Algodón orgánico: la alternativa sostenible a las marcas de moda convencionales

Durante años, una parte de la población ha puesto en duda las prácticas productivas de la industria de la moda. Es por eso que cada vez surgen más alternativas sostenibles y de comercio justo, y el algodón orgánico es una de las principales materias primas, ya que, desde su cultivo hasta su conversión en una prenda de vestir, el proceso es más ético y respetuoso con el medio ambiente. Todo ello cobra especial importancia si tenemos en cuenta que la moda es la segunda industria que más contamina el planeta, por detrás del petróleo, tal como indica Safia Minney en el libro Slow Fashion. Además, las etiquetas no siempre dejan claro a los consumidores los detalles de la producción de la ropa que usan, más allá del país de fabricación y las características del lavado.

Algodón orgánico: marcas especializadas con certificado GOTS

El auge de la concienciación con los problemas medioambientales ha dado lugar a la aparición de marcas especializadas en alternativas ecológicas en cuanto a alimentación, salud o cosmética, y las prendas de vestir no escapan a esta sensibilidad. Son muchas las empresas que, preocupadas por la problemática, han comenzado a fabricar ropa con algodón orgánico con certificado GOTS (Global Organic Textile Standard), que garantiza que se ha producido de forma sostenible.

Una de esas marcas es la británica People Tree, pionera en el comercio justo de moda, que se centra en diseños para mujeres realizados con algodón ecológico de gran calidad. Este proyecto, precisamente, nació de la idea de Safia Minney, autora de la obra previamente citada.

https://www.instagram.com/p/CGnTEzII6Qp/

Otro ejemplo es el de Amour Vert, que además del algodón, trabaja con materiales reciclados, lino o cáñamo. Como curiosidad, con la compra de una prenda se planta un árbol en Norteamérica.

En España, también se han instalado algunas marcas que ofrecen productos de moda sostenible hecha con algodón. Es el caso de Organic Cotton Colours, que ofrece prendas que, además de ser de fabricación ética y responsable con el medio ambiente, también son idóneas para personas con alergias o enfermedades de la piel. La marca se encuentra en diferentes países a lo largo de todo el planeta.

https://www.facebook.com/OrganicCottonColours/photos/a.591873230846403/3362037650496600

Para los amantes de la confección a quienes a veces cuesta encontrar materiales orgánicos, Naturtelas ofrece telas de todo tipo y para hacer diferentes prendas. Este emprendimiento pretende apoyar un proceso productivo más sostenible y menos tóxico para nuestro entorno.

https://www.instagram.com/p/CGiUHCAJg–/

Este tipo de proyectos son capaces de dar lugar a un consumo más responsable y cada vez llegan a más personas. Pero en sí mismas, las empresas apoyan, con su método productivo, una relación más respetuosa con el entorno. Así, para la plantación de algodón ecológico no se utilizan semillas transgénicas, el agua se gestiona de forma más eficaz, no se emiten tantos gases de efecto invernadero, no se utilizan pesticidas y los fertilizantes son orgánicos. De igual manera, el material no se trata con productos tóxicos ni se somete a procesos contaminantes de blanqueamiento en las fábricas, como sí se hace en la moda convencional.

Hollywood también es consciente

La preocupación por una moda más sostenible ha llegado incluso a las pasarelas, y algunos diseñadores han comenzado a incluir tejidos orgánicos en sus colecciones. Es el caso de Stella McCartney, que destaca por sus diseños realizados con materiales reciclables. También Suzy Amis Cameron ha apostado por las prendas ecológicas, que ya han llamado la atención de algunas estrellas de Hollywood.

En definitiva, a la vista de los consumidores, la industria de la moda no es la más transparente, pero en los últimos años, tanto diseñadores famosos como emprendedores que empiezan desde cero han apostado por la inclusión de tejidos orgánicos en la fabricación de sus prendas, destinados a un público que cada vez es más consciente de la contaminación de los ecosistemas. No cabe duda de que la incipiente moda sostenible crecerá exponencialmente en los próximos años, para minimizar el impacto ambiental de los procesos productivos de la fabricación convencional, a la vez que se aumenta la calidad de la prenda resultante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *