Cookplay, la startup que ha creado envases compostables para la comida a domicilio

Delivery sin plásticos

Los productos de plástico que más utilizamos en nuestro día a día son los envases de plástico de un solo uso y, casualmente, son los que más contaminan puesto que una gran parte de ellos no se reciclan.

Según Greenpeace, la producción global de plásticos se ha disparado en los últimos 50 años, y en especial en las últimas décadas. De hecho, en los últimos diez años hemos producido más plástico que en toda la historia de la humanidad. Además, España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor demanda de plásticos, donde hasta el 50% de los mismos acabaron en vertederos en 2016.

En los últimos diez años hemos producido más plástico que en toda la historia de la humanidad

Existen muchos tipos de plásticos, aunque el mercado está dominado por cuatro tipos principales:

  • Polietileno (PE): bolsas de plástico, láminas y películas de plástico, contenedores (incluyendo botellas), microesferas de cosméticos y productos abrasivos.
  • Polyester (PET): botellas, envases, prendas de ropa, películas de rayos X, etc.
  • Polipropileno (PP): electrodomésticos, muebles de jardín, componentes de vehículos, etc.
  • Cloruro de polivinilo (PVC): tuberías y accesorios, válvulas, ventanas, etc.

La startup de envases sostenibles

Gran cantidad de plástico de un solo uso se emplea para hacer el packaging de los productos que encargamos por internet, pero los envases de la comida que pedimos a domicilio son los reyes de la contaminación. 

Los servicios de “delivery”“take away” ya estaban en auge antes de la pandemia por covid-19 pero lo cierto es que, con la nueva normalidad, se ha producido un  incremento exponencial en su demanda. Por eso, la marca de menaje Cookplay ha sacado una nueva colección de boles de diseño para delivery y take away 100% biodegradable y compostable fabricados con caña de azúcar.

La diseñadora Ana Roquero, fundadora de Cookplay explicaba en una declaración para Emprendedores que “los recipientes se pueden utilizar tanto en hostelería como por parte del cliente final, tipo picnic o en alguna celebración en la que no se quiere fregar. Se enfocan a todo tipo de restaurantes, a los de alta gastronomía, que ya vestían sus mesas con las vajillas de Cookplay y han dado el paso tras la crisis, y a aquellos cuyo formato siempre fue delivery. El delivery es el presente y debería ser sostenible, sin duda. De ahí la apuesta de Cookplay.”

Lo cierto es a que estas soluciones se pueden añadir otras para la comida fuera de casa como los cubiertos de madera o de semilla de aguacate biodegradables y los envoltorios reutilizables de bocadillos.

Retiran 150 kilos de residuos de la zona de baño del Fórum Barcelona

playa plasticos

20 kilos de plásticos y 60 de residuos higiénicos fueron recogidos por 10 buceadores y 10 personas de apoyo en Barcelona el domingo 12.

Esta iniciativa del Club de Buceo Saita Diving se enmarca en la jornada LIBERA “mi pueblo sin basuraleza” impulsada por Ecoembes y Seo/Birdlife.

Además de plásticos y residuos higiénicos, se retiraron metales, maderas y otros como ropa o colillas.

La Contaminación, Papelera, De Basura, Océano

En la aplicación MARNOBA que desarrolló la Asociación Vertidos Cero y KAI Marine Services se incorporarán los datos obtenidos. La plataforma recopila, almacena y muestra información sobre las basuras marinas de las costas españolas. Su objetivo es recoger la mayor cantidad de información posible para conocer con más profundidad la tipología de residuos que se encuentran en el medio marino, también su origen y las vías preferentes de transporte y deposición.

Cómo llega el plástico al mar

  • Debido a la acción del viento y la lluvia.
  • Desde los vertederos.
  • De vertidos accidentales desde barcos.
  • Porque no se han desechado correctamente.
  • De los efluentes de las estaciones depuradoras y plantas de tratamiento de aguas residuales.

El 80% de los residuos encontrados en el mar provienen de la tierra y el 20% de la actividad marítima.

Únicamente el 9% de todo el plástico producido y consumido a nivel mundial ha sido reciclado. El 12% incinerado y el 79% ha terminado en vertederos o en el medio ambiente.

Los peligros del plástico en el mar

  • Puede ser ingerido por la fauna marina y acumularse en su interior.
  • Puede quedarse en suspensión o flotando en la superficie.
  • Puede permanecer en el fondo marino.
  • Puede quedar atrapado en el hielo del Ártico.

Hay 5 zonas conocidas como “sopas” de plásticos:

  1. Una en el Índico.
  2. Dos en el Atlántico (Norte y Sur).
  3. Dos en el Pacífico (Norte y Sur).

Estas zonas superficiales tienen una elevada concentración de microplásticos.

En el mar Mediterráneo se concentran entre un 21% y 54% de todas las partículas de microplásticos del mundo.

Tardan entre décadas y cientos de años en degradarse lo que supone que la fauna marina pueda sufrir graves daños.

En la actualidad hay  700 especies afectadas. Más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren cada año por los plásticos del mar.

Iniciativas que merece la pena conocer para reducir el plástico de un solo uso en nuestros mares

  • 4OCEAN: el proyecto de dos surfistas que ha recogido en dos años 1.930 toneladas de plástico oceánico en 27 países. Su compromiso es eliminar medio kilo de basura de océanos y costas por cada artículo que venden en su web.
  • Los  pescadores de Kerala: los barcos pesqueros aprovechan cada viaje para recuperar residuos plásticos y traerlos a puerto.
  • SEABIN: contenedor creado por dos australianos que sirve para recoger el plástico y una parte de los aceites, detergentes o combustibles que flotan en los puertos, muelles y clubes náuticos de todo el mundo.

Estrella Damm avanza con su “compromiso” sostenible

Cervezas con anillas de cartón

La famosa marca de cerveza catalana Estrella Damm ha anunciado en su spot publicitario veraniego que, a finales de este mes de julio, comenzará a sustituir las anillas de plástico de sus latas por otras de cartón 100% biodegradable. El proceso se completará el próximo mes de diciembre, cuando las anillas de plástico serán cosa del pasado para Damm.

El cambio climático es el tema que Damm ha vuelto a elegir para concienciar a la sociedad. Es un cambio de todos, y cada pequeño gesto cuenta. La nueva campaña ‘Acto III – Compromiso‘ continúa con la iniciativa del pasado verano y el objetivo es frenar la contaminación que los plásticos están generando en los océanos, especialmente en el mar Mediterráneo.

En el anuncio podemos ver a 24 bailarines de danza moderna trabajando juntos para alcanzar el objetivo de proteger nuestro entorno. La campaña es, sin duda, la mejor representación de lo que el trabajo en grupo puede llegar a alcanzar y de lo que cada uno de nosotros podemos cambiar a través de pequeños gestos en nuestro estilo de vida. 

El litoral mediterráneo está sufriendo una emergencia ecológica que tenemos que frenar porque, como asegura Damm, “defender tu manera de vivir es una forma muy bonita de vivir”. La publicidad  “Compromiso” es una continuación de las campañas anteriores “Alma” y “Amantes”, que siempre se han centrado en la urgencia de proteger el Mediterráneo. Este año, el mensaje hace hincapié en la eliminación de las anillas de plástico de todas sus latas de cerveza.

Sin plástico de un solo uso

El año pasado Estrella Damm dio el pistoletazo de salida a un proyecto que pretendía eliminar las anillas de plástico que forman parte de las latas de cerveza. Este año 2020 culmina el proyecto que supondrá una reducción de 260 toneladas de plástico al año. La iniciativa de Damm no termina ahí, el compromiso de Estrella Damm con el planeta y con la reducción del uso de plásticos pasa por la sustitución de todo el plástico de decoración que envuelve las latas de cerveza por cartón para 2021.

HP eliminará el 75% de plástico de su embalaje en 2025

Negro, En Blanco, Negocio, La Comunicación, Equipo

La compañía de tecnología estadounidense Hewlett-Packard, más conocida como HP, opta por la sostenibilidad una vez más. La empresas americana, que se jacta de llevar más de 80 años de compromiso con el planeta, acaba de presentar un ordenador con el 80% de sus partes mecánicas recicladas, el  HP Elite Dragonfly. Ya desde hace tiempo, la compañía decidió reducir el consumo de plástico, un ejemplo de ello es que el año pasado, el área de Sistemas Personales de HP ya eliminó 933 toneladas de espuma plástica expandida.

Asimismo, se deshizo en un 40% de la espuma plástica en el área de impresión y eliminó más de 95 toneladas de este material en 2019 gracias al rediseño del embalaje de uno de sus modelos de impresora.

Solo en 2019, utilizó más de 25.000 toneladas de plástico de contenido reciclado posconsumo en productos de Impresión y Sistemas Personales de HP. Esto equivale al 9% de plásticos utilizados. En el 2025 trabajan para que la cifra aumente al 30%.

Por otra parte, también está dando los primeros pasos en la limpieza de océanos de plástico y ya ha retirado 771 toneladas de plástico del mar y lanzado los primeros productos en el mundo creados con este plástico, monitores o notebooks.

El plan de HP para usar embalajes reciclados 2025

Cada año se producen 300 millones de toneladas de plástico, siendo la mayoría de ellas de un solo uso. El 91% del plástico no se recicla. Por ello, HP se propone para el 2025 que sus embalajes sean reciclados.

Su objetivo es eliminar el 75% del plástico de embalaje de un solo uso, apoyando así los esfuerzos de la compañía para impulsar una economía circular, baja en carbono.

Se centrará en las unidades de hardware. En lugar de envolver el producto completamente en plástico se emplearán cojines amortiguadores de fibra moldeada. La transición al embalaje con cojines de celulosa moldeada para los Sistemas Personales comenzó en 2019 y con ello se eliminaron 933 toneladas de espuma plástica expandida, difícil de reciclar. La impresora HP Tango Terra es la primera de HP con cero embalaje plástico.

También, el año pasado se deshicieron de los lazos de plástico de los cables de alimentación y las bolsas de plástico para documentos.

Regenerar los ecosistemas naturales

Regenerar los sistemas naturales que sustentan la vida, centrándose en la protección y la restauración de los bosques mundiales es otro objetivo de la compañía tecnológica.

También tiene programas que promueven la diversidad y la inclusión a través de la educación como HP Life (proporciona conocimientos de negocio y de tecnología para empresarios y estudiantes de forma gratuita a través de su plataforma educativa).

En 2016 eliminó la deforestación en la cadena de suministro para el papel y para finales de este año tratará de conseguir lo mismo con su embalaje de productos basado en papel.

Los envases de Dulcesol serán biodegradables en 2021

dulcesol envases biodegradables

1200 toneladas de plástico al año. Este es el objetivo que se ha marcado Vicky Foods, el grupo al que pertenece la marca de bollería y pastelería Dulcesol, dentro de sus compromisos medioambientales y que logrará eliminando parte del plástico de un solo uso de sus envases.

De esta manera, la multinacional logrará que 45 millones de paquetes al año se degraden como un residuo más. Este objetivo forma parte de su política de sostenibilidad medioambiental y su compromiso por llevar a cabo un consumo eficiente de las materias primas y la reducción de residuos generados.

Sus envases de magdalenas ecológicas y croissants integrales se han convertido recientemente en biodegradables, cuyo material sigue todas las normativas de la UE. En verano de 2021 todas las líneas de pan contarán también con ello.

La gestión responsable de residuos y recursos naturales forman parte de la política de compras y fabricación del grupo, en concreto el consumo de materiales plásticos convencionales para los envases y embalajes. Además de ser uno de sus ejes de actuación destacados.

El grupo lleva aplicando durante años una serie de medidas bajo el enfoque de “Reducir, Reutilizar y Reciclar”, entre las que se encuentran la investigación de materiales sustitutivos a base de PLA (poliácido láctico) o la disminución del espesor de las láminas de plástico.

Otros objetivos del grupo que pretenden alcanzar en 2020 son reducir la producción de residuos de cartón, disminuir el consumo de gases efecto invernadero en un 5% así como el consumo de agua. Estos y otros, se enmarcan dentro de la estrategia de RSC del grupo de desarrollar mejoras en relación con el desarrollo del producto, en concreto aquellos de producción ecológica.

Dulcesol forma parte de Vicky Foods desde 2019 con el fin de saltar al mercado internacional, y así aumentar su presencia en Estados Unidos y China. Ahora opera en más de 50 países. Este grupo, antes denominado como Grupo Dulcesol, agrupa a otras empresas como Be Plus, de productos saludables y Hermanos Juan, de bollería y pan congelado destinado a la hostelería.

Con esta serie de compromisos Dulcesol se une a otras marcas con el fin de minimizar el impacto medioambiental y de esta forma promueve un consumo eficiente de materias primas y reducción de residuos.

Julio Sin Plástico, el reto sostenible del verano (al que estás invitado a participar)

Julio Sin Plástico

El movimiento Julio Sin Plástico vuelve un año más y esta vez celebra su décimo aniversario con una campaña enfocada a hacer crecer a sus seguidores, retando a la población australiana a reducir el plástico de un solo uso en un billón de kilogramos para final de mes.

Julio Sin Plástico fue diseñado para concienciar sobre el impacto que tienen en el medio ambiente los plásticos de usar y tirar, y para animar a la gente a que adopte una vida más sostenible y cuidadosa con su entorno.

Los inicios de esta campaña fueron en Facebook. Un grupo de 40 personas, amigos y compañeros que trabajaban en un ayuntamiento en Australia, decidieron tomar la iniciativa y plantarle cara a la contaminación. Desde entonces, la organización Julio Sin Plástico ha crecido hasta convertirse en una de las campañas medioambientales más populares del mundo. 

El año pasado 250 millones de personas se unieron al reto y se evitó que 825 millones de kilogramos de plástico acabaran en vertederos. Cada participante redujo una media de 23 kg el uso de plástico en casa.

Si no se pone ningún freno, la producción de plástico se habrá cuadruplicado para 2050 y tan solo el 14% de ese plástico es reciclado a nivel mundial. La organización Julio Sin Plástico planea empezar una comunidad de acción a tiempo completo que incluye a empresas y gobiernos. Algunas de las iniciativas que se plantean son:

  • Mejorar las tasas de reciclaje.
  • Extender la necesidad de tomar responsabilidades sobre las consecuencias de la producción.
  • Obligar a los negocios a usar plástico reciclado para los embalajes.
  • Fomentar la economía circular.
  • Reciclar y reusar materiales hasta su límite para evitar que estos acaben apilados en un vertedero.

“No se trata de un cambio drástico de vida, sino de ser más consciente de los problemas que generan los plásticos de un solo uso y empezar a dar pequeños pasos hasta llegar a eliminarlos por completo”.


Rebecca Prince-Ruiz, fundadora de Julio Sin Plástico

El año pasado, un 87% de los participantes de la campaña Julio Sin Plástico cambió definitivamente el uso de plástico de embalar comida por tuppers de cristal, y el 73% ha dejado de utilizar los vasos de plástico para llevar de las cafeterías. La mayoría de las personas que se apuntan a este reto de un solo mes hacen cambios definitivos en su forma de consumir, ¿por qué no te apuntas y lo pruebas?


Bioplásticos, ¿la solución definitiva al plástico de un solo uso?

bioplástico

El plástico es la gran pandemia que asola nuestro planeta. 150 son los años que tarda en degradarse una bolsa bolsa de plástico y 1.000 los que tarda una botella hecha con PET en desaparecer. En el mundo se fabrican cerca de 300 millones de toneladas de plástico cada año a partir de combustibles fósiles y la mayoría son de un solo uso. El plástico es, sin duda, uno de los peores residuos que generamos y también uno de los más contaminantes, por eso, hay que encontrar una solución eficaz.

¿Qué es el plástico de base vegetal y cómo se fabrica?

Al parecer, la solución pasa de nuevo por las plantas. Podemos empezar a cuidar el medioambiente con plásticos fabricados a partir de azúcares vegetales en lugar de combustibles fósiles. Este material ecológico, diseñado por la empresa de productos químicos renovables Avantium, se obtiene a partir de los azúcares de maíz, trigo o remolacha, los cuales se dividen en estructuras químicas para formar furanoato de polietileno, el plástico de plantas.

Hasta ahora, las pruebas en el laboratorio han demostrado que el plástico vegetal puede descomponerse en un año usando un compostador o varios años si el producto se deja a la intemperie. Esta capacidad de descomposición en un tiempo relativamente corto significa que los vertederos dejarán de estar formados por montañas de plástico que nunca desaparecen. Pero los plásticos vegetales no son un concepto nuevo. 

¿En qué productos encontraremos el plástico vegetal?

El material en cuestión es lo suficientemente resistente como para contener bebidas carbonatadas. Quizás por esto, empresas como CocaCola o Carlsberg, ya han contactado con Avantium para utilizar su tecnología en próximos productos. Danone también se ha interesado por la propuesta y podría empezar a comercializarse para 2023.

¿Por qué los bioplásticos son mejores que los plásticos convencionales?

La principal razón es que no usa ningún derivado del petróleo en su fabricación. El bioplástico puede fabricarse a partir de ácidos polilácticos (PLA) que se encuentran en las plantas, pero también puede hacerse a partir de polihidroxialcanoatos (PHA) a partir de microorganismos.

Los expertos aseguran que, aunque los bioplásticos actuales son mejores que los plásticos convencionales basados en combustibles fósiles, no son la solución definitiva porque no son del todo biodegradables y su proceso de fabricación se sigue haciendo en plantas industriales que dañan el medioambiente.

Carbón activo, la última revolución en cosmética

Mascarilla carbón activo

El mundo de la belleza y la cosmética está cada vez más concienciado con la ecología y busca en la naturaleza las materias primas para fabricar sus productos. Aún no sabemos si lo hacen por seguir la moda o porque verdaderamente comulgan con los valores ecofriendly, pero la verdad es que en los últimos años han comenzado a aparecer gran cantidad de alternativas sostenibles a productos cosméticos que tradicionalmente estaban producidos con plásticos y químicos contaminantes.

El carbón activo es uno de los productos que más recientemente se ha incorporado a las rutinas de belleza de todas las marcas de cosmética, pero este adsorbente ya venía siendo utilizado en medicina para tratar envenenamientos y sobredosis por ingestión oral y también como purificador de agua por sus propiedades desintoxicantes.

El carbón que se utiliza en cosmética se obtiene de la quema de materias vegetales como la madera o las cáscaras de coco y se añade en las fórmulas de belleza una vez está activado mediante un proceso de oxidación que aumenta su porosidad y potencia su adsorción. Así se consigue un producto natural con un poder desintoxicante de hasta 200 veces su peso.

¿Qué beneficios ofrece el carbón activo en cosmética?

• Sebo-regulador: elimina el exceso de grasa de la piel.
• Eliminación de toxinas e impurezas.• Reducción del tamaño de los poros.
• Efecto antibacteriano.
• Mejoría del acné y las espinillas.
• Champú para cabellos grasos.
• Blanqueador y purificador dental.

¿En qué productos cosméticos podemos encontrar carbón activo?

El carbón activo se usa en cosmética como agente purificador y limpiador cutáneo por sus propiedades de adsorción de impurezas. El formato más habitual en el que podemos encontrar este producto es en mascarillas faciales y corporales, siendo especialmente efectivo en pieles grasas o con acné.

También podemos encontrar carbón activo en champús, acondicionadores y jabones por su poder limpiador, antibacteriano y desinfectante, como dentífrico blanqueador y como ingrediente principal en esponjas orgánicas.

En algunas ocasiones el carbón activo ha provocado en ciertas personas sequedad cutánea, erosiones menores e irritación, pero estas desventajas suelen estar ligadas a la baja calidad de los productos utilizados o a su mala manipulación.

¿Es seguro el consumo de carbón activo como desintoxicante por vía oral?

A parte de su uso cosmético, el carbón activado es utilizado por muchas personas como complemento alimenticio para desintoxicar el organismo o incluso como remedio para las resacas. Lo cierto es que, aunque el carbón tiene propiedades medicinales, como hemos mencionado antes, no sirve como “complemento detox”. De hecho, nuestro cuerpo tiene su propio sistema de desintoxicación en los riñones y el hígado por lo que el uso del carbón activo de forma preventiva no es una buena idea.

Riesgos del consumo oral de carbón activo

Alteración del nivel de conciencia.
• Interferencia con la motilidad intestinal.
• Riesgo de obstrucción gastrointestinal, perforación o hemorragia.
• Reacción con medicamentos.
• Desequilibrio electrolítico y/o pérdida de volumen corporal.
• No recomendado tras la ingestión de productos corrosivos.
• Seguridad no establecida en embarazo y lactancia.

Moda sostenible, ¿está cambiando la industria?

industria sostenible

La sostenibilidad y la filosofía ecofriendly han llegado a la moda y lo han hecho para quedarse. Ya son muchas las marcas de ropa que apuestan por el uso de tintes vegetales no tóxicos o escogen materiales fabricados de forma sostenible, pero, lamentablemente, todavía no ha nacido la marca de moda ecológica que pueda competir con las grandes corporaciones de fast fashion como Inditex y Primark. O sí.

La marca de moda sueca House of Dagmar se ha posicionado como el máximo referente actual en cuestiones de ética medioambiental, además de haber ganado distintos premios de diseño como el Guldknappen o el premio a diseñador del año de la edición sueca de la revista Elle o fresh faces award de Nueva York.

House of Dagmar nació en 2005 como un proyecto destinado a crear ropa de calidad y de larga duración para que la vida útil de sus productos fuera más larga. Algunas de las técnicas que utilizan para que su firma sea realmente sostenible y su impacto medioambiental sea muy bajo son el mulesing-free, es decir, la utilización de un tipo de lana en las que las ovejas no sufren el esquilado, o el cruelty-free shearling, que es la obtención de seda a través de un proceso sostenible.

El informe de Moda Sostenible de Lyst, la plataforma global de búsqueda de moda, ha revelado que España es uno de los países en los que más ha crecido el consumo de ropa ecofriendly en el último año. Este dato cobra gran importancia porque tratándose de la segunda industria más contaminante del planeta, no podemos arrojar toda la culpa a la producción. Recordamos que el consumo es el que genera la oferta.

Las firmas sostenibles que más éxito están cosechando en España son Stella McCartney, VEJA, Patagonia, más popular entre los hombres, y Ecoalf, cuyo prestigio se ha visto incrementado en los últimos meses por el apoyo de la Reina Sofía, quien ha aparecido en distintos eventos de su agenda oficial con sus productos o patrocinios como el del programa Masterchef donde presentadores y participantes llevan sus modelos.

Pero, ¿es la moda sostenible asequible para todos los bolsillos?

Desde luego que las grandes firmas de moda sostenible no se caracterizan por vender sus productos a un precio especialmente barato, pero todo es buscar y, a veces, encontrar tiendas con ropa ecofriendly asequible es más fácil de lo que crees. A continuación, te dejamos algunos ejemplos de marcas sostenibles españolas:

  • ANDREA MARTÍNEZ: Andrea Martínez es la diseñadora que está detrás de su propia marca de moda femenina con un toque naif y vintage. Todas sus piezas se hacen en Barcelona en tiradas muy pequeñas, casi exclusivas.
  • SKUNKFUNK: Esta marca vasca tiene una identidad muy marcada por sus diseños basados en formas geométricas, pero también por su compromiso ético.
  • ECOOLOGY: es una tienda online en la que puedes encontrar todo tipo de ropa para hombre y mujer. Todos sus productos están realizados con tejidos sostenibles y ecológicos y son diseñados y confeccionados en talleres locales de Barcelona.

Purpurinas: los microplásticos que más contaminan

Los microplásticos son partículas no degradables que se incorporan al ciclo del agua traspasando todos los filtros existentes. Si bien es cierto que cada vez son más los países que están prohibiendo el uso de microplásticos, (entendiéndose como micro perlas plásticas inferiores a 5 milímetros) la purpurina parece escapar de estas restricciones, y es que su uso está tan extendido que nadie se imagina la vida sin brilli-brilli, como La Vecina Rubia diría.

Las consecuencias del consumo continuado de micro plásticos para nuestra salud a largo plazo no están claras, pero los datos son aterradores. Casi un 85% de las aguas de grifo contienen micro plásticos, entre el 20% y el 50% de todos los micro plásticos se encuentran en la cuenca del mediterráneo y la purpurina ha sido la causante de varias muertes por inhalación en menores de edad.

¿De qué está hecha la purpurina?

Además de estar compuesta por plásticos PET, (Tereftalato de Polietileno) la purpurina contiene componentes metálicos muy tóxicos, entre ellos plomo, cobre, zinc, aluminio y estaño.

Celia Ojeda, responsable de campañas de Greenpeace España, explica que “estas partículas que fácilmente llegan a los océanos a través de las vías fluviales se quedan en suspensión en las primeras capas del agua, y entran en la cadena trófica porque los peces las ingieren. Muchas veces se encuentran micro plásticos en los estómagos de los peces e incluso en sus larvas. Los peces se están desarrollando con los micro plásticos”.

Estos microplásticos tienen también la capacidad de absorber y acumular contaminantes en su superficie. Son muy peligrosos por la propiedad que tiene el plástico para atraer compuestos químicos que se acaban adhiriendo a él y que luego libera en el entorno o en los organismos en los que se infiltran.

Alternativas zero waste a la purpurina convencional

La solución no pasa por el reciclaje puesto que en el caso de los micro plásticos esta opción es inviable. Cabe recordar también que de todos los plásticos que se reciclan tan solo un 30% son reutilizados, un 40% acaba en vertederos y el 30% restante son incinerados, por lo que seguramente la solución nunca pase por el reciclaje, pero este es otro tema.

Con el paso del tiempo nos concienciamos más por cuidar el entorno en el que vivimos y, aunque las purpurinas eco llevan varios años en el mercado, es ahora cuando están en boca de todos. Bioglitter fue la marca pionera y patentó este tipo de purpurina hace ya 40 años.

La purpurina eco está fabricada con pigmentos vegetales ecológicos, y las técnicas para obtenerla son variadas. En la empresa EcoStardust explican que recurren a la celulosa como materia prima, principalmente de árboles de eucalipto sostenibles que no han sido modificados genéticamente. En BioGlitz, el proceso de elaboración pasa por transformar la celulosa en plástico de origen vegetal, que se cubre con 0,1% de aluminio y pigmentos cosméticos.