Miles de botellas de plástico reutilizado para construir una isla

Cancún cuenta con un nuevo reclamo turístico: una isla construida sobre 150000 botellas de plástico reutilizado, unidas por otros residuos que conforman su estructura, y que ocupan un total de 800 metros cuadrados que flotan sobre el mar. Esta isla ecológica flotante, Joyxee Island, es visitada por miles de personas al año, que además de plástico, observan cómo las raíces y plantas de diversa índole se buscan sus huecos para crecer y dotar de un carácter único a este lugar.

Richart Sowa es el nombre del creador de esta isla, cuya idea comenzó allá por el año 2007, con la finalidad de “crear tierra en lugar de destruirla, limpiar la basura del mundo y convertirla en autosostenible”. Sin embargo, el proyecto inicial fue otra isla, Spiral Island, que fue destruida en 2005, tras el paso del huracán Emily. Richart Sowa, a partir de entonces, comenzó a buscar inversores interesados en su idea, y los consiguió. De esta forma, la isla actual supone un punto a favor del ecologismo y la producción de oxígeno, y en contra de la deforestación, sin olvidar su beneficio para el océano, al suponer un hábitat para las criaturas marinas.

En la actualidad, Joyxee Island ocupa más de 25 metros de ancho y 35 metros de largo sobre los que se erigen diversas edificaciones flotantes en el mar. La isla se ha convertido en un ejemplo de las posibilidades que podría ofrecer el hecho de comenzar a construir teniendo como base materiales reciclados. Su creador, Richart Sowa ha convertido en realidad su sueño, después de varios intentos que han supuesto un trabajo de décadas de duración.

Ecológica e insumergible

La isla Joyxee se caracteriza por su resistencia. Las botellas de plástico que la componen están llenas de aire y su fuerza se incrementa con el paso del tiempo, a la par que la vegetación crece sobre su base. De esta forma, se vuelve una isla insumergible y resistente a las inundaciones, a las mareas altas o al crecimiento del nivel del mar.

Un proyecto así contribuye a minimizar la huella de carbono, desde la construcción de las edificaciones hasta su posterior uso, de la misma manera que se reducen gastos. Por ahora, la isla llama la atención de numerosos turistas, quienes tienen la posibilidad de acudir a visitas guiadas, e incluso pueden alojarse o trabajar como voluntarios.

Estos voluntarios contribuyen al crecimiento y la mejoría de la isla, que actualmente cuenta con tres playas; una vivienda con tres plantas, cocina, baño y un par de dormitorios; dos estanques; una cascada y paneles solares para generar energía. Su labor permite que podamos calificar este lugar como eco-friendly.

La isla ha sido declarada por el Gobierno de México como un barco ecológico, lo que significa que tiene que cumplir con la normativa destinada a la navegación y disponer de todos los equipos de seguridad necesarios para los visitantes. Esto no ha supuesto ningún impedimento para el progreso de este lugar único en el mundo.

Semana Europea de Prevención de Residuos: forma parte del cambio

La semana del 21 al 29 de noviembre de 2020 nos encontramos en plena celebración de la Semana Europea de Prevención de Residuos (European Week for Waste Reduction, en inglés, con siglas EWWR), un ambicioso proyecto en el que han tenido lugar más de 10600 acciones enfocadas en la reducción de desperdicios, la reutilización y el reciclaje, así como actividades de limpieza en 32 países. Todo ello tiene el objetivo de cambiar las rutinas de consumo y de generación de residuos.

Qué es la EWWR

La Semana Europea de Prevención de Residuos es un proyecto que abarca todo el ámbito de la Unión Europea, con la pretensión de realizar diferentes acciones relacionadas con la prevención y la gestión sostenible de los residuos.

Cada año, esta semana está protagonizada por un tema concreto, y este 2020 el hilo conductor son los residuos invisibles, es decir, aquellos que se generan durante la fabricación de productos y que no llegan a ser percibidos por el consumidor final. Por eso son invisibles. Muchos de estos desperdicios no pueden ser reciclados, y su destino es un vertedero o una incineradora, lo cual aumenta las emisiones de CO2 en la atmósfera.

La Unión Europea desafía a los participantes en las actividades de esta semana a calcular el peso real de un producto cuando lo compran. Por ejemplo, para fabricar un teléfono móvil de menos de 200 gramos se producen 86 kilos de residuos.

Premio Europeo de la Prevención de Residuos

Con motivo de la EWWR, la Unión Europea premia las actividades más sostenibles, innovadoras y originales que se han desarrollado durante esta semana, y que pueden servir de ejemplo para motivar un cambio en beneficio del medio ambiente, ya sea en el ámbito del consumo, el trabajo, los estudios o la vida empresarial. Estas acciones pueden venir de la mano de administraciones públicas, asociaciones, colegios, empresas, e incluso de ciudadanos particulares; y deben estar enfocadas en la reducción de los residuos, la reutilización de los materiales y el reciclaje de los mismos, es decir, las clásicas 3Rs.

La Semana Europea de Prevención de Residuos también hace hincapié en el consumo responsable. Para ello, es necesario que el comprador escoja productos duraderos y que, si es posible, pueda arreglar en el momento en que se estropeen. Si no, estos artículos deben ser totalmente reciclables y no contener materiales tóxicos que perjudiquen al medio ambiente. Una mayor durabilidad del producto conlleva una menor generación de desperdicios, al no contribuir a la fabricación en masa de más artículos semejantes que no dejan de ser demandados.

Forma parte del cambio

Noviembre termina con esta campaña internacional para lograr un consumo más sostenible. Pero tú puedes formar parte del cambio y comenzar diciembre con nuevas metas.

Para un futuro mejor para la población mundial y para el medio ambiente, es importante que los conocimientos adquiridos y las actividades desarrolladas durante esta semana no se queden aquí. Para empezar, ten en cuenta la aplicación de las 3Rs (reducir, reciclar, reutilizar) en todos los ámbitos de tu vida, apuesta por empresas preocupadas por su impacto en la naturaleza y busca cómo sustituir esos productos poco duraderos y de mala calidad que solo perjudican nuestro entorno.

Tommy Hilfiger apuesta por la moda sostenible de la mano de Lewis Hamilton

El reconocido y afianzado diseñador de ropa Tommy Hilfiger ha lanzado, recientemente, su colección TommyXLewis para esta temporada de Otoño 2020, con la que apuesta con la sostenibilidad y se muestra consciente con el respeto por el medio ambiente en lo que concierne a su producción.

El empresario de la moda ha contado, en esta ocasión, con la colaboración del campeón de Fórmula 1 Lewis Hamilton, quien ya ha participado cinco veces en campañas de Tommy relacionadas con el ecologismo. El deportista ya ha demostrado su compromiso y su preocupación por los problemas que afectan al medio ambiente en el pasado, y continúa haciéndolo, en este caso sirviéndose de la moda.

Con respecto a los rasgos característicos de la colección, esta es unisex y ha sido planteada para que pueda servir para todo tipo de personas y sin generar desperdicios. De esta forma, Tommy se olvida ahora de las barreras entre hombres y mujeres, personas jóvenes o más mayores, de un origen étnico u otro o de una talla más grande o más pequeña.

Lewis Hamilton, con su colaboración, dota a la colección de un toque urbano contemporáneo que siempre ha caracterizado su estilo de vestir. A esta singularidad se une otra: la incorporación de mensajes positivos y optimistas ya característicos de Tommy Hilfiger.

Una producción más consciente

Tommy Hilfiger se une, así, a la serie de diseñadores famosos en el sector de la moda que han apostado, en los últimos años, por la sostenibilidad en sus prendas, utilizando, por ejemplo, tejidos orgánicos como lino o algodón. Con ello, demuestran que también las marcas más reconocidas y grandes del mundo tienen en su mano la decisión de apostar por una producción más consciente y unos procesos más respetuosos, y cada vez son más los que se pasan a la moda ecofriendly.

De hecho, la colección de Tommy se basa en el uso de algodón orgánico como una de las principales materias primas en las creaciones que la componen, así como materiales reciclados a los que se les ha dado un nuevo uso en casi el 80% de las prendas que conforman esta campaña. En algunos casos, el diseñador se ha inspirado en anteriores piezas icónicas a las que ha dado una nueva vida a través de la innovación en el empleo de compuestos sostenibles y enfocadas a todo tipo de personas.

La colección TommyXLewis para esta temporada otoñal ya ha sido puesta a la venta, tanto en la página web de la empresa como en las tiendas físicas de la marca.

Trendsplant: mascarillas de plástico reciclado

La marca alicantina Trendsplant, centrada en moda masculina, ha lanzado al mercado una nueva colección de mascarillas fabricadas con fibra Seaqual producida en España a base de plástico reciclado que procede de residuos recuperados en el Mar Mediterráneo, la parte del océano Atlántico cercana al continente africano y algunos mares que rodean Indonesia. El material, además, procede de las botellas PET (polietilentereftalato), cuya presencia en el entorno acuático es notable, puesto que es el tipo de plástico más utilizado en la fabricación de botellas.

La colección ha sido creada por Antonyo Marest, que ha respetado el diseño para proteger de los contagios, a la vez que se apoya la limpieza de nuestros mares. Para producir la citada fibra, se selecciona el plástico para obtener trozos de PET, tras realizar una limpieza de la basura presente en el agua con el apoyo de pescadores locales y voluntarios. Después se produce al reciclado del material y el plástico se convierte en polímero Seaqual, para pasar a tener una nueva utilidad y conseguir productos más sostenibles y respetuosos. El resultado final consiste en unas mascarillas que cumplen todas las normas de calidad y funcionalidad.

Las mascarillas higiénicas reutilizables de Trendsplant pueden lavarse hasta 73 veces sin que ello afecte a su efectividad, y la colección cuenta con certificado ITEL, que asegura el cumplimiento de la normativa europea. Los interesados en adquirirlas pueden hacerlo a través de la web de la tienda o en el establecimiento físico situado en Alicante (calle Pintor Cabrera).

Los artículos pueden encontrarse en color azul marino, verde o classic, y llevan estampado el logo del elefante característico de Trendsplant. A pesar de que la firma se centra en moda masculina, también ha creado el modelo “Lunares”, para mujeres, en color gris, rosa o menta. Por un precio de 30 euros, puede comprarse un pack de tres mascarillas, mientras que las individuales tienen un coste de 12 euros.

Trendsplant: sostenibilidad

La firma española se encuentra en pleno proceso de adaptación de su actividad a la situación actual de la pandemia, sin renunciar a los valores de respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad, así como tampoco ha renunciado al diseño tradicional en el caso de sus mascarillas. Así, Trendsplant comenzó suspendiendo sus envíos pensando en la seguridad de los repartidores, aunque los interesados podían continuar haciendo pedidos en línea; y después implementó la producción de mascarillas reutilizables, al igual que han hecho otras marcas de moda conocidas, puesto que se han dado cuenta de que se trata de un accesorio que va a estar con nosotros durante un tiempo.

Sin embargo, el aumento del uso de mascarillas ha llevado a que, este 2020, hayamos visto estos productos en entornos naturales, por lo que supone un retraso en el proceso hacia la reducción del plástico y la contaminación. Los océanos comienzan ahora a sufrir una nueva problemática a causa de la pandemia, ya que a los residuos habituales vertidos en las aguas se une ahora este utensilio de usar y tirar. Por ello, las iniciativas que utilizan tela para crear mascarillas son bien recibidas por los consumidores preocupados por la situación del medio ambiente.

Mercadona implementa la Estrategia 6.25 para reducir el uso de plástico

El Mercadona de la avenida del Mar de Castellón se ha convertido en la primera tienda 6.25, que sigue una estrategia puesta en marcha recientemente por el supermercado español para fomentar la sostenibilidad y la responsabilidad con el medio ambiente.

En la actualidad, Mercadona se esfuerza en la adquisición de nuevos compromisos con el entorno natural, centrados en la reducción del uso de los plásticos y la utilización de materiales reciclados, con la finalidad de evitar al máximo los desperdicios. Así, a la tienda de Castellón se unirá, al menos una, en cada provincia de España y en Portugal, que pondrán en marcha la Estrategia 6.25.

Para ello, Mercadona ha hecho una previsión de gasto de 140 millones de euros necesarios para llevar a cabo planes de logística, de eficiencia energética, de gestión eficaz de los residuos, de producción sostenible y de reducción del plástico. La empresa espera reducir el 25% del plástico que genera, durante los próximos cinco años, a la vez que pretende utilizar envases de plástico reciclables, y reciclar todos los desperdicios que contengan plástico. A lo largo de este año 2020, son 40 millones los que la empresa invierte en sostenibilidad, mientras que el resto de la cifra estimada es la prevista hasta el 2025.

Primeros pasos

De cara a este año, el supermercado eliminará las bolsas de plástico de usar y tirar en cada una de sus secciones, y también hará lo propio con los productos desechables plásticos. Para el año 2025, la empresa pretende reducir un 25% de este material en sus productos, y hacer uso de alternativas como plástico reciclado o fécula de patata, sin perjudicar la calidad de los artículos ni la seguridad de los consumidores.

Una de las grandes apuestas de la empresa de supermercados española es el reciclaje del total de los residuos que genera, tanto en sus tiendas, como online o en su servicio a domicilio. Mercadona también apuesta por orientar a los clientes en el reciclaje, a través de información que puede ser útil para ellos y que estará presente en el envasado de sus productos y en las secciones de las propias tiendas. Otra innovación de la compañía consiste en la instalación de contenedores destinados al reciclaje de las cápsulas de café utilizadas por los consumidores en sus casas. Los propios clientes, además de en los supermercados, podrán acceder a información sobre sostenibilidad y reciclaje en la propia página web de Mercadona.

Además, los 90000 empleados de Mercadona dispondrán de la formación necesaria para contar con ellos en el desarrollo de la Estrategia 6.25 de manera exitosa, mientras que los proveedores también serán informados acerca de los objetivos de la compañía española.

Con esta medida, Mercadona se une a la serie de cadenas de supermercados que, en los últimos tiempos, han puesto en marcha medidas de sostenibilidad y responsabilidad con el entorno, algo cada vez más demandado por unos consumidores a los que preocupa el impacto de la contaminación.

Greenpeace denuncia irregularidades en la gestión de residuos de Ecoembes

Greenpeace ha presentado, recientemente, su informe “Ecoembes miente: Desmontando los engaños de la gestión de residuos de envases domésticos”, cuya misión es denunciar las carencias en el sistema de reciclaje actual en España, que no ha dado resultados notables desde su implantación, hace ya veinte años. La ONG señala a Ecoembes como uno de los responsables principales de la mala gestión de los envases y reclama soluciones eficaces para minimizar la contaminación.

Qué es Ecoembes

Ecoembes se define a sí misma como una organización medioambiental sin ánimo de lucro, cuyo cometido es la gestión de los residuos en España, concretamente aquellos que van a los contenedores amarillo y azul (plástico y papel y cartón, respectivamente). Sin embargo, Greenpeace indica en su informe que, en realidad, Ecoembes es “un monopolio formado por las principales marcas contaminantes de plástico (Coca-Cola, Nestlé, P&G…)”, que han rechazado poner en marcha alternativas para una gestión más eficiente.

Greenpeace acusa a Ecoembes de mentir en datos como el referente a la tasa de reciclado de envases domésticos, que la organización española sitúa en un 78,8%, mientras que Greenpeace la posiciona en un 25%. La asociación ecologista, además, señala su desconfianza en los datos oficiales, debido a la falta de control por parte de las administraciones, y a la incapacidad de las autonomías para hacer mediciones fiables.

Por ello, Greenpeace reclama al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico el diseño de una ley que apueste por la implantación del SDDR (Sistema de Depósito y Devolución de Residuos), un método que genera tanto defensores como detractores, y que consiste en la devolución de una tasa al consumidor que previamente ha pagado cuando ha realizado la compra de un envase. Asimismo, la ONG pide el fomento de medidas como la eliminación de los envases de un solo uso del mercado, y abre la puerta a sistemas como el de puerta a puerta, a través del cual la recogida se realizaría en la entrada de las viviendas o comercios.

De igual manera, la asociación ecologista demanda que sean las administraciones públicas las encargadas de gestionar el reciclaje, y no Ecoembes, a la vez que insta a las primeras a ejercer un mayor control con las empresas que incumplan la normativa, a investigar las prácticas fraudulentas, a regular las exportaciones, y a crear un órgano capaz de aportar datos fiables.

¿Dónde van a parar los envases de plástico?

El informe de Greenpeace señala los cinco destinos habituales de los residuos generados por la población española, que son los siguientes:

Vertederos. Casi la mitad de los plásticos en España termina en vertederos, a pesar de que podría reciclarse un mayor porcentaje. Greenpeace saca a la luz el ejemplo de Utiel Recicla SL, instalación valenciana en la que, desde 2016, se acumula plástico resultante de ocho empresas, de las cuales seis están adjudicadas por Ecoembes. Hace dos años, una sentencia obligó a la retirada de los residuos, pero no se ha producido.

Quemados. En los últimos años, se han producido 342 incendios en plantas de reciclaje, algo que la ONG ecologista califica como “sospechoso”, a la vez que reclama a las autoridades una investigación acerca de este asunto.

En el medio ambiente. Es el lugar más visible de todos aquellos a los que pueden ir a parar los envases, y el ejemplo más conocido es el de los ecosistemas marinos, que acumulan millones de toneladas de basura, entre la que se encuentran microplásticos.

A terceros países. La falta de regulación de las exportaciones provoca que los plásticos, en ocasiones, acaben en otros países donde la gestión de los residuos es cuestionable. Entre los territorios del planeta donde va a parar un porcentaje de los residuos generados en España se encuentra, principalmente Malasia, aunque Greenpeace también señala a Indonesia y Ghana como receptores de nuestro plástico.

Incineradoras. En este caso, Ecoembes sí reconoce el uso de la incineración de los residuos cuyo fin sería generar energía. Sin embargo, Greenpeace apunta a este método como el peor para deshacerse de los envases, pues da lugar a la emisión de sustancias muy tóxicas, metales pesados y gases de efecto invernadero.

Sobrecostes

Según Greenpeace, Ecoembes ha bloqueado alternativas más eficaces a la gestión de los residuos, como el SDDR, que minimizarían el coste de la actual gestión. La ONG indica que las empresas productoras tienen un sobrecoste al verse obligadas a pagar el punto verde, un porcentaje destinado a que Ecoembes pueda recuperar y reciclar los envases domésticos que estas lanzan al mercado. Pese a la tasa, una gran cantidad de residuos no son recuperados y se quedan contaminando el entorno, y por tanto, el objetivo del punto verde no se cumple, no solo por la gestión, sino también porque muchos ciudadanos no tiran los envases al contenedor amarillo. De esta manera, Greenpeace demanda que sean las administraciones quienes gestionen el dinero recaudado por el punto verde, y no Ecoembes; y de cara a los ciudadanos, los insta a separar los envases, al menos hasta que dispongamos de un sistema más eficaz con respecto a los residuos.

La actual gestión también supone un sobrecoste para la población, debido al gasto que hacen los ayuntamientos para pagar la recogida de los envases. La asociación ecologista considera que los ciudadanos son el motor del cambio, y en su mano está rechazar los envases de un solo uso, el exceso de plástico, la apuesta por la compra de productos a granel o el consumo de agua del grifo. Asimismo, los ayuntamientos habrían de fomentar medidas de reducción de plásticos de usar y tirar.

El whisky de Johnnie Walker en botella de papel

johnie walker botella papel

La empresa británica Diageo, que se dedica a vender bebidas alcohólicas, anuncia que el próximo año podremos adquirir su famoso whisky en una botella 100 % libre de plástico. El embotellado de Johnnie Walker consistirá en madera de origen sostenible, lo que supondrá un avance en la creación de envases sostenibles.

Disfrutar del número uno de los whisky escoceses y proteger el medio ambiente al mismo tiempo será posible muy pronto. Los materiales utilizados están basados en papel y y no se comprometerá la calidad existente del producto.

La creación y desarrollo del envase es el resultado de la colaboración entre Diageo y la empresa de gestión de riesgo Pilot Lite.

Pulpex Limited, tecnología para el desarrollo de envases sostenibles

La asociación Diageo-Pilot ha mostrado su interés por el respeto al medio ambiente con su incorporación a Pulpex Limited, una empresa de tecnología de envasado sostenible que es líder mundialmente.

La empresa Pulpex Limited se inspiró en la demanda en aumento de botellas de vidrio y envases de tereftalato de polietileno PET. Es por eso por lo que aprovechó las ventajas ecológicas de la pulpa para desarrollar un enfoque revolucionario del empaquetado. Quieren que sea el primer envase renovable, reciclable y biodegradable y que sea una solución de huella de carbono significativamente menor que la de vidrio o PET.

La nueva botella creada por Pulpex Limited cumple con los estándares de seguridad alimentaria y se podrá reciclar en su totalidad. Además este envase se podrá utilizar en gran número de bienes de consumo tanto bebidas como otros productos. En unos meses este podrá contener bebidas carbonatadas y calientes.

Pulpex Limited envasa a empresas como Unilever y PepsiCo, que se han convertido en sus socios. Pero a finales de 2020 se espera que sean más. Los socios del consorcio esperan lanzar botellas de papel con gracias a Pulpex Limited en 2021.

La tecnología que utiliza la empresa para crear las botellas de papel produce gran variedad de botellas de un solo molde sin plástico, que se pueden usar en una amplia gama de bienes de consumo. El embalaje se diseñó para contener numerosos tipos de productos líquidos.

El diseño del envase se puede decorar y responder a las necesidades de cualquier marca mediante el empleo de colores que procedan de pigmentos sostenibles. También, se puede estampar o grabar, etiquetar o realizar una impresión directa.

Esta iniciativa forma parte del compromiso de la empresa con el fin número 12 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas: “Consumo y producción responsables”.

En España hay en la actualidad, entre 1999 y 2019 empresas que han usado el ecodiseño en sus productos. Muchas de ellas han decidido eliminar el material innecesario y sustituido el plástico por uno reciclado.

Nike lanza deportivas hechas con basura

La marca deportiva Nike sacó el pasado 11 de junio a través de la aplicación móvil SNKRS y el 12 de junio en Jet , Headquarter , Alive , 99 problems y Lust un nuevo modelo de calzado bastante llamativo.

Las Space Hippie agrupan 4 tipos de deportivas diferentes, las 01, 02, 03 y 04. Podemos encontrar entre otras características que sean bajas o de bota. Las partes superiores han sido creadas a través de “Space Waste Yarn”, un material 100% reciclado, como los “hilos de residuos espaciales” que están hechos con un 90 % de poliéster reciclado que se ha obtenido por medio de botellas de plástico y camisetas recicladas. La mediasuela Crater Foam combina el material Nike Grind con una mezcla de espumas que añaden estabilidad y una estética única.

Además, el 50% de este calzado en peso se hizo con materiales reciclados, lo que supone una reducción de la huella de carbono. La caja en la que viene también cambia, en este caso es una reciclada y con tinta a base de plantas.

Son unas zapatillas muy ligeras y cómodas para cualquier tipo de actividad física. Se han usado para su fabricación entre el 25-50 % de materiales reciclados que iban a ir a parar al vertedero.

Move to zero, la apuesta por el medioambiente de Nike

Nike es una marca que lleva mostrando desde casi el principio su preocupación por el planeta. En 2010 comenzó a usar productos químicos no contaminantes, se concienciaron de que debían realizar una gestión responsable del agua y han evitado que más de 7.000 millones de botellas de plástico acaben en los vertederos. Asimismo, combinando poliéster reciclado con algodón orgánico consiguen crear un material de alto rendimiento que posibilita reducir las emisiones de carbono.

Por ejemplo, con la tecnología Nike Flyknit se produce un 60 % menos de desperdicios que con los procesos tradicionales de confección de partes superiores de zapatillas, o  las suelas de las Nike Air desde el año 1994 contienen al menos un 50 % de materiales reciclados.

Siempre ha cuidado del medio ambiente y lo muestra con esta colección. Además, ha encontrado una nueva forma de revolucionar la industria.

Con estas deportivas que emplean entre otros, desechos del universo o de materiales usados para llevar personas al espacio, Nike consigue reducir durante todo el proceso de producción los desechos y las emisiones. Se aprovechan los desperdicios y se saca el máximo potencial al material, la energía y el carbono.

Las Space Hippie constituyen una nueva visión de cómo se hacen, se usan y se reutilizan las cosas.  La marca ha ido, a lo largo de los años, perfeccionado su experiencia en el campo de la sostenibilidad. Nike cuenta con una visión y objetivo muy claros en cuanto a diseñar. Pretende  hacer calzado u otros productos que en un futuro puedan ser reutilizados.

Esta marca tiene la iniciativa Move to Zero, dentro de la que se engloban las Space Hippie, que tiene como objetivo transformar los desechos en materiales para fabricar sus productos y ayudar a reducir la huella de carbono y generar cero residuos ayudando a proteger el futuro del deporte.

Lego: convertir el plástico en energía

lego plastico reciclado

La empresa danesa de juguetes Lego adquirió por medio del fondo que gestiona sus ingresos, Kirkbi, el 11 % de participación en la empresa Quantafuel AS, que transforma los desechos en combustibles sintéticos.

Lego le pagará 250 millones de coronas noruegas, es decir, casi 24 millones de euros por convertir el plástico en energía a esta compañía de Noruega fundada en 2014. Según el índice de multimillonarios de Bloomberg, emplea sistemas catalíticos para convertir la mayoría del plástico en combustibles y productos químicos respetuosos con el planeta. Asimismo, Quantfauel cuenta con una asociación con la empresa químicaBasf y pretende establecer varias plantas en toda Europa y otras regiones.

Esta inversión “está basada en una razón financiera, así como en nuestro deseo de apoyar el desarrollo global sostenible a través de nuestras inversiones”, dijeron en comentario enviado por correo electrónico desde Kirkbi.

En el comunicado Thomas Lau Schleicher, el director de inversiones, señaló que “el desarrollo de la tecnología química de reciclaje de plástico ha resultado ser un gran reto”, además de: “Quantafuel, sin embargo, ha adoptado un enfoque innovador y escalable para resolver este problema clave, lo que resulta en un fuerte potencial de negocio al tiempo que garantiza un alto impacto ambiental. Creemos que este enfoque podría ser un paso importante en la transición hacia un futuro más sostenible”. Kirkbi indicó que no cuentan actualmente con planes para convertir viejos ladrillos de plástico de Lego en energía.

El fondo de Lego reveló a principios de año que iban a aumentar del gasto en energía renovable. El líder ejecutivo, Soren Thorup Sorensen, indicó que la siguiente inversión podría realizarse en áreas nuevas como tecnología de baterías o eficiencia energética.

Lego ha definido como objetivo para 2025 que todo el embalaje sea de materiales renovables o reciclados. Hoy más del 75% de cajas lo son. También para el mismo año quieren que ningún desecho de sus fábricas, oficina o tienda llegue a los vertederos. “Nuestro objetivo es reducir el desperdicio y aumentar la cantidad que reciclamos” manifiestan en su web.

Juguetes, Lego, Paisaje, Flor

En 2030 tienen fijado el mayor objetivo, hacer ladrillos LEGO con recursos sostenibles sin comprometer la calidad o la seguridad. Para ello, habría que crear materiales completamente nuevos. Ahora, hay más de 80 piezas hechas de polietileno de origen sostenible, pero tan solo representan el 2% de los 3.600 totales. Se espera que puedan servirse de fuentes de origen vegetal y recicladas para los ladrillos.

Hinojosa lanza la mayor familia de envases sostenibles del mercado

foto

La empresa líder en el sector de envase y embalaje Hinojosa lanza 360 Green Packaging (360GP), una familia de envases primarios sostenibles enfocados para proteger a la vez a los alimentos frescos como al consumidor.

360GP es el resultado de la colaboración con fabricantes, maquinaria y productores de alimentos. Y surge como respuesta a las demandas actuales de la población en relación a la sostenibilidad.

Los envases de materiales reciclados respetuosos con el medioambiente

Están principalmente fabricados con papel reciclado, lo que supone una reducción de hasta un 80% de plástico. Se podrán reciclar en el contenedor azul, pues han sido validados por Ecoembes.

Asimismo, la vida de los alimentos se alargará debido a su innovador diseño. Estos envases son resistentes al agua y a la congelación. Como resultado, su huella de carbono será menor que la de otras opciones del mercado.

Todas las soluciones 360GP se pueden imprimir en las diferentes técnicas de impresión, offset, flexografía y digital. De este modo, se refuerza su papel de instrumento de comunicación entre las empresas productoras y sus consumidores.

Otras ventajas son que los envases se adaptan a termoformadoras y termoselladora y que se fabrican con materiales fácilmente separables. Con esta amplia gama, cada empresa puede encontrará el producto que mejor se adapte a su equipamiento tecnológico y producto.

Desde Hinojosa afirman que este envasado es clave para reducir el desperdicio de alimentos, que forma parte de la Estrategia Española de Economía Circular.

Tipos de envases sostenibles de Hinojosa

  • Halopack: es una bandeja de frescos laminada en plástico pelable, capaz de reducir hasta en un 75% este plástico. Es capaz de resistir la congelación, el agua y se puede meter al microondas y al horno.
  • CartoSkin: bandeja laminada para productos frescos como pescados, carnes, patés o quesos. Permite sellar al vacío el alimento sobre la propia bandeja o una plancha de cartón.
  • Hiliner: papel plastificado en bobina. Se puede congelar.
  • Sumbox: caja 100% estanca e impermeable.