BBVA lanza tarjetas hechas de plástico reciclado

BBVA es consciente de que el sector financiero es un gran actor para potenciar la implementación de proyectos de economía circular, motivo por el que ha creado las tarjetas de plástico reciclado, en la línea de otras iniciativas que ya hemos visto en sector con las tarjetas biodegradables de Triodos Bank (con más o menos acierto).

A partir del 11 de junio los jóvenes menores de 30 años que soliciten o renueven una tarjeta prepago o crédito recibirán las nuevas tarjetas de plástico reciclado de BBVA.

Están compuestas por un 86% de PVC, es decir, de policloruro de vinilo que es derivado de desechos de otros materiales plásticos como del embalaje, la impresión o la automoción. En septiembre se extenderá a las tarjetas de débito y se intentará que sean de material 100% reciclado, incluyendo elementos como los ‘chips’.

La elección de ese material se ha realizado tras un estudio pormenorizado del impacto total de diferentes materiales, desde aquellos cuyo origen son materias primas vírgenes (PET y PVC), hasta las tarjetas constituidas por materias primas recicladas o de origen natural (PET y PVC reciclados y PLA). Además, se ha considerado su transporte, componentes, producción y personalización.

Con este lanzamiento, BBVA conseguirá que se pongan en circulación más de medio millón de tarjetas fabricadas con material reciclado a finales de 2020. En su reverso aparecerá una leyenda indicando que está ‘producida con plástico reciclado’.

Expresa el compromiso de BBVA en la lucha contra el cambio climático y la puesta en marcha de iniciativas que contribuyan a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La mayoría de los jóvenes está concienciado con el medio ambiente, y así lo demuestra un estudio interno de la entidad financiera, el 93% de los clientes jóvenes consideran que todas sus tarjetas deberían ser sostenibles.

En la línea de las medidas que la entidad contempla para promover la sostenibilidad, ya ha diseñado una herramienta digital que permite calcular la huella de carbono de pymes y empresas, a partir de sus facturas de energía. De esta forma, las empresas sabrán su impacto ambiental y podrán establecer nuevas políticas de ahorro energético y sostenibilidad.

Las medidas sostenibles de otras entidades bancarias de España

BBVA no es la única que pone en marcha propuestas para favorecer la transición ecológica.

El Banco Santander ha sido considerado hasta 2019 durante 9 años el banco más sostenible de España. Y en el último año el que más del mundo. Esto se debe porque además de realizar actuaciones de recuperación de determinados espacios naturales degradados o de sacar publicaciones en la que se plantean proyectos concretos a favor del desarrollo sostenible, la conservación del patrimonio natural y el cuidado del medio ambiente.

Caixabank considera la protección del entorno y pretende alcanzar la máxima eficiencia en el uso de los recursos naturales que necesita. Algunos de sus objetivos son en 2021 ser una entidad Carbon Neutral, es decir, minimizar y compensar todas las emisiones de CO2 e impulsar la movilidad sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *