La herencia de David Attenborough

El científico británico David Attenborough se ha entregado en cuerpo y alma a lo largo de toda su vida a realizar investigaciones relacionadas con el mantenimiento de la naturaleza. Pionero en conocer los inconvenientes del cambio climático y generoso al darlos a conocer a la humanidad. Por ello, en su trayectoria de más de 60 años ha recorrido países en los que ha mostrado lo que el mundo no quería ver, la extinción del espacio natural si la sociedad no aporta su grano de arena.

“La cuestión no es ya salvar el planeta, sino salvarnos nosotros”

David Attenborough

David Attenborough (1926, Londres), el mediano de tres hermanos, es un apasionado de la ciencia, divulgador y naturalista. Asimismo, se le conoce por ser popular mediáticamente en el ámbito de la ecología y encabezar la lista de producciones audiovisuales sobre la naturaleza. Además, ha llevado la batuta de nueve series en las que el tema predominante es el ecosistema.  

Graduado en Ciencias Naturales por el Clare College de Cambridge. Gracias al ámbar que le regaló su hermana adoptiva, y junto a una colección de fósiles, rocas y otras especies que ofrece la Madre Tierra descubrió su verdadera vocación.

David Attenborough I Fuente: Instagram

Todo esfuerzo valió la pena, ya que, con tan solo siete años, la arqueóloga Jacquetta Hawkes le dio el empujón para seguir formándose en este ámbito tras observar su pequeño tesoro.

Medio siglo después, el ámbar se convertiría en el protagonista del programa de la BBC The Amber Time Machine (La máquina del tiempo de ámbar), en el que se narraba desde la búsqueda de seres conservados en el interior de un fósil hasta la creación de un ecosistema por parte de un grupo de científicos. Tiempo después, se incorporó a la serie de siete documentales de Attenborough in Paradise and Other Personal Voyages (Attenborough en el paraíso y otros viajes personales).

Primeras filmaciones

Debido a su trabajo y constancia en una editorial de libros de ciencia infantil, tuvo el placer de presentar y dirigir Animal Patterns (Patrones Animales). En este formato mantuvo una amistad con Jack Lester, con el que posteriormente, en 1954, trabajaría en el proyecto Zoo Quest (En busca del Zoo). Un conjunto de documentales que abarcaría una investigación sobre animales específicos, salvajes, tradición y población autóctona. Estaba formado por: Zoo Quest to Guyana (1956), Zoo Quest for a Dragon (1957, contenía una edición extra de 85 páginas, Quest for the Paradise Birds, 1959), Zoo Quest in Paraguay (1959). The Zoo Quest Expeditions (compilación de los tres títulos con una introducción distinta, 1980), Quest in Paradise (1960), Zoo Quest to Madagascar (1961) y Quest Under Capricorn (1963). Todos ellos pertenecientes a la Editorial Lutterworth.

Una historia en el hábitat


Infancia de Attenborough I Fuente: Cordon Press

Del Sudeste Asiático e Indonesia parte la historia de Eastwards with Attenborough (Hacia el este con Attenborough), muestra de manera pormenorizada la evolución del hábitat. En la misma línea, comienza a elaborar los guiones de Life on Earth (Vida en la Tierra), una de las series más exitosas debido a la intriga que aportó a más de 500 millones de espectadores en todo el mundo.

Mientras que la BBC intentaba negociar con la cadena Warner Bros y con Reiner Moritz Productions para conseguir fondos económicos, el científico se embarcó en un nuevo proyecto, The Tribal Eye (El ojo tribal), una producción en la que diversas tribus de distintas zonas geográficas vivían aisladas de la población occidental. A consecuencia de este trabajo, Attenborough afirmó: “No son las diferencias entre nosotros lo importante. Son las semejanzas”, emitido por A blank on the Map.

A estos filmes le siguen otros como: Fabulous Animals (Animales fabulosos, 1975), The Living Planet (El planeta vivo, 1984), The First Eden (El primer Eden, 1987), The Trials of Life (Los juicios de la vida, 1990) y The Private Life of Plants (La vida privada de las plantas, 1994).

Aunque los más destacados en los últimos años son: The Life of Birds (La vida de los pájaros, 1998), State of the Planet (el estado del planeta, 2000) The Life of Mammals (La vida de los mamíferos, 2002), Life on Air: Memoirs of a Broadcaster (2002) , Life in the Undergrowth (Vida en la maleza, 2005) , Planet Earth (Planeta Tierra, 2006) y Life in Cold Blood (Vida en sangre fría, 2008)

Attenborough ha escrito la introducción de numerosos libros, como, por ejemplo:

  • African Jigsaw: A Musical Entertainment, Peter Rose y Anne Conlon (1986, Weinberger)
  • Life in the Freezer: Natural History of the Antarctic, Alastair Fothergill (BBC Books, 1993)
  • Birds of Paradise: Paradisaeidae (Bird Families of the World series) Clifford B. Frith, Bruce M. Beehler, William T. Cooper (Illustrator) (Oxford University Press1998) 
  • The Blue Planet, Andrew Byatt, Alastair Fothergill, Martha Holmes (BBC Books, 2001)
  • Light on the Earth (BBC Books, 2005), dos décadas de imágenes proccedentes de la BBC
  • Planet Earth, Alastair Fothergill (BBC Books, 2006)

El laberinto de la Sociedad

“La humanidad se encuentra en una encrucijada, el mundo natural está seriamente amenazado y las consecuencias pueden ser apocalípticas”, alerta Attenborough en su último documental que se ha retransmitido en directo en el soporte Netflix. Esta obra recibe el titulo Una vida en nuestro planeta, en la que resume su aprendizaje a lo largo de más de seis décadas.

En el recorrido de la película se pueden observar chimpancés procedentes de la selva de Borneo. El naturalista hace hincapié al cuidado de las especies que están en peligro de extinción ya que son las que impulsan el desarrollo y crecimiento de la vegetación que a los humanos nos permite vivir.


“Cada inhalación de aire, cada bocado de comida proviene de la naturaleza. Y si la dañamos de última nos estamos dañando a nosotros mismos”

David Attenborough

Todo ello ha contribuido a que el divulgador británico difundiera en su primera publicación de Instagram la lucha que las próximas generaciones deberán mantener para combatir el cambio climático, acogida por más de 18 millones de usuarios activistas de este movimiento.

En definitiva, Attenborough, pretende concienciar a la población del desastre que puede sufrir el planeta si no se actúa de manera responsable con el medio ambiente, para que así perduren las especies que nos rodean. Para ello, el activista propone una serie de medidas para reducir el impacto que tienen los malos hábitos sobre el entorno.

“Nuestro futuro no cambiará si no cambiamos nuestra relación con los animales”

Cinco caminos para salvar nuestro planeta

  • Fomentar la biodiversidad
  • Disminuir la caza de animales
  • Empatizar con el ecosistema para que no perdure la “Era de los humanos”
  • Evitar la deforestación
  • Buscar el equilibrio entre la naturaleza y la sociedad

Greta Thunberg: la cara de la lucha climática

Greta Thunberg en la lucha climática

De la silla del pupitre a tener un espacio reservado en la Organización de las Naciones Unidas, así ha sido el recorrido de Greta Thunberg, una joven de 18 años que se ha convertido en un icono artístico y en un referente mundial.  Aparece en murales y grafitis por todo el mundo, debido a la constante lucha climática, tanto en redes sociales como frente al Parlamento sueco.

Es cierto que el COVID- 19 ha afectado a su actividad reduciéndola, aunque eso no ha impedido que ella siga activa en sus redes sociales para seguir contribuyendo al activismo ambiental.

Quién es Greta Thunberg

Greta Thunberg I Fuente: Instagram

Greta Tintin Eleonora Ernman Thunberg (Estocolmo, 2003), también conocida como Greta Thunberg, en un ámbito general, es una activista medioambiental sueca conocida alrededor de todo el mundo. Con tan solo 18 años, se ha convertido en la defensora total de nuestro planeta.

A pesar de ser una joven diferente al resto, padece asperger, pero eso no le ha impedido involucrarse con lo que más le apasiona. De no ser así, la joven no habría llegado a convertirse en una figura tan destacada dentro de este movimiento climático. De hecho, lo relataba en una entrevista para la BBC.

“Ser diferente es un regalo. Además, mi asperger me ayuda a no creer en mentiras”

Greta Thunberg

Así lo plasmaba también en su red social de Twitter, donde asiente que tener este síndrome es un “superpoder”.

Greta Thunberg I Fuente: Twitter

El trastorno que sufre Greta forma parte del espectro autista y perjudica a la interacción social, así como también a soportar preocupaciones espontáneas e inusuales en momentos señalados. Por el contrario, le beneficia que posee fluidez en el lenguaje y una capacidad intelectual por encima de la media de la población.

Thunberg suspendió sus estudios para dedicarse, por un año, en cuerpo y alma a este movimiento. Pertenece al movimiento Juventud por el Clima, de ahí surgieron sus Fridays for Future (viernes para el futuro), donde se exhibía ante el parlamento sueco desde agosto del 2018 para, posteriormente, llegar a ser la mayor representante de la lucha medioambiental en todo el mundo. Además, se caracteriza por ser un movimiento que, principalmente, está formado por estudiantes para reclamar las acciones que van en contra del cambio climático y del calentamiento global. Gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, el movimiento se expandió internacionalmente y se viralizó, lo que desembarcó en que varios de numerosas ciudades de todo el mundo protestaran por las calles de algunas de las ciudades más relevantes. 
Ha participado en numerosas campañas contra el cambio climático, pero con 16 años decidió retomar sus estudios para seguir formándose como cualquier joven de su edad.

“¡Mi año sabático de la escuela terminó, y se siente tan bien estar finalmente de regreso en la escuela otra vez!”

Greta Thunberg

Su aportación como activista

Desde chiquilla, con apenas 11 año tenía inquietudes acerca del mundo que le rodeaba. Empezó a interesarse por los efectos del cambio climático y se dio cuenta de que los altos cargos políticos no tomaban decisiones para detener las emisiones de carbono, la formación de más y mayores islas de plástico en los mares y océanos y el deterioro del planeta, lo que la llevó a sumergirse en una depresión que le llevó a querer cambiar el entorno.

“Padecer este mal hace que vea el mundo de otra forma, o blanco o negro, y la cuestión del clima es una de ellas”

Greta Thunberg

De esta forma fue como la joven se adentró en el activismo por el medio ambiente. En primer lugar, optó por producir cambios en sus propios hábitos y en los de su hogar. Decidió reducir su huella de carbono y empezó a no viajar en medios de transporte que contaminaban el ecosistema.

Posteriormente, como ya se ha mencionado anteriormente, en agosto de 2018 plantó cara, por primera vez, al Parlamento sueco para llevar a cabo una huelga diaria hasta que el gobierno fuera consciente del compromiso que debía tener con el medio ambiente y así reducir las emisiones y evitar el calentamiento del planeta.  La huelga, pasó a celebrarse los viernes, atrajo las miradas de todos los medios de comunicación, primero en su ciudad natal y, posteriormente, en otros países.

Toda la atracción que trajo y todo este recorrido le ha permitido estar presente en la Cumbre del Clima de la ONU en Polonia, el Foro de Davos, Bruselas y el Palacio del Elíseo de París. Si quieres saber más sobres sus apariciones pincha aquí.

Lo que le llevado al éxito

Debido a todo lo mencionado, no cabe duda de que Greta Thunberg es uno de los personajes más destacados del momento. La huelga escolar que encabezó la joven, la ha convertido en la activista contra el cambio climática más popular hasta el momento. Todo ello, junto a la dureza con la que imparte sus discursos y a su presencia frente al Parlamento cada viernes es lo que le han llevado a estar donde estar y a ser quien es. La lucha constante por gritar el problema de la crisis climática se ha convertido en todo un movimiento social.

Greta frente al Parlamento sueco I Fuente: Instagram

Pero el acontecimiento cumbre, fue el discurso que protagonizó la adolescente, por primera vez, frente a las personas más poderosas del mundo en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en 2018. Fue uno de los más visualizados. La fuerza y la sinceridad con la que Thunberg habla hace los rostros de quien la mira hablen por sí solos. Todos sus mensajes se han ido ganando los aplausos de la gente, incluidos líderes políticos y han llegado a convertirse virales en las redes sociales.

También cabe destacar que todas estas ponencias tienen una cara b, el rechazo por parte de algunos críticos, líderes mundiales y políticos como por ejemplo el presidente Donald Trump o Bernard Arnault, quienes la tachan de una niña inocente que solo crítica pero no ofrece soluciones. Todas estas reacciones han causado lo que se conoce como el Efecto Greta Thunberg”, ya que ha sido una fuente de inspiración y un referente para seguir por muchos adolescentes y adultos, ya que el activismo es un movimiento que no entiende de edades.

Reconocimientos por su labor

En diciembre de 2018, la revista Time incluyó a la manifestante en la lista de los 25 adolescentes más influyentes del mundo (apareciendo en el octavo lugar). Más adelante, en diciembre de 2019, la misma revista la eligió como “Persona del año”.

La Fundación Right Liverpoll Awar consideró en septiembre de 2019 que debía celebrar el acto para homenajear a la joven con el Nobel Alternativo.
En octubre de 2019 Greta se convierte en doctora honoris causa es por la Universidad de Mons. Más tarde, en diciembre, la revista Nature la escogió como una de las “Nature´s 10”.
Finalmente, en 2020 ha ganado la primera edición del Premio Gulbenkian por la Humanidad.

DIY: Los 12 Youtubers que no te puedes perder para estar al día en tendencias Do It Yourself

Youtubers líderes en el DIY

YouTube es la primera plataforma a la que acudir al contenido audiovisual, apoyada por más de 2.000.000 millones de usuarios y 1.000 millones de horas visualizadas al día. Con un 52% encabeza la lista de redes más empleadas a la hora de realizar DIY o “hazlo tú mismo”. Los usuarios pueden ser prosumidores, es decir, que producen y consumen información. Por ello, muchos de estos espectadores se convierten en influencers ya que comparten sus conocimientos en Internet.  

Muchos miembros de esta comunidad desconocen que la técnica DIY ocupa uno de los primeros puestos del ranking de las reproducciones. Es tendencia, pero no novedoso. Asimismo, se ha convertido en un hábito diario por su sencillez, sus instrucciones paso a paso y feedback en caso de dudas a través de los comentarios.

Si no quieres convertirte en un fanático más del Hazlo tú mismo no sigas leyendo este artículo, ya que una vez que te adentras en este estilo de vida, no puedes salir. Se caracteriza por diseños únicos con un valor añadido en productos que pensabas que no podrían tener una doble vida. Basta con ser creativo, tener iniciativa, tiempo y ganas.

En esta sección la sociedad percibe que solo tiene relación con las manualidades, pero no. También abarca ámbitos como la bisutería, cocina y reciclaje, entre otros. Por ello, desde Naturlii te ofrecemos una lista de canales exitosos en español.

Los mejores canales de Youtubers de temática DIY

Craftingeek  

Dirigido por Liz Rangel, posee 10,3 millones de suscriptores. Fanática de la creación artesanal, desde tarjetas decorativas para regalo hasta manualidades para los más pequeños de la casa, como por ejemplo disfraces. Además, es partidaria de ofrecer ideas para regalos en fechas señaladas, como Navidad o San Valentín.   

Publica vídeos todas las semanas. Busca la autenticidad y la creatividad que hay dentro de cada uno y la plasme en productos artesanales propios.

Si quieres sorprender a tus seres queridos tienes la oportunidad de adquirir el producto hecho a mano por Liz en su tienda online. Puedes encontrar desde mochilas hasta tarjeta. Además, ofrece ideas creativas DIY de decoración, regalos y mucho más.

HellomaphieMX

Bajo el pseudónimo de Hallomaphie se encuentra la mexicana María Fernanda Cantú. Con más de una década de trayectoria se ha ganado el apoyo de más de 9,97 millones de seguidores. Destaca por los sorteos mensuales en los que participan usuarios desde 12 hasta 45 años. Se caracteriza por personalizar las uñas con abalorios, por la creación de pintalabios y, en la actualidad, por dar tips sobre la tendencia del slime.

Así o Más Fácil

Surgió hace 5 años de la mano de Paulina Negrete Marín, una joven mexicana que inspira a 4 millones de followers. Es una persona muy curiosa y divertida. Por ello, ofrece vídeos creativos acerca de experimentos, como dar una segunda vida a los objetos y manualidades.

¡Hoy no hay cole!

Es una cuenta gestionada por la productora audiovisual La re-ZETEA y cuenta con casi 3 millones de usuarios. Busca la diversión de sus consumidores a través de la creación de juguetes en los que predomina el humor para bromear con las personas que nos rodean, como por ejemplo experimentos o el famoso moco verde. Son manualidades que no requieren complejidad, ya que están pensadas para desarrollarlas con los más pequeños de la casa.

Como es muy cercana con sus seguidores ofrece su apartado de correos para que puedan enviarle cartas, dibujos, regalos y cualquier obsequio.

DIY Gustamontón

Es un canal dirigido por Sonia, una venezolana residente en España. Se caracteriza por la creatividad y la infinidad de posibilidades que ofrecen sus contenidos. Gustamontón permite que los niños desarrollen su parte más creativa a la hora de hacer manualidades. Aunque al tener mucha aceptación por el público los vídeos fueron teniendo un poco más de complejidad. Lo que más gusta de este canal son todos los videotutoriales que ofrece sobre reciclaje creativo. Tiene más de 1 un millón de suscriptores.

Go green

Cuenta creada por Sindy Cante fiel seguidora del proceso de las 3 erres: recicla, reduce y reutiliza. Publica vídeos semanales. Por ello, te ofrece un montón de ideas creativas para desarrollar este proceso desde tu casa a través de materiales reciclados. Además, muestra una serie de recomendaciones para ser una persona más responsable con el medio ambiente. Le siguen 580.000 usuarios.

Carol Inspire & Create

Carol, la autora de este canal ofrece la oportunidad de aprender a elaborar bisutería atractiva y vistosa a bajo costo, ya que se pueden confeccionar con materiales diversos que podemos encontrar por casa. Además, muestra algunos trucos para manejar fácilmente las herramientas que se han de emplear. Cuenta con una comunidad de 336.000 seguidores.

En su web se pueden comprar sus accesorios y también ser partícipe de su creación.

Pegapapelotijeras

Elena rocha es la creadora de Pegapapelotijeras. Es un canal dedicado a la técnica del scrapbook, una técnica para personalizar, a gusto del consumidor, cuadernos, libretas, álbumes de fotos y agendas con materiales disponibles para todo tipo de economías. Válido para recordar momentos, fechas y celebraciones. Ofrece tips para dar efecto al interior de estos elementos. Le siguen 320.000 suscriptores.

El Taller de Ire

Ire es la responsable de la creación de contenido de esta cuenta. Tiene el apoyo de 246.000 seguidores. Su contenido se caracteriza por la organización y la atractividad, ya que muestra ideas para ordenar nuestro espacio personal. Las manualidades que enseña son de fácil producción y se adaptan a cualquier superficie. Emplea materiales como goma eva o arcilla.

Ecobrisa

Con 800.000 seguidores, está Vicky Carabalí, una tinerfeña apasionada del reciclaje. En sus vídeos muestra ideas para darle un nuevo valor a los objetos viejos o los que creemos que ya no sirven. Emplea materiales como tetrabricks, telas desgastadas, envases de plástico, entre otros para confeccionar nuevos productos. Por si fuera poco, da recomendaciones para obtener compensación económica de la técnica DIY.

En cambio, si lo que deseas es satisfacer tu paladar puedes acceder a una infinidad de recetas disponibles en dos de los canales más visitados. Podrás encontrar cualquier tipo de receta, desde lo más dulce hasta lo más salado. Ya sean postres, croquetas o canapés que se pueden cocinar entre toda la unidad familiar.

Cocina para todos

Liderado por Mery y Juan María, dos hermanos españoles encargados de divulgar recetas a todo tipo de públicos. Elaboran cualquier tipo de comida, ya sea dulce o salado. Además, estas recetas están capacitadas para que la puedan realizar tanto los más pequeños como los más mayores, ya sea de manera individual o en familia. En su perfil puedes encontrar ensaladas camperas, pescados o tartas. Han conseguido 81.621 suscriptores.

Quiero Cupcakes!

Es una cuenta que ofrece cada semana recetas semanales de repostería para todos los gustos. Muestra paso a paso todos y cada uno de los detalles que hay que elaborar a la hora de hacer un postre, ya sea tartas, galletas, cupcakes… Su comunidad está formada por más de 3.000.000 usuarios.

Huella ecológica: qué es, cómo reducirla y cómo calcularla

Huella Ecológica

Desplazarse en automóvil, comprar envases de plástico o hacer una barbacoa con tus amigos en el campo son algunas de las prácticas que impactan la naturaleza y hacen que se coma el planeta a pasos agigantados. La sociedad consume más recursos y produce más residuos que la biocapacidad del planeta de digerirlos. De este modo, el consumo determina el tipo de ambiente social en que la comunidad se mueve.

Cada vez tenemos más conciencia acerca de la sostenibilidad del entorno natural y, muchas veces, los seres humanos no disponen de la información necesaria como para hacer más cosas y ahondar en las técnicas que pueden llevar al aumento de esta.

Es por eso por lo que debemos actuar mediante unos criterios medioambientales, sociales y económicos. Es cierto que, a veces, resulta complicado obtener productos que contenga todos esos puntos positivos, pero se pueden elegir los que sean menos dañinos.

Los productos que consumimos o las actividades que realizamos diariamente dejan un enorme efecto en el planeta.  ¿Te has preguntado en algún momento de tu vida qué tamaño tiene tu huella ecológica?

A continuación, te contamos qué es, cómo se puede medir y planteamos una serie de sugerencias para solventarla. Recuerda: la misión debe ser reducirla.

¿Qué es la huella ecológica?

En los años 90, William Rees, profesor de la Universidad de Columbia Británica de Vancouver (Canadá), y su alumno, Mathis Wackernagel, acuñaron el término de la huella ecológica:

“Es la superficie correspondiente de tierra de cultivo y de ecosistemas acuáticos necesarios para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población determinada, con un nivel específico de vida material, independientemente del lugar donde se encuentre”.

Rees y Wackernagel

La huella ecológica, también conocida mochila ecológica, se define como un indicador ambiental que permite medir el impacto que tienen los hábitos y costumbres de la comunidad humana en el medio ambiente; de este modo, podemos establecer si una actividad es sostenible o no. Mide la superficie que necesitamos para producir y estima los desechos que esa actividad ocasiona.

En la actualidad, según la organización Global Footprint Network, la huella ecológica ha experimentado una reducción del 9,3% de la en comparación con el mismo período del año pasado. Los expertos señalan que es una consecuencia directa debido a la pandemia del COVID-19. No obstante, la sociedad consume una porción de recursos naturales semejante a 1.6 tierras. Por lo tanto, hay que reducir de forma urgente la forma en la que se produce y se consume en todos los sectores de la sociedad. “Este año más que nunca, en el Día del Sobregiro Ecológico de la Tierra, destaca la necesidad de implementar estrategias que aumenten la resiliencia para todos”, notificó Laurel Hanscom, CEO de Global Footprint Network.

¿Cómo calcular la huella ecológica?

Hoy en día, todas las fases generan una huella, y es difícil saber cuál es la nuestra, a veces, resulta casi imposible conocerla; sin embargo, existen una serie de herramientas para conocer nuestra huella de carbono. La más conocida, es la calculadora que ofrece la ONU que la calcula teniendo en cuenta los aspectos más básicos del hogar.

Calculadora de la huella ecológica I Fuente: ONU

La medición de la huella ecológica implica calcular elementos como: el crecimiento de la población, la pérdida de fertilidad en el suelo, la deforestación, el agotamiento de recursos, el consumo la energía y el agua consumidas en el hogar, los residuos generados y la utilización del transporte personal privado.

Teniendo en cuenta los anteriores aspectos, para calcular la huella ecológica se deberán seguir tres pasos:

  1. Definir la dimensión del estudio: determinar el alcance del cálculo: población, ciudad, país, etc.
  2. Calcular los consumos: energía, alimentos, suelo y materias primas.
  3. Suma de las superficies y la división del resultado entre el número de habitantes de la unidad estudiada.

Por otro lado, los patrones de cálculo que se llevan a cabo se basan en la evaluación del terreno necesaria para saciar los consumos, relacionados con la alimentación, los productos forestales, el gasto energético o la ocupación directa del terreno.

La utilización de recursos y la emisión de desechos se expresan en hectáreas globales (hag) por habitante y año, que se alcanzan a través del cálculo de la cantidad de terreno biológicamente productivo necesario para suministrar esos servicios.

Se puede medir a diferentes niveles: individual o grupal, nacional o regional. Mediante esa medida se evalúa el consumo de los recursos y se comprueba si es sostenible o no y su biocapacidad. Si la demanda humana supera la regeneración de la naturaleza, la huella ecológica presentará un exceso en la utilización de los recursos naturales.

Además de la huella ecológica, se pueden encontrar otros tipos de huellas: la hídrica, la de carbono y la de materiales, que sirven para calcular el consumo de agua, las emisiones de gases de efecto invernadero y, por último, la cantidad de materiales que participan en todas las fases de producción.

Importancia de la huella ecológica

La huella ecológica estudia la sustentabilidad de manera comprensible, fácil y elemental; además, emplea datos científicos fiables para que la sociedad en general calcule y exponga el uso que emplea de los recursos naturales en todos los ámbitos: ambiental, de seguridad y económico.

La importancia de la huella ecológica reside en su interés para considerar la conciencia de la sociedad para contraer una actitud consecuente con el medio ambiente, en función de las acciones y hábitos de consumo que lleva a cabo. Por lo tanto, no cabe duda de que el ser humano es importante para que la huella ecológica sea mínima, pero reducirla no depende solo de uno mismo, sino también del colectivo.

Ideas para reducir tu huella ecológica con pequeños cambios

Para disminuir la huella ecológica es importante tener en cuenta los ámbitos sostenibles de la vivienda, alimentación, transporte y ahorro energético. Observa las recomendaciones que compartimos para conseguirlo. Todas las medidas que aparecen a continuación pueden aplicarse al resto de huellas debido a su conexión.

Ámbito General

  • Ser consciente. Todo acto tiene consecuencias
  • Comprar con moderación. Valora si lo que vas a comprar es estrictamente necesario o no

Vivienda

  • Emplea bombillas y electrodomésticos de bajo consumo para ahorrar energía
  • Construcción de paredes y techos aislantes
  • Instalación de ventanas de doble cristal
  • Recicla y reutiliza todo lo que puedas

Transporte

  • Uso del transporte público
  • No conducir vehículos que contaminen
  • En caso de utilizar un vehículo personal intenta compartirlo con más gente
  • Caminar o usar la bicicleta en la ciudad

Ahorro energético

  • Cuando utilices la calefacción, mantén el termostato lo más bajo posible
  • Reducir el uso del aire acondicionado
  • Evita dejar dispositivos en stand-by
  • Desenchufar los aparatos electrónicos y las regletas cuando no estén en uso
  • Seca la ropa al sol
  • Evitar los productos de un solo uso
  • Disminuir el consumo de agua
  • Evita el consumo de envases de plástico
  • Lava la ropa en frío

Alimentación

  • Comprar alimentos locales y de temporada
  • Consume alimentos ecológicos
  • Reducir el consumo de carne
  • Evitar productos con aceite de palma y alimentos procesados

En definitiva, las personas son las únicas causantes de que el planeta se aproxime hacia un futuro sostenible. Por ello, la reducción de la huella ecológica tiene que ser la preferencia de la humanidad.

Islas de plástico: ¿dónde se encuentran y cómo se han formado?

Islas de plástico

Seguro que en alguna ocasión has escuchado el término islas de plástico, islas tóxicas o islas de basura, por desgracia, cada vez están más extendidas en nuestros océanos.

Hace ya más de tres decenas de años que se está investigando la cantidad de contaminación que está presente en los océanos con la utilización de boyas que recogen datos. De esta manera, expertos hallaron que en algunas partes de los océanos se produjeron islas de basura, sobre todo provenientes de plásticos, ya que es uno de los elementos que más tarda en degradarse.

En la actualidad, la proliferación de estas islas es un problema a escala mundial. Es una de las consecuencias directas para la salud del ser humano y para las distintas especies que habitan en el mar. Pero… ¿Te has planteado lo que son y la relevancia que tienen en el planeta? A lo largo de este artículo se presentarán todos los elementos que las caracterizan.

¿Qué son las islas de plástico y cómo se forman?

Una isla de plástico es una concentración de residuos no biodegradables, de plástico suspendido u otros desechos atrapados que se amontona a consecuencia de las corrientes marinas. Estos vertederos de plástico se pueden originar por diversas causas, todas ellas gestadas por la irresponsabilidad del ser humano:

  • Un reciclaje inapropiado o inexistente.
  • Los vertidos de residuos ilícitos.
  • Contaminación de las playas, que provoca que la marea y el viento dispersen los despojos.
  • La contaminación de las aguas de ríos que desembocan en mares y océanos.
  • Vuelo de aviones sobre océanos.
  • Presencia de barcos.
  • Fuertes vientos que trasladan la basura hasta las aguas.
Islas de basura I Fuente: Ecologíaverde

¿Dónde se ubican las islas de plástico?

A pesar de su gran tamaño y consistencia, son complicadas de ver a través de las fotografías por satélite, tampoco localizarlas mediante radares. Es muy complejo acceder a ellas. Por otro lado, son inestables por lo que su posición puede variar unos kilómetros a consecuencia de los vientos, corrientes y temporales. Aunque lo que es seguro es que la cantidad de plásticos crece con el paso del tiempo. Hasta el momento, las más conocidas son 5. Se ubican en los espacios donde confluyen las corrientes marinas. 

Localización de las islas de plástico I Fuente: Ranker

Son las siguientes:

  1. Isla del Océano Pacífico Norte: descubierta en 1997. por el oceanógrafo Charles Moore Se caracteriza por ser la isla más grande del mundo, localizada, como su nombre indica, al norte del Pacífico, entre California y Hawáii. Se ha estimado que tiene una medida de unos 700.000Km2 y se compone, aproximadamente, de unos 100 millones de toneladas de basura, repartida entre la superficie y el fondo.
  2. Isla del Océano Pacífico Sur: descubierta en 2011. Ubicada delante de las costas de Chile y Perú, mide 8 veces más que la superficie de Italia. Hay investigaciones que apuntan que es una porción de la isla situada en el Pacífico Norte.
  3. Isla del Océano Atlántico Norte: descubierta en 2009. Se caracteriza por ser la segunda más grande, se va dispersando de Norte a Sur, como consecuencia del fenómeno conocido como “El Niño»”, el cual origina una variación en la atmósfera y en el océano, provoca desde sequías hasta lluvias intensas y un incremento en la temperatura del mar. Estacionalmente su localización experimenta una variación de unos 1600 kilómetros. Está formada de basura semejante a las situadas en las zonas del Océano Pacífico e Índico.
  4. Isla del Océano Atlántico Sur: descubierta en 2017. Es una de las más pequeñas, que se desplaza mediante la corriente del Atlántico Sur. Situada entre América del Sur y el sur de África. No hay muchos datos sobre ella, pero se sabe que no interrumpe a las rutas comerciales marítimas.
  5. Isla del Océano Índico: descubierta en el 2010. Contiene la mayor biodiversidad marina de los océanos.

Tal y como se ha señalado con anterioridad, estas con las cinco islas que están reconocidas, pero se han detectado otras más pequeñas como por ejemplo la del Mar Mediterráneo o la del Ártico, en el mar de Barents, en las proximidades del círculo polar Ártico. Los residuos que la forman provienen de Europa y de la costa de América del Norte, que se mueven a lo largo de las corrientes oceánicas hasta el norte de Noruega.

¿Cómo han acabado ahí tantas toneladas de plástico?

La razón de que desemboquen en el océano y se agrupen es que todo lo que vertemos, tanto en la tierra como en los ríos, se va desplazando hacia los mares y los océanos, ya sea en la superficie o en el fondo, por diferentes motivos. Además, pueden provocarse las corrientes marinas y oceánicas que, junto al viento, empujan las grandes cantidades de basuras y las reubican en zonas de remolinos, vórtices o donde las corrientes disminuyen.

Todo ello, desemboca en una contaminación casi irreversible. Por eso los científicos señalan que en las zonas donde se encuentran los giros oceánicos, se sitúan las grandes manchas de residuos plásticos.

¿Cómo afectan al medio ambiente?

Es posible que pienses que una isla de plástico, en medio del océano, puede parecerte algo muy lejano, pero debes de saber que afecta a todo el planeta. Las consecuencias son reales, aunque no sean visibles de forma directa o inmediata. Algunas de ellas son:

  • Contaminación de las aguas. Que los plásticos tengan una tasa reducida de degradación, provoca que el agua se contamine. Por lo tanto, aunque pasen décadas o siglos pueden seguir flotando en el mar, lo que perjudica a la flora y la fauna marinas y, también, al ser humano por medio de la cadena alimenticia.
  • Especies en peligro de extinción. Cantidades desmesuradas de animales pierden la vida anualmente por la ingesta de plástico o porque se quedan atrapados en ellos. Debido a ello, las especies perjudicadas están en peligro de extinción.
  • Carencia de alimentos. Las organizaciones que se dedican a la pesca tienen más inconvenientes para encontrar alimento en el mar, lo que provoca que económicamente tengan pérdidas al tener menos productos para suministrar al mercado.
  • Contaminación de la atmósfera o el aire.
  • Cambios en el clima, lo que desemboca en el cambio climático.

¿Qué podemos hacer para evitar contribuir a que crezcan?

Evitar el crecimiento de estas islas está en manos de todos nosotros. Algunas de las recomendaciones planteadas son las siguientes:

  • Apostar por políticas más restrictivas en relación con la producción de plásticos de un solo uso, como por ejemplo la “Enviromental Cleanup Coalition” (Coalición para la limpieza del medio ambiente) o el laboratorio Gyre Island, las cuales consisten en la búsqueda y recolecta de basura mediante drones. O también la Boyan Slat, organizada por “The Ocean Clean Up”, que se encarga de recoger la basura.
  • Reducir el consumo de plásticos, especialmente los de un solo uso. Reutilizar, reducir y reciclar.
  • Apoyar a las organizaciones que buscan la eliminación del plástico oceánico.
  • Contribuir a la divulgación del problema y concienciación de las personas.
  • Participar en jornadas de limpieza de plásticos y residuos en playas.
  • Alertar a las autoridades cuando se tenga conocimiento de las infracciones relacionadas con la contaminación.
  • Variar hábitos cotidianos, por ejemplo, evitando el uso de plástico.
  • Fomentar el consumo de productos a granel.

Este fenómeno no se da de un momento a otro. Sino que se lleva produciendo a lo largo de mucho tiempo. Por desgracia, cada año se descubren nuevas islas de basura.  Hay que tener en cuenta que sus efectos son nocivos para el ecosistema. Por esta razón, hay que tratar de concienciar a las personas del peligro que suponen para la vida en general.

En definitiva, acabar con el plástico que habita en los océanos es una obligación urgente y difícil que hay que tratar. Aunque ya existen algunas iniciativas, no son del todo suficientes para evitar esta problemática. No obstante, está en nuestra mano evitar que situación se agrave.

Naturgy y sus empresas colaboradoras se comprometen a la rehabilitación energética de viviendas vulnerables

Una de las empresas líder del sector eléctrico, Naturgy, muestra su interés por la sostenibilidad al anunciar una iniciativa social que se engloba dentro de sus Plan de Vulnerabilidad y que implica un avance hacia una transición energética justa e inclusiva.

La Fundación Naturgy asume el coste de las intervenciones con los recursos del Fondo Solidario de Rehabilitación Energética. Asimismo, impulsará la realización de intervenciones para reemplazar o restaurar equipamiento y renovar las instalaciones energéticas.

Con ello, plantea mejorar la eficiencia energética en las viviendas de sus clientes vulnerables por medio de rehabilitaciones exprés. La empresa se informará de los hogares con esa necesidad, bien de manera proactiva a través de la operativa habitual de Naturgy,  por la notificación de los Servicios Sociales o por otras organizaciones sociales. La Fundación Naturgy se encargará de gestionar las rehabilitaciones juntamente con la red de empresas colaboradoras de la empresa.

La responsabilidad con el medio ambiente de Naturgy

Naturgy centra su sostenibilidad en los siguientes pilares:   

  1. El cambio climático: la transición energética es una oportunidad para ayudar a sus clientes a utilizar la energía de manera más eficiente y sostenible.
  2. Ecoeficiencia: promover la economía circular para mejorar su modelo de consumo y desarrollo.
  3. Biodiversidad: compaginar sus actividades con la conservación de la biodiversidad y el capital natural.
  4. Gestión ambiental: contar con las herramientas, organización y rigurosos procedimientos de trabajo para asegurar el cumplimiento de sus compromisos.

La empresa ha duplicado sus esfuerzos en medio ambiente, acción social y buen gobierno corporativo y como consecuencia, ha creado una Comisión de sostenibilidad en el seno del Consejo de Administración. El objetivo de ésta es supervisar el papel de la Naturgy en los aspectos relacionados con la responsabilidad social y medioambiental.  

La Fundación Naturgy y su compromiso con el medioambiente

Hasta ahora ha destinado 2 millones de euros para las rehabilitaciones. Los recursos que provienen de El Fondo Solidario de Rehabilitación Energética guarda relación con las recomendaciones de la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024.

Establece la rehabilitación energética de viviendas como una de las líneas de actuación a corto, medio y largo plazo, para abordar la problemática de forma estructural en esta hoja de ruta el Gobierno español.

El Fondo Solidario de Rehabilitación Energética ya ha conseguido que se rehabiliten más de 1.100 viviendas de familias vulnerables, mediante acuerdos de colaboración que la Fundación Naturgy tiene con organizaciones sociales como Cruz Roja o Cáritas.

Son más de dos terceras partes de las familias españolas las que se encuentran en un estado de vulnerabilidad energética según un estudio elaborado por la Cátedra de Sostenibilidad Energética de la Fundación IEB-Universidad de Barcelona y publicado por la Fundación Naturgy. Estas familias viven en hogares de 25 años o más, que fueron construidas antes del  reglamento actual de edificación que prevé medidas obligatorias de eficiencia energética.

Economía circular: qué es y cómo ayuda a promover la sostenibilidad

naturlii economia circular

La economía circular es un modelo de producción que se presenta como un sistema de aprovechamiento de recursos donde prima la reducción, la reutilización y el reciclaje de los elementos.

¿Producir, usar y tirar? estás confundido, se dice: reducir, reusar y reciclar. El ejemplar del modelo económico lineal podría alcanzar su fin y ser reemplazado por la economía circular.

El modelo residente de producción y gestión de recursos, bienes y servicios está provocando en el planeta una situación insostenible. Por ello, la nueva estrategia de economía circular busca productos orgánicos, ecológicos o biodegradables en el mercado, y, a su vez, que los procedimientos de fabricación, venta y distribución sean más tolerantes con el entorno natural.

¿Qué es la economía circular?

El término de economía circular se define como un método de aprovechamiento de recursos donde prevalece la reducción de los elementos: reducir la producción al mínimo esencial, y cuando sea imprescindible utilizar el producto, arriesgar por la reutilización de los componentes que, por sus cualidades, no pueden volver a la naturaleza.

Concepto de la economía circular I Fuente: ACCIONA

El concepto de economía circular lo acuñaron Pearce y Turner en 1990 en su trabajo Economics of Natural Resources and the Environment. “Se trata de un modelo económico que se centra en el aprovechamiento de los recursos en uno o más procesos circulares. Con él se describía un sistema cerrado de las interacciones entre economía y medio ambiente. En esta obra se introduce la idea de por qué es tan importante la economía circular para el futuro de nuestro planeta”.

En otras palabras, la economía circular se enfrenta al modelo lineal de producir, consumir y tirar para pasar a un ciclo donde impera la reducción, la reutilización y el reciclaje como elementos clave. Por lo tanto, este modelo pretende gestar el menor número de residuos de rechazo junto a una huella ecológica reducida. De este modo, aumenta la reutilización de recursos. Es decir, tiene que existir un equilibrio entre la producción y el consumo.

En base a ello, la economía circular apoya la utilización de materiales lo más biodegradables posibles en la elaboración de bienes de consumo para que éstos puedan regresar al medio ambiente sin provocar efectos dañinos.  

En los procesos donde no sea posible emplear materiales eco-friendly -componentes electrónicos, metálicos, etc- el propósito será proporcionar un desajuste simple para darle una nueva vida, reponiéndolos al ciclo de producción y composición de piezas nuevas. Cuando no exista esta posibilidad, se reciclará de manera responsable con la naturaleza.

Características de un modelo de economía circular

Como se detalla desde la fundación Ellen McArthur, existen 3 características:

  1. Un diseño ecológico, que reduzca la contaminación y la generación de residuos.
  2. Prolongar ciclo de vida de productos y materiales.
  3. Rehabilitar el medio ambiente.

¿Por qué es importante la economía circular?

La economía circular es un concepto económico que está vinculado a la sostenibilidad. Su objetivo es que la efectividad de los productos, los materiales y los recursos perdure en la economía el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la producción de residuos. Consiste en implantar un nuevo modelo económico, en este caso circular, dejando en el olvido el lineal.

Objetivos para una posteridad más verde

Según Ecoembes, España recicla un 33,9% de sus residuos. En comparación con la media europea 40%, esta cifra resulta preocupante. Debido a ello, el gobierno español ha planteado una serie de propósitos para concienciar a la ciudadanía acerca de las ventajas de la economía circular. Con este cambio de mentalidad, España espera realizar una transformación verde del país. A continuación, se presentan dichos objetivos:

  1. Proteger la naturaleza y asegurar la salud de los ciudadanos mediante una utilización respetuosa de los recursos naturales no renovables.
  2. Promover la reutilización de materias primas secundarias en los tratamientos productivos.
  3. Fomentar los recursos ecológicos. Se suprimirán de los procesos de producción los materiales nocivos.
  4. Producir bienes reparables, para maximizar al máximo la vida útil de los bienes de consumo.
  5. Fomentar el reciclaje.
  6. Impulsar la búsqueda para mejorar la eficacia de los procesos de producción.
  7. Diseñar estrategias para impulsar el consumo sostenible en los hogares.
  8. Favorecer la implantación de indicadores de impacto social y ambiental.
  9. Concienciar a la ciudadanía el concepto de las 3R: reciclar, reutilizar y reducir.

Un paso más allá del reciclaje

El reciclaje no es la única medida necesaria para conseguir la implantación de un nuevo modelo productivo tolerante con la naturaleza. El diseño ecológico, el compromiso de los productores y la concienciación de la ciudadanía se incorporan a las tradicionales “tres erres” en este nuevo panorama comercial.

La economía circular engloba un proceso muchísimo más amplio que la técnica del reciclaje. Comprende el proceso completo de la producción: buen uso de las materias primas, uso eficiente de materias primas, la reducción de los efectos dañinos para el medio ambiente y la optimización de los recursos energéticos. Se pasa a hablar de las “nueve erres”:  repensar-rediseñar-refabricar-reparar-redistribuir-reducir-reutilizar-reciclar-recuperar”.

Proceso de las 9 erres

Recomendaciones para impulsar la economía circular

  • Tomar buenas decisiones económicas: alquilar los bienes en vez de comprarlos.
  • Elegir empresas, bienes y servicios que incorporen la circularidad.
  • Establecer políticas y legislaciones armonizadas, en línea con las europeas.
  • Emplear proactivamente los instrumentos como la compra pública innovadora y la contratación pública verde.
  • Fomentar las reformas fiscales y elaborar estrategias educativas.

Optar por cualquier medida de las mencionadas anteriormente puede llevar a que se alcance con mayor facilidad la economía circular. Innovar puede implicar que se desarrollen diversas innovaciones adicionales. Esto culminará en la implantación del nuevo modelo económico y a su aceptación de forma general.

En definitiva, la economía circular es una nueva estrategia económica y de producción cuya finalidad es reducir al máximo posible la utilización de materias primas en el proceso productivo y reducir la generación de desechos no reciclables. Además, busca la superación del modelo económico tradicional que se basa en el empleo de cantidades desmesuradas de recursos. Se sustituye por una por una opción factible y eficaz que suprima el impacto medioambiental.

Para que esta nueva alternativa forme parte de la realidad, debe participar toda la sociedad. Es algo que nos toca a todos. La colaboración de todas las generaciones es un procedimiento clave. Hay que abogar por una serie de cambios en el comportamiento y en los valores con el entorno que sean reales. Cada uno de nosotros puede aportar un granito de arena para que esta transición sea viable. El futuro limpio depende de nuestros actos. Hay que demostrar que somos capaces. El cambio no es imposible, puede beneficiarnos. Ahora bien, ¿estáis dispuestos a dar un paso más?

Los EPI se pueden convertir en biocombustible

Los EPI se están desechando continuamente debido a la pandemia de COVID-19, lo que se convierte en una amenaza significativa para el medio ambiente. Un estudio publicado en la revista “Biofuels” realizado por la Universidad de Estudios de Petróleo y Energía de la India sugiere que se le debe poner freno. Proponen una estrategia que podría ayudar a mitigar este problema.

El plástico se podría convertir en biocombustible. Pero ¿Cómo? En el estudio, una de las autoras, Sapna Jain, señala que la transformación no servirá únicamente para reducir los efectos secundarios de los EPI en la humanidad sino también, permitirá producir una fuente de energía sostenible. Por ello, la estrategia que han propuesto es “una medida sugerente que aborda el problema anticipado de la eliminación del EPI”.

La influencia de los EPIS en el medio ambiente

Si bien es cierto que el parón de las actividades económicas debido a la cuarentena permitió sanear la capa de ozono y mejorar la calidad del aire y de las aguas, se ha producido un aumento de contaminación debido al plástico de las mascarillas, sobre todo del de usar y tirar.

Por ejemplo, aunque a primera vista los guantes de látex natural puedan parecer una opción ecológica, no siempre lo son. Depende de qué aditivos químicos hayan sido utilizados en su producción. Es el motivo por el que, cuando se descomponen, pueden dañar el medio ambiente.

Según el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) publicado en 2019 la contaminación por plásticos es uno de los principales problemas ambientales del planeta. Asimismo, un informe de Ecoembes señala que desde el inicio del estado de alarma se ha incrementado un 15% la recogida de material en los contenedores amarillos.

A principios de 2020 se percibía que la sociedad estaba plenamente concienciada de los problemas de sostenibilidad de los plásticos. Pero el hecho de necesitar frenar la propagación del virus ha causado que el plástico sea un material indispensable.

Los EPI se ha diseñado para un solo uso en su gran mayoría. Su eliminación no es completa, tan solo se tiran a la basura y acaban en vertederos u océanos, por lo que necesitarán décadas para descomponerse.

Por ello, proponen su reciclaje y descomposición. Los EPI deben convertirse en combustible mediante pirólisis, proceso químico que por medio de temperaturas de entre 300 y 400 grados durante una hora, se descompone el plástico.

5 ideas de sostenibilidad para incluir en el plan de RSC de la empresa

Hace unos años era inimaginable que el respeto por el medio ambiente y el miedo al cambio climático fueran convertirse en una prioridad. Hoy en día han alcanzado unos niveles de preocupación muy altos. De esta forma, la conciencia ecológica se ha convertido en una necesidad y, a la vez, en una obligación.

Las ciudades ya han introducido cambios desde hace tiempo con la señalización de carriles bici para fomentar el uso de, como su propio nombre indica, la bicicleta y no el uso de otros transportes, la distribución de los diferentes contenedores de reciclaje… Y a estas acciones se le suma el interés de muchas personas por reducir el consumo de agua y luz.

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es una forma de dirigir las empresas basado en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general.

Pero estos pequeños gestos no son suficientes si las empresas no ponen de su parte. Sí, por complicado que parezca, las empresas siempre pueden volcar sus esfuerzos en la sostenibilidad dentro del plano de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

5 ideas para conseguir una empresa más sostenible

La sostenibilidad empresarial es un concepto que trata la capacidad de una empresa para realizar determinadas actividades que tengan en cuenta varios criterios, en concreto, 3: el económico, el social y el ambiental. Sostenibilidad significa precaución, responsabilidad y buen trato a la naturaleza para conservarla y protegerla y, así, no agotar sus recursos naturales.

De hecho, cada vez son más las personas con conciencia ecológica que prefieren comprar productos o adquirir servicios de aquellas entidades comprometidas con el cuidado del medio ambiente. Por esta misma razón, aquellas empresas comprometidas con la sostenibilidad notan un incremento en cuanto a las ventas, ya que los consumidores son cada vez más responsables.

Hay muchas estrategias para transformar las empresas en entidades sostenibles:

  1. Economizar los recursos energéticos. Esta estrategia sirve para mejorar la productividad. Se trata de analizar cuáles son las fuentes de energía que existen para, después, tomar las medidas oportunas. Algunos ejemplos son: utilizar la luz solar antes que recurrir a la electricidad o al gas, aislar las ventanas y las paredes mejor que usar la calefacción, pagar los equipos cuando no se estén utilizando, regular la temperatura de climatización… Siempre se puede pensar en cambiar de unos sistemas a otros que supongan un gasto energético menor.
  2. La utilización de los recursos próximos. La empresa debe aprovechar en su actividad aquellos recursos que el territorio cercano le ofrezca. Una idea es la instalación de parques eólicos o placas solares en caso de que sea un lugar donde haya mucho viento o sea un lugar muy soleado.
  3. La gestión del transporte. Con esta estrategia se intenta ahorrar en transporte y reducir la contaminación que este genera. Hay muchas maneras de hacerlo, como el desplazamiento a pie para llegar al trabajo, ir en bicicleta o usar el transporte público, compartir el coche con otros trabajadores para evitar viajes individuales… Otra buena opción es apostar e invertir en vehículos eléctricos o híbridos.
  4. La aplicación de la denominada economía circular. La materia resulta limitada, es un hecho. La economía circula se basa en unos principios por los cuales se intenta reducir la llegada de componentes a la entidad mientras se reutilizan todos aquellos que ya habían entrado y formado parte de la actividad empresarial. Consiste en una labor de gestión o de reciclaje de los residuos generados con anterioridad. El papel, por ejemplo, es uno de los materiales más utilizados en las empresas y detrás de él está el cambio climático o hay graves problemas de deforestación. Una opción diferente es promover el intercambio de archivos de manera digital a través de ordenadores u otros dispositivos para reducir el uso de papel.
  5. También se puede tener en cuenta la selección de los proveedores, de forma que se elijan entre todos los que tengan un mayor compromiso medioambiental y aquellos que estén más próximos. La colaboración con las entidades que llevan a cabo acciones que aporten un beneficio socio-ambiental es muy importante y aporta un mayor prestigio.

La sostenibilidad empresarial fomenta la buena imagen de las empresas y si estas general una gran cantidad de residuos, las entidades siempre pueden recurrir a la regla de las 3R:

  • Reducción del volumen de residuos
  • Reutilización de residuos
  • Reciclaje

Además, entre los planes empresariales debería estar la integración del ecodiseño, por el cual se concibe directamente la creación de productos y de servicios teniendo en cuenta el plano ambiental.

A mayores, el trabajo y las ganas de cambio a mejor tiene que percibirse y venir desde los empleados de todos los distintos niveles que conforman la actividad empresarial. Tienen que ser capaces de interiorizar cuáles son los valores que defiende la sostenibilidad (valores económicos, sociales y ambientales) y demostrar que les importa y que les preocupa el futuro del planeta. Incluso los empleados pueden ser recompensados por las acciones sostenibles que lleven a cabo en caso de que la empresa promueva una campaña que incentive los comportamientos responsables. Las empresas, por su parte, serán capaces de conocer qué cantidad de recursos se consumen y dónde existen ineficiencias o lagunas en su productividad.

Una colaboración entre las empresas y la población sería el acuerdo perfecto para fomentar el desarrollo de un entrono saludable. Además, hay que señalar el papel fundamental que desempeñan las campañas de comunicación de sensibilización medioambiental. El cambio tiene que despertarse lo antes posibles, en edades tempranas, por lo que la educación y formación ambiental desde los niveles educativos más inferiores son esenciales para llevar a cabo una verdadera labor de concienciación.

¿Por qué contaminamos el agua?

La contaminación del agua procede de la acumulación de sustancias, ya sean o no de la misma tipología, en el agua, cuando son ajenas a este elemento natural. La presencia de materiales de todo tipo en ecosistemas acuáticos es una realidad visible en prácticamente cualquier lugar donde estos existen. Voluntarios de todo el mundo recogen kilos de basura en las costas, ríos y otros entornos, que se acumulan y afectan a la vida de los seres vivos, ya sean animales o plantas, pero también a las personas más vulnerables.

Esta contaminación supone que las características del agua se modifican física, química o biológicamente, de tal manera que su calidad se ve alterada y, a largo plazo, constituye un efecto dañino para todo aquel que la consume. De hecho, uno de los riesgos de la contaminación es la desaparición de algunas especies al no poder adaptarse a los cambios en el ecosistema donde viven.

Otro problema es el de la aparición de algas invasoras que se nutren de los residuos contaminantes y, por tanto, su población se ve ampliada con la acumulación de más desperdicios, afectando a un entorno donde nunca habrían aparecido de manera natural.

Agua: elemento fundamental para la vida

El agua es un elemento fundamental para la vida en la Tierra, ya que supone un 75% de toda la superficie del planeta. Los humanos la utilizamos para múltiples fines, desde el más básico, beber; hasta otros quehaceres diarios como cocinar o llevar una buena higiene. Pero la mayoría de las aguas del planeta son saladas, y solo un 3% son dulces, procedentes de arroyos, lagos y lagunas, lo que significa que a pesar de que el planeta está compuesto de agua en su mayor parte, solo un pequeño porcentaje es apto para nuestro consumo. Un pequeño porcentaje del que dependemos seres humanos y animales para nuestra supervivencia.

Pero prácticamente ningún ecosistema acuático se libra de la contaminación, un problema que en las últimas décadas, ha desencadenado consecuencias negativas para todos los seres vivos.

Causas de la contaminación en el agua

La principal causa de contaminación en el agua es la actividad humana, que libera vertidos contaminantes a las aguas, por ejemplo, procedentes de tuberías o sistemas de alcantarillado, procedentes de fábricas, de plantas de tratamiento de aguas residuales, de pozos de petróleo, etc.

Muchos de estos residuos, como los industriales, pueden permanecer en el agua sin ser eliminados. Los más habituales son el amianto, el plomo, el mercurio, el azufre, los nitratos y aceites, que alteran la composición del agua y, por tanto, la vida de las especies marinas.

Las aguas residuales también arrastran todo tipo de desperdicios. Por suerte, en este sentido trabajan algunas empresas emprendedoras que han observado la necesidad de reducir la contaminación para un futuro sostenible, y desarrollan, en la actualidad, técnicas de eliminación de dichos residuos en los países desarrollados.

Consecuencias

La consecuencia más evidente de la contaminación es la suciedad en los entornos acuáticos. Pero más allá de lo visible, este problema puede acarrear la muerte de animales, no solo peces o mamíferos marinos, sino también aves.

Además, los animales pequeños que llegan a consumir sustancias contaminantes en el agua pasan este residuo a sus depredadores cuando son cazados por especies más grandes que se alimentan de ellos. Estas sustancias nocivas, a su vez, pueden pasar a los seres humanos cuando comen algunos tipos de pescado.

Los animales que sobreviven no dejan de verse alterados por la contaminación, puesto que su comportamiento u orientación pueden verse alterados por esta problemática.

Otra gran consecuencia de la contaminación del agua es la aparición de lluvia ácida, que repercute en la salubridad del agua. Esta procede de la alteración del ph de las aguas, cuyo vapor, al condensarse, traslada a las nubes esas sustancias tóxicas que después se descargan en forma de lluvia ácida.

Posibles soluciones

Debido a que la industria es una de las principales causas de la contaminación del agua, es importante que este sector se reinvente hacia un futuro más sostenible. Por su parte, las administraciones deben imponer leyes que apoyen una industria respetuosa con el medio ambiente y una gestión eficiente de los residuos.

Otra posible solución viene dada por la movilidad eléctrica. Estos vehículos, al no depender de aceites de motor, anticongelantes u otros productos químicos que contaminan el agua, dejarían de suponer un peligro para los ecosistemas acuáticos. En la actualidad, es importante realizar una correcta gestión de los desperdicios procedentes del mantenimiento de los automóviles de diesel o gasolina, para evitar que contaminen nuestro entorno.

La agricultura, por último, deberá avanzar hacia un menor uso de fertilizantes y pesticidas que también afectan a la salubridad del agua; o hacia su sustitución por alternativas más ecológicas.