5 ideas de sostenibilidad para pequeñas empresas

Últimamente se ha escuchado mucho acerca de los proyectos de sostenibilidad que llevan a cabo grandes multinacionales para reducir su impacto en el medio ambiente, además de beneficiarse de una mejor imagen de cara a sus clientes. Pero siendo realistas, en nuestro entorno, es más habitual que nos encontremos con empresas pequeñas de las que forman parte nuestros familiares, amigos o nosotros mismos, que quizá también quieran aportar su grano de arena y ser más sostenibles.

Si quieres que tu compañía se caracterice por la sostenibilidad, pero no sabes muy bien por dónde empezar, puedes seguir estas cinco ideas que ofrecemos a continuación.

5 ideas de sostenibilidad

1. Pásate a lo ecofriendly. Si tu empresa se centra en la alimentación, en la moda, en la cosmética o en cualquier otro tipo de artesanía, no pierdas de vista el concepto “ecofriendly”, que hace referencia a cualquier tipo de producto, servicio o proyecto respetuoso con el medio ambiente, y puedes aplicarlo casi a cualquier tipo de negocio. Una buena idea es que escojas materias primas de origen ecológico o sostenible, es decir, con un impacto más reducido en la naturaleza. Busca proveedores que puedan aportar estos materiales y, además de los beneficios en el medio ambiente, también conseguirás un producto de mejor calidad.

2. Recicla. En relación con lo anterior, puedes hacer de tu negocio una empresa más sostenible si ofreces a tus clientes la opción de reciclar los productos una vez que ya no los necesitan, o devolver sus envases cuando están vacíos. De esta manera, favorecerás la economía circular y la mayor parte de los artículos que vendes no terminarán contaminado los ecosistemas del planeta. Por supuesto, informa a los consumidores de todo el proceso, sé transparente y muéstrales el gran paso que dan si devuelven esos productos para su posterior reciclado.

Ten en cuenta que, cuanto más reciclable sea lo que vendes, mejores opciones tendrás para su posterior tratamiento. Así, es mejor que no utilices demasiados materiales a la hora de fabricar, por ejemplo, un envase, y de esta forma será mucho más fácil reciclar, a la vez que, probablemente, reducirás gastos.

3. Energía limpia. Para que tu negocio sea una empresa más sostenible, puedes destinar una pequeña inversión a un tipo de energía más eficiente en sus instalaciones. Por ejemplo, utiliza bombillas LED de consumo mínimo en cuanto a la electricidad, o sistemas de calefacción o aire acondicionado con certificación energética eficiente. Con pequeños gestos como estos, los clientes se llevarán una buena impresión de tu compañía.

4. Busca maneras sostenibles de ahorrar. Si bien los puntos anteriores suponen, a la larga, un ahorro en tu negocio, puedes buscar también otras formas de seguir reduciendo gastos, sin perjudicar el resultado final. Si no te es posible ofrecer productos o servicios a un menor precio, haz que estos sean de buena calidad y, sobre todo, duraderos. Así, muchos consumidores querrán volver a comprar en tu establecimiento, a la vez que tú, como propietario, estarás contento con lo que has logrado.

5. Utiliza plataformas digitales. Otro tipo de ahorro que puedes implementar es el de algo tan sencillo como el papel. Hoy en día, con toda la tecnología digital que tenemos a nuestro alcance, sigue habiendo empresas que imprimen grandes cantidades de papel. Sin embargo, para que tu negocio se caracterice por la sostenibilidad, es importante que solamente imprimas cuando realmente es necesario. Utiliza la plataforma digital que mejor se adapte a tu negocio, hay muchas donde elegir, para llevar tu agenda, trabajar en equipo, escribir, crear un logo, etc. Eso sí, no pierdas de vista el concepto de huella ecológica digital, que explicamos en este post de Naturlii.

Si quieres saber más sobre estrategias de sostenibilidad en tu pequeña empresa, en Internet puedes encontrar la opinión de expertos en la materia que te transmitirán buenos consejos, como en este vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *