bolsos o maletas e ideales para que los niños los lleven a clase.
  • Papel de aluminio y film de plástico: por lo general los usamos para tapar los alimentos, comida o recipientes. Su vida útil es muy corta así que es momento de encontrar sustitutos más respetuosos con el medio ambiente. La mejor alternativa para suplirlos son los envoltorios de cera de abeja, a los cuales se les da forma con el calor de las manos y cuando ya no se necesitan se limpian y guardan, ya que quedan como nuevos. También se pueden usar tapas de silicona reusables que se adaptan muy fácil a cualquier recipiente.
  • Cubiertos de plástico: si no acostumbras a llevar contigo cubiertos de casa, que deberías, puedes optar por comprar un estuche de cubiertos de bambú. Pesan poco, se pueden lavar en lavavajillas y son biodegradables.
  • Moldes para cupcakes desechables: la mejor opción para el medio ambiente es el uso de moldes desmontables de acero inoxidable. Estos se pueden usar muchas veces y el postre siempre quedará igual de bueno. Otra opción intermedia son los moldes de silicona, que también tienen una vida útil enorme, si los cuidamos adecuadamente.
  • Papel vegetal del horno: quizás nunca las has visto, pero existen láminas de silicona para las bandejas del horno, que podemos usar una y otra vez. Además de que no tenemos que estar pendientes de si se nos gastan, como las de papel, las podemos meter al lavajillas y quedan como nuevas.
  • Guantes de plástico para frutas: están colocados en todos los supermercados, pero puede evitarse su uso utilizando unas pinzas o usando la misma bolsa de algodón que usemos para guardar y pesar las piezas.
  • Cápsulas de café: se han convertido en un gran problema medioambiental. Lo mejor es adquirir una cafetera italiana que no requiera de estas cápsulas, o comprar una cápsula recargable de acero inoxidable.
  • Botellas de agua de plástico: lleva siempre contigo una botella reutilizable, ya sea de vidrio o de acero inoxidable. Las venden en muchísimos sitios, con infinidad de dibujos y estampados, infantiles o para todos los gustos. Destierra de una vez de tu vida las botellas de agua de plástico de un solo uso y anima a compañeros de trabajo y familiares a que sigan tus pasos.
  • Tarrimas de helado: cuando se compra un helado, pide un cucurucho en vez de una tarrima. Además de evitar el plástico, se disfruta del sabor de la galleta. De igual forma, es mejor no usar la cucharilla.
  • Congelados: compra los alimentos frescos y congélalos en casa en tuppers o fuentes de cristal. Otra opción son las bolsas de silicona, son más prácticas e higiénicas, además de resistentes, aislantes y las hay de diversos tamaños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
WhatsApp chat
Inline
Inline