11 de diciembre: Día Mundial de las Montañas

Diciembre ha llegado cargado de jornadas dedicadas exclusivamente a aspectos relacionados con la naturaleza. Si ayer, 10 de diciembre, celebrábamos el Día Mundial de los Derechos de los Animales con el aumento de la demanda de la carne vegetal, hoy es el turno de las montañas.

Desde el año 2003, cada 11 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Montañas, tras haber sido acordado en la Asamblea General de la ONU. Estas elevaciones del terreno cubren un 22% de la superficie terrestre en todo el planeta, y este 2020 se ha apostado por dedicar la jornada a la biodiversidad como tema principal del día.

Las dificultades orográficas que puedan existir en estos terrenos no ha sido ningún impedimento para albergar asentamientos humanos, y las montañas son el hogar de 915 millones de personas, el 13% de la población de todo el mundo, aproximadamente. Pese a ello, se estima que uno de cada tres habitantes en estas regiones, concretamente en los países en desarrollo, es vulnerable a la pobreza, el aislamiento social y la inseguridad alimentaria.

Agricultura sostenible

Quienes viven en estas zonas se dedican, en su mayoría, a la agricultura local y familiar, con sistemas de producción sostenibles y de comercio justo. Por tanto, las montañas cumplen una función esencial en el desarrollo hacia una economía más ecológica, y sus productos son cada vez más demandados por su gran calidad, no solo en la industria alimentaria, sino también en la medicina o en la artesanía.

Estos datos llaman la atención de numerosos turistas que sustituyen las tradicionales vacaciones a playas abarrotadas por un descanso en alguna zona de montaña, más tranquila y con múltiples factores por descubrir. Para los amantes del senderismo, son lugares perfectos para desconectar, así como representan importantes focos de turismo sostenible.

Respetar los entornos montañosos, así como el resto de ecosistemas presentes en la naturaleza, es esencial para preservarlos. Por ello, este 11 de diciembre hemos de reflexionar acerca del impacto del cambio climático, de la agricultura no ecológica, la extracción de recursos naturales, la caza furtiva o la contaminación, algunos de los aspectos negativos causados por el ser humano en las montañas, no solo para el terreno en sí mismo, sino para sus habitantes.

Las montañas son vida

La jornada del 11 de diciembre es la ocasión perfecta para sensibilizar a la población acerca de la importancia de las montañas para la vida; las oportunidades que ofrecen de futuro y las carencias a las que, en ocasiones, tienen que hacer frente sus habitantes.

Cabe destacar que las montañas proveen entre el 60% y el 80% del agua dulce disponible en el mundo, de la misma manera que son zonas fundamentales en el aporte de energía renovable (fundamentalmente hidroeléctrica, eólica, solar y biogás).

Iniciativas

Coincidiendo con esta jornada tan especial, marcas como Buff, especializada en accesorios para cuello y cabeza en deportes al aire libre, animan a preservar la biodiversidad y reflexionar sobre el impacto de la actividad humana. Un impacto que se ha visto reducido durante la pandemia, situación que nos invita a pensar cómo las personas influimos negativamente en los entornos naturales.

La marca Buff, desde hace tiempo, ha puesto en marcha Do More Now, un programa de sostenibilidad basado en los principios de actuar, proteger y cuidar más. Así, Buff actúa utilizando productos reciclados para fabricar sus accesorios; protege con su participación en proyectos de sostenibilidad para preservar la naturaleza; y cuida preocupándose por las condiciones laborales de sus trabajadores y por el fortalecimiento de la economía local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *