18 ideas para reciclar toallas

Las toallas se desgastan como consecuencia de su uso. Seguramente, tengas alguna con mal aspecto por su desgaste o que ya no absorbe agua.

Olvídate de comprar unas nuevas. Ya no hace falta tirar esas toallas, porque gracias al reciclaje puedes darles una segunda vida.

Ideas para reciclar toallas DIY

  • Paños para la limpieza del hogar. Puedes recortar la toalla del tamaño que quieras en función del nuevo uso que le quieras dar en casa (para limpiar espejos, para limpiar la encimera de la cocina…).
  • Discos desmaquillantes. Solo tienes que coger unas tijeras y recortar la superficie de la toalla en círculos. Después, deberás coser los bordes de tus nuevos discos desmaquilladores. Serán suaves y, lo más importante, podrás lavarlos según los manches y reutilizarlos otra vez, Así, todas las veces que quieras hasta que el tejido se estropee. Además, es una buena forma de ahorrar dinero y de disminuir el uso de recursos naturales como el algodón. Recuerda siempre presionarte suavemente la cara y hacer movimientos circulares para no dañarte la piel.
  • Bolsa de playa. Las toallas son absorbentes, por lo que si tienes una de buen tamaño, puedes reciclarla haciendo un bolso de playa grande y disfrutarla en la playa o en la piscina (además, es la idea perfecta para guardar los bañadores mojados en ella). Lo más sencillo es optar por una forma rectangular, pero si se te da bien la costura, puedes hacer una bolsa de playa con la forma que desees. A la toalla habrá que añadirle unas asas, que incluso se pueden hacer con tiras de la misma toalla. No te olvides de la personalización de tu nueva bolsa de playa: puedes decorarla a tu gusto con distintos accesorios y abalorios.
  • Toalla-pareo. Hablando de playa, puedes conseguir un estupendo pareo con una toalla, elástico e hilo de costura.
  • Envoltorio. Si tienes cajas o cestas, puedes recortar la toalla en función de sus tamaños y conseguir un forro suave.
  • Portatodo o neceser. Cuando te vas de viaje, ¿dónde llevas todo lo que utilizas para tu higiene personal? Ahora puedes crear un portatodo o un neceser de viaje donde lleves todos esos tipos de utensilios (cepillos de dientes, desodorante, dentífrico, jabón…). Puedes hacerlo a mano o con máquina de coser.
  • Compresas y salvaslips. Si ya eres una experta en el reciclaje de toallas, el nuevo reto será lanzarte a confeccionar compresas o salvaslips de algodón. Estos productos contribuyen a la tala de árboles masiva y, teniendo en cuanta que la deforestación es uno de los grandes problemas actuales para la biodiversidad, la creación de compresas y salvaslips a partir de toallas ayudará a reducir en cambio climático y a favorecer un consumo consciente. Un consejo es escoger la toalla que tengan la tela más gruesa, ya que será más resistente. Después, córtala en forma de compresa con dos alitas.
compresas sin plastico nu shu
Compresas reutilizables de Nu Shu Artesanía.
  • Saquito terapéutico y pindas herbal. Con un rectángulo de pequeño tamaño de tu toalla, podrás crear un saquito terapéutico de semillas o flores. Primero, corta dos rectángulos de las mismas dimensiones y cose tres de sus lados. En el que quede sin coser puedes poner algún botón y hacer 3 agujeritos en el lado contrario para abrocharlo, ya que será la abertura por la cual introducirás el relleno (las semillas y las flores). Para tratamiento de dolores ya sea en calor o en frío, el mejor relleno sería aquel formado por arroz, lino o trigo sarraceno, porque son semillas muy pequeñas, y acompañado de lavanda, romero, tomillo… Por otra parte, para un pindas herbal (una técnica propia de la medicina ayurvédica), solo necesitas un cuadrado pequeño que atarás con una cuerda (de algodón) que rellenarás con flores de manzanilla, flores de lavanda o semillas de mostaza. También sirven la canela, el jengibre, la cúrcuma en caso de que el masaje sea en caliente. Para un masaje en frío, se recomienza la sal gruesa junto a especias.
  • Zapatillas para andar por casa. Si tienes unas chanclas que ya no usas, aprovéchalas y usa esas toallas viejas para conseguir unas nuevas zapatillas de lo más cómodas.
  • Alfombras. Con tus toallas viejas puedes diseñar nuevas alfombras muy originales, ya sea para el baño o para cualquier lugar de tu casa. Prueba a cortar tiras de distintos colores y después, trénzalas. Incluso puedes conseguir una alfombra de efecto “pelo” con una rejilla de goma que debes colocar debajo, cortando la toalla en tiras pequeñas y atando esas tiras a la rejilla.
  • Manteles individuales para los pequeños de la casa. Solo tienes que escoger una toalla estampada, elegir tamaño, recortar y coser los bordes. En la mesa, recuerda colocar la parte absorbente hacia abajo.
  • Cama para mascotas. Coge relleno (tiras de una toalla vieja que hayas cortado u otro material), une dos toallas de mismas dimensiones y cose el contorno. De esta manera tan sencilla puedes conseguir una nueva cama para tu mascota, ya sea gato o perro.
  • Baberos. Con niños pequeños es imposible mantener limpios los manteles. ¿Para qué gastarte dinero en baberos que tienes que limpiar
    continuamente? Recorta tus viejas toallas en forma de babero.
  • Recambio para la mopa. El tejido de las toallas es perfecto para eliminar la humedad y ataparla suciedad. Esta es la razón por la que no debes tirar tus toallas viejas. Utilízalas como recambios para la mopa cortándolas del tamaño correcto y después átala, cósela o añade varios botones según tu destreza y paciencia. Una vez sucio este recambio, mételo a la lavadora y reutilízalo cuando lo necesites.
  • Relleno. Si tus toallas están muy estropeadas, no te preocupes. También ha una solución. Córtalas en trozos pequeños para crear relleno para almohadas, cojines, pufs…
  • Esponja para la ducha, con dos simples rectángulos, algo de relleno (pueden ser trozos muy pequeños de la misma toalla) y aguja.
  • Peluches. Sorprende a los pequeños con un proyecto delo más original: crear un peluche con esas toallas que ya no utilizas. Seguro que necesitas otros pequeños elementos como botones para los ojos, algún pompón para las orejas del animal que estés creando, etc. Otra buena opción es entretener a los niños dejando que diseñen el peluche contigo. Una actividad de manualidades que hará que paséis una tarde divertida.
  • Plumero. Es un instrumento muy útil para la limpieza. En este caso, lo mejor es que las tollas sean de microfibra. Coge unas tijeras, un velcro, un palo (de madera o de plástico) y una pistola de silicona. Primero, pega la toalla al palo, dejando una zona libre que será el asa. Segundo, corta esa toalla en tiras y anúdalas en torno al asa. Es mucho más fácil de lo que piensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *