Spin Food: consumir sin plástico es posible

Por el planeta, por nuestra salud y por las futuras generaciones. Los cambios del mañana empiezan hoy, y el modelo de consumo actual es uno de los ámbitos que tienen que renovarse para lograr una sociedad con hábitos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. En esto, precisamente, se basa la filosofía de Spin Food, un supermercado ecológico online que dispone de productos muy diversos de alimentación, de buena calidad y con la correspondiente certificación. Pero lo mejor de todo es que con su compra, no se genera ningún residuo plástico.

Qué diferencia a Spin Food de otras tiendas ecológicas

Spin Food funciona a través de un proceso circular basado en seis pasos muy sencillos:

1. Comprar. Nunca ha sido tan fácil adquirir tus productos ecológicos favoritos sin moverte de casa, y ya que Internet nos presta esa posibilidad, ¿por qué no hacerlo? Lo primero es entrar en la tienda online de Spin Food, seleccionar los productos que quieres, su peso y el envase que desees, pues dispones de diferentes formatos para escoger el que mejor se adapte a lo que necesitas, y todos ellos cien por cien reciclables y reutilizables. Es lo mismo que comprar a granel, pero a través de la web, y de forma personalizada. Cuando finalices este paso, si quieres devolver los envases y que Spin Food te reembolse su importe, no te olvides de marcar esta opción.

2. Recibe tus productos. Una vez que has finalizado tu compra online, la recibirás en tu casa o en la agencia de transporte. Tu pedido estará dentro de la bolsa de Spin Food, que garantiza que llegue en buen estado y que puedas utilizarla para retornar los envases de la manera más fácil, segura y práctica.

3. Disfruta de tu pedido. Cuando recibas tu pedido eco podrás disfrutar de productos de la mejor calidad, de comercio justo y cien por cien sostenibles. Además, no estarás generando ningún residuo contaminante.

4. Retorna los envases. Si cuando hiciste tu compra marcaste la opción de devolución de los envases, Spin Food los recogerá cuando haya finalizado su tiempo de uso. Solo tendrás que indicar cuándo y cómo deseas que se haga la recogida. Cuando Spin Food los reciba, te será reembolsado su importe, o si lo prefieres, podrás descontarlo de tu próxima compra. No es necesario que devuelvas los envases si no quieres, ya que también puedes quedártelos para seguir dándoles uso o para introducir tus siguientes compras. Si no te los vas a quedar, pero tampoco vas a retornarlos, la mejor opción es depositarlos en el contenedor de vidrio.

5. Limpieza. En este paso, Spin Food desinfectará los envases que han sido retornados a altas temperaturas para garantizar la limpieza de posibles alérgenos. Estos envases se preparan para ser utilizados nuevamente y no generar ningún residuo. Así, este proceso circular puede volver a su inicio, con la seguridad alimentaria y la higiene garantizadas.

6. Renovación. Los envases pueden ser reutilizados una y otra vez sin generar ningún desperdicio en todo el proceso y de la manera más sostenible posible. Una vez que los recipientes han llegado al final de su vida útil, pueden reciclarse.

Solución de futuro

Iniciativas como la de Spin Food limpian nuestro planeta de plástico y residuos de un solo uso, al utilizar envases que pueden reutilizarse una y otra vez hasta que finalmente puedan reciclarse. Así, el proyecto se fundamenta en la regla de las tres erres: reducir, reutilizar, reciclar, como una solución de futuro, en lugar de aumentar el problema. Spin Food demuestra, así, que es posible un consumo sin plástico que tarda cientos de años en degradarse.

Sus productos, además, no solamente son respetuosos con el medio ambiente en lo que respecta al envasado en recipientes sin plástico, sino también durante todo el proceso, desde el cultivo de los alimentos que cuentan con la certificación ecológica correspondiente.

Amazon dice adiós al plástico de un solo uso

A partir de ahora, los usuarios de Internet no podrán comprar objetos de plástico de un solo uso en Amazon, si viven en cualquier zona de la Unión Europea (UE). Desde este lunes, la multinacional ha dejado de vender artículos como bastoncillos, pajitas de plástico, cubiertos de este material, vasos de usar y tirar o palillos, entre otros utensilios, en todos los países de la UE, Reino Unido y Turquía.

La tienda online más grande del mundo hizo pública la noticia el pasado octubre para informar a todos los vendedores que comercializan utensilios de plástico de un solo uso de la decisión, y ahora la medida se hace efectiva. Con ello, Amazon pretende implantar una nueva política para cumplir con la normativa europea referente a la eliminación paulatina de los residuos de plástico.

Normativa europea

Más concretamente, la multinacional, a través de esta nueva política, prohibirá la venta de ciertos utensilios de plástico desechable y aquellos fabricados con plástico oxodegradable en sus tiendas virtuales de los citados países.

Sin embargo, la Unión Europea, en su directiva 2019/904, fijaba julio del próximo 2021 como margen para que los Estados que la componen implementasen normativas destinadas a la limitación de la comercialización de objetos de plástico de un solo uso, como primer paso para fomentar la transición hacia una economía circular. Así, la multinacional se adelanta a la fecha aprobada por la UE.

Excepciones

Los usuarios de Amazon ya no podrán comprar objetos de plástico de un solo uso como pajitas o cubiertos, pero la multinacional contempla algunas excepciones: los productos sanitarios o médicos.

A los utensilios mencionados se añaden los recipientes para alimentos fabricados con poliestireno expandido, como tuppers para almacenar la comida o cajas destinadas para guardar productos de consumo inmediato, in situ o para llevar; así como recipientes para bebidas hechos con este material, incluyendo tapones y tapaderas; u otro tipo de objetos de plástico oxodegradable.

De cara a los vendedores que tuviesen en almacén alguno de los productos ahora prohibidos por la compañía, se permitirá su venta hasta el próximo domingo, o solicitar que se envíen a otra ubicación sin costes. Amazon, de esta manera, no cobrará tarifas extra por la retirada de inventario de utensilios de plástico de un solo uso.

La multinacional, con esta nueva medida, da otro paso hacia adelante para la reducción de uso de plástico y la contaminación por los residuos que este material genera.

Cómo comprar a granel sin que se convierta en un caos

Comprar a granel es un gran paso para llevar un estilo de vida zero waste y reducir al máximo el consumo de plástico, ya que nuestras compras son uno de los motivos principales por los que acumulamos este material en nuestros hogares. Sin duda, una de las primeras fases cuando decides dar este salto, es plantearte comenzar a comprar tus productos a granel, pero con ello también surgen las dudas de cómo hacerlo.

Si ya estás acostumbrado a hacer tus compras siguiendo este método, no tendrás inconveniente. Pero si eres principiante, tal vez te dé vergüenza pedir que no te den bolsas de plástico, y sobre todo, acudir a las tiendas o supermercados con tus propios envases de vidrio o bolsas de tela, ya que no sabes cómo van a reaccionar quienes te atienden. Cuando se trate de un establecimiento que únicamente realiza sus ventas a granel, no pondrán ninguna pega, e incluso te animarán a llevar tus envases de casa; aunque cuando es un centro al uso, nunca se sabe cuál será la reacción de los empleados.

Por eso, el primer paso siempre es tomar la iniciativa y ser decidido. No retrases más la reducción de tu impacto medioambiental. Y puestos a dar el paso, escoge comercios de proximidad o especializados en este tipo de productos. Ahora que tienes claro esto, damos algunos consejos que te ayudarán a realizar tus compras a granel de una forma óptima, responsable y organizada.

Organiza tu lista de la compra

Si no quieres tener que volver a hacer la compra cada pocos días porque siempre se te olvida algo, o no quieres acabar recurriendo al clásico supermercado donde se te hará más difícil conseguir productos a granel, organiza bien tu lista de la compra. Cuando necesites llenar tu despensa, dedica un tiempo a observar qué necesitas o qué te gustaría tener, y escribe en tu lista tantos productos como te hagan falta. Así, lo que compres te durará mucho tiempo y no tendrás que ir a la tienda cuando casi no dispones de tiempo para ello, algo a tener en cuenta, sobre todo, si vives lejos del establecimiento al que acudes para este fin.

Hilado con lo anterior, escoge un día de la semana en el que dispongas de varias horas libres para dedicarlas a salir a hacer la compra. Quizá tu tienda a granel favorita no está precisamente cerca de tu casa, y por eso necesitarás tiempo.

Procura recordar llevar tus propios envases siempre, para generar el mínimo número de desperdicios posible. Estos puedes dejarlos preparados en función de lo grande que sea tu lista de la compra. Un consejo que puede ayudarte es apuntar un recordatorio donde puedas verlo, o mantener tus tarros o envases reutilizables en un lugar visible cuando vayas a salir a hacer la compra. Si se trata de bolsas de tela, puedes llevarlas siempre contigo, en tu bolso o mochila, sin que ello suponga una molestia para ti. Para la fruta y verdura, las bolsas de malla son una buena opción.

Llevar tus propios envases te servirá para reutilizar recipientes que, de otra manera, acabarían en la basura. Por eso, no tires los tarros de vidrio que contenían alimentos o conservas que ya has comido. Lávalos bien y guárdalos para tus compras. Si lo prefieres, puedes escribir con rotulador el nombre del producto que vas a incluir en cada bote (legumbres, pasta, arroz, especias, infusiones, detergente, etc.). La variedad es infinita.

Bolsas de plástico: no, gracias

A veces, algunos establecimientos que venden alimentos a granel utilizan bolsas de plástico para dárselos a los clientes. En otras ocasiones, te darán bolsas de papel que no son lo más cómodo del mundo y que pueden romperse. Cuando te encuentres en el primer caso, rechaza el uso del plástico y lleva tus propios envases de vidrio, de silicona o de cualquier otro material no contaminante y reutilizable. Si tu caso es el segundo, puedes aceptar la bolsa de papel si te has olvidado de llevar tus envases.

Eono by Amazon - Bolsas Compra Reutilizables Ecológicas Bolsa de Malla para Almacenamiento Fruta Verduras Juguetes Lavable y Transpirable 3 Diversos Tamaños, 16 Pcs (4L+8M+4S)
  • SIN TOXINAS NI BPA: nuestras bolsas de malla reutilizables para...
  • ESTILO DE VIDA SANO Y ECOLÓGICO: las bolsas reutilizables para...
  • DURADERAS, TRANSPIRABLES Y LAVABLES: elaboradas con ligera malla...

Tienes que tener en cuenta que debes saber el peso de tus envases, para que no te lo cobren junto al peso del producto que vas a guardar en él. La persona que te atienda estará pendiente de ello, pero si conoces esos kilos de más con antelación, ahorrarás tiempo. También puedes pedirle que pese únicamente uno de los botes, si es que todos los que llevas tienen el mismo peso, y así no tendrá que repetir esta acción cada vez.

Por supuesto, para guardar todo aquello que has ido metiendo en tus envases reutilizables, utiliza bolsas de tela. Te saldrá más económico y ayudarás al medio ambiente, sin que te resulte incómodo transportar tu compra.

Cuando acudas a un supermercado, no dejes que te frene la vergüenza. Nadie te impedirá comprar solo porque llevas tus envases propios, y la mayoría de las veces, aunque se sorprendan, ni siquiera le darán importancia. Poco a poco, te irás acostumbrando, y también irás descubriendo si necesitas botes de mayor o menor tamaño, de distinto peso o de varias formas.

Líquidos y otros productos

Algunas tiendas ofrecen la posibilidad de comprar líquidos a granel. En ese caso, mide la capacidad de tu botella reutilizable antes de ir a la tienda, ya que en este tipo de artículos, no es el peso lo que cuenta.

Para los detergentes o productos de limpieza a granel, los botes de vidrio también son una buena opción, pero utiliza siempre los mismos para estos artículos.

Con respecto a los productos de higiene personal, considera comprar jabones y champús sólidos, aunque en algunas tiendas a granel también lo venden en formato líquido.

No te preocupes si no encuentras todos los productos de higiene o limpieza que utilizas en formato a granel. No siempre tenemos esta posibilidad, sobre todo si no vivimos en grandes ciudades. En esta situación, hay algunos artículos que puedes encontrar en Internet y que te serán enviados sin plástico, como algunos jabones sólidos. Si no te es posible, puedes optar por la compra convencional. Lo importante es haber minimizado la cantidad de residuos que generas, aunque solo sea en la cocina.

Después de la compra

Cuando estés en casa, puedes dejar tus productos en los mismos envases que has llevado a la tienda, o colocarlos en otros diferentes para poder conservar los primeros únicamente para la acción de hacer la compra. Eso sí, si cambias el recipiente, escribe el nombre del alimento en el nuevo envase que lo contenga.

En el momento que coloques las estanterías de tu despensa o los armarios donde vas a guardar tu compra, hazlo de una forma organizada y trata de no acumular demasiados productos en una misma zona, pues corres el riesgo de dejar alguno de los recipientes olvidado al fondo de tu armario.

Nunca ha sido tan fácil comprar a granel. Y aplicaciones como Go Zero Waste te facilitan mucho esta tarea. En ella, podrás ver un mapa con todas las tiendas próximas a ti que ofrecen esta posibilidad. Si aún así vives en un lugar donde no tienes acceso a ningún establecimiento que ofrece alternativas zero waste, toma en consideración acudir al comercio de tu barrio o pueblo, o a tu frutería o panadería local, también con tus propias bolsas.

Comprar a granel te permitirá reducir la cantidad de basura que generas y a minimizar el desperdicio alimentario dentro del hogar, ya que una compra consciente te ayudará a controlar que adquieres solo lo que verdaderamente necesitas. Es menos probable que compres productos que se van a caducar o que te dejes llevar por el capricho.

No olvides que hacer tus compras siguiendo este método te permitirá ahorrar. Por lo general, los productos a granel son más baratos que si los adquieres envasados en el supermercado, y aún serán más económicos si son de temporada y de proximidad. También son más saludables, pues los alimentos más procesados casi nunca se venden a granel, salvo algunas excepciones, como las gominolas.

Go Zero Waste: dónde comprar sin plástico

Cada vez es más fácil apuntarse al zero waste, y las plataformas digitales nos lo ponen fácil. Nos referimos, en concreto, a la app Go Zero Waste, que permite localizar tiendas donde comprar sin plástico en la ciudad donde te encuentres, entre otras funcionalidades. Puede que, en un primer momento, no sepas dónde acudir para comprar a granel o dónde adquirir tu producto favorito sin plástico. Por eso, esta aplicación es ideal para principiantes, aunque también lo es para personas que viajan y no conocen tiendas zero waste en la ciudad donde se encuentran. En definitiva, aplicaciones como esta están pensadas para facilitarnos mucho las cosas cuando decidimos ser más respetuosos con el medio ambiente.

Go Zero Waste nace, precisamente, de dos personas que encontraron algunas dificultades para comprar productos sin plástico cuando cambiaron su estilo de vida. Sus creadores, Martí Morató y Magda Cebrián se propusieron, hace tiempo, dejar de generar residuos, pero se encontraron ante la situación de que, fuera de su zona de residencia, les resultaba complicado encontrar lugares donde hacer la compra de manera sostenible. Así, surgió la idea de crear la aplicación Go Zero Waste, que ofrece facilidades a la hora de elegir dónde adquirir nuestros alimentos o nuestros productos de uso diario, sin envases ni plásticos de un solo uso y sin contaminar innecesariamente.

El usuario tiene la opción de explorar las tiendas que se encuentran a su alrededor, o bien buscar artículos por categorías. Ya son más de 4000 los negocios disponibles en la aplicación, en un total de 13 países, y con las expectativas puestas en seguir creciendo. Pero si ves que tu establecimiento favorito no aparece, puede sugerir su inclusión.

Más de 30000 descargas

Go Zero Waste acumula ya más de 30000 descargas. La aplicación, además de aportar el mapa con las tiendas sin plástico, ofrece información sobre las tiendas que aparecen, por ejemplo si hacen descuentos a quienes lleven sus propios envases. Una iniciativa que ya han puesto en marcha algunos establecimientos, con la finalidad de potenciar el consumo responsable.

Otra característica destacada de la app es que propone retos a los usuarios para que logren dejar de generar desperdicios y construyan hábitos sostenibles en cuanto a su manera de consumir. Estos, además, pueden apuntar los desafíos conseguidos y un contador les mostrará la cantidad de residuos que han ahorrado en ese tiempo.

Además de facilitar la vida a todos aquellos que pretenden cambiar sus hábitos hacia un consumo más responsable, la app también busca incentivar el pequeño comercio y los productos de cercanía. Sus creadores, además, tratan de buscar soluciones para que las empresas cambien sus envases y abandonen el uso de plástico. Una colaboración más que necesaria cuando el planeta nos avisa de que las rutinas de consumo actuales son insostenibles.

La aplicación cuenta ya con una comunidad afianzada de seguidores o usuarios, convencidos de su aportación por un mundo mejor para todos, “porque el mejor residuo es el que no se genera”, como reza el lema de Go Zero Waste.

5 motivos por los que elegir el Green Friday frente al Black Friday

Frente al consumo masivo que promueve el Black Friday en estos días, la Green Week se presenta como la alternativa más sostenible a las compras compulsivas. ¿Por qué comprar algo que no necesitas solo por el hecho de estar en oferta? O ¿Por qué provocar un impacto innecesario en el entorno cuando podemos hacer un consumo más responsable? A continuación, te presentamos los 5 motivos por los que deberías tomar en consideración elegir el Green Friday frente al Black Friday.

1 – El Green Friday es la ocasión perfecta para hacer cambios hacia unas rutinas más sostenibles y probar nuevos productos. Numerosas tiendas ecofriendly como Naturbrush aprovechan estas fechas para ofrecer descuentos a sus clientes. Si estás empezando en el mundo del zero waste, plantéate qué es lo que necesitas o te gustaría probar (champús, cremas, artículos de cocina, prendas de vestir…) y opta por la opción más responsable con el medio ambiente. Si ya has probado anteriormente alguno de estos productos y necesitas reponerlo, el Green Friday te permitirá hacerlo a la vez que ahorrar dinero.

2 – Comprar productos sostenibles reduce tu impacto en el medio ambiente. Esta es la principal razón y la más evidente, a la que siempre se hace mención cuando alguien nos anima a hacer cambios en nuestro consumo. Pero es cierto: sustituir los productos de uso habitual, que casi siempre contienen plástico, por otros zero waste o ecológicos supondrá que tu impacto en la naturaleza sea menor y, por tanto, estarás contribuyendo a reducir la contaminación.

3 – Hacer compras sostenibles te ayudará a ser más consciente de tu consumo. Por el tipo de sociedad en el que vivimos, muchas veces compramos por comprar, y el Black Friday es la clara representación de este aspecto. Al final, lo que hacemos es acumular objetos a los que damos un uso muy mínimo o ni siquiera llegamos a utilizarlos porque no los necesitamos. Sin embargo, la mayoría de los productos zero waste están pensados como sustitutos a artículos que usamos en nuestro día a día, con la diferencia de que cuando llegue el momento de desprendernos de estos, podemos estar seguros de que no van a suponer un daño en el medio ambiente. Por este motivo, escoge el Green Friday frente al Black Friday.

4 – El Green Friday te permitirá apoyar a las empresas más concienciadas con el medio ambiente. Las marcas especializadas en productos sin plástico o zero waste tienen una gran competencia en otras compañías, más conocidas y totalmente consolidadas en el mercado, pero que continúan produciendo envases de plástico o no han desarrollado ningún tipo de estrategia de sostenibilidad. Por eso, si optas por comprar en el Green Friday, estarás apoyando el consumo responsable y a las marcas que se preocupan porque todos sus procesos cumplan con este concepto.

5 – Pequeños cambios en el presente son grandes mejoras en el futuro. Con el simple hecho de que escojas hacer una sola compra con motivo del Green Friday, obtendrás un producto ecofriendly que, a largo plazo, no supondrá un impacto en la naturaleza. Aunque no lo notes en tu vida diaria, le estarás haciendo un favor al medio ambiente y quizá puedas servir como influencia para otras personas que aún no han dado el paso.

Envases sin plástico, el futuro de la cosmética

La reducción de los plásticos de un solo uso también ha llegado al mundo de la cosmética y la higiene personal. Esta gran industria al fin es consciente de que su producción puede perjudicar o contribuir a sanar nuestro planeta y en la actualidad, diversas empresas están llevando a cabo proyectos de sustitución de los materiales plásticos en sus envases, así como propuestas de reciclaje o reutilización, no ajenas a la normativa europea que prohibirá el plástico de un solo uso el próximo año. Colgate, Unilever, L’Occitane, Garnier o L’Oréal son grandes empresas que ya tienen en marcha planes de responsabilidad con el medio ambiente y tratan de reducir el uso de materiales contaminantes.

Cremas, jabones, desodorantes, pastas de dientes y otros productos que usamos en nuestro día a día podrían dar un cambio radical más pronto de lo que pensamos, al menos en cuanto a su embalaje, un aspecto de gran importancia para las marcas si tenemos en cuenta que es su presentación ante los clientes. Las empresas se plantean en la actualidad cambiar sus envases tradicionales de plástico por otros como vidrio, cartón resistente u otras fibras vegetales, que además sean ecológicas para no incrementar el impacto medioambiental.

Reutilización, una de las alternativas

En algunos casos, ciertas compañías han apostado por proyectos de reutilización, que consisten en la fabricación de envases fácilmente separables para que se les pueda dar un nuevo uso. Pero las empresas que se han dirigido en este camino han de ser conscientes de la dificultad de realizar esta labor cuando sus envases tienen varias capas que contienen materiales de diversa índole, no solo el plástico que se destina a recoger la crema o el gel en cuestión, sino también la decoración que hace que el producto llame la atención de los clientes. Otro problema se da con los propios consumidores, que no tienen la costumbre de depositar los envases en el contenedor adecuado.

La empresa francesa Caudalie ha puesto en marcha, precisamente, un proyecto de reutilización, a través del cual sus clientes pueden llevar los envases vacíos a las tiendas donde los compraron. En otros casos, el envasado es prácticamente inexistente, como en el caso de la marca británica Lush, que trabaja con jabones en formato sólido, veganos, cruelty free y elaborados manualmente.

Avanzar o quedarse atrás

Sin duda, los ecosistemas marinos son los grandes afectados por la contaminación del plástico, y según la revista Science, puede decirse que ya hay más plásticos que peces en las aguas del planeta. Precisamente, los envases de los productos cosméticos contienen los microplásticos tan dañinos acerca de los cuales han salido a la luz distintos estudios que corroboran lo perjudiciales que son. Además, se estima que en tan solo 20 años, llegarán a ser 29 millones las toneladas de plástico presentes en los mares. Es por ello que la Unión Europea prohibirá los plásticos de un solo uso a partir del 2021, y algunas empresas corren el riesgo de ser sancionadas si no ponen en marcha proyectos de sostenibilidad.

Los consumidores, por nuestra parte, tenemos en nuestro poder la decisión de recurrir a una marca contaminante o no. En la actualidad, existen formas de aseo y cuidado personal zero waste que podemos empezar a poner en marcha en nuestras rutinas diarias y de las que ya hemos hablado en este post de Naturlii. Además, en Internet podrás encontrar tutoriales útiles a la hora de crear tus propios cosméticos con ingredientes naturales, como este.

Plástico “comestible” en Times Square

La famosa plaza de Times Square, en Nueva York, alberga, de manera temporal, un supermercado un tanto especial. Se trata de una tienda que aparentemente vende frutas y verduras, así como otro tipo de alimentos, pero todos sus productos están fabricados a base de plástico reciclado. El objetivo es claro: denunciar el impacto medioambiental que conlleva el uso masificado de este material, que está presente en multitud de objetos y envoltorios de comida, en muchas ocasiones de manera innecesaria o pensado para darle un único uso y después tirarlo.

Robin Frohardt es la artista que se ha encargado de dar forma a esta idea, y para ello se ha servido del humor en un tema que, a priori, no despierta precisamente la risa. La muestra podrá visitarse en el icónico enclave estadounidense hasta el próximo día 7 de noviembre.

En este supermercado, los viandantes podrán encontrar los productos tradicionales que están acostumbrados a consumir y que cualquier ciudadano norteamericano conoce y puede adquirir en cualquier tienda normal.

Resulta curioso que en este peculiar supermercado, los nombres de marcas de comidas y bebidas conocidas también han sido modificados, con un cierto tono de crítica. De esta forma, Frohardt no vende la bebida isotónica Gatorade, sino Bagorade, denominación que juega con el término “bag”, que significa bolsa en inglés. Tampoco se vende Pepsi Cola Zero en esta tienda, sino “Plasti Capra Zero”; ni galletas Ritz, sino “Bitz”; ni tampoco marcas de tabaco conocidas, sino “Marlbag”, “Lucky Bags” o “Chesterbags”. De igual manera, la artista ha inventado recetas y recomendaciones en los envases de los productos cuyo principal protagonista es el plástico.

Otra manera de concienciar

La artista Robin Frohardt ha señalado su intención de concienciar a los visitantes y a todo aquel que llegue a conocer su exposición, de una manera diferente a la habitual. En lugar de informarse a través de la red o de ver documentales e imágenes acerca de la contaminación del plástico que casi siempre son muy duras, esta sería otra forma de hacer llegar un mensaje tan claro como el de la necesidad de reducir el consumo de este material.

Así, Frohardt recurre al humor como vía para hacer que la gente reflexione sobre la idea que pretende transmitir, gracias a la imitación y a los juegos de palabras con los nombres de los productos o sus marcas.

El tema de la contaminación de los océanos también está presente en el supermercado de Frohardt y su particular tono humorístico, de tal manera que, entre los artículos de esta tienda también se encuentra agua de mar con pequeños restos de plásticos, como metáfora de la gran cantidad de este material presente en los ecosistemas acuáticos.

Un museo del futuro

Otro de los juegos propuestos por la artista Robin Frohardt ha sido la muestra de un museo imaginario que podría existir en el futuro, cuya exposición principal se centra en los productos de plástico que consumimos hoy en día, descubiertos por personas de dicho futuro que no logran comprender el uso que se daba a este material en el pasado, de forma que interpretan a su manera la funcionalidad que podría haber tenido en otro tiempo.

Así, un vaso con una pajita sería interpretado en el futuro como una brújula, los cepillos de dientes serían juguetes para los niños y las varillas para remover cócteles serían concebidas como talismanes con un significado para los habitantes del pasado.

La idea de la artista no es nada espontáneo, sino que apareció en su mente allá por el año 2012, momento en que comenzó sus diseños, aunque han sido los últimos cuatro años la etapa en la que se ha centrado más en la creación de los productos. De esta manera, Frohardt ha visto inaugurada su exposición hace tan solo unos días, después de que se suspendiera el pasado marzo, a causa de la COVID-19. Como medida de seguridad, únicamente pueden entrar grupos de 12 personas que han de reservar previamente la visita. El supermercado imaginado por la artista no se quedará únicamente en Nueva York, sino que estará presente en otras ciudades de Estados Unidos.

Pajitas reutilizables: para todos los gustos

A pesar de que no son un objeto imprescindible para la mayoría, muchas personas prefieren beber a través de una pajita que hacerlo directamente del vaso. El uso continuado de estos tubos ha contribuido a un serio problema de contaminación, puesto que durante años se han fabricado con plástico, se han utilizado una sola vez y se han desperdiciado, para terminar en entornos naturales, como el océano. Pero ya queda menos para que las pajitas de un solo uso estén totalmente prohibidas en la Unión Europea, así como los bastoncillos, platos y cubiertos de plástico. Será a partir del 2021 cuando dejen de producirse este tipo de objetos.

Desde hace tiempo, algunas marcas han apostado por fabricar pajitas reutilizables o con un impacto más reducido en el medio ambiente. Y las hay de muchos materiales: papel, metal, cristal, bambú, e incluso silicona.

Pajitas de papel: las más económicas

Aunque, debido al material del que están hechas, no son reutilizables, las pajitas de papel sí son biodegradables y su impacto en el entorno no es tan perjudicial como el del plástico. Algunas empresas, como McDonalds han apostado por esta alternativa ante la inminente prohibición. Esta opción es perfecta para cuando pretenden utilizarse en un evento como un cumpleaños con muchos invitados, ya que es posible comprar en grandes cantidades sin gastar mucho dinero.

Comfy Package Pajitas de Papel [Paquete de 200] 100% Biodegradable - Colores Surtidos
  • calidad 7.7 pulgadas de largo cómodo paquete de papel pajitas...
  • pajas desechables ecológico construido con 100% de materiales...
  • Con libres de BPA papel y tinta seguro para los alimentos que no...

Pajitas de metal: para toda la vida

Las pajitas de metal son la opción perfecta para utilizar en casa, y lo mejor es que estas sí son reutilizables, además de fáciles de limpiar. Al comprar pajitas de acero inoxidable, es habitual que contengan un pequeño cepillo para eliminar los restos de las bebidas que quedan incrustados en su interior, pero también pueden meterse en el lavavajillas sin inconvenientes. Además, estos utensilios suelen venir con una funda para guardarlos. El uso de pajitas de metal es uno de los más extendidos en la comunidad zero waste.

VEHHE 4pcs Pajitas de Metal Pajitas de Acero Inoxidable Pajitas para Beber Reutilizables 265mm con Cepillo de Limpieza para 20/30 Oz para Vasos Yeti RTIC SIC Ozark Trail(2 Recto,2 Curvados,1 Cepillo)
  • Extra largo y se adapta a todos los tamaños: 2 pajitas rectas de...
  • Acero inoxidable 304 de grado alimenticio 18/8: hecho de acero...
  • Portátil y multifuncional: diseño moderno y elegante, estas...

Pajitas de silicona: una variedad de colores y formas

Las pajitas de silicona, al igual que las de metal, también son reutilizables. Pueden encontrarse de diferentes colores, formas y tamaños, y no hay ningún problema a la hora de limpiarlas, puesto que también incluyen un cepillo para este fin. La textura es más blanda que las de metal, con lo que se pueden manipular más fácilmente, pero resisten bien tanto el calor como el frío.

Qoosea Pajitas de Silicona Reutilizables Regular Paja de Beber de Silicona con 2 Cepillos de Limpieza sin BPA para Yogur Batidos Jugo Café Cóctel Niños y Adultos (12 Unidades) (0.43inch)
  • 【Saludable y Reutilizable】 Nuestras pajitas de silicona...
  • 【Ecológico】 A diferencia de las pajitas de plástico...
  • 【Los Dientes Protegen】 Estas pajitas de silicona son suaves y...

Pajitas de bambú: cien por cien ecológicas

El bambú es uno de los materiales que han dado lugar a un mayor número de útiles ecológicos y alternativos a los convencionales. Bastoncillos, cepillos de dientes…, y, como no podía ser de otra manera, también pajitas. Como las anteriores, son reutilizables y fácilmente lavables, además de sostenibles y respetuosas con el entorno. El bambú es otro de los materiales que más escogen los seguidores del movimiento zero waste.

Jungle Straws® Pajitas de Bambú Reutilizables | 100% Natural y Ecológico | Biodegradable y Orgánico | 12 de Paquete Incluye Cepillo de Limpieza, x 2 Bolsas | Libre de Plástico | Fabricadas en Vietnam
  • 🌿 PAJITAS DE BAMBÚ REUTILIZABLES Y ECOLÓGICAS: Jungle...
  • 🌿 LA MEJOR ALTERNATIVA A LAS PAJITAS DE PLÁSTICO: Este juego...
  • 🌿 ESTUCHE INDIVIDUAL Y BOLSA VIAJERA: Con el fin de promover...

Pajitas de cristal: a juego con la vajilla

Las pajitas de cristal no presentan grandes diferencias con respecto a las de acero inoxidable. Al igual que estas, son perfectas para utilizar dentro de casa, y en ocasiones especiales, pueden presentarse como un complemento más de la presentación de una mesa. El cristal es, de hecho, uno de los materiales más utilizados en objetos de vajilla, y las pajitas pueden ser un accesorio para esos vasos de cristal que todos tenemos en casa. Además, al ser de este material, es más fácil ver si la pajita se ha limpiado correctamente por dentro o queda algún residuo.

Pajitas de vidrio LessMo de 8 piezas, pajitas de vidrio reutilizables de 21.5 cm con 2 pinceles de limpieza para batidos, batidos, cócteles y bebidas calientes (8P - 21.5cm x ø10mm - Recto y doblado)
  • 【Straw Pajas de vidrio ecológicas straw】 Las pajitas de...
  • 【Material Material seguro】 La pajita de vidrio respetuosa con...
  • 【Fácil de limpiar】 Las pajitas son fáciles de limpiar a...

Sea cual sea la opción elegida, lo más importante es dar un paso más para dejar atrás el uso de plásticos y buscar alternativas más sostenibles e igualmente económicas, tanto en precio como en durabilidad, sobre todo en este tipo de artículos que no son imprescindibles y podemos desprendernos de ellos más fácillmente.

14 millones de toneladas de plástico en los fondos marinos

14 millones de toneladas. Es la cantidad estimada de plásticos que se encuentran en las profundidades del océano, según un estudio reciente de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO). La cifra es 25 veces mayor de la contaminación que se estimaba en aguas profundas en estudios anteriores. Esta investigación, la primera sobre microplásticos en el fondo marino, deja datos muy preocupantes a nivel mundial.

Justine Barrett ha sido la persona encargada de la dirección del estudio, y ha señalado que los resultados “amplían nuestra comprensión de la cantidad de contaminación plástica en nuestros océanos y el impacto de los artículos plásticos, tanto grandes como pequeños”. Estos desperdicios a menudo son confundidos por animales marinos como alimento, lo cual tiene graves consecuencias para ellos. De esta forma, el ecosistema marino es uno de los más afectados por la acción del ser humano en entornos terrestres. Es por ello que, hasta hace años, el problema no preocupaba a tanta población, pero ahora se hace tan evidente que urge tomar medidas. Por ejemplo, para muchos es conocida la isla de plástico del Océano Pacífico, una imagen impactante que invita a la reflexión.

Microplásticos: lo que no se ve pero nos daña

El consumismo y la masificación del uso del plástico para prácticamente conlleva un gran problema para los ecosistemas marinos, aunque a ojos de la humanidad, las consecuencias solo se ven a largo plazo. Según afirma Barrett, “la contaminación plástica que termina en el océano se deteriora y se descompone, terminando como microplásticos”. La investigación que ha dirigido concluye que incluso las aguas más profundas han sido afectadas por este tipo de contaminación, puesto que los citados microplásticos terminan en los fondos marinos.

Aunque en los últimos años la sociedad es más consciente de las problemáticas medioambientales, se estima que la cifra actual en toneladas aumente en los próximos años, de manera que animales y plantas seguirán viéndose perjudicados por la contaminación, de la que tampoco se libran los humanos.

El estudio del CSIRO se ha llevado a cabo a través de un submarino robótico sumergido hasta 3000 metros de profundidad, en lugares hasta 380 kilómetros de la costa de Australia del Sur. La cifra de fragmentos de microplásticos se encontró mayor en las zonas donde había una mayor cantidad de basura flotante.

La doctora Denise Hardesty, investigadora y coautora del estudio, señala la importancia de tomar medidas efectivas para hacer frente a este gran problema, sobre todo ahora que tenemos una mayor aproximación de su magnitud.

Zero waste: por qué dejar de consumir plástico de un solo uso es la mejor opción (y casi la única)

La solución más eficaz es la reducción del uso de materiales plásticos, sobre todo aquellos que son de un solo uso. Por eso, algunos países ya han comenzado a imponer restricciones en este sentido, aunque la cantidad de plástico que se genera sigue siendo muy grande y es necesario tomar medidas más contundentes.

Más allá de las decisiones de los gobiernos, como individuos tenemos la oportunidad de decidir qué queremos consumir y qué no. Es por eso que son muchas las personas alrededor del mundo que se están sumando a la revolución del zero waste o que han dejado de hacer uso de determinados objetos.

Halloween sin residuos: ideas zero waste para celebrar la fiesta

Se acerca la noche más terrorífica del año, que no es otra que la de Halloween. Niños, adultos y mayores a lo largo de todo el mundo preparan, con mucho mimo, la decoración y la indumentaria para esta fecha. Pero como toda gran celebración, la de Halloween conlleva la aparición de numerosos residuos, muchos de ellos plásticos, que han tenido una utilidad durante unas horas, pero tardan mucho tiempo en descomponerse y contaminan el planeta. Para solucionar este problema, hay algunos consejos que se pueden poner en práctica.

Halloween: disfraces con prendas ya usadas

Algunas personas optan por comprar un disfraz nuevo para Halloween cada año, un atuendo que después se queda guardado en el armario o en un cajón durante años, sin que nadie se vuelva a acordar de este. Para evitar eso, una buena opción es reutilizar un traje de algún año anterior, o incluso hacer un intercambio de disfraces con algún amigo o familiar.

También existe la posibilidad de crear uno mismo el traje, sin que esto se convierta en una pesadilla. Por ejemplo, el clásico disfraz de fantasma hecho con una sábana resulta sencillo y funcional para una noche como la de Halloween.

El uso de ropa vieja, rota o descolorida también se convierte en una idea útil en esta fecha, y si es negra, mucho mejor. Un buen maquillaje es el complemento ideal para que un disfraz con estas características no tenga nada que envidiar a cualquier otro comprado.

Halloween: consejos de decoración zero waste

Una buena noticia es que las protagonistas de Halloween, las calabazas, se pueden conseguir sin generar residuos, y si proceden de agricultura local, o incluso del huerto familiar, mucho mejor. La calabaza no solo servirá para decorar, sino también para hacer deliciosas recetas.

Para ornamentar, en lugar de comprar toda la decoración, es posible reutilizar la de otros años, o darles un toque monstruoso a objetos cotidianos de nuestro hogar. En este sentido, también pueden entrar en juego libros viejos o trastos que ya no utilizamos. En Halloween, no importa que la decoración esté llena de polvo y desordenada, de hecho, crea un buen efecto para esta noche. Las flores u hojas secas también ornamentan muy bien la noche de Halloween, al más puro estilo cinematográfico.

Un clásico de la fiesta norteamericana son las velas. Halloween es una ocasión perfecta para aprovechar las velas que todos tenemos en casa y no utilizamos. Crearán una atmósfera muy propia de esa noche.

Otro objeto tradicional en Halloween es el cubo repleto de caramelos, que habitualmente es de plástico. Pero no es necesario comprar este objeto, sino que se puede hacer por uno mismo, y sin plástico, con el único material de una bolsa de tela que se puede pintar con motivos de miedo para después llenarla de caramelos.

A falta de otros complementos que nos gustarían para ornamentar la casa en estas fechas, la mejor opción es tratar de conseguirlos en una tienda de segunda mano o en cualquier otro lugar, siempre que no contentan plástico.

Halloween: ideas para pasar la noche en familia

La fiesta de Halloween es un momento de unión y celebración, ya sea entre amigos o en familia, y si hay niños, esta es una de sus noches favoritas del año.

La preparación de dulces propios de esta época es una gran manera de divertirse en familia. Las calabazas no solamente sirven para decorar la noche de Halloween, fiesta para la cual no puede faltar un buen pastel de esta hortaliza. Las semillas sobrantes de la calabaza se pueden utilizar para tostar, también una delicia.

Las manzanas son otro ingrediente esencial para esta celebración, y existen múltiples recetas en las que es posible convertir a estas frutas en auténticos monstruos comestibles.

Los dulces de chocolate o las galletas también son un recurso para esta noche, y si los compramos, lo más normal es que vengan envueltos en plástico, por eso lo ideal es hacerlos uno mismo.

Otra receta, además muy sencilla, es la de sangre falsa, que suele estar envasada en plástico. Pero, en lugar de comprarla, con agua y colorante se puede conseguir una sangre muy real, aunque también se le puede añadir un poco de azúcar o cacao en polvo para darle un toque de dulzor y que, además, sea comestible.

Con la pandemia, es normal que aquellos que se lo pasan en grande en Halloween en alguna fiesta fuera de casa, busquen preparar la celebración dentro del hogar. Por ello, la noche puede terminar con el visionado de alguna película que tenga esta fecha como tema principal. Unas buenas palomitas son el acompañamiento perfecto para este plan.

Lo más importante es disfrutar de la organización y de la fiesta en sí, y no estresarse demasiado; es mejor ser paciente y hacer el tipo de celebración que uno desea en función de sus preferencias. Un Halloween sin desperdicios es una gran manera de transmitir a los demás una forma de vida más sostenible y ética.