Año nuevo, propósitos sostenibles nuevos

Comienza un nuevo año y con él, llegan los propósitos a los que todos aspiramos. Año nuevo, vida nueva, que se suele decir. Hacer deporte, aprender idiomas o dejar de fumar suelen ser los más recurrentes. Pero esta vez os proponemos algo diferente: ser más ecológicos y responsables con el medio ambiente.

Para ello, os proponemos una lista de diez retos. ¿Los habremos cumplido a rajatabla para cuando comience 2021? El tiempo lo dirá.

Propósito número uno: el aseo no está reñido con la ecología

¿Existen productos de higiene sin plásticos? La respuestá es si, y los champús sólidos son un buen ejemplo. Poder lavarte el pelo sin envases ni residuos está al alcance de tu mano. Para muestra, los cepillos de bambú de Naturbrush, jabones, champús y pasta de dientes sólida, entre otros.

¿Desodorantes que no tengan envases de plástico? ¿Eso existe? Sí. Por ejemplo, este que venden en Amazon de la empresa Biork. No solo es natural al ser de piedra de alumbre, sino que además el envase es de corcho.

¿Y para la higiene bucal? Pues os recomendamos los cepillos de dientes de bambú, como los de Naturbrush o de Natura. Los hay también para niños.

Por cierto, ya os podéis ir olvidando de las toallitas desmaquillantes reutilizables. Las toallitas reutilizables son la solución. Las podéis comprar en tiendas eco o a productores directamente o crearlas en casa si sois apañados con la máquina de coser. Una vida sin plástico es posible.

Y para la higiente íntima, recordar que la copa menstrual, las compresas y salvaslips reutilizables así como las bragas para la regla son una muy buena opción frente a otras más contaminantes, como los tampones o las compresas.

Propósito número dos: ¿y en la compra qué?

Es tan sencillo como ¡llevarte tus propias bolsas! Una bolsa reutilizable es siempre una buena inversión. No solo por la ingente cantidad de bolsas de plástico que se acaba desperdiciando sino porque te sirven para más usos. Eso sí, para la fruta acuérdate que mejor bolsas de tela, pero de malla.

Otra muy buena opción es típica, pero no contamina y además, es un buen aliado para el transporte de la compra hasta casa: el tradicional carrito de tela con ruedines. Tu espalda te lo agradecerá.

Propósito número tres: ¿y fuera de casa?

Muchas veces tenemos que comer fuera de casa y optamos por comprar todo envasado, acudir a comercios donde nos dan envases de plástico sin ningún tipo de control… Error. Hay otras opciones más sostenibles.

Lo idóneo sería, cuando vamos a comprar o llevamos nuestra comida, usar tuppers de cristal o acero inoxidable. Si por su peso o fragilidad no te fías, hay más opciones. Una de las que te recomendamos son los tuppers de bambú. Unos que te pueden salir muy económicos son los de Lidl, que ha sacado toda esta gama.

Propósito número cuatro: ¡no cojas el coche si no es necesario!

Los automóviles personales son uno de los factores que más contaminación provocan en las ciudades. No en vano, en ciudades como Madrid o Barcelona ya se están poniendo en marcha medidas restrictivas para poderla reducir.

¿Pero cómo voy a los sitios si no es en coche? Andando algunas distancias son impensables, pero hay otros medios. Coger un autobús, patinete eléctrico o usar la bicicleta es una buena opción. En naturlii nos movemos con nuestro patinete Xiaomi Miscooter PRO y solo podemos decir que es una maravilla. Su precio ronda los 470 euros.

Propósito número cinco: ¿y para las mascotas también?

Hay muchísimas opciones sostenibles para las mascotas. La tienda Ole tus huellas te da muchísimas opciones. Desde bolsas biodegradables para recoger los deshechos del animal, pasando por juguetes , comida ecológica o jabón para la higiene de los animales. Miles de alternativas respetuosas con el medio ambiente que te recomendamos ir incorporando en tu rutina.

Propósito número seis: los bebés también entran en la ecuación

Si tienes algún bebé o lo vas a tener próximamente, vas a agradecer este apartado.

Desde pañales de tela lavables y reutilizables, hasta otros ecológicos elaborados a partir de materias primas reciclables. Son mucho más cómodos de lo que pueda parecer a primera vista y evitan los malores olores y la irritación de la piel.

Propósito número siete: la moda no está reñida con la ecología

¿Hay ropa ecológica? Pues claro. Como por ejemplo, la ya podemos decir famosa Ecoalf, u otras como la marca catalana Ecoology, donde puedes encontrar todo tipo de ropa respetuosa con el medio ambiente.

Uttoppy es otra opción, que además recauda fondos para causas sociales. Algunas de sus camisetas las podéis encontrar aquí.

Propósito número ocho: los juguetes sin plástico existen

La mayoría de las veces, los juguetes son de plástico. Pero también hay otros más respetuosos con el medio ambiente y el consumo responsable.

Un ejemplo son estos bloques de construcción de madera.

En Ikea tienes esta cocinita de madera, ideal para los pequeños amantes de la cocina.

Propósito número nueve: la limpieza del hogar

Ser responsable ecológicamente hablando con la limpieza del hogar también es posible. ¿Cómo? Pues por ejemplo, utilizando estropajos de otros materiales como los de luffa. Una esponja originaria de un determinado tipo de calabacín que se usa tanto en cocina como en el aseo personal.

También puedes utilizar jabón de marsella para la lavadora, nueces de lavado o alternativas como Souji, una solución que te permite crear tu propio jabón líquido en solo un minuto.

Propósito número diez: ¿Y las plantas?

Se puede hacer compost casero y ecológico. En nuestro caso adquirimos una compostera a través de amazon hace unos cuatro años y qué deciros… se nos da fatal. No obstante, desde entonces estamos muy satisfechos por el hecho de separar bien los residuos y no contaminar nuestro entorno. Al final lo que surge de ahí (poco o mucho) fertiliza la tierra de nuestro jardín. Si tuviésemos que comprar una, creemos que nos quedaríamos con una de madera, que es más duradera y se ancla mejor al suelo.

¿Cuáles son tus propósitos sostenibles para este año?

Burger King ahorrará 500 toneladas de plástico al año

La cadena de comida rápida Burger King ha iniciado un plan de sostenibilidad con el que va a ahorrar 500 toneladas de plástico al año. Con esta decisión, la empresa se adelanta un año a la norma de la Unión Europea, que se enmarca dentro de sus medidas urgentes de proteger el medio ambiente y fomentar la eficacia de los recursos y eliminar todos los plásticos de un solo uso a partir del año 2021.

En qué consiste el plan de Burger King para reducir el uso de plástico

El ahorro de este plástico se está realizando de una manera progresiva. Así, en 2019 ha reducido 24 toneladas, para pasar a reducir 74 toneladas en el primer trimestre de 2020. Después ahorrará sucesivamente 167 en el segundo, 271 en el tercero y 375 en el cuarto, para superar las 500 toneladas al año a partir de 2021.

Para esto, la cadena alimentaria está tomando una serie de medidas como:

Sustitución de los vasos y tapas de plástico por otros de papel: desde noviembre de este año las tapas y vasos de los MiniSandys están siendo sustituidos por otros de papel. Además, van a reducir el empleo de tapas de plástico en las bebidas en un 30%.

Sustitución de pajitas de plástico por pajitas de papel: en las bebidas, el proceso ya se ha puesto en marcha y durará hasta mayo. Esto también sucederá en su gama de batidos, pero para eso va a haber que esperar hasta junio del año que viene.

Los cubiertos de plástico se reemplazan por cubiertos de madera. A partir de junio, Burger King dice adiós a los tenedores y cucharas de plástico.

En cuanto a las bolsas de plástico, el proceso de sustitución por las de papel ya ha arrancado y finalizará en el mes de marzo.

El primer local eco-friendly de Burger King, en Brunete

Además de estas novedades, hace unos meses la cadena inauguró su primer restaurante eco friendly en España. El local, localizado en la localidad madrileña de Brunete, cuenta con innovaciones como cargadores eléctricos para coches en el aparcamiento, climatización domótica o iluminación exterior por energía solar, entre otras novedades.

Ideas de regalo para una Navidad sostenible

regalos navidad sostenibles

La navidad es época de pasar tiempo con los seres queridos. De cenas y reencuentros. De decorar todas las estancias de la casa y dar y recibir regalos. Pero, ¿se puede hacer todo esto siendo sostenible y zero waste? Sí, y aquí te contamos cómo.

¿Qué regalos respetuosos con el medio ambiente hago?

Sin plástico

Este ha sido el año en el que la sociedad despertó ante la catástrofe del océano contaminado por el plástico. Es un buen momento por regalar alternativas que ayudan a todos a ahorrar dinero y encima son muy bonitos. Algunos ejemplos:

  • Botella de agua reutilizable
  • Cápsulas de café reutilizables (válidas para Nesspreso)
  • Higiene: lote de productos sin pástico para el baño como cepillo de dientes de bambú, pasta de dientes sostenible, desodorante, champú y gel sólidos, maquinilla de afeitar reutilizable…

Apuesta por el Do It Yourself (DIY)

Un jardín en miniatura de hierbas aromáticas siempre es un regalo agradable. Y sólo necesitas botes de cristal de alguna conserva  que se te haya acabado, un tablón de madera, tierra y unas cuantas semillas. ¿Cómo? Pues muy sencillo. Coge unos cuantos tarros, llénalos de tierra y echa en cada uno las semillas de una hierba diferente. Después, con la ayuda de un taladro, un par de tornillos y unas bridas de metal, átalos al tablón y listo. Si lo del taladro te resulta un poco complejo puedes crear conjuntos de plantaciones en miniatura o comprar recipientes de cerámica que ayudan a decorar además la estancia donde se coloquen.

Otra idea original es usar tarros de cristal con la mezcla para preparar un bizcocho. Usa un recipiente de vidrio vacío e introduce la mezcla que quieras usar. Después cierra bien el tarro y átale la receta con un lazo bonito.

¿Tienes en casa algún CD regrabable cogiendo polvo? ¿Quieres darle una segunda vida a un macetero que ya no usas? Simplemente corta el disco en pequeños triángulos y pégalos con silicona al macetero siguiendo el patrón que más te guste. Es la mejor manera de consumir de forma responsable reutilizando materiales que teníamos en desuso. ¡Como nuevo!

Si hay niños en casa no desesperes, también a ellos se les puede hacer regalos hechos a mano. Para el que te proponemos necesitas una caja de cartón, una correa de tela, velcro y la parte de plástico de un paquete de toallitas que se te haya acabado, de las que tienen tapa.  Así vamos a hacer una cámara fotográfica de cartón. Pega la tapa a la caja con silicona. Si tienes alguna botella de un champú o gel por casa que se haya acabado, busca el tapón y pégalo en la parte de arriba, como si fuera el pulsador. Pega el velcro a la caja y une la correa. Dibuja los últimos detalles sobre la cámara y ¡ya está!

Regala segunda mano

Aplicaciones como Wallapop o Vinted te dan la opción de comprar objetos de segunda mano  sin intermediarios. Solo participa en el proceso el usuario que compra y el que vende. Así, puedes encontrar cosas que otras personas no quieren pero a los que puedes dar una segunda vida. Las librerías y tiendas de segunda mano también son una buena opción.

Regalos solidarios

Regalar y además ser solidario y sostenible. ¿Qué más se puede pedir? Aquí os dejamos unas cuantas asociaciones con las que podéis colaborar:

Semilla para el cambio: es una ONG española que trabaja en la India con los colectivos más desfavorecidos, especialmente los niños y las mujeres, realizando un plan de desarrollo sostenible e integral. Para colaborar con ellos, en su tienda online tienes todo tipo de regalos solidarios como libretas con fundas de tela, turbantes o bolsas de tela.

Portavelas solidario: realizado en los talleres que la Fundación Vicente Ferrer tiene en Antanpur. Está disponible en dos colores.

Regala un árbol: La asociación Reforesta te da la opción de regalar un vale para la plantación de un árbol y luego acudir en las fechas que ofrecen a plantarlo. Por ahora los lugares de plantación son Madrid y Barcelona.

Regalos de comercio justo: Intermom Oxfam es una ONG que promueve el comercio justo y la sostenibilidad. En su tienda podréis encontrar todo tipo de regalos, desde botellas reutilizables hasta pendientes o moda.

Cómo envolver los regalos sin derrochar

También podemos ser sostenibles con la presentación de regalos. Di adiós al plástico de un solo uso y el consumo de papel desmesurado.

Con tela: una forma sostenible de envolver los regalos que realices en estas fechas es utilizando tela en lugar de papel. Para ello podemos usar distintos tipos de técnicas, como el furoshiki.

El furoshiki es una técnica japonesa que sirve para envolver cualquier tipo de objeto para regalo con telas. Hay muchas maneras de realizarlo, así que aquí os dejamos diferentes ideas:

Con papel de periódico: ¿Tienes algún periódico por casa? Utilízalo para envolver. Es una forma original y sostenible y además no gastarás nada en el papel. Si quieres decorarlo un poco, utiliza unas cuerdas y listo.

Con  papel reciclado: la técnica es exactamente igual que la del papel de periódico. Así que ya sabes, envuelve de forma ecológica. Con un poco de imaginación y buen gusto salen opciones preciosas y mucho más llamativas que el clásico papel de dibujos.

Bolsas de tela: hay muchas tiendas que por un poco más de dinero te ofrecen bolsas de tela para llevar sus productos. También las puedes comprar por tu cuenta, hay de muchos tipos. Además, al ser reutilizable la persona que la reciba tendrá una bolsa totalmente multifuncional durante años.

Libros de divulgación de un estilo de vida Zero Waste

Si te gusta regalar libros, puedes optar por Vivir sin plástico, Residuo cero y otros títulos que promueven un modelo de vida diferente, alejado del consumo masivo. Conoce los mejores libros zero waste en nuestro blog.

Cómo hacer la compra de fruta y verdura sin plástico

marca la diferencia

Una de los básicos a la hora de iniciarnos en una vida sin residuos es eliminar las bolsas a la hora de realizar la compra. Es una manera sencilla (y bastante social) de reducir el consumo de plástico de un solo uso. Y hemos de decir que los supermercados en este caso nos lo ponen relativamente fácil.

A pesar del cobro de las bolsas, muchos son los que aún optan por pagar hasta 01,0 céntimos que cobran algunas cadenas por cada bolsa. Pero con un poco de preparación y orden podemos acabar con ello.

Consejos para que siempre tengas preparada tu bolsa de algodón cuando vayas de compras

Ten siempre a mano tus bolsas de compra reulizables. Como puedes imaginar la dificultad de este reto radica en el “siempre”. Para lograrlo, algunas recomendaciones. Si vas en coche ten en el maletero tantas bolsas como necesites para hacer tus compras habituales. No importa sin son 10 o 20. En compras grandes se usan muchas bolsas. Aunque las bolsas de algodón dan más de sí, nunca escatimes y mete de sobra para que no te pille de imprevisto y vayas bien cubierto. Si haces las compras mientras vas de paseo, no te olvides de llevar un par de bolsas muy bien dobladas en el bolso.

Bolsas pequeñas de algodón para pesar la fruta. Se habla mucho de las bolsas de la compra pero muy poco de qué mal está resuelto el tema de las bolsas a granel en pequeño y gran comercio. Salvo en establecimiento especializados donde ya se ven las bolsas de papel, no será raro que en tus bolsas de tela lleves varias bolsas pequeñas de plástico. La solución pasa porque te hagas con unas cuentas bolsas de algodón (nosotros te recomendamos seis) y que las pongas junto a tus habituales bolsas de la compra para que vayan siempre contigo. Puedes adquirir este pack de 6 bolsas a granel en amazon.

Carro de la compra para no necesitar bolsas de mano. Otra opción muy cómoda y de la que a veces nos olvidamos es el tradicional carro de la compra. Salvo para los productos a granel y los frescos, para el resto de cosas no requeriremos de más bolsas que el propio carro. Es un buen regalo que puedes pedir a tu familia y que además puedes aprovechar como espacio de almacenamiento el resto de la semana. Opta en la medida de lo posible por los carros de la compra plegables.

Tarros de cristal transparentes o de silicona para encurtidos o fruta muy delicada. Si compras alimentos frescos a granel, no te olvides llevar tus tarros de cristal o túper en su lugar. Así ya los tendrás preparados simplemente para colocarlos en su estantería sin necesidad de pasar de un recipiente a otro y sin generar residuos.

Envoltorios de cera de abeja para evitar el plástico a la hora de cubrir fruta y verdura en la nevera. ¿Conoces ya esta alternativa? Puedes comprar o hacer en casa telas enceradas que se ajustan a modo “tapadera” a fruteros y recipientes grandes. Evitan el uso de film o de papel albal y te ayudan a que la fruta delicada o las verduras duren más tiempo en la nevera.

¿Qué otras ideas zero waste para hacer la compra usas tú?

Libros para iniciarte en una vida zero waste y sin plástico

naturlii residuo cero bea johnson

Vivir sin plástico. Patricia Reina y Fernando Gómez son una institución en España en lo que se refiere a divulgación de una vida sin residuos. Comenzaron hace años dando a conocer su estilo de vida a través de su blog Vivir sin plástico, que se ha ganado miles de seguidores con el paso del tiempo gracias a sus historias sencillas y accesibles para todo el que desee comenzar una vida zero waste. Esta obra repasa la historia del plástico y el peligro que su consumo desmesurado supone para el medioambiente y cómo cambiar los hábitos diarios para desterrar el plástico de nuestras vidas para siempre. [Comprar]

zero waste ally vispo

Residuo cero en casa. Bea Johnson es conocida a nivel mundial por ser posiblemente la figura más visible en lo que se refiere al movimiento Zero Waste. Ha escrito este libro para enseñarnos las claves para un consumo responsable. De la misma forma que en el libro de Fernando y Patricia, aprenderemos cómo es el proceso de adaptación una vida sin plásticos y sin residuos, cómo adaptarnos al nuevo estilo de vida donde el consumo responsable prima sobre casi todo y trucos para que el cambio sea lo más sencillo posible. Todo es mejor cuando se aprende de una maestra. [Comprar]

Mejor sin plástico. Yurena González lleva años viviendo una vida más eco, sin plástico y sin generar basura, y sin renunciar un ápice a su comodidad. ¿Cómo lo ha conseguido? En Mejor sin plástico, la autora desmonta mitos y enseña a desapegarnos de las cosas superfluas. Una vida actual, moderna y si necesidad de tanto consumo innecesario es posible y Yurena nos cuenta cómo lograrlo. [Comprar]

Zero waste para salvar el mundo. Si empiezas de cero, se trata de una lectura recomendable que además puedes encontrar a un precio realmente bajo en amazon. Tienes la versión ebook por solo 1,89 euros. La divulgadora Ally Vispo ofrece todos los pasos básicos, la inspiración y la motivación necesaria para unirte a esta revolución y salvar el mundo.
[Comprar]

Deja el plástico. Conoce cómo el impacto del plástico en el medio ambiente ha cambiado la manera en la que vemos el futuro del Planeta y cómo ello ha derivado en el surgir de un movimiento a nivel global para preservar el entorno. ¿Cómo? Eliminando el consumo de plástico de un solo uso y promoviendo una vida zero waste. [Comprar]

Burger King y McDonald’s dejan de regalar muñecos de plástico en los menús infantiles

Las hermanas Ella and Caitlin McEwan tenían un propósito claro: lograr que tanto Burger King como McDonald’s dejaran de regalarle juguetes plásticos a los niños. No sería una notivcia especialmente relevante si estas dos niñas no tuviesen su edad: 7 y 9 años respectivamente.

Las hermanas Ella and Caitlin McEwan tenían un propósito claro: lograr que tanto Burger King como McDonald’s dejaran de regalarle juguetes plásticos a los niños. No sería una notivcia especialmente relevante si estas dos niñas no tuviesen su edad: 7 y 9 años respectivamente.

No ses les ocurrió otra cosa que publicar su petición en Change.org y la magia se hizo realidad.

Ambas compañías ya han anunciado públicamente que dejarán de entregar regalos de plástico en sus menús infantiles de Reino Unido, según informa la BBC. Una iniciativa que les viene al pelo en un momento en el que la sensibilidad en torno al plástico que asfixia el océano comienza a ser una proridad a nivel mundial.

Es así como mediante sus redes sociales, Burger King anunció la iniciativa Meldown” a través de la cual a partir de 19 de septiembre, regalaban regalar menús infantiles a todos los clientes de Reino Unido que entregasen en cualquiera de sus establecimientos sus antiguos juguetes de plástico para ser reciclados.

Con esta acción que por los momentos solamente está afectando los locales ubicados en el Reino Unido, Burger King espera reducir en 320 toneladas anuales su utilización de plástico.

Asimismo Burger King ha anunciado que en los contenedores que se han instalado en sus establecimientos en el Reino Unido, además se podrán también depositar juguetes y cualquier otro producto de plástico, sea de la marca que sea. Es así como todos los objetos que sean recolectados se reciclarán para construir áreas de juego y bandejas.

Días antes McDonald’s, había ofrecido a sus clientes la opción de poder cambiar el juguete de los menús infantiles por una bolsa con frutas, así como de cara a 2020, están considerando la posibilidad de ofrecer libros.

De acuerdo a los datos suministrados por la firma de investigación Sense360, McDonald’s diariamente vende 3,2 millones de Happy Meal. Entre sus medidas para reducir el plástico de un solo uso ha comenzado a suministrar pajitas de papel y a eliminar los envases plásticos de las ensaladas y las tapas de sus bebidas McFlurry.

Quién es Lilly, la niña asiática de once años que quiere limpiar Tailandia de plásticos

Sale del colegio para navegar en una tabla de remo a través de un sucio canal de Bangkok. Esa es Lilly y se dedica a la pesca de basura, en su misión por limpiar Tailandia. Un país donde una persona llega a usar diariamente unas ocho bolsas de plástico de promedio. A eso se le suma que este país asiático es el sexto que más desperdicios contaminantes aporta a los océanos del mundo.

MLADEN ANTONOV / AFP AFP

“Soy una niña en guerra”, así dice Lilly, el sobrenombre detrás del que se esconde Ralyn Satidtanasarn , de doce años y que inspira a compañías y compatriotas en su lucha contra el cambio climático. La Greta Thunberg asiática, como ya muchos la denominan, se ha marcado como meta erradicar el plástico en Tailandia.

Nos remontamos al mes de junio, cuando esta adolescente de doble nacionalidad obtuvo su primera victoria: pudo ayudar a convencer a Central (una enorme cadena de tiendas) a que no siguiera distribuyendo bolsas plásticas de un solo uso en los supermercados de su cadena.

Esto ha traído como consecuencia que otras empresas radicadas en Tailandia, entre las que destaca 7-Eleven, se hayan comprometido a no distribuir esas bolsas a partir de enero de 2020.

Cuando los adultos no hacen nada, los niños tenemos que actuar

Mientras va acercándose a una bolsa atiborrada de botellas rotas y latas oxidadas, Lilly comenta: Al principio pensé que era demasiado joven para militar, pero Greta [Thunberg] me dio confianza. Cuando los adultos no hacen nada, los niños tenemos que actuar”.

Ralyn Satidtanasarn no estuvo en New York al lado de la joven sueca que se ha convertido en el icono de la lucha contra el calentamiento global. Pero se manifestó en Bangkok y apuntó: Mi lugar está aquí. La lucha debe librarse en el sudeste de Asia”.

Son varios los países de esta región –Tailandia, Camboya, Filipinas, Malasia, Indonesia– los que están en contra de convertirse en el “basurero” de Occidente, por lo que han procedido a devolver contenedores llenos de plástico a sus países de origen.

De momento, las autoridades tailandesas buscan poner fin a la bolsa de un solo uso hacia 2022. Aunque no parece que esta medida sea suficiente en una zona donde el medio ambiente está atestado de plástico.

Siguiendo la línea del movimiento comenzado por Greta Thunberg, Lilly efectuó una ‘sentada’ ante la sede del gobierno, pidiendo una cita con el primer ministro Prayut Chan-O-Cha. Sin éxito.

Procter and Gamble presenta Fairy Ocean Plastic, fabricado con envases con plástico reciclado procedente del océano

La empresa Procter & Gamble se suma a la batalla contra el uso de plástico de un solo uso y lanza la botella Fairy Ocen Plastic, creada con plástico reciclado y de la que se fabricarán 320.000 unidades.

La creación surge en colaboración con TerraCycle, expertos en reciclaje, gracias a lo que se ha logrado que el origen del plástico del que están hechos estos nuevos envases sea un 10% de plástico recogido del océano y playas de todo el mundo y otro 90% de plástico reciclado post-consumo (PCR).

Esta botella tiene como objetivo concienciar a la población sobre el problema de la contaminación por plástico en el océano, inspirar a los consumidores a que participen en la limpieza de las playas, reciclar los desechos domésticos y hacer un análisis sobre lo que se puede hacer para evitar que el plástico siga llegado al mar, creando incluso islas de plástico.

Según la Fundación Ellen MacArthur (EMF), calcula que si seguimos emitiendo la cantidad de envases de plástico al océano como hacemos en la actualidad, en 2050 habrá más plástico que peces en el océano.

La vicepresidenta de Sostenibilidad Global de P&G, Virginia Helias, ha comentado: “como líquido de lavaplatos N° 1 en todo el mundo y una marca muy apreciada en el Reino Unido, queremos usar a Fairy para crear conciencia sobre la difícil situación de nuestro océano y crear conciencia acerca sobre la importancia de reciclar. Nuestros consumidores se preocupan profundamente acerca de este problema y al usar plástico del océano esperamos demostrar que las oportunidades son ilimitadas cuando repensamos nuestro enfoque del desecho”.

Es así como con la botella Fairy Ocen Plastic, P&G planea extender esta iniciativa a otras marcas y regiones. De momento esta botella está disponible en los supermercados de Reino Unido.

En la actualidad, la compañía deriva 8.000 toneladas métricas de plástico de los vertederos para usarlas en la elaboración de botellas de plástico transparente. Utiliza un 40% de plástico reciclado post-consumo, que se usa para producir alrededor des 481 millones de botellas transparentes de lavaplatos en todo el mundo. 

Tom Szaky, CEO de TerraCycle, ha comentado que estamos orgullosos de trabajar con una marca icónica como Fairy para lanzar la botella totalmente reciclada, hecha 100% de plástico reciclado y plástico del océano. El tema con la contaminación en el océano es pertinente, esperamos que otras marcas se inspiren para pensar creativamente acerca del desperdicio y que hagan de la economía circular una realidad“.

7 tips para hacer la compra sin plástico

En la actualidad, hacer una compra prescindiendo a todos los niveles de bolsas o envases de plástico se antoja más que complicado. No es de extrañar dado que el plástico lo inunda todo y salvo que optemos por comprar fresco, pidiendo a todas horas que no nos envuelvan los alimentos en plástico, o adquirir procesados en envases de vidrio o lata, es casi imposible lograrlo.

A muchas personas les parece imposible llegar a vivir sin plástico, pero no lo es. De hecho, así lo demuestran ya muchos bloggers que han hecho del sin plástico un modo de vida. Igual entre un extremo y otro encontramos formas de vida más manejables y que suponen un gran avance para el medio ambiente.

Existen muchos gestos que podemos hacer para de esta forma producir la menor cantidad posible de desechos plásticos. Te dejamos 7 tips para hacer la compra sin plástico.

Pequeños gestos que te ayudarán a vivir sin plástico

  • Usa bolsas de tela: el primero de los básicos. Lleva siempre contigo bolsas de tela para evitar caer en la trampa de salir con la compra en bolsas de plástico. Eso requiere de algo de previsión pero sobre todo se adquiere como un hábito, con la repetición.
  • Haz compras a granel: cuando vayas a la zona de frutería, carne, frutos secos, etcétera, lleva contigo pequeñas bolsas de algodón para evitar las bolsas pequeñas de plástico. En muchos supermercados están disponibles (no son gratuitas) pero al menos tenemos la opción de adquirirlas y usarlas en el momento.
  • Compra envasado que no sea en plástico: da preferencia a los envases de cartón, acero inoxidable o vidrio. Los de vidrio se pueden reutilizar para muchas cosas y los de cartón y papel son fáciles de reciclar, muchísimo más que el plástico, por sus componentes biodegradables.
  • Deja de usar tuppers de plástico: si comes fuera de casa, hay alternativas a los tuppers de plástico. Cambia tus recipientes por cristal o acero inoxidable. No obstante, en Naturlii somos partidarios del consumo responsable. Es decir, todos los tuppers de plástico que tengas en casa aprovéchalos toda su vida útil y solo cuando tengas que adquirir alguno, sí, sustitúyelos por estas opciones que comentábamos.
  • No compres en botellas de plástico: la mejor alternativa para dejar el consumo en botellas de plástico es usar botellas reutlizables de vidrio o acero inoxidable así como jarras filtradoras. Es aconsejable que sean de vidrio o acero inoxidable. ¿Has calculado alguna vez cuántas botellas de agua llegas a comprar a lo largo de todo un año? Imagina todo lo que eres capaz con un pequeño gesto de evitar tirar al medio ambiente.
  • Evita comprar las cosas de usar – tirar:  en vez de usar pajitas, cuchillas de afeitado, tampones y compresas, entre otras cosas, opta por otras alternativas sostenible y reutilizables, las cuales ayudarán tanto a que ahorres como a cuidar el medio ambiente.
  • Usar pañales de tela: si hay bebés en casa, plantea el sustituir los pañales de usar y tirar por los de tela. Lo mismo con las compresas. Te sorprenderás de lo cómodos e higiénicos que son.
  • Copa menstrual. Prueba la copa menstrual como alternativa a las compresas y los tampones. Son higiénicas, muy cómodas y respetuosas con el medio ambiente.

Cómo eliminar el plástico de un solo uso en el baño y el aseo diario

La eliminación del plástico de un solo uso se ha convertido en un objetivo prioritario para la Sociedad. Así se refleja en los últimos movimientos de gobiernos y de la UE con el fin de acabar con el uso de pajitas o bastoncillos, entre otros.

Es una tarea titánica, lo sabemos. Pero no imposible. Cada gesto individual es un enorme paso. Hoy en naturlii te enseñamos cómo dar una vuelta de tuerca a los productos de higiene y poner fin al plástico de un solo uso en tu baño.

Si hace unas semanas hablábamos de la iniciativa de Zero Waste y su ‘Boicot al plástico’, estos días veíamos el anuncio de ‘Estrella Damm’ en el que alerta de la contaminación que hay en los mares. De hecho se calcula que en el año 2050 habrá más plástico que peces en los océanos. No hacer nada no es una opción actualmente.

El baño es uno de los lugares donde más deshechos se producen a lo largo del año en un hogar. Casi todos los útiles que hay en una casa promedio están fabricados o envasados en plástico, por lo que si uno limita su uso, está contribuyendo a evitar esta crueldad contra el medio ambiente.

Cómo sustituir los productos de plástico en el aseo

Higiene bucal. La principal alternativa a los clásicos cepillos de dientes en plástico son los cepillos de madera o bambú. Su eficacia es similar y apenas existe diferencia. Salvo en el material más elástico del palo, no se nota nada distinto. En total su duración estimada es de unos tres meses, parecida al de plástico, por lo que cambiarlo es sencillo y muy eficaz para el medio ambiente.

En cuanto al dentífrico también hay solución. Hay pastas de dientes sólidas, vienen en cajitas metálicas o de vidrio. Para utilizarla simplemente hay que restregar el cepillo sobre la capa. Las hay de muchos sabores, tantos como los que podrían haber en un pastas de dientes convencionales.

También puedes optar por una opción más natural. Crear tú mismo tu propio dentífrico. Simplemente hay que escoger dos cucharadas de aceite de coco, una cucharada de bicarbonato de sodio y para elegir el sabor, gotas de aceite de algún sabor.

Desodorante: los hay en crema y sólidos. Los ingredientes son 100% naturales y permiten la sudoración y eliminación de bacterias al igual que otros productos.  Con la crema simplemente tendrás que coger un poco con los demás y rociarte por la zona que desees. Con el sólido tendrás que mojarlo en agua y rociarte. Normalmente no tienen olor, sin embargo limita la sudoración y el mal olor.

Champú: existen distintas variantes. Al contrario de lo que muchos piensan, hay muchas variedades. Acondicionadores, para cabellos grasos, con picores… un sinfín de opciones. El champú es sólido, como casi todos los jabones.  Vienen en formato de pastilla y su uso es muy sencillo. Además su duración es muy larga, llegando a los cuatro meses.  

Gel: más de lo mismo que con el champú, de hecho es una opción que utiliza mucha gente por comodidad. Las barras o pastillas de jabón son muy comunes en muchos hogares.

Papel higiénico: no existe un sustituto como tal, aunque sí distintas opciones para poder reemplazarlo. Si eres muy reacio a deshacerte del papel puedes intentar comprarlo a granel y no envasado. Se estima que para cubrir las necesidades de papel a nivel mundial se necesitan 27.000 árboles al día, una barbaridad. Existen opciones de papel reciclado, no especialmente fáciles de encontrar, pero sí disponibles en internet.

Cepillo para el pelo: en este apartado apenas notaremos diferencia, bueno sí, a mejor. Cambiar el clásico cepillo de plástico por uno de madera. Su uso es igual pero con la diferencia de que este tiene más duración y no es más difícil que se rompa.

Esponjas: normalmente son productos con materiales sintéticos y que vienen (como todo) envueltos en plástico. Su alternativa son las esponjas marinas o esponjas de luffa (planta similar a la calabaza), con un tacto parecido y una limpieza mayor.

Bastoncillos. Sustituye los de plástico por los bastoncillos de bambú. Biodegradables y que no son un peligro para animales marinos ni tortugas.