22 de junio: Día Internacional de los Bosques Tropicales

Todos los años cada 22 de junio se celebra el Día Internacional de los Bosques Tropicales, proclamado así por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y la Organización Mundial de Conservación (WWF).

¿Qué son los bosques tradicionales?

Los bosques tropicales son ecosistemas indispensables para la vida en la Tierra, son los encargados de ayudar a la absorción de dióxido de carbono en la atmósfera de forma que se convierten en una fuente muy importante para conservar el medio ambiente en el que nos encontramos.

A pesar de su importancia, están en peligro de extinción debido a las amenazas que le rodean. La segmentación del hábitat y la alteración de la biodiversidad por los seres humanos son unos de los peligros que presentan.

Todos los años se pierden al menos 10 millones de hectáreas de bosques, algo que no puede seguir sucediendo ya que, si no, será imposible sobrevivir.

Origen del Día Internacional de los Bosques Tropicales

Desde el 14 de septiembre de 1989, la amenaza de la destrucción de los bosques tropicales se destaca todos los años el 22 de junio. Este día creado por la WWF, el Fondo Mundial para la Naturaleza en Alemania, en conmemoración del cumpleaños de Alexander von Humboldt, uno de los exploradores alemanes más reconocidos.

Alexander von Humboldt exploró los bosques tropicales de América del Sur y Central entre los años 1799 y 1804 y fue el que obtuvo nuevos conocimientos desconocidos antes por los demás.

¿Dónde se encuentran estos bosques?

Estos ecosistemas terrestres se desarrollan en lugares con temperaturas muy altas y húmedas, a estos se les denomina macro térmicos. Se ubican en el Trópico de Cáncer y en el Trópico de Capricornio, cerca del ecuador, en países de África y América del Sur y en el sudoeste de Asia. Se encuentran ahí debido a que la iluminación natural y la temperatura es igual durante todo el año

bosques tropicales

Tipos de bosques tropicales

Estos cuentan con más de 15 millones de tipos de árboles, de arbustos y de plantas trepadoras. Al encontrarse en lugares de altas temperaturas y con humedad, presentan una gran variedad de plantas y de animales.

Algunos de ellos son:

  • Bosque Tropical Lluvioso: No tiene estaciones secas y las precipitaciones alcanzan más de 2.500 mm. La Amazonia es el lugar del mundo que tiene más bosque tropical lluvioso.
  • Bosque Tropical Húmedo Caducifolio: Sus precipitaciones alcanzan unas precipitaciones de 1.000 a 2.000 mm al año.
  • Bosque Tropical Seco y Semi Seco: Sus precipitaciones son de 500 a 1.000 mm al año y tienen abundantes épocas de sequía. Hay una gran cantidad en África.
  • Formaciones de Bosques Tropicales en tierras altas: En montañas con altitudes de más de 800 metros sobre el nivel del mar. En América Latina se encuentran en la Cordillera de Los Andes.

Beneficios

  • En estos bosques se encuentran millones de plantas y fauna como aves, reptiles, mamíferos y anfibios.
  • Se encargan de equilibrar el dióxido de carbono, el oxígeno y la humedad en el aire.
  • Evitan inundaciones regulando el ciclo del agua.
  • Hacen que los suelos no erosionen.
  • Dan materia prima que ayuda a producir alimentos y medicinas.
  • Ayudan a contrarrestar el cambio climático.
  • Benefician nuestro sistema inmunológico, reducen la presión arterial y crean un ambiente perfecto para relajarse.

Están amenazados

bosques tropicales

En los últimos años los bosques tropicales se han visto muy amenazados debido a los seres humanos. No hemos sabido cuidarlos y además los gobiernos no han implantado ninguna medida para su protección, lo que hace que estas zonas gigantes llenas de fauna y plantas vayan desapareciendo poco a poco.

Algunas amenazas que han sufrido son los incendios forestales. Cada año hay más y estos son capaces de arrasar con miles y miles de hectáreas de estos bosques, lo que hacen que su vida se vaya disminuyendo.

También se han invadido las áreas boscosas para el establecimiento de asientos comunitarios ilegales, algo que está totalmente prohibido pero la gente hace de todas formas.

Las nuevas construcciones de infraestructuras y la proliferación de cultivos ilícitos son otras de las amenazas que presentan estas áreas.

Por último, la deforestación indiscriminada de estos bosques, que dan lugar a la emisión de gases de efecto invernadero, incidiendo en el calentamiento global y el cambio climático.

Aportando soluciones a este gran problema

Todos los años la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hace una campaña y la de este 2021 es «Restauración forestal: un camino a la recuperación y el bienestar».

Su objetivo es concienciar a las personas de la gran pérdida de los bosques tropicales y lo que va a pasar si no ponemos una solución, como el aumento de una cantidad de gases que producen el calentamiento climático.

El plan y desarrollo de llevar a cabo acciones que están orientadas a restaurar y gestionar de una forma positiva los bosques tropicales serán beneficiosos para el clima y lo que componen esas áreas boscosas, produciendo así los bienes necesarios para el desarrollo sostenible del mundo.

La importancia de los bosques tropicales en el mundo

Los árboles que componen estos bosques liberan entre 8 y 10 veces más humedad que la propia atmósfera, algo positivo para el planeta.

Además, contienen el 80% de la biodiversidad terrestre y forman el 3% del área terrestre, por lo que es importante cuidarlos

Poseen más de mil plantas que después se utilizan para producir medicinas y así poder curar a los humanos. Es más, según el estudio publicado por la International Journal of Oncology, más de la mitad de los medicamentos que se utilizan para enfermedades como el cáncer u otro tipo de enfermedades cardíacas, hipertensión, artritis… es decir, enfermedades que posee una gran parte de la población, provienen de plantas que se ubican en los bosques tropicales.

La Organización Mundial de las Naciones Unidas revela que más del 25% de la población a nivel mundial dependen de los recursos forestales para su sobrevivir y que todos los años se pierden millones de hectáreas por nuestra falta de responsabilidad.

Si no comenzamos a poner medidas contra este problema, la supervivencia del ser humano será cada vez más complicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *