Halloween sin residuos: ideas zero waste para celebrar la fiesta

Se acerca la noche más terrorífica del año, que no es otra que la de Halloween. Niños, adultos y mayores a lo largo de todo el mundo preparan, con mucho mimo, la decoración y la indumentaria para esta fecha. Pero como toda gran celebración, la de Halloween conlleva la aparición de numerosos residuos, muchos de ellos plásticos, que han tenido una utilidad durante unas horas, pero tardan mucho tiempo en descomponerse y contaminan el planeta. Para solucionar este problema, hay algunos consejos que se pueden poner en práctica.

Halloween: disfraces con prendas ya usadas

Algunas personas optan por comprar un disfraz nuevo para Halloween cada año, un atuendo que después se queda guardado en el armario o en un cajón durante años, sin que nadie se vuelva a acordar de este. Para evitar eso, una buena opción es reutilizar un traje de algún año anterior, o incluso hacer un intercambio de disfraces con algún amigo o familiar.

También existe la posibilidad de crear uno mismo el traje, sin que esto se convierta en una pesadilla. Por ejemplo, el clásico disfraz de fantasma hecho con una sábana resulta sencillo y funcional para una noche como la de Halloween.

El uso de ropa vieja, rota o descolorida también se convierte en una idea útil en esta fecha, y si es negra, mucho mejor. Un buen maquillaje es el complemento ideal para que un disfraz con estas características no tenga nada que envidiar a cualquier otro comprado.

Halloween: consejos de decoración zero waste

Una buena noticia es que las protagonistas de Halloween, las calabazas, se pueden conseguir sin generar residuos, y si proceden de agricultura local, o incluso del huerto familiar, mucho mejor. La calabaza no solo servirá para decorar, sino también para hacer deliciosas recetas.

Para ornamentar, en lugar de comprar toda la decoración, es posible reutilizar la de otros años, o darles un toque monstruoso a objetos cotidianos de nuestro hogar. En este sentido, también pueden entrar en juego libros viejos o trastos que ya no utilizamos. En Halloween, no importa que la decoración esté llena de polvo y desordenada, de hecho, crea un buen efecto para esta noche. Las flores u hojas secas también ornamentan muy bien la noche de Halloween, al más puro estilo cinematográfico.

Un clásico de la fiesta norteamericana son las velas. Halloween es una ocasión perfecta para aprovechar las velas que todos tenemos en casa y no utilizamos. Crearán una atmósfera muy propia de esa noche.

Otro objeto tradicional en Halloween es el cubo repleto de caramelos, que habitualmente es de plástico. Pero no es necesario comprar este objeto, sino que se puede hacer por uno mismo, y sin plástico, con el único material de una bolsa de tela que se puede pintar con motivos de miedo para después llenarla de caramelos.

A falta de otros complementos que nos gustarían para ornamentar la casa en estas fechas, la mejor opción es tratar de conseguirlos en una tienda de segunda mano o en cualquier otro lugar, siempre que no contentan plástico.

Halloween: ideas para pasar la noche en familia

La fiesta de Halloween es un momento de unión y celebración, ya sea entre amigos o en familia, y si hay niños, esta es una de sus noches favoritas del año.

La preparación de dulces propios de esta época es una gran manera de divertirse en familia. Las calabazas no solamente sirven para decorar la noche de Halloween, fiesta para la cual no puede faltar un buen pastel de esta hortaliza. Las semillas sobrantes de la calabaza se pueden utilizar para tostar, también una delicia.

Las manzanas son otro ingrediente esencial para esta celebración, y existen múltiples recetas en las que es posible convertir a estas frutas en auténticos monstruos comestibles.

Los dulces de chocolate o las galletas también son un recurso para esta noche, y si los compramos, lo más normal es que vengan envueltos en plástico, por eso lo ideal es hacerlos uno mismo.

Otra receta, además muy sencilla, es la de sangre falsa, que suele estar envasada en plástico. Pero, en lugar de comprarla, con agua y colorante se puede conseguir una sangre muy real, aunque también se le puede añadir un poco de azúcar o cacao en polvo para darle un toque de dulzor y que, además, sea comestible.

Con la pandemia, es normal que aquellos que se lo pasan en grande en Halloween en alguna fiesta fuera de casa, busquen preparar la celebración dentro del hogar. Por ello, la noche puede terminar con el visionado de alguna película que tenga esta fecha como tema principal. Unas buenas palomitas son el acompañamiento perfecto para este plan.

Lo más importante es disfrutar de la organización y de la fiesta en sí, y no estresarse demasiado; es mejor ser paciente y hacer el tipo de celebración que uno desea en función de sus preferencias. Un Halloween sin desperdicios es una gran manera de transmitir a los demás una forma de vida más sostenible y ética.

Hábitos sostenibles: claves para unas rutinas más respetuosas con el entorno

10 pequeños cambios sostenibles

Consumo, alimentación, relación con la naturaleza… Son muchos los ámbitos de nuestra vida en los que podemos introducir modificaciones para tener unos hábitos más sostenibles. Si esa es nuestra mayor preocupación, hay diversas maneras de afrontar el cambio, que no solo serán beneficiosos para uno mismo, sino también para el entorno en el que vivimos.

Hábitos sostenibles: alimentación

Una de las grandes preocupaciones del ecologismo es nuestra relación con los alimentos y su procedencia, puesto que los ecosistemas sufren las consecuencias de la producción masiva.

Uno de los consejos que suelen darse para mejorar, con nuestra alimentación, las problemáticas medioambientales, es reducir el consumo de productos de origen animal e incrementar aquellos de origen vegetal, que además sean ecológicos, para minimizar el impacto de la agricultura y la ganadería en el entorno natural.

Otro hábito recomendable es el de evitar el desperdicio de las sobras de nuestra comida. Una buena idea es congelar estos restos para tenerlos disponibles más adelante sin que hayan perdido sus propiedades; también se pueden hacer caldos o sopa, de manera que se aproveche la sobra inicial para otra preparación culinaria.

El compost también es una buena opción. Los restos que terminan en los vertederos a menudo no encuentran el oxígeno necesario para descomponerse, de forma que emiten más gases de efecto invernadero. Es por eso que el compostaje es la mejor manera de “tirar” lo que no queremos o no se come y hacer que siga siendo útil para otros fines.

Otra de las recomendaciones habituales es la de evitar la compra en empresas de dudosa reputación ética, para lo cual a día de hoy disponemos de toda la información en Internet. Una alternativa más sostenible a los productos de este tipo de empresas es la compra a productores locales y de cercanía.

Hábitos sostenibles: consumo responsable

Aunque no siempre es fácil en la sociedad occidental, la clave para reducir el gasto está en limitarnos a adquirir aquello que realmente sabemos que vamos a necesitar, y acudir al supermercado o a tiendas específicas en determinados artículos únicamente cuando requerimos de ello. Una manera de reducir el gasto es comprar en webs de segunda mano o introducirse en grupos de venta de objetos para darles uso por segunda vez, que existen en redes sociales como Facebook.

Otro consejo útil podría ser el de establecer objetivos como no realizar compras un día determinado, o durante una semana, e incluso durante un mes, a excepción de los productos de primera necesidad.

Para evitar que un artículo termine contaminando el entorno, otra buena opción es la de reutilizar, pensar para qué podría servir un objeto que ya no queremos y darle otra oportunidad. El ejemplo más clásico es el de la camiseta vieja que podemos utilizar como trapo. También existe la posibilidad de donar la ropa o artículos que no necesitamos o entregarlas a alguien que puede utilizarlos.

Hábitos sostenibles: Zero Waste

Reducir el consumo de plásticos es una de las principales metas para promover un futuro sostenible. Es tal la cantidad de desperdicios de este material en el entorno natural y en nuestra sociedad que el Zero Waste más absoluto no existe, a pesar de que sí hay algunos referentes que lo han conseguido, pero no es lo habitual. Por ello, no tiene que convertirse en una obsesión, pero sí podemos hacer lo que esté en nuestra mano para evitar los residuos tóxicos que contaminan el planeta. Un consejo útil es el de calcular los objetivos que queremos cumplir y que estén a nuestro alcance para reducir nuestra huella ambiental.

Márcate pequeñas metas alcanzables y proponte nuevos hitos para avanzar sin altibajos

De nuevo, comprar a productores locales y de cercanía se convierte en la mejor opción, y en este sentido, mejor si adquirimos los alimentos a granel, y en recipientes que no sean de plástico. Cuando acudimos al supermercado, las bolsas de tela se convierten en nuestras principales aliadas para transportar la compra sin utilizar plástico; y la elección de alimentos frescos sin envasar o dentro de envases de materiales ecológicos es también una buena opción.

Cómo lavar las bolsas de tela de la compra y evitar que proliferen las bacterias en ellas

Gran parte de la sociedad hemos sustituido las bolsas de plástico de un solo uso a la hora de comprar por unas de tela o de rafia. Con esta pequeña acción, además de evitar pagar unos céntimos , conseguimos reducir a la larga grandes cantidades de uno de los materiales más dañinos, el plástico.

La pandemia nos ha avisado de que tenemos que lavarnos las manos a menudo e incluso  a principios de ella hemos ido desinfectando todos los paquetes de comida que comprábamos. Pero no podemos olvidar otra elemento que tendríamos que haber ido desinfectando, las bolsas. Pensamos que con meterlas en la lavadora se eliminan todos los gérmenes pero no es así. Es importante que las bolsas de tela estén siempre bien limpias.

Por qué lavar las bolsas de tela

Cualquier producto o elemento recoge suciedad y en este caso, si introducimos en ellas cajas de alimentos que han tocado otras personas o carnes que pueden tener bacterias deberíamos darlas un mantenimiento adecuado.

Las bolsas de tela son más amigables con el medio ambiente, no hay ninguna duda de que estas bolsas reducen la cantidad de residuos plásticos, pero si no las cuidamos podrían presentar riesgos sobre nuestra salud.

Pueden estar hechas de telas con fibras naturales como algodón o fibras sintéticas, elaboradas a partir de una película de plástico más resistente que el de las de plástico comunes. Son biodegradables, perduran en el tiempo y son más bonitas. Aunque presenta una serie de inconvenientes, si no se usa de la forma adecuada, por la porosidad de la tela combinada con algunos alimentos se puede facilitar la proliferación de numerosas bacterias.

Rebajas
Kupton Bolsas de Comida para Fruta,Juguetes y Libros-Bolsas de Comestibles Hechas de Algodón Orgánico para una Compra sin Residuos-Ligeras,con Cordón,Puntada Doble y Etiqueta de Tara-10Bolsa
  • Material ecológico: Estas bolsas de comida están hechas de...
  • Etiqueta de tara: El peso está impreso en etiquetas de colores...
  • 10 unidades con 4 tamaños diferentes: 3 bolsas de malla grande...

Lo mejor sería lavarlas cada dos o tres usos pero, si tienen manchas, cuanto antes. Si la bolsa ha llevado frutas o carnes no será suficiente la lavadora con agua caliente y detergente. Habría que dejar en remojo la bolsa con algún desinfectante puesto que si no las lavamos bien podríamos llegar a infectarnos con la bacteria E.coli, la Salmonella o la Listeria. Una vez limpias se pueden secar al aire libre o meterlas a la secadora.

Cómo prevenir las infecciones de bacterias y organismos que provienen de las bolsas de tela

Para prevenir las infecciones además de lavarlas, es muy importante que los alimentos crudos no entren en contacto con la tela, tendríamos que meterlos en tuppers.

Si compramos en un supermercado, no deberíamos posar las bolsas de tela en los carritos, algunos estudios alertan de que suelen estar contaminados.  

La bolsa de tela de la compra no hay que utilizarla para otros productos que no sean alimentarios como juguetes o artículos de limpieza. Cada tipo de producto debería ir en una bolsa.

Tampoco debemos olvidar que habría que guardarlas en un lugar fresco y seco, si están en un coche con las temperaturas altas pueden hacer que las bacterias como Salmonella crezcan más rápidamente.

No es recomendable guardar la comida en la bolsa durante mucho tiempo y menos si  necesitan refrigeración.

Bolso Tote. Algodón 100%. Blanco. con Cremallera, Forro y Bolsillo Interior. 37 * 38 cm + (asa: 28 cm). Incluye sobre Kraft de Regalo.
  • Bolso Tote (grande) para colgar al hombro con dos resistentes...
  • Con cremallera,  útil bolsillo interior y forro.
  • Ligero y muy cómodo. Embalado en un bonito sobre de cartón...

Cómo ser sostenible sin grandes cambios de vida

plantas habitacion sostenible

Respetar el medioambiente es un reto para cualquier persona y lo cierto es que es una tarea relativamente complicada. Podemos conseguir que nuestra casa y día a día sea lo más ecológica posible si realizamos algunos pequeños cambios. Los hábitos son los que marcan si eres realmente sostenible.

No es necesario que del día a la mañana cambies por completo tu estilo de vida. Será efectivo si lo haces poco a poco sin retroceder. El planeta pide un respiro y se lo tenemos que conceder si no queremos por ejemplo, ver el océano con más plástico que peces.  

10 pequeños cambios para ser más ecológicos y ser sostenibles

No es necesario comprar cepillos de dientes de plástico ni ir cada semana a comprar ropa. Pero si lo es concienciarse con el medio ambiente. Reducir nuestro gasto en gasolina, plástico o no desechar alimentos deben formar parte de nuestros objetivos si queremos ser sostenibles.

Deseamos ayudar al planeta pero no somos capaces de tener una casa con energía solar o un coche eléctrico. Eso no nos puede impedir que le libremos de otras cargas.

  1. Reduce

No tienes por qué vivir rodeado de ropa ni de comida. Compra lo que necesitas. No podemos continuar a este ritmo, hay que consumir menos y reutilizar.

2. Compra la comida de forma diferente

Acude a tiendas donde se vendan los alimentos a granel, lleva tu bolsa de tela o no adquieras productos que vengan de lejos. Ten en cuenta la huella de carbono del transporte, por ejemplo de las frutas. Debes consume fresco, ecológico y de temporada. Tampoco abuses de la proteína animal y productos procesados.

3. Usa el vidrio para conservar y calentar la comida

Olvídate del plástico. Usa tarros y tuppers para guardar tu comida. Y no utilices botellas de plástico de un solo uso, en su lugar emplea las de vidrio o acero inoxidable y en casa no compres el agua embotellada, es mejor si la filtras.

N C-Bottle Botella Agua Acero Inoxidable 600ml con Recubrimiento Interior Cerámico, Libre de BPA y Malos Sabores, Botella Termica Resistente y Ligera, Eco-Friendly
  • ✔️ CERAMIC WATER SYSTEM: C-Bottle es una botella térmica con...
  • ✔️ EXCELENTE CAPACIDAD TÉRMICA: Gracias a la doble capa...
  • ✔️ ECO-FRIENDLY: Nuestra botella esta fabricada con...

4. La ropa que sea sostenible

Deja de comprar ropa a montones en las tiendas más típicas y opta por aquellas españolas que respetan el medio ambiente. Además, no hace falta que tengas 8 camisetas diferentes, aprende a priorizar y apuesta por fibras sanas, sostenibles y naturales como el lino, cáñamo o algodón orgánico.

Ecoalf Usuahia Cross Quilted Chaqueta, Mujer, Morado (265 Dark Burgundy), S
  • Ropa deportiva ECOALF
  • Chaqueta Tiempo libre y sportwear Mujer
  • De alta calidad y con diseño deportivo

5. El champú, al crema, el maquillaje ecológico y vegano

Si contamos con la posibilidad de comprar productos que no dejen residuos ni en nuestro organismo ni en la tierra deberíamos optar por estos sin ninguna duda. Podremos conocer el origen y composición de cremas y geles, también tendríamos que comprarles cuando se pueda sin envases, hay champú y jabón en pastilla.

6. Limpia con productos ecológicos

La mayoría de los productos de limpieza son tóxicos. Lo que se desecha por el aire y desagües va a los acuíferos y al mar.

Tampoco son buenos los ambientadores. Al final en vez de limpiar, ensuciamos más.  

7. Llena tu casa de plantas

Contar con plantas en el hogar conseguirá que el aire que respires se limpie. Puedes ponerlas en macetas en el suelo, colgadas o en forma de jardín vertical.

Las que mejor limpian la casa son las de hoja verde como potos, arecas, drácenas o sansevierias.

8. Mide el gasto de agua

Las lavadoras y lavavajillas deben estar a máxima carga y con programa eco. También deberíamos comprar electrodomésticos de certificación A+ o A+++.

También es recomendable mejor darse duchas que baños y solo al aclararse los dientes o limpiar los platos dejar el agua corriendo.

9. La energía debe ser limpia

No utilices bombillas que no sean led, no dejes los cargadores enchufados ni encendido el piloto de los electrodomésticos. En verano las persianas deben estar bajadas y en invierno la calefacción entre los 25º y 21º.

10. Repara la tecnología que se te rompa

Cada vez somos más conscientes de que todos los aparatos duran menos debido a la obsolescencia programada, es decir la fecha de caducidad de los aparatos.

Las cosas se arreglan menos y enseguida acudimos a comprar otro producto nuevo que nos durará unos pocos años. De este modo desechamos mucha cantidad de este tipo de material. Pero podemos reducirlo si los arreglamos. En algunas ciudades existen los repair café, un grupo de personas que se juntan para arreglar cosas rotas. Pero si no sabes cómo hacerlo o no encuentras a nadie puedes llévalos a un punto de reciclaje.

Las mejores infografías e ilustraciones de Zero Waste

Consumir de forma responsable y reutilizar productos son dos acciones que defiende el movimiento Zero Waste. La mayoría de los productos que compramos están envueltos en  plástico, con lo cual se contribuye a aumentar la cantidad de desechos.

Es posible reducir e incluso eliminar el 100 % de estos residuos en nuestra vida diaria. Todo comienza con las decisiones que tomamos cuando hacemos la compra.

El movimiento se basa en la regla de las 5 R, rechazar lo que no se necesita, reducir lo que sí necesitamos, reutilizar envases, reciclar lo que no se puede rechazar ni reducir y “rot”, es decir  descomponer la materia orgánica para obtener abono natural.

Para entender de forma más completa en qué consiste una vida de Cero Residuos, hemos recopilado las infografías e ilustraciones que publicamos a diario en las redes sociales de Naturlii y que seguro te pueden ayudar.

1. El embudo del consumo sostenible

Reduciendo nuestra huella sobre el planeta no conseguimos solo minimizar los desechos, también alcanzamos una vida más plena en momentos y experiencias en la que podemos vivir con menos cosas materiales que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.

2. Cómo comenzar con el Zero Waste

Es cierto que muchos se pueden sentir abrumados al escuchar el término Residuo Cero porque piensan que igual que hacen algunos famosos que todos su basura debe entrar en un bote de vidrio. Pero lo que hay es la basura que ha generado, que no puede reutilizarse ni reciclarse. No están los residuos que pueden ser reutilizados, reciclados o compostados. Para iniciarse basta con ir poco a poco.

3. Elementos fáciles de sustituir para iniciados en residuo cero

Generamos millones de toneladas de residuos urbanos en todo el planeta. Somos consumistas, estamos constantemente usando y tirando y no acabamos de concienciarnos. Por eso pequeños pasos comos sustituir las maquinillas de depilar por unas de acero inoxidable o pañuelos de papel por unos de tela pueden suponer un gran cambio.

4. Consejos para reducir el desperdicio de alimentos

El desperdicio alimentario es perjudicial para el medio ambiente y supone una enorme pérdida de los recursos necesarios para su producción como el agua, la superficie agrícola y la energía. Cuanto más desperdiciemos, más gasto se habrá hecho para nada. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO). 
1.300 millones de toneladas de alimentos se pierden o desperdician.

5. Lo que tardan los plásticos en descomponerse

Uno de los materiales más tóxicos y dañinos es el plástico. Nos rodea por todas partes, en casa, en el trabajo, en el supermercado. Tenemos que comprender el problema que supone seguir adquiriendo productos que lo contengan. Su descomposición y consecuencias en el planeta, son muy graves pues por ejemplo, una botella de plástico tarda 1.000 años en desaparecer.

6. Ilustración STOP a las pajitas de plástico.

7. El plástico que inunda el medioambiente

En el planeta se recicla actualmente un 18% del plástico que se produce. El reciclaje de plástico es un mundo. Existen 7 tipos de plástico diferentes, no todos son reciclables ni reutilizables. Os dejamos una miniguía para orientaros en cuanto al reciclaje o uso de cada uno de ellos.

8. Cocina zero waste

Hay un montón de sustitutos del plástico de un solo uso fáciles de conseguir, de usar y de convertirlos en elementos rutinarios de nuestra cocina. Aquí algunas ideas.

9. Cómo llevar un estilo de vida sostenible sin grandes esfuerzos

10. Cómo conservar comida libre de plástico. Hay otros trucos como poner el limón boca abajo en un plato para que no se seque. ¿Cuáles usas tú?

11. Consejos para festivales libres de plástico. ¿Te vas de festival? También puedes aplicar allí un estilo de vida zero waste.

12. 9 razones para rechazar el plástico de un solo uso. Seguro que hay muchas más. Esperemos que estas razones sean suficientes para que este verano lleves tu propia botella de agua y evites compras con exceso de plástico innecesario.

13. Limpieza bajo desperdicio. ¿Cuáles de estas prácticas ya realizas habitualmente en casa?

14. Tips para un baño con cero desperdicio.

15. Datos sobre el plástico de un solo uso. Hay muchos motivos para reducir el uso del plástico. Aquí te traemos solo seis.

15. Los 10 mandamientos ecológicos.

16. Consejos para una cuarentena zero waste.

17. Cero residuo starter pack

18. Hay dos tipos de personas: los que generan plástico, los que cuidan del medio ambiente.

19. Tipos de embalaje de plástico especialmente molestos.

20. Regalos y ecotips para una navidad sostenible

21. ¿Sabes que es imposible reciclar estos productos de plástico?

22. Distintas maneras de amar el planeta consumiendo de manera responsable

23. 6 razones para rechazar el plástico de un solo uso

24. Problemas causados por la eliminación incorrecta de las botellas de plástico

25. ¿Por qué no es reciclable el bote de la pasta de dientes?

26. Top 10 objetos de plástico encontrados en el mar

Meriendas saludables y zero waste: cómo preparar almuerzos de residuo cero

El plástico está presente siempre, en todos los ámbitos de nuestra vida. También en las meriendas y almuerzos de los niños. Si nos fijamos en los recreos o salidas de los colegios, es normal que acudan con bocadillos, bollería, zumos con pajitas o botellines de agua donde el plástico de un solo uso predomina.

Sigue siendo común ver cómo y qué rápido se gasta el plástico. Por ello mientras podamos evitarlo por el planeta hay que comenzar a cambiarlo. Pero ya que cambiamos el plástico podemos introducir alimentos más saludables para que mejoren completamente estas meriendas.

La merienda sin plástico y saludable

Hay que ponerle freno al desperdicio de plástico si queremos cuidar del medioambiente y dejar un entorno saludable a las siguientes generaciones. Sustituyendo y evitándolo en las meriendas y almuerzos de los niños conseguimos ahorrar a final de año grandes cantidades de residuos en los océanos. Y si concienciamos a los más jóvenes de que hay que evitarlo les educaremos para que en el mañana sigan siendo responsables con el medio ambiente.

Planificar las pequeñas comidas de los hijos sin él no es difícil. Pero para aquellos que les resulte más compleja la tarea o necesites nuevas ideas, a continuación se muestran algunas que te pueden servir de inspiración que serán también saludables.

Para que sea completa podemos incluir siempre una pieza de fruta, agua y un alimento sólido.

  • La pieza de fruta: para que no pierdan sus vitaminas, lo mejor es incluir piezas que se puedan pelar en ese momento como el plátano o la mandarina. Asimismo, se podrían comer con la piel la manzana o la pera, una vez lavadas. Podemos usar tuppers de cristal o acero inoxidable para su traslado, que podemos lavar muchas veces y son muy higiénicos.
  • La bebida: puede ser leche, batidos de sabores, limonada, zumo de naranja o smoothies de frutas preparados en casa. Se sustituye el plástico por botellitas de cristal si vigilamos a los pequeños o mucho mejor, de acero inoxidable para que sean más seguras para los niños. Éstas últimas se caracterizan por ser muy resistentes, ligeras y además, no alteran el gusto o sabor de los líquidos.  
OMORC Botella Agua Acero Inoxidable, 350ml Botella para Niños, Aislado al Vacío, Botella Termo Boca Ancha a Prueba de Fugas, sin BPA, con Dos Tazas, Pajitas, Bolsa y Cepillo de Limpieza
  • ✿Revestimiento de acero inoxidable 316✿ El revestimiento de...
  • ✿Aislamiento de 5 capas✿OMORC botella agua acero inoxidable...
  • ✿Diseño amigable para niños✿ El diseño compacto y liviano...
  • Lo sólido: en ocasiones se puede introducir algún alimento dulce como bizcocho o unas galletas caseras. Y los demás días, salados como un bocadillo. Se envuelven en servilletas de tela que le servirán para limpiarse la boca o en estos preciosos portabocadillos reutilizables, fabricados en Barcelona.
Roll'eat - Snack'n'Go Kids Bolsa Merienda Porta Sandwich Ecológica y Reutilizable sin BPA, Princesas Turquesa
  • ✔ Bolsita porta snacks con la medida perfecta para llevar el...
  • ✔ Dimensiones: 16 x 16cm
  • ✔ Libre de BPA. Composición exterior de 100% poliéster....

Hay que evitar usar bolsas de plástico para guardarlo todo. En su lugar utilizaremos unas de tela de algodón y lino o de fibra natural reutilizables.

Abaría - 4 unidades bolsa de tela grande tela - bolsa inserto organizador - bolsa inserto bebé - bolsa de tela para ropa - grande 37 x 40 cm, mediano 25x 30 cm, pequeña 19 x 23 cm, mini 14 X 16 cm
  • Este juego incluye 4 bolsas de tamaño grande (37 x 40 cm), 1...
  • Material: de alta calidad de la tela de algodón resistente,...
  • Tamaño grande: permite guardar tanto prendas de uso diario como...

Meriendas o almuerzos saludables y zero waste

Si seguimos el modelo de una bebida, un sólido y una fruta podrían quedar las meriendas y almuerzos de este modo:

  • Ejemplo de merienda 1: un plátano, un zumo de naranja natural y un bocadillo de jamón de pavo, a ser posible de filete natural.
  • Ejemplo de merienda 2: unas nueces, leche y un bocadillo de queso.
  • Ejemplo de merienda 3: una mandarina, un batido de fresas con leche y bocadillo de atún con pimientos.
  • Ejemplo de almuerzo 4: una pera, una limonada y tortitas de arroz.
  • Ejemplo de almuerzo 5: una naranja, leche y un trozo de bizcocho casero.
  • Ejemplo de almuerzo 6: una manzana, unos cacahuetes y mini pizza casera.

Certificado “Residuo Cero” de AENOR ¿a qué se refiere?

Certificado sostenibilidad

La gran cantidad de residuos que generan las empresas se ha ha convertido en un verdadero reto medioambiental. Cada día aumentan de manera global los residuos que se producen pero, el verdadero problema, está en el abandono de los mismos o en una gestión inadecuada.

Si bien es cierto que cada vez somos más conscientes en materia de sostenibilidad, aún queda mucho camino por recorrer. Los impactos de la contaminación en el medioambiente no solo afectan al suelo en el que se acumulan los residuos, el agua y el aire también se ven afectados y, por tanto, la salud humana se ve comprometida.

Sin embargo, cuando los residuos se gestionan de forma adecuada y se reciclan, vuelven a ser recursos útiles que garantizan la sostenibilidad económica y tienen un efecto positivo en la conservación de los recursos naturales y los ecosistemas.

El modelo de economía circular persigue, precisamente, cambiar la gestión de residuos actual por acciones de prevención y valorización de residuos que incluyen la reutilización, el reciclaje y el ahorro energético. 

Economía circular de El Corte Inglés

En este sentido, la certificación Residuo Cero, se enmarca en la línea de actuaciones de sostenibilidad aprobadas por la OCDE, PNUMA, G20, PEMAR, Unión Europea y España para la aplicación efectiva de la economía circular en empresas e instituciones.

El certificado Residuo Cero de AENOR reconoce a aquellas organizaciones que valorizan las distintas fracciones de residuos que generan evitando que tengan como destino final la deposición en vertederos.

Este reconocimiento no alude a la no generación de residuos, sino a una gestión organizada de los mismos que permita reducir su proliferación, prepararlos para ser reutilizados y/o transformar el residuo en materias primas, reintroduciéndolas en la cadena de valor.​

Grandes superficies como El Corte Inglés, Consum, Capsa Food, PROSOL, Peugeot o el Banco Santander ya han conseguido implemetar la economía circular en su estrategia interna y han sido reconocidas como empresas Residuo Cero por AENOR.

El desperdicio de alimentos aumenta durante el confinamiento

naturlii conservar alimentos sin desperdicios
Basura, La Contaminación, Residuos

Los hogares españoles desperdiciaron un 12% más de comida durante las primeras semanas de confinamiento. La principal causa es el traslado del consumo extradoméstico a los hogares. ¿Quiere decir que hicimos acopio de grandes cestas de la compra y parte de ello acabó en el contenedor? Puede ser.

Se calcula que cada español malgastó 4,7 euros por semana durante el período de alarma, en comparación con los 3,8 € de antes de esta. La fruta, verduras y cereales representaron el 60.2% del desperdicio, frente al 47.3% que suponían antes de la pandemia.

Pero no es algo que solo se dé en nuestro país. En el mundo se desperdicia casi una tercera parte de los alimentos que se producen, lo que supone que cada habitante desecha de media 177 kilos de comida al año según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

El desperdicio alimentario es la comida que se descarta durante su producción, distribución y consumo. Esta acción tiene consecuencias medioambientales, humanas y económicas, sin olvidar que provoca el 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Pero, ¿por qué se produce el desperdicio alimentario?

En Europa se tiran en cada casa a la basura un 42 % de los alimentos que se compran. Durante la producción el 39%, en la restauración el 14% y por último, en la distribución un 5%.

En el campo se suele producir más de lo que luego se distribuye y también se suman aquellos productos que no llegan a las tiendas porque no cumplen ciertos criterios estéticos o de medida. El desperdicio por estos motivos es menor en países con nivel adquisitivo menor, pero en cambio ahí se desperdician porque las condiciones de producción o manipulación no son las ideales.

En los supermercados se tiende a abarrotar de productos y como consecuencia, parte de esos alimentos acaban en la basura.

Por lo tanto, el derroche se produce en toda la cadena de distribución, pero es el papel individual el que marca la diferencia, siendo cada uno de nosotros los que hemos de preocuparnos por ajustar la compra para promover un consumo más responsable.

El desperdicio de alimentos en las casas

Es más común derrochar comida en países desarrollados, no le damos la importancia que se merece. Por eso hay que sensibilizarse.

Algunas de sus causas son: alimentos que sobran en los platos, mala conservación en el frigorífico, no comerlo a tiempo, productos quemados, mal preparados.

Cómo evitar el desperdicio de alimentos en casa

1. Organizándonos: rotar el contenido en la nevera, debe estar lo más viejo delante.  

2. Planificando la compra: crea un menú semanal que esté a la vista de todos los miembros de la familia. Así todos sabrán lo que toca, y sea quien sea el que hace la compra sabrá cuáles son los productos que tiene que comprar para no hacer una adquisición aleatoria o por impulsos.

3. Cocina de aprovechamiento: termina paquetes abiertas o excedentes de cocinados para preparar croquetaso burritos).

4. Comprando a granel para reducir el uso de plástico y adquirir alimentos de cercanía, que además de acelerar la economía local, disminuyen la generación de gases.

Eono by Amazon - Bolsas Compra Reutilizables Ecológicas Bolsa de Malla para Almacenamiento Fruta Verduras Juguetes Lavable y Transpirable 3 Diversos Tamaños, 16 Pcs (4L+8M+4S)
  • SIN TOXINAS NI BPA: nuestras bolsas de malla reutilizables para...
  • ESTILO DE VIDA SANO Y ECOLÓGICO: las bolsas reutilizables para...
  • DURADERAS, TRANSPIRABLES Y LAVABLES: elaboradas con ligera malla...

2. Aprovechando la tecnología: existen apps como TooGoodToGo o WeSaveEat que reducen el desperdicio alimentario en los sectores del comercio y la restauración.  Permiten al cliente comprar comida que se iba a tirar por un precio más barato, yendo a recoger los productos antes del cierre del establecimiento.

Samsung obtiene la categoría “gold” en sostenibilidad

Edificio sin residuos

La reducción de la huella ecológica empieza a ser uno de los  objetivos principales de las grandes corporaciones mundiales. La preocupación por el medioambiente y por crear entornos laborales sostenibles se ha extendido ampliamente durante los últimos años, coincidiendo con el aumento de la visibilidad del problema por organizaciones ecologistas.

El abandono de prácticas altamente contaminantes para el planeta es uno de los mayores retos a los que nos estamos enfrentando en la actualidad. Este reto sostenible no es una nueva moda si no una obligación, y la empresa líder en productos tecnológicos Samsung tiene mucho que decir al respecto. “Las estrategias de sostenibilidad son ahora una obligación para cualquier negocio, por lo que seguiremos trabajando para garantizar la sostenibilidad del entorno en el que vivimos y en el que nos movemos”, aseguró Chanhoon Park, vicepresidente de infraestructuras tecnológicas globales de Samsung Electronics. 

Recientemente,  Samsung ha sido galardonada con la clasificación Gold por su gestión de cero  residuos en vertederos. “Esta validación es la prueba del cuidado y esfuerzo que nuestros empleados de todo el mundo están haciendo para proteger el medioambiente”, comentaba Chanhoon Park, vicepresidente de infraestructuras tecnológicas globales de Samsung Electronics.

Samsung, que es líder mundial en tecnología avanzada de semiconductores, reafirma su compromiso con la administración ambiental a través del diseño de programas de sostenibilidad. Estos programas pretenden minimizar la huella ambiental al cambiar los métodos de gestión de residuos, desde el tratamiento térmico o la eliminación de vertederos hasta el reciclaje y la reutilización.

El reconocimiento lo otorga UL, una organización de certificación de seguridad global

Las campañas de sensibilización de empleados para la reducción de residuos también han sido clave para obtener la validación UL Zero Waste to Landfill en todas sus ubicaciones globales. Los emplazamientos de semiconductores de Samsung en Corea del Sur, Estados Unidos y China cumplen con el requisito del desvío de más del 95% de de desechos a través de métodos que no involucran tratamiento térmico. 

En particular, el edificio Samsung DSR en Hwaseong, Corea, que alberga a la mayoría de su personal local de I + D en semiconductores, está validado para Zero Waste to Landfill a nivel de platino para lograr una desviación del 100% de los desechos.

Alternativas eco para la higiene femenina

Alternativas a las compresas y tampones tradicionales

La menstruación femenina es un proceso biológico inevitable, pero lo que sí podemos evitar son los residuos que generamos. Durante la vida fértil de una mujer se producen alrededor de 300 kg de residuos no biodegradables que, además, tampoco se pueden reciclar. Las compresas y tampones tradicionales acaban en vertederos e incineradoras, con el impacto medioambiental que esto conlleva.

Durante años hemos visto cómo distintas marcas de higiene femenina emiten comerciales en televisión donde se frivoliza con la menstruación. Los anuncios presentan mujeres sin dolor menstrual, haciendo acrobacias y sangrando azul. ¿Es que alguna mujer en el mundo menstrúa de color azul?

Si al impacto ecológico y a la estigmatización que los productos de higiene femenina tradicional tienen le sumamos el desembolso económico que suponen, solo nos queda buscar una alternativa. ¿Sabías que en España los productos de higiene femenina no están considerados como un bien de primera necesidad y se tasan con un 21% de IVA?

¿Por qué son las compresas tradicionales tan contaminantes?

La composición de las compresas tradicionales es bastante ambigua, y esto no deja de sorprender pues los componentes quedan a la elección del fabricante. La legislación comunitaria no obliga a especificar qué contienen a pesar de ser un producto que está en contacto continuo con la piel.

Habitualmente las compresas tradicionales están compuestas por un núcleo absorbente de celulosa vegetal blanqueada químicamente y, normalmente, también se le añade algún tipo de SAP (polímero superabsorbente en polvo cuya función es contener el flujo convirtiéndose en gel al contacto) que es derivado del petróleo. También suelen están hechas con algodón mezclado con fibras sintéticas y plásticos adhesivos, neutralizadores del olor y color, todos derivados del petróleo.

¿Tienen algún riesgo para la salud los productos tradicionales para la higiene femenina?

La respuesta es un rotundo sí. El uso de compresas está relacionado con la irritación y escozor de los genitales. Además, muchas mujeres presentan malestar después de su uso, y es que no podemos olvidar que la piel es altamente permeable y absorbe los productos con los que se halla en contacto pasándolos al torrente sanguíneo.

Por otro lado, el uso de tampones es incluso más peligroso porque puede provocar el Síndrome del Shock Tóxico que, en el peor de los casos, puede provocar la muerte.

¿Qué alternativas hay?

Las alternativas ecológicas, económicas y que protegen tu salud son:

  • Copa menstrual: tiene una vida útil de entre 5 y 10 años. Está fabricada con silicona médica hipoalergénica que no desprende ningún tóxico y su precio varía entre 15€ y 20€. Te contamos todo lo que tienes que saber para elegir copa menstrual en este vídeo.
  • Compresas de tela ecológicas: son reutilizables y las puedes encontrar de tela de algodón orgánico. Están compuestas por una tela que recubre los recambios absorbentes que son lavables. Las compresas y salva slip de tela tienen una vida útil muy grande y se adhieren con corchetes. Puedes encontrar packs de 6 por 30€.