C&A aspira a convertirse en marca neutra en CO2

La compañía holandesa de moda C&A ha puesto en marcha, recientemente, un proyecto de compensación de todas las emisiones de carbono que genera en sus tiendas de España y de Portugal. La consultora Climate Partner será la encargada de llevar a cabo el plan de la marca. El objetivo es claro: reforestar las praderas degradadas de la zona de Guanaré (Uruguay) a través de la plantación de bosque útiles, a la par que aspira a convertirse en una empresa neutra en CO2. La reforestación impulsada por C&A contará con la certificación VCS (Verified Carbon Standard) y el reconocimiento de la Rainforest Alliance.

De manera previsible, la marca podría reducir alrededor del 30% de sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta el año 2030, principalmente procedentes de sus fábricas y tiendas; así como acumularía unos siete millones de toneladas de CO2 durante el tiempo de duración del proyecto de sostenibilidad. Todo ello forma parte del Plan de Responsabilidad Social Corporativa de C&A, marca que espera seguir avanzando en términos de respeto al medio ambiente en diferentes aspectos de su cadena de producción.

La compañía europea pretende, además, impulsar el uso de materias primas más sostenibles y hacer una gestión más responsable de la cadena de suministro, para minimizar el impacto causado en el entorno. Todo ello ha sido lanzado para más de un centenar de tiendas, concretamente un total de 115, tanto en España como en Portugal.

Algunos productos sostenibles en la web de C&A.

3 fases para proteger el clima

En proceso seguido por C&A se articula en tres fases fundamentales. La primera de ellas consiste en el cálculo de todas las emisiones de CO2 que causa como compañía, en todas sus tiendas y sedes de los países de la Península Ibérica. Esta primera etapa tiene en cuenta todos los factores que influyen en dichas emisiones, desde el transporte de sus productos hasta la calefacción en sus oficinas.

La segunda fase es la de reducción de la huella de carbono. En este punto, la compañía toma en consideración emplear cambios como el uso de bolsas fabricadas con papel reciclado para las compras.

El siguiente paso es ya el de la compensación de las emisiones de gases de efecto invernadero, a través del proyecto de reforestación, que también contribuye a la protección del clima.

Al igual que ya han hecho otras cadenas de moda y también empresas más pequeñas, C&A ha mostrado su interés por el medio ambiente y la puesta en marcha de estrategias globales de sostenibilidad en otros ámbitos, como en el uso de tejidos orgánicos para dar lugar a colecciones más responsables con la naturaleza. Así, la empresa se ha marcado la meta de que sus prendas sean 100% de algodón orgánico para finales de este año, si bien hasta ahora ha utilizado este material en casi la mitad de su producción.

El cambio no se queda en eso, sino que va más allá. C&A ha mostrado también interés por el hecho de evitar el uso de productos químicos, o la mejora de las condiciones de trabajo de sus empleados. La marca también espera utilizar energía 100% renovable para el año 2025. Otra de sus novedades es el reciclaje de materias primas, como nailon, poliéster o algodón reciclados, de manera que se ahorran residuos y recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *