Aerotermia: qué es y por qué podría ser la energía del fututo

Los temas preocupantes como son el cambio climático o la subida en la factura de la luz hacen que sea imprescindible una inversión en energías renovables, y no, no sólo por parte de las empresas, sino por parte de todos nosotros. Afortunadamente, cada vez son más las opciones que tenemos a nuestra disposición para tener energía en nuestros hogares sin que causen un fuerte impacto en el medio ambiente y, además, ahorramos a final de mes gracias a las reducciones que experimentan nuestros recibos. Por lo tanto, un gran ejemplo para conseguir todo esto es la aerotermia.

¿Qué es la Aerotermia y cómo funciona?

La aerotermia es un tipo de energía renovable y limpia que destaca por ser uno de los sistemas de climatización más eficientes a la hora de refrigerar, calentar y suministrar agua durante todo el año en nuestros hogares.

El funcionamiento no tiene ninguna complejidad. Consiste en un sistema de bombas de calor aire-agua de última generación capaces de extraer energía del mismo aire exterior para climatizar las viviendas, con independencia de la temperatura que haya.

En este contexto, la energía es transportada hacia el interior a través de los dispositivos instalados en el hogar con la finalidad de enfriar o calentar las instalaciones, además de calentar el agua.

En resumen, y para tener más claro los conceptos, el proceso para conseguir energía es el siguiente:

  1. La atmósfera capta la energía producida por el sol a X temperatura.
  2. El sistema de bomba de calor atrapa esa energía renovable del aire exterior.
  3. Esa energía se emplea en nuestros hogares mediante una unidad exterior que la transfiere a una unidad interior.
  4. La unidad interna produce calor y calienta el agua en invierno y, en verano, el calor del hogar se transporta al exterior para generar aire frío (acondicionado).

Es el sistema más utilizado gracias a que su fuente de energía posee una alta eficiencia y es totalmente limpia. El único consumo eléctrico necesario se emplea para poner en funcionamiento el motor del compresor, el cual produce entre 3 y 5 KW de energía calorífica por cada 1KW de electricidad utilizado.

De esta manera, se considera que la aerotermia es la energía del futuro, ya que sustituirá al gas natural y al resto de sistemas de calefacción que funcionen por combustión. Calificada como una energía renovable porque el calor que produce es gratuito, ya que proviene del aire exterior. Por esta razón, si incorporamos estos equipos en nuestras viviendas, alcanzaremos ahorro energético, lo que se verá reflejado en la factura de la luz.

Ventajas y desventajas de la aerotermia

La aerotermia, a pesar de ser un sistema moderno que cuenta con muchos avances tecnológicos, también cuenta con algunas desventajas. Por esta razón, todos los usuarios, antes de llevar a cabo una instalación de aerotermia, deben de tener en cuenta los siguientes aspectos para no desencantarse con esta alternativa:

Aspectos a favor

  • Energía sostenible (no contamina), inagotable y renovable (tal como señala el Código Técnico de la Edificación)
  • Alta eficiencia energética. El sistema de calefacción consume menos que los tradicionales.
  • Ahorro en la factura mensual, ya que aporta más energía de la que consume.
  • Fácil instalación. Requiere de un espacio reducido.
  • No requiere de mantenimiento.
  • No necesita de la combustión para generar energía. Por lo tanto, es más segura, ya que no emite humos ni residuos. En este contexto, las emisiones de CO2 son bajas.
  • Su salida se puede combinar con radiadores tradicionales, suelo radiante, entre otros elementos. Es decir, es adaptable a instalaciones ya existentes.
  • Menos consumo energético y más ahorro.

Aspectos en contra

  • Coste inicial más elevado que el sistema tradicional (se compensa con el ahorro del resto del año)
  • Requiere de un espacio exterior para instalar la unidad exterior. Hace más ruido.
  • Rendimiento reducido en zonas climáticas frías. En este sentido, necesita consumir más energía.
  • Para alcanzar su máxima eficiencia es imprescindible completarla con la instalación de un suelo radiante o radiadores de baja temperatura, lo que implica un mayor gasto u obra en el interior del hogar.

Sistema de instalación de aerotermia

Para disfrutar de este tipo de energía es imprescindible poseer un equipo específico, tener disponible un espacio adecuado para su instalación y contactar con un técnico especializado para que lo instaure correctamente.

El sistema de aerotermia está formado por una serie de estructuras que son premontadas en las factorías. No obstante, es de vital importancia la presencia de un técnico especializado para su montaje. Además, se necesitan al menos tres días para su emplazamiento.

En la imagen que se muestra a continuación, se puede observar lo que sería un esquema de la instalación de aerotermia. En concreto, consiste en un sistema de tipo partido, donde el depósito está aislado de la bomba. También se pueden encontrar sistemas compactos, cuya bomba lleva incorporado el depósito.


Esquema instalación aerotermia  I Fuente: Preciogas

Como se puede percibir, la imagen está compuesta por todos los dispositivos necesarios en la instalación de aerotermia. Los explicamos a continuación:  

1.    Material del suelo radiante: compuesto por tuberías, aislantes, mallas, tarima y mortero.

2.    Tuberías generales: son las encargadas de establecer la conexión entre la bomba y los depósitos, tanto el del ACS como el de inercia.

3.    Control de la instalación: se lleva a cabo a través de la instalación de termostatos que regulan la calefacción o refrigeración según la temperatura que se prefiere.

4.    Generador de calor: bomba de calor encargada de vaciar la fuerza del aire transformándola en calor o frío.

5.    Depósito ACS: su finalidad es generar y transportar agua caliente a todos los conductos de agua disponibles en la vivienda.

6.    Depósito de inercia: conserva el agua caliente para distribuirlo en hacia la calefacción.

7.    Bomba de distribución de agua: es la responsable de trasladar el agua caliente desde el depósito de inercia hacia el suelo radiante.

8.    Válvula mezcladora: dispositivo que pone en contacto el agua fría desde el depósito de ACS hasta la malla de tuberías para combinar agua fría y caliente.

9.    Instalación hidráulica: red de tuberías tanto de calefacción como de ACS.

10.  Instalación eléctrica: enlaza los depósitos con la bomba de calor.

11.  Instalación de suelo radiante: montaje de plancha aislante, colectores, tuberías, plaqueta y mortero.

Dispositivos del sistema de calefacción de aerotermia

La instalación de este sistema responderá a una serie de necesidades que tengan los hogares, por ejemplo, si la casa se compone de dos pisos, cabe la posibilidad de que sea imprescindible instaurar dos sistemas de bombeo diferenciado para poder separar las habitaciones más utilizadas de las de uso nocturno.

En resumen, el equipo que necesita la aerotermia se compone de:

  • Aire acondicionado o Split: transporta el aire frío hacia el interior del domicilio. Para ello, es imprescindible disponer de una bomba de calor-aire.
  • Radiadores de baja temperatura: trasladan el agua por medio de unos conductos internos y climatiza la estancia.
  • Radiadores tradicionales: para su aprovechamiento es imprescindible instaurar dos dispositivos: una bomba de aerotermia de elevada temperatura y turbofans.
  • Suelo radiante: se compone de la instalación de una red de tuberías por debajo del suelo, lo que permite establecer la temperatura necesaria en la estancia mediante el paso de agua caliente o fría. Es capaz de emitir una temperatura de calor agradable desde cualquier punto donde esté asentado.
  • Fan- coil:  trasladan el agua caliente y fría que proceden de la bomba de calor a través de unas tuberías. Al mismo tiempo, por medio de un ventilador interno trasladan el aire de la habitación por el interior.
Equipo necesario para la instalación de energía de aerotermia  I Fuente: Gestión Energética Galicia

Lugares aptos para la instalación

Este es un aspecto de especial interés, ya que muchos propietarios de casas se preguntan si su vivienda está preparada para la instalación. La respuesta, en la actualidad, es negativa. En principio, el sistema de aerotermia actual está esbozado para instarlo en viviendas unifamiliares y edificios de tamaño pequeño o mediano, ya sean de nueva construcción o ya existentes. Aunque cabe recordar que deben contar con un espacio exterior amplio para asentar las unidades.

Como es obvio, cada domicilio cuenta con unas necesidades y características específicas. Por esta razón, es recomendable establecer un contacto con profesionales especializados que lleven a cabo un estudio de la situación de cada vivienda. Ellos serán los encargados de aconsejar qué tipo de energía es la más productiva para la vivienda.

¿Cuál es el importe de la instalación?

El precio puede variar en función de la marca elegida para realizar la instalación del sistema de aerotermia. Además, existe una gran variedad de dispositivos en el mercado.

El coste orientativo oscila entre los 6.000€ y 7.000€. En el precio está incluido: la bomba de calor-aire, el depósito de inercia, el montaje y el grupo hidráulico. Asimismo, a esta cantidad habría que sumarle la instalación interior (radiadores de baja temperatura, suelo radiante…). Aunque AQUÍ puedes solicitar presupuesto sin ningún tipo de compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *